Archivos para octubre, 2015

Bueno, ya tenemos convocatoria oficial para unas elecciones en las que podríamos fichar a los niños de San Loteria_NavidadIldefonso para el recuento, por las fechas en las que caen gracias a la cabezonería de querer aprobar unos presupuestos plagados de mentiras que no van a aplicarse ni en broma porque no se los creen en Bruselas. Quedaría bien, imaginaros, ” PP … Ciento veinticinco mil votos… Psoe Cientoveinticincomil votossss”).

La noticia nos la comunicó el Presi el lunes en el primer meeting electoral, lanzado desde la propia Moncloa. Así como el que no quiere la cosa, predicando las bondades de su gestión en la que se han forrado vivos y han transformado la estructura social en un solar apartando del “mundanal ruido”elecciones a miles de familias a las que no les llega “el parné” porque los pocos que trabajan cobran sueldos de miseria. Aunque es verdad, dicen que hemos salido de la recesión. El caso es que si no es porque no es la primera vez que se usa la casa de la Presidencia del Gobierno como púlpito me indignaría, pero ya andamos curados de espantos y total, si somos escrupulosos, dentro de unos días nos va a doler muchísimo la cabeza y los únicos que sacarán beneficio serán los de Aspirina porque nos esperan unas semanas largas y tediosas en la que nos van a martirizar muchísimo.

Lo que sí parece claro es que esta campaña va a ser dificililla para el PP. Mientras todos los partidos andan todavía perfilando listas, con problemas habituales como el de Lozano en el PSOE, el PP se aferra a los dudosos logros de una legislatura en la que se han quemado como tizones.

Resulta que en esta ocasión las caras de los aspirantes son nuevecitas, a estrenar, Sánchez no fue candidato ppe mady parece que ni Rivera ni Iglesias habían siquiera nacido. Eso deja en una situación difícil al PP que se encara a las elecciones con un candidato gastado que emite perlas como que “el futuro es muy importante porque todos vamos a vivir en el” y la necesidad de explicar porque no ha cumplido sus promesas. Veremos como se las congenian. De momento montar reuniones en Madrid con la derecha europea, Berlusconi incluido, para vitorear a Mariano con las arengas Xenófobas de Viktor Orban y abrir oficinas de “recuperación de activos” vacías no parece que vaya a funcionar.

El caso es que la maquinaria electoral ha empezado a rodar y ha llegado la hora en la que los partidos minijobpolíticos deberían hacer el favor de contarnos cuales son sus propuestas. En el caso de PP podríamos hacer una excepción. Después de cuatro años de austericidio e incremento de la desigualdad hasta cifras alucinantes ya conocemos sus métodos y formas ¿no?. Pero en el caso del resto de partidos, va siendo hora de bajar de la nube y empezar a ofrecernos propuestas prácticas. Lo primero, dejen de marearnos que con las cosas del comer no se juega (aunque la OMS no quiera que comamos jamón). Ya vale de llenarse la boca con declaraciones que después se desmienten. Copagos, derogaciones… etc.

Les queda poco tiempo, han de huir de los líos y embrollos varios, por favor, necesitamos que nos digan las igñlesias sanchez riveracosas claritas y se dejen de tapujos. Si de verdad quieren cambiar la política en este país deberían dejarse de medias tintas y fuegos artificiales. Hagan que esta campaña sea diferente, cuenten que quieren hacer, demuestren que eso es posible y ya basta, de verdad. No hacen falta grandes adornos ni transformar esto en el habitual circo romano. Saben perfectamente que podemos vivir, por primera vez, una campaña clara, directa y limpia. Hagan ver que algo está cambiando, por favor, demuéstrenlo.

Anuncios

Convendría no olvidar, ahora que nos va a tocar elegir (o reelegir) un gobierno, que eso de legislar con tanta capacarga ideológica tiene efectos secundarios nocivos porque se centra el interés más en no acabar en las calderas de Pepe Botero que en el auténtico interés de los gobernados un país que, teóricamente, se dice aconfesional y moderno pero en el que los cardenales ataviados capa entre Superman y Lady Di  se permiten soltar sandeces contra los emigrantes y el “trigo limpio” sin que ocurra nada.

Al hilo de decisiones políticas tomadas más desde la ideología que pensando en “lo justo” me vienen a la cabeza barbaridades como el suplicio de la pequeña Andrea y el de sus padres que han tenido que sufrir un verdadero viacrucis al tener que recurrir a la justicia en una lucha desgarrada para que se reconozca su derecho a una muerte digna en pleno Siglo XXI, simplemente porque unos médicos se consejera xuntaaferraban a unas convicciones o vete a saber que. Al final los galenos han rectificado dejando que las cosas transcurrieran como debían, y por desgracia pero inevitablemente, la niña fallezca rodeada por los suyos. Pero no podemos olvidar que lo han hecho únicamente por temor al juez. Ah! y se ha cesado a la consejera de sanidad de la Xunta. Parece ser que con eso ya está todo arreglado. Un parche de cara al graderío, como siempre. El caso es que ha hecho falta todo este espectáculo para lo que resulta obvio, hacer caso a unos padres que han tenido que ver acrecentado el dolor de ver a su hija en estado terminal a pesar de estar apoyados por el Comité de Ética Asistencial a quién parece que los médicos no obedecían. ¿Quienes son para alargar el sufrimiento de nadie?

Como por aquí las cosas esas de la ideología nos gustan tanto, tenemos muchos más ejemplos. En Madrid, una juez ha condenado a la Consejera de Sanidad de Aguirre por interrumpir el tratamiento de reproducción asistida a una de las mujeres de una pareja de lesbianas, igual porque no le parecía bien la idea a ella (sustituya “ella” por el nombre que les apetezca). Por cierto, el Ministerio de Sanidad, que hizjaguaro la ley troglodita, se ha ido de rositas en este asunto por cuestiones de procedimiento. Dijimos que eso era cosa de Ana Mato, que si no entendía del asunto, que si el confeti del cumpleaños se le subía a la cabeza, que si “en ocasiones no veía Jaguares” o si era muy “así”. Pero la verdad es que ahora Alonso no ha hecho nada al respecto, simplemente porque tampoco tiene ni idea del asunto y lo que es peor, porque parece que no le importa un comino. Por lo visto a este señor le apetece más ir a pegarse de nuevo al PP de Euskadi, eso sí sin dejar el ministerio.

Pero la verdad es que no se muy bien de que nos sorprendemos, deberíamos estar vacunados contra el espanto ideológico. Después de la que padecimos con Wert y la nefasta Ley de Educación que nos ha dejado Jorge-Fernandezen herencia, porque de rectificarla ni hablamos. Después de ver a un Ministro del Interior ir condecorando vírgenes y amigotes varios, sin caer en que con esos actos lo que está haciendo es desprestigiar el mérito de la medalla y de paso a los que la merecieron de verdad, porque, se puede creer que tal Virgen es muy milagrera (allá cada uno con su creencia) pero de ahí a otorgarle la misma medalla que le niegas a quien se juega la vida desactivando bombas (por decir algo), va un mundo. Seguro que no han caído en ello.

Estos no son más que unos ejemplo de lo que estamos padeciendo con un gobierno al que no le importamos lo más mínimo y que nos desprecia con su indiferencia. Un Gobierno que todavía no ha comprendido que ciertas materias que requieren un tacto especial y un consenso duradero.

Existen ministerios que requieren de algo más que un político “de turno” al frente. Hay asuntos que no deben quedar en manos de cualquiera porque necesitan ir más allá de la huella ideológica del partido que gobierne (oye, tampoco estoy haciendo apología de la Tecnocracia, me da susto ese tipo de gobiernos porque suelen acabar en cosas más feas). Pero supongo que estaremos de acuerdo en que Sanidad Educación o Empleo no pueden quedar en manos de cualquiera y menos de una gente que nos demuestra, día a día, que no le importamos un pimiento.

Por mucho que ahora que vienen elecciones, nos vayan diciendo que ya estamos recuperados, que hemos salido fortalecidos de la crisis que somos como Supermán vestido de “faralaes” y patatín y patatán… La realidad es muy puñetera y las pocas encuestas que no estén demasiado amañadas siguen diciendo que aquí 12_a_os_de_esclavitud-305655779-mainnos preocupa, y mucho, el asunto del trabajo pero ya no sólo el no tenerlo, también el acabar como en 12 años de esclavitud. Eso no es nuevo y si digo que nos queda estafa, perdón, “crisis” para rato tampoco se va a indignar casi nadie que no sea inquilino de la calle Génova. Pero esta vez se ha conseguido el más difícil todavía. Además del desempleo tenemos una preocupación más, que nuestro sueldo nos permita salir de míseros, asunto nada fácil según Cáritas, no vayáis a pensar. Igual el juez inmoral del caso Bankia,  que le mantiene unos ingresos de 3500€ a Olivas “porque no se puede vivir con menos”, no lo entiende, pero el común de los mortales si. ¿Quién se acuerda de cuando se miraba a los “mileuristas” con desprecio?¿Quienes de los que los llamaban pringados tiene ahora un sueldo de más de mil euros?

La realidad es que según la OCDE España es el país líder en contratos por horas (minijobs en eufémico), mal parados 4pagadas por supuesto. Mientras en Europa la media de este tipo de contratos entre los jóvenes está en el 9.9% aquí se ha disparado al 22% ¡y con la mitad en el paro!. Además, de esa mitad que consigue encontrar trabajo, un 71% tienen unos flamantes e inestables contratos temporales que no garantizan en ningún momento el salir de la indigencia.

Con este panorama sólo queda plantearse una pregunta. ¿Qué futuro nos espera?. El problema no atañe sólo a los jóvenes que no llegan a pagar la hipoteca, ni siquiera la lista de la compra y encima les van diciendo que lagardeo se hacen un plan de pensiones privado o van a ser unos ancianos muy delgaditos. El problema es de todos porque no debemos olvidar que de las cotizaciones de estas pobres víctimas de los nuevos algodonales del Mississipi vamos a comer todos los jubilados un día, si llegamos vivos a la jubilación y si no nos exterminan antes por aquello que dijo Lagarde (me marcó tanto aquello de que la gente vive demasiado que me acordaré toda la vida)

Con este desastre y vergüenza que padecemos en materia de empleo y que salpica a todos los ámbitos de la sociedad simplemente porque sin empleo no hay dinero y se acrecientan las diferencias sociales a niveles casi medievales que a algunos parecen alimentar en beneficio propio.

Lo que está claro es que este problema no se puede corregir si el gobierno que resulte de estas nuevas elecciones que se acercan (porque a este lo doy por perdido) no invierte en verdaderas políticas de empleo y aparque los nuevos conceptos de “esclavitud por horas”. Veremos si este año nos toca el “gordo” de La lotería en forma de Gobierno que de verdad se preocupe por el bienestar de sus gobernados y deje de engordar las carteras de sus amigotes. Creo que nos merecemos ese premio y no debemos contentarnos con “la pedrea” porque apedreados ya estamos.

Los seres humanos necesitamos calificar las cosas en listitas para poder aclararnos y desde siempre lo hemos hecho con banderitas de esas que se pinchan sobre la cosa a determinar, “buenos” y “malos” pero hay veces que no es tan fácil.

Nos hemos enterado de que EEUU (o la OTAN, su marca blanca) se ha llevado por delante un hospital de MSF en Afganistán causando más de veinte muertos y una multitud de heridos. La Ong, como es normal ha cqkzjbnwwaalnhh.jpg_largedenunciado los hechos por su carácter “posiblemente criminal” para que se abra investigación lo más imparcial que se pueda por parte de Naciones Unidas, aunque la presidencia temporal española del Consejo de Seguridad parece que “no lo tiene en su agenda” y esperará a que en el Pentágono le digan lo que tiene que descubrir y lo que no. El problema es que los agresores han sido “los buenos” que se excusan diciendo  “Ahhh! Es que habían talibanes allí dentro  porque lo habían dicho los afganos”, como si eso fuese motivo suficiente para saltarse a la torera todos los convenios y la decencia liándose a bombardear un hospital. Ya verás como, una vez más, esto va al rincón del olvido. ¿Verdad que si esta salvajada la hubiese cometido cualquier república de medio pelo hablaríamos de darles collejas? Pero como esta vez han sido los chicos del Premio Nobel de la Paz (cada vez que lo recuerdo me sube la tensión. Mi médico me lo acabará prohibiendo) todo terminará en nada, los muertos olvidados y a otra cosa mariposa. Acordaros de José Couso .

El caso es que tenemos el planeta hecho un cirio, plagado de conflictos olvidados por medio orbe que parecen Dream_Hotel_Caribe_TV-799732783-largemontados para que se forren los fabricantes de armas y otros matarifes por el estilo (malpensado que es uno). Esto es un galimatías, ya ni siquiera sabemos quienes son “los nuestros”, si es que hay algunos. Aunque a menudo los personajes se repiten como los actores de las películas alemanas “sesteables” de la sobremesa, en las que, entre cabezadita y cabezadita, podrías ligar la primera y la segunda. ¡Son los mismos!.

Parece que estemos inmersos en una III Guerra Mundial por fascículos, como los coleccionables esos que empiezan en septiembre y que nunca nadie acaba. Igualito, guerras por todas partes que arrancan por cualquier chorrada, como la Guerra de la tajada de sandía o la de Los pasteles (las más tontas que me vienen a la cabeza) pero que nadie se preocupa de terminar porque ya no interesan o porque todavía queda carroña que rascar. Y la ONU, una vez más, no parece servir para remediar tanto sufrimiento humano inocente.

El caso es que esto es un lío. Al final ni sabemos en que bando nos han metido. Estamos en manos de carpailusionistas que juegan con las palabras para que sean válidas según les interese en cada momento. A saber: No hace tanto Gaddafi era un amigote que venía con jaima y todo a Marbella . Bin Laden, antes de ser una piedra en el zapato, era un héroe libertador que luchaba contra los rusos en Afganistán, codo a codo con Rambo . Saddam era un santo cuando luchaba contra el Irán de Jomeini y el Ayatolah de turno pero después cayó en desgracia con aquello de las armas de destrucción masiva (o mejor, de destrucción MÁS I.V.A. ). O Hafez Al Assad (padre), que era era un tirano sin escrúpulos pero que al fallecer, allá por el 2000, incluso se envió una representación española a los funerales y Aznar lo calificó como “un buen amigo de España”. Lo dicho, demencial.

Pues, sepamos que esta temporada se lleva el que Al Assad (hijo), el coco hace unos meses, parece que es Bashar-al-Assad-y-Vladimir-Putinde los nuestros porque lucha contra el ISIS que, si te paras a pensar, es resultado lógico de lo que armamos cuando a la primavera árabe. Pero no se que deciros porque eso de “juntarse” con nuestros aliados los rusos no está bien visto. ¡Menudo lio!. Que ocurrencias, ya ves tú. Juntarse con los mismos con los que mantenemos una “guerra nada fría” comercial o a petardazos en Ucrania donde continúan los tiros aunque no nos acordamos.

Esto parece un juego de palabras propio de un esquizofrénico que sólo se podría explicar si existiesen ganas de jugar a las guerrecitas y sacar provecho del asunto sin importar los muertos o la catástrofe. Señores mandamases, ya sabemos que no nos van a contar que sacan del dolor de los inocentes. Pero un poco de cordura, aclárense. Ya nos hemos perdido y no sabemos a quién quieren que tomemos manía!