Posts etiquetados ‘wert’

 ¿Alguien puede consentir que un ministro emprenda a huida cobarde, al estilo comadreja, de uno de los más importantes actos a los que ha de acudir, precisamente por eso, por ser ministro de cultura? Pues esa “espantá” es la que se marcó el pasado domingo nuestro huidizo ministro en la entrega de los Premios Goya, aunque de poco le valió porque igualmente le partieron más palo que a una estera. Y la verdad es que motivos no les faltaban a los sacudidores.

El señor Wert, con su cómico episodio huidizo pretendía que no le coloreasen la cara por wert-rientlos múltiples despropósitos a los que está sometiendo la educación y la cultura en este país. Quizá con su ausencia pensaba que dejaba de existir en la mente de los galardonados los atentados sufridos en forma de recortes de ayudas o en forma de subidas de impuestos a los cines asesinan la industria cinematográfica. Naturalmente que sabía que lo increparían duramente. Por eso optó por la desaparición, estilo avestruz, eso sí.

Igual Wert cree que huyendo a Londres para asistir ¡EL DIA DESPUÉS! (seguramente este hombre todavía viaja en diligencia) a una “importante reunión” hacía olvidar la masacre cometida en educación, intentando hacernos tragar una reforma educativa, goyaelitista y sectaria de la que no se puede esperar otra cosa que la “deseducación” de los que no pueden permitirse una escuela “de pago”. Igual lo que pretende justamente es eso, con esa mente que se gasta el buen hombre yo por lo menos ya no se que pensar, de verdad.

Por otra parte, no tengo muy claro que hacía este señor en Londres si se empeña en su particular cruzada contra las becas Erasmus. Como si quisiese que nuestros estudiantes no se relacionasen con el resto de Europa, como si pretendiese hacernos volver a la autarquía de otros tiempos.

Esta vez me quedo con la calificación de Javier Bardem, estamos ante un ministro de ANTI-cultura empeñado duramente en la idiotización de nuestros hijos. Pero el problema no es el señor Wert, el problema es su jefe que lo mantiene en el cargo, que lo alienta con declaraciones, día si día también y que además de a este señor, mantiene y refuerza a personajes como Gallardón. Por tanto, la pregunta es, una vez más, ¿que pretende hacer el señor Rajoy con nosotros? Miedo tengo. 

De Wert a Coca-Cola

Londres desmiente la excusa de Wert para no acudir a la gala

Anuncios

El fútbol no es una cuestión de vida o muerte; es mucho más que eso”. Bill Shankly

     Podemos perder el trabajo, el piso, el coche, el alma o incluso soportar cualquier barbaridad, pero por nada del mundo nos perderíamos el partidito de nuestro equipo. Me parece que ya pocos se acuerdan cosas como el asunto Bárcenas, que han aniquilado la Ley de la Dependencia, parece que el peñazo del Peñón ya no pesa tanto, se difuminan cosas como que las residencias de ancianos en Cataluña están medio vacías porque no hay dinero para ayudas y que el lunes en Madrid se privatizaron los últimos hospitales. Todo se diluye ante esa sopa de césped que nos da el debatir sobre la conspiración arbitral contra nuestro equipo, a grito pelado en el bar de la esquina (que por cierto vuelve a estar lleno, me alegro por “el barero”). Todo vuelve a la “normalidad razonable”, somos así, nos cambia el ánimo cuando Messi, Ronaldo y Cia. gritan a la grada como lo hacían sus ancestros en el Coliseo: “Ave, peña! Los que van a forrarse os saludan”.

     Eso de utilizar el deporte para controlar a las masas y que de paso crea que el hambre y la injusticia es algo normalísimo no es nuevo, siempre se ha usado, algunas veces con resultados contradictorios pero memorables. Como cuando Hitler vio como Jessie Owens, un afroamericano, destruía toda su teoría de superioridad de raza aria en los Juegos Olímpicos de Berlín (1936); o cuando Franco retiró a la selección de la Eurocopa 1960 por el miedo a que los comunistas (URSS) le dieran una goleada o algo más reciente, cuando nos hicieron creer que eramos los dueños del mundo al ganar un mundial de fútbol para así poder avanzar en eso de “reforzar el sentimiento de nación”, igualito que con el gol de Marcelino allá por el 1964.

     En el siglo XIX , época de explotación obrera (mira, tú, como si ahora no la hubiese), Karl Marx decía aquello de “La religión es el opio del pueblo”. Creía el buen hombre que la religión tenía en el vulgo el mismo poder que comer pipas, pero a la bestia, lo mantenía sedado y entretenido. Pero de haber nacido Marx un poco más tarde, no habría dado tanta importancia a futbol-opio4la religión y hubiese salido desnudo a la calle con sus barbas, estilo Arquímedes, gritando desencajado: “El fútbol es el opio del pueblo”. Es la receta clásica para mantener a un país dormido, que no piense, que sea ignorante y sin educación, alejarlo de cualquier texto discordante con el régimen de turno, vamos igualito que la política del señor Wert, ministro de ”Des-educación”. Marx alucinaría al ver que un país destrozado con millones de parados, víctima del desgobierno y con unos niveles de corrupción inauditos se olvida de sus desgracias escudado en su equipo favorito, aunque tenga que desembolsar la mitad de sus ahorros para ver el partido en Tv a horas propias de vampiros y ,dicho sea de paso, aunque ese mismo forradísimo club sea tan moroso que si pagasen todas sus deudas al fisco otro gallo nos cantaría a todos, a los futboleros y a los otros

     En resumidas cuentas, este sistema de entretenimiento de masas es más viejo que la tos, ya lo practicaban los romanos con su “Panem et circenses”. Pero al menos, entonces, el imperio tenía que procurar el pan para saciar el hambre de la plebe. Hoy resulta más fácil tenerla divertida, se contenta con la mitad de la frase, con el fútbol.

     mono-penon-gibraltar2

     Os prometo que esta semana tenía previsto un post mucho más veraniego pero está claro que esta gente ya no sabe que hacer para tejer cortinas de humo aún con los calores estivales (y eso que los del canal Météo nos decían que este año no habría verano). O eso o estamos ante una reedición, corregida y aumentada de aquél “épico y glorioso” episodio del desembarco militar en el islote de Perejil en época del Gobierno de Aznar. Pues bien ahora Mariano Rajoy, su sucesor , que no quiere ser menos en esto del patriotismo desmedido. Ya que llega tarde para poner un banderón en la Plaza de Colón, se lanza al grito ese de ¡Gibraltar español!, como si realmente les fuese a quitar las ganas de tomar el té con pastitas a los del Foreing Office.

     Como colofón a una semanita memorable, en la que hemos tenido comparecencia del Plasma, aprobación de las NO BECAS de Wert, subida a traición en impuestos de Sucesiones, liberación de pedófilos a la carta y hasta ración semanal de corruptela con el marido de Cospe. ¿Que nos faltaba? Pues el decimonónico señor García Margallo quien ante el lanzamiento de unos bloques de hormigón, por parte de Gibraltar, “para criar pececitos” (ahora vas y lo crees) responde, en un arranque estilo El Cid sólo equiparable a las formas propias del régimen anterior o si me apuran de Torrente, con hechos un tanto radicales y auto-lesivos a las “provocaciones” británicas. Mucho me temo que nos quieren hacer creer, ahora que están inmersos en corruptelas de todo tipo y nadie daría un duro por sus cabezas, que han sido abducidos por el espíritu de Don Pelayo que les empuja a intentar “reconquistar” el pedrusco, desencadenando una crisis internacional. Mucho me temo que el Gobierno esté tratando de blanquear (en todos los sentidos) su imagen enfrentándose, muy flamencos ellos, a un enemigo exterior con la idea de recuperar votos entre un sector de su electorado partidario de una política de firmeza, aunque sea fingida, con los tiempos que corren.

      Lo que sí es chocante es que se apele a normas medioambientales para oponerse a la construcción del dique. Me parece que nuestro gobierno no ha querido caer en que Gibraltar no tiene derecho a arrojar bloques, The_Treaty_of_Utrechtdesde luego, pero no por estar violando la legislación de medio ambiente, que también, sino porque no tiene soberanía sobre el mar ya que el tratado de Utrecht hace del Pedrusco (sólo del peñasco) propiedad de la Queen. No dice que sea territorio de soberanía británica, para aclararnos y salvando las distancias, viene a ser algo así como si un alemán de los de Mallorca se apropiase del pedazo de mar que está frente a su casa. Por tanto recurrir a lo verde huele a populista ya que más correcto sería recurrir a un tratado internacional vigente suscrito por Gran Bretaña para que Londres tragase. Ahí es donde debería dar la batalla el Ministerio porque es por donde se puede si es que de verdad se quiere conseguir algo que no sea la venta de humo con todo este tinglado.

      Pero, más allá de los tostones jurídicos creo que el Gobierno ha montado una maniobra de distracción que nos va a costar cara tanto a nivel internacional, dónde podemos quedar como titiriteros sin gracia (ninguna novedad al respecto visto el carrerón que llevamos). Como a nivel interior donde con sus nuevas y caprichosas e imprevisibles amenazas en política aduanera perjudicarán seriamente a la ya dañada economía del campo de Gibraltar. Lo que parece claro es que vamos a tener peñón para entretenernos estos días de agosto y más que Peñón, peñazo…

 Ridículo internacional: ‘The Times’ habla de choque militar entre España e Inglaterra por Gibraltar

Tit for tapas: they covet the Rock, we conquer Spain

Los trabajadores españoles de Gibraltar acusan a Margallo de desviar la atención

Spanish workers fear €100-a-day Gibraltar border tax

Ridículo de Rajoy en la ONU reivindicando Gibraltar como Franco

Los puntos del Tratado de Utrecht que Reino Unido vulnera en Gibraltar

y desde hoy en El Kiosquillo… logo_header

 

    ¿Verdad que hay días que no sabemos al amanecer si es que apagamos mal el despertador o si se retrasa pero parece que despertemos en otras épocas, en la Edad Moderna y si me apuras incluso en la Edad Media?. Pues a mí me ha pasado varias veces esta semana.

    Es de risa que en pleno S.XXI en la Casa Real intenten justificar los abucheos a sus regias personas con argumentos propios del Antiguo Régimen en lugar de aceptar que estamos hasta el gorro de urdangarínes, deniseses” con fantasmas volando (Montoro dixit), elefantes, amantes, yates, estafas varias y timos diversos. Según los lumbreras de los asesores de Zarzuela, esto se debe al descontento con el gobierno (hasta ahí vale) y , ¡alucina!, al precio “asequible” de las entradas del Liceu y del Auditorio Nacional ya que, por ejemplo, en el Liceu no se gritó desde las butacas ocupadas por “la burguesía catalana (concepto de “gente bien”un tanto arcaico). Parece ser que según su lógica estilo Luis XIV los de la “Chusma” sólo hemos de pagar impuestos y no debemos ir a ciertos eventos, la verdad es que la política cultural del gobierno lo conseguirá por la vía rápida. Volviendo al argumentario de Zarzuela, me viene a la cabeza la célebre anécdota de Maria Antonieta en la que esta se indignaba porque el pueblo le gritaba que no tenía ni para pan, ya ves tú, habiendo unas pastelerías tan buenas en París… Así acabó, la pobre. Perdió la cabeza…

     Por otra parte aparece el adalid del despropósito, el espero que ya casi EX amado ministro de Educación, J.I. Wert, con sus ideas clasistas y sus sorprendentes razonamientos decimonónicos que ya cansan hasta a los indolentes capitostes de su partido, a los que perjudica “por encima de sus posibilidades”. Esta semana nos ilumina con sus teorías, que dice ahora que “reconsiderará” (como hizo con la LOMCE, seguro), al respecto del acceso a las becas universitarias y esa idea peregrina de excluir de becas a los estudiantes que no obtengan más de un 6,5 de calificación, así por la buenas, con carácter general y sin atender a circunstancias económicas. Según el sabio Wert estos estudiantes han de “reorientarse” a otros campos, si por él fuese los de melones en Villaconejos, con un poco de suerte. Está claro que la idea residual es terrorífica, utilizar las becas como una criba de talentos para que sólo los potentados puedan estudiar, si no es así, igual con suerte eres uno de los pocos recibirán una beca “limosna”. Como ejemplo pongo a los miles de estudiantes que han visto anuladas sus matriculas recientemente por denegación de becas. Pero, y acabo este rollo ya, si con menos de 6,5 no hay beca, que hemos de hacer con un Ministro desnortado que no llega ni al 2 en las encuestas del CIS? Por cierto tanto nuestro Pantocrátor Bigotudo como el actual presidente, a juzgar por unos boletines de notas que andan sueltos por ahí, deberían haber sido reorientados… que pena.

     Esta gente ha olvidado que el respeto es algo que se obtiene con mucho esfuerzo y se pierde con poco. Si se pierde lo único que se puede lograr, en el mejor de los casos, es que acabes saliendo por patas. Eso si no acabas provocando una hecatombe de magnitudes bíblicas que arrasará con todo, porque, aquí el vulgo, cuando nos tocan mucho las narices y arrancamos somos capaces de arrasar con todo…

Zarzuela intenta desligarse de los abucheos a miembros de la Casa Real: “La cosa va contra el PP”

Si no tienen pan, que coman pasteles…

Frases antológicas de Wert

Wert, dispuesto a reconsiderar el decreto que endurece las exigencias para una beca

Unos 35.000 estudiantes pierden la beca por los recortes del ministro Wert

Aznar no habría tenido derecho a beca según el baremo de Wert

Las malas notas académicas de Rajoy y Aznar corren como la pólvora en Twitter tras la polémica por las becas de Wert

plan-Wert_EDICRT20130624_0001_7

Visto lo visto, es innegable que estamos en manos de gente vintage, nos tienen inmer sos en una loca carrera por el retorno a los años 60’s como mínimo porque si les dejas ir, la Alta Edad Media o el Paleolítico van a ser futuristas comparado en donde nos vamos a quedar. Prefiero no saber que pretenden con tanto afán retro.

Podíamos empezar con el Drácula Ye-ye, el Guinness del sablazo, Cristobal Montoro, el hombre que ha conseguido, con sus manitas, sembrar el miedo a ser sableado subiendo 30 veces en 16 meses los impuestos – inaudito- y mismo que esclaviza a un curri medio durante unos 4 meses sólo para pagar impuestos. Somos el segundo país europeo donde sufrimos mayor acoso por parte de Hacienda, sólo Suecia nos supera. ¿Alguien se extraña ya porqué, si se es potentado, los dineros huyen despavoridos a las Islas Caimán?. Con ese paisaje, cualquiera intenta invertir y crear UN puesto de trabajo. Y tanta presión “¿pa qué?” Puede que el artista antes conocido como El Bigotes o incluso Mr Bárcenas puedan responder.

Ahora a este hombrecito ha inventado la máquina de la corrupción perfecta. Dice que si un ayuntamiento no puede cumplir los precios de las tasas que El MISTERIO de Hacienda fijará transferirá la competencia a la Diputación, perfecto, no? Así pagaremos menos… Pues oiga, se me ocurre que si la Diputación paga y es el alcalde quien contrata, el enjuague está servido. Oiremos: “Paco, si quieres hacer la obra, visto que yo ya no cobro por alcalde… pues tú verás…” Typical Spanish

Seguimos por la solución del señor Gallardón “El cejudo engolado” para poner fin a la violencia de género, así, drásticamente retrotrayéndonos a un sistema judicial hipócrita de tiempos de faraón. Para este ser, tan infame que se atreve a inmiscuirse hasta en el vientre de las mujeres, la solución es, según su ideica, eliminar la denominación Violencia de Género y , ya de paso, las vejaciones familiares y claro, para redondear el tema, faltaba que canear a la esposa o marido ante los hijos no fuese agravante, ¿no? Pues ya verás, ya…

Por esto junto con la colocación de un vicepresidente-comisario político en el CGPJ merece una plaza fija en este trío de calamidades capitaneadas por el señor Plasma, el peor de todos, que no hace nada aparte de ver ,indolente, como se desmorona su partido.

Y el “Cum Laude” para el el lumbreras Sr. Wert para el que sumar parece ser que sirve para contar panes y peces. Lengua para analizar sintácticamente el Ave María e integrar consiste en entender la Santísima Trinidad. Parece que al lado de este hombre la “Formación del espíritu Nacional” de nuestros padres o abuelos es propaganda Bolchevique.

Su idea parece clara, visto que somos un desastre en el Informe Pisa, se le ha ocurrido el Informe Atapuerca porque ahí nos vamos a ir a parar con este proyecto educativo, a pintar bichejos en la pared de la cueva. 

Leyendo el anteproyecto de Ley me vino a la cabeza la historia de Guzman el Bueno, no sé si la sabéis, os la resumo, Guzmán El Bueno, asediado en Tarifa es amenazado con la muerte de su propio hijo a manos del enemigo y este, antes de levantar el sitio, prefiere arrojar su propio puñal desde la torre para que con él matasen a su desdichado vástago. Pues bien, este sujeto me parece que ha optado por asesinar con sus propias leyes a NUESTROS hijos con un espanto de sistema educativo, antes que siquiera intentar resistir el posible asedio evangelizador de Monseñor Rouco. Porque, si no ha perpetrado esto por presión de los señores con sotana entonces podríamos pensar que este hombre, en sus desvaríos arcaicistas o es muy fan del Nacional Catolicismo o persigue, en última instancia, que sólo las “clases bien” puedan permitirse eso de intentar aprender algo, previo pago de los honorarios con fondos públicos, de la educación en cole “chic”, para así poder cometer el “orgullo” de emigrar en condiciones favorables y dejarnos al vulgo aquí viviendo en un parque temático troglodita.

El Gobierno de Rajoy sube 30 veces los impuestos en 16 meses

Asalariados valencianos invierten 4 meses de su sueldo en pagar impuestos

Feministas denuncian la supresión de término violencia de género en el Código Penal

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de Ley Wert

Los obispos reclaman que la Religión conserve su “dimensión evangelizadora”

La Leyenda de Guzmán “El Bueno”

El Gobierno pagará la educación en castellano en colegios privados catalanes

 VINETA-REFORMA

“Esgrimamos la palabra contra los desahucios de la razón”, Caballero Bonald, premio Cervantes

          Ayer fue el día del libro (si, esas cosas compuestas de varias hojas de papel engorrinado con letras unidas entre si). Visto el profundo nivel intelectual que campa por ahí, no es de extrañar que necesitemos dedicar un día en nuestro calendario para recordar que es eso de la lectura.

            Nos sorprenderíamos de la gente que no ha leído o incluso visto un libro en toda su vida. Incluyo también en la lista a los que compran libros “bonitos”, así,  por metros lineales porque quedan decorativos y muy “Chic”. Os aseguro que alguna vez ha entrado algún “inteletual” a la librería de mi amiguete pidiendo seis o siete de esos libros verdes con filigranas doradas para llenar un hueco. Personalmente he visto estanterías con  libros puestos del revés, estilo Felipe V en Xàtiva, o forrados con film transparente tipo bocadillo, “para que no cojan polvo” me dijo el andoba, muy aseado. Alucinante pero real!

            No es que en este país hayamos sido nunca muy proclives a la lectura, como mucho  y con un poco de suerte un tebeo – y oiga, que los cómics son muy loables y más en este país dónde hay y han habido enormes dibujantes-. La lectura, en el formato que sea, nos saca de la ignorancia y posibilita conocer de forma sosegada,  mucho más que el “Sálvame”, todo un universo de curiosidades, vivencias y sapiencia que nos abre las puertas a un ejercicio que deberíamos cultivar, igual o más que el músculo en el gimnasio de la esquina o que el “levantamiento de vidrios” en la tasca de Manolo, para así poder quitar un poco las telarañas cerebrales y  hacer algo que deberíamos practicar más, eso de pensar. Ejercicio que al final va a tener que ser catalogado como disciplina olímpica o declarado en peligro de extinción, visto el nivel de raciocinio que vemos por ahí.

            Siempre he pensado que un buen libro es algo que nos enseña otros lugares, otros mundos y sobre todo otras culturas,  nos abre nuestro horizonte mental y nos facilita poder  entender un poco mejor la realidad con una óptica que nos resultará mucho más gratificante que la que nos dictan los informativos porque será la NUESTRA, personal e intransferible, eso es lo que hace de la lectura una poderosa arma de destrucción contra el aborregamiento en el que andamos metidos.  No es de extrañar pues que  no se fomente la lectura, excepto las lecturas del sistema educativo que no suelen ir más allá de lecturas obligatorias de clásicos nada frescos y motivadores que ocasionan efectos devastadores ya que si esta especie se caracteriza por algo es por odiar aquello que nos han exhortado a hacer. Por tanto, señor Wert, me parece que están indirectamente fomentando la aversión a la lectura y evitando, de raíz, la peligrosa actividad de pensar en los adolescentes.

            El viernes fui una fiesta del libro muy especial, en la tierra de una buena amiga, San Olaf. En ella convenimos que debíamos hacer un intenso escrache literario para fomentar la lectura, algo muy necesario, deberíamos hacerlo todos, salir a la calle pertrechados de libros, pero eso si,  a efectos de seguridad como decía @fanigrande , limitando a “un máximo de 300 páginas para no intimidar con el peso de los volúmenes” y perseguir con ellos a los energúmenos, políticos y ministros incluidos, que nos encontremos por la calle a ver si conseguimos recuperar alguno para la causa de la cultura y el bien de la humanidad, una cosa, os adelanto que con nuestro ministro de educación muy poco podemos hacer…

Escrache literario

La leyenda de San Jorge y el dragón

Caballero Bonald defiende “esgrimir la palabra contra los desahucios de la razón”

Historia de la historieta en España

 Hoy me cuesta un poquito más ponerme ante el folio en blanco pero la verdad es que tengo algo nuevo que contaros. Desde la venida del pequeñín al mundo todo ha cambiado, espero que para mejor. Creo que sé lo que quiero y todo! Antes de esto, no entendía el mundo como una sucesión de “metas volantes” hasta llegar a la meta final, me sentía como el corredor sin equipo que ha de “currarse” toda la etapa hasta el final (sé que no era así porque os tenía a vosotros) pero ahora, ahora todo es distinto. Tengo un objetivo nuevo por el que batallar, tengo un jefe de filas al que ofrecer mi trabajo para que sea él quién obtenga la victoria de etapa. Quiero que este tierno infante tenga un horizonte mucho más sensato que el que tengo delante de mi rostro actualmente. Hoy les voy a proponer, directamente, una carta abierta a nuestros pésimos orates, gobernantes, aspirantes y resto de personajes que se encargan de desbaratarnos la vida en cada momento. Si os parece bien manifestadlo y se la intentamos hacer llegar.

Apreciados señores:

Díganme si no es como para tirarse al monte estar viviendo una etapa de recortes aparentemente sin sentido para los recortados, porque ustedes, los recortantes, tienen muy claro lo que buscan. Díganme si no es intolerable hacernos comulgar con ruedas de molino vendiéndonos que arrasar en cuestión de minutos con los derechos que nos ha costado siglos adquirir puede ser realmente por “nuestro bien”, al más puro estilo madrastra de cuento de hadas. Señores, aunque nos pongan un infame ministro de Cultura, no somos tan zotes como para no recordar a Orwell con su “Rebelión en la Granja”, son ustedes como el cerdito Napoleón y sus secuaces y claro, usando el refranero castellano, les prevendría de que “a cada cerdo le llega su San Martín”. Y ya que hemos mencionado a Orwell, les diré que esa solución tipo “1984” y el Gran Hermano (no me refiero al de T5, aunque algún iletrado diputado no conozca otro ni le importe un comino intentar documentarse al respecto) de pacotilla que nos orquestan no les va a funcionar, simplemente porque la prohibición, la presión y el acogotamiento general no es el estilo de democracia que nos deben, a no ser que planeen, igual va a ser eso, sustituirla por otra un tanto más “light” hecha a medida para ustedes.

Su nivel político es tan ínfimo, miserable, rastrero que les llega incluso a la magnitud de intentar “entretenernos” con una tragedia juvenil que supongo no hubiese sido más que una noticia en primera plana un domingo el los periódicos, en otro contexto, pero que (y quítense de una vez la máscara), a ustedes les interesa magnificar el suceso para llegar a proponer la enorme y populista sandez, Ana Botella dixit, de impedir las “macrofiestas” que sus propios compinches organizan para mayor aborregamiento de las masas. ¿Nadie le puede explicar a esta señora que el tan manido verbo prohibir no es el que debiera conjugar?. Propongo que conjugue ese verbo que ni usted ni su camarilla conocen, me refiero a “dimitir”, ya que bajo su gobierno se ha producido un evento que no fue capaz de controlar con todo su abultado, costoso, desproporcionado pero “austero” aparato y que ha costado víctimas mortales, máxime jóvenes (con lo concienciado que ando yo ahora con el tema de los púberes).

Volviendo al hilo de la cuestión, no nos perdamos por los cerros de Úbeda, lo de la fiesta fue un accidente trágico en el que creo que por supuesto de han de depurar responsabilidades hasta donde nuestra justicia lo permita, pero tenemos una tragedia de magnitudes épicas que están ustedes ocultando a costa de lo que sea y de la que se están valiendo para sembrar el pánico y el desconcierto entre todos nosotros, es la tragedia cotidiana del paro, de los “nuevos pobres”, de los suicidios por pura desesperación, de la ausencia de escrúpulos de los hipotecantes que reciben dinero nuestro para que sigan apretando a las familias que en muchos casos engañaron con SU consentimiento, el de ustedes que alentaban el gasto, no lo olviden ni un momento, al igual que tampoco han de olvidar las muertes y dramas sociales que están ocasionando recortando pensiones, medicamentos, ayudas y todo tipo de paliativos al desastre social que ustedes, con su sadismo disfrazado de “austeridad” nos están proporcionando en grandes cantidades. Si señores, esas muertes debieran recaer en su conciencia y les digo una cosa, como muchos de ustedes son creyentes confesos por medio de la exhibición de tejas&mantillas, les diré que Dios les hará pagar por ello, no lo duden. Buf!, parezco San Vicente, ¿no?, pues igual me quedo corto!.

Su ínfimo nivel nos ha llevado a hacer peligrar hasta la unidad nacional, no creo que sea una solución ideal lo del desmembramiento pero, ya sea por una rabieta, una “pasada de frenada” o por lo que sea, que no viene al caso, una parte de este país ha considerado la secesión como solución al desgobierno de pandereta, destartalado que cultivan nuestros gobernantes actuales y que sembraron, en justicia no lo olvidamos, los anteriores. Ahora bien, no voy a seguir por esa senda porqué no creo que sea ni el momento ni el lugar de ponerse a hablar de independentismo o anexionismo, solo les pido que no se metan ustedes estilo Ulster, por favor, que de barbarie y sangre derramada ya tenemos bastante en este pedazo de planeta.

Señores, creo que ahora me autoproclamo, sin ningún tipo de legitimidad, en portavoz de las grandes mayorías, los seres normales, incluyendo esas que alguno de ustedes alaban porque creen inocentemente que se callan. Si les digo que ya no tenemos ninguna fe en ustedes ni en sus métodos, no creemos en el cuento alemán, no creemos que vayan a ser ustedes la solución de nada si son parte del problema. No queremos que nos hagan víctimas de una vuelta a los tiempos de “Una Princesa en Berlín” de Arthur R.G. Solmssen o si prefieren algo más comercial, de “El Invierno del Mundo” de Ken Follet. Utilizo este ejemplo porque frívolamente podríamos hacerlo ver como una hostil “venganza Alemana” y no quiero pensar ni por un momento que así sea. Pero, no olviden que si repiten las mismas fórmulas no se asusten si obtienen los mismos resultados y ya vamos por la parte de la fórmula en la que la plebe (nosotros) nos estamos desesperando y nos acabaremos yendo con el primer iluminado que nos prometa pan y trabajo, aunque sea bajito y lleve bigote. Parece agorero pero den un vistazo a Grecia, den…

Creo, de verdad, que su insensibilidad nos va a llevar a la perdición, si es que no estamos ya perdidos, y hoy les digo, de todo corazón, que no estoy dispuesto, mejor dicho, no estamos dispuestos a que sigan ustedes robándonos nuestra ilusión, nuestras esperanzas y peor aún, con lo que no vamos a tragar, es que jueguen con el futuro de nuestros hijos (y créanme que hoy estoy muy concienciado con el tema de nuestros vástagos).

Personalmente me permito prevenirlos al respecto, si no quieren que esto acabe en una noche toledana, pónganse a trabajar, no les pedimos más que algo que nosotros, los gobernados, tenemos en abundancia pero que creo que ustedes no conocen, HONESTIDAD y SINCERIDAD. Honestidad para ponerse a trabajar con todas sus fuerzas y colaborar en una solución para los que les mantenemos y no en una solución para seguir estafándonos con remedios que solo benefician a ustedes y que buscan mayor lucro personal y perpetuarse en el poder, al más puro estilo república bananera, porqué eso es en lo que se están convirtiendo ustedes, unos bananeros. Y sinceridad para reconocer sus pecados y decirnos, así, a la cara, sin artificios, que no son ustedes capaces de sacarnos de este hoyo en el que nos han metido y que consecuentemente van a desaparecer como lo que son, una mala pesadilla en mitad de una noche de tormenta.

Por último, permitanme recordarles, y recordarnos a nosotros mismos, que ustedes son nuestros representantes, interpretes de una función que les hemos encomendado nosotros, los ciudadanos y nosotros, únicamente nosotros, podemos y debemos retirarles este mandato si lo consideramos conveniente. Parafraseando aquello que uno de ustedes dijo hará un par de semanas, “una mayoría me puso y una mayoría me puede quitar”. Están maltratando ustedes a esa mayoría… por tanto, recuerden a Julio Cesar, ¡Guárdate de los idus de Marzo! Aunque igual, dado el nivel intelectual que demuestran en cada Consejo de Ministros, en cada pleno, comparecencia  o en cada meeting tampoco sabemos de qué hablamos, ¿me equivoco?

Como sabrá toda persona que un día se haya pasado alguna vez por el territorio incógnito de la cocina de su casa (que aunque parezca mentira no son todas, ni mucho menos), es muy difícil poder comer paella sin tener arroz en la despensa, o servir cortados sin tener leche, aunque me parece que la leche, mala para mayor concreción, abunda por estos lares. Pues bien, resulta que esa perogrullada no es tan obvia como pensaba porque me parece que “álguienes” no lo comparten. Señores, ¿cómo vamos a conseguir tener personas preparadas si no van al cole? Las personas preparadas, formadas y sobre todo educadas , respetuosas y responsables no crecen en los limoneros y eso es lo que nos falta en el gobierno, y no me refiero a los limoneros. Parece razonable, ¿verdad, señor Wert?.

 

Si a nuestros niños los adulteramos, si les confundimos y liamos con inventos de sistemas educativos que varían más que las modas en un desfile parisino y les recortamos todos los medios necesarios para su correcto desarrollo, me parece que estamos cocinando un pastel de dudoso sabor. Siéntense juntos TODOS ustedes, señorías, siéntense y no salgan de la habitación hasta que no consensúen un modelo educativo entre todos, por lo menos será uno (bueno o malo) pero UN sistema educativo que no vaya fluctuando según el interés de la opción política gobernante en cada momento!.

 

Si de verdad queremos preparar un buen plato nos hacen falta buenos ingredientes, ¿alguien ha sido alguna vez capaz de preparar un buen Cabello de Ángel con un boniato pasado? Pues en la educación, y en muchos campos viene siendo lo mismo, si tenemos falta de medios en los colegios, poco podemos alcanzar. Si el gremio de profesores está a punto de inmolarse a lo Bonzo de puro desespero, poco podrán enseñar. Si no se puede enseñar informática por falta de ordenadores, poco podemos informatizar.. Si un sólo psicopedagogo ha de atender tropecientos niños y está al borde de abrirse la venas, pocos problemas podrá solucionar.. Si nuestros hijos han de caminar kilómetros y kilómetros por unos polígonos industriales abandonados y a modo de premonición de lo que les espera si no lo cambiamos, para ir al cole, al estilo tercermundista, seguramente conseguiremos buenos corredores de fondo y maratón pero no nos quejemos del bajo rendimiento y del absentismo y si encima han de comer de Tupper, fiambrera o tartera (glorioso y socorrido invento) ya me dirás tú a mí cómo van a comer sano, equilibrado y crecer como personas normales. Más bien lo harán como lo hacen en muchos casos sus alienados padres, comiendo todos los días la misma ensalada (versión pasta o versión arroz los más chic) en el trabajo, tirados y sumidos en el silencio y la depresión. Y claro, con las mismas recetas obtenemos siempre los mismos platos…

 

No quería metermeen la opinión que me merece el cariz que están tomando las cosas pero es que estos señores, los unos y los otros, me ponen de un esquizofrénico paranoide que me pierde, posiblemente por mi “especial” concienciación con el mundillo educativo. Volvemos a los tiempos de mariacastaña! Y claro, si usamos métodos antiguos, sólo podemos conseguir resultados antiguos y con esta situación es natural que volvamos a tiempos de Toros, Alfredo Landa y Paco Martínez Soria (programación de TVE) … ¿Resultado? Toos a la Vendimia a la France! O a Deuchland, a buscar a Pepe. ¿De verdad cree que si ponemos en la olla una gallina esquelética y dos coles “espachurrás” nos va a salir un buen puchero? Pues aquí igual, en enseñar a nuestros pequeños es dónde debiéramos poner la poca carne que nos queda ya que invertir en futuro nunca es perder el dinero y más aún si ese futuro es el de nuestros púberes y nos beneficiará a todos a medio y largo plazo.

 

Y es que no aprendemos nada, nos quejamos que “estos críos están por civilizar” (cielo santo!, parezco el Abuelo Cebolleta) pero no hacemos nada por remediarlo, es más, seguimos alentando el cerebro estilo ameba porque ya me dirás la programación de la tele o los ejemplos dignos de Nobel a la concordia del último concierto de MTV en Madrid. Necesitamos romper con la rueda para poder dejar de obtener, cíclicamente los mismos resultados. También es verdad que los de siempre, los “señores oscuros” de la semana pasada, lo que necesitan es una “remesa” de carne joven, tierna e inculta y sin capacidad de pensamiento crítico para poder llevar a cabo su siniestro plan, un ejército de cuerpos descerebrados que no piense y que cumpla con sus designios para poder meternos “el palo final” y claro, es mucho más razonable y barato para ellos arramblar con los niños como Gargantúa de cuento infantil, al más puro estilo Hombre del Saco y transformarlos en “elementos de producción” que desenterrar cadáveres y transformarlos en Zombies. Pero, señores, yo no sé ustedes, pero que zombifiquen a mi hijo no me parece razonable.

 

 

Oiga, ¿pero de verdad nadie ha pensado que con el futuro no se juegaaa? Aunque sea en plan egoísta, mira que esta gente del futuro ha de pagarnos nuestra vejez y a este paso, volviendo a la cocina, solo comeremos sopa de ajo!

 

En resumen, hoy sólo quiero recordaros la máxima que dice “de lo que sembrarás comerás” y no se si lo que pretenden sembrar estas “buenas gentes” es el tipo de comida que quisiéramos tener en nuestras mesas… Podemos cambiar el sembrado!