Archivos para abril, 2016

¿Y del trabajo? Mejor ni hablamos, ¿verdad? Y en eso andamos, del trabajo ni hablamos no vaya a ser que nos demos cuenta que hay algo más allá de las elecciones. Con el silencio trabajo_8esconden que el paro continúa siendo una verdadera tragedia social sólo superada por el nuevo concepto de “trabajo casi esclavo” que suponen la mayoría de los nuevos contratos. Los que trabajan cada vez cobran menos mientras que los grandes directivos han subido sus retribuciones. Las pensiones peligran porque se han merendado la hucha y cada vez son más las pequeñas empresas que tiran la persiana, en silencio porque ya no salen por la tele. Parece que nos hayamos resignado a ser “Homo Curris”, de esos que trabajan como una mula, conocen a la familia través de fotografías mientras por la tele les hablan de “conciliación de la vida nosequé” y cobran un salario que no llega ni instaurando en casa una “economía de guerra” a base de pan y cebolla (antes, hace años, podían ir al cine y ¡hasta compraron una vez un bote de palomitas!).

Esto me decía Paco, tirado a orillas de un carajillo requemado como sus sueños. Se lo veía viejo, ajado, agotado más bien. Decía con voz cansada que no le queda vida pero que ya le da lo mismo, que en el trabajo cada vez le piden más y eso que sale reptando a casa, duerme un rato y vuelve a las galeras y hasta que ni siquiera se había enterado de que su hija había crecido y tenía un novio.

Yo pensaba que mi amigo había emigrado junto con dos millones de almas que han dejado nuevas-monedas-euro-felipe-vi-sexto-rey-de-españa-principe-felipe-2014todo atrás para intentar ganarse las habichuelas como “Homo Curris” en el extranjero. Pero esa es otra historia silenciada. Es la de millones de personas como tú y como yo desterradas y abandonadas para aparentar una recuperación que no llega a “los normales”. A algunos ni siquiera les han llegado las papeletas para el 20D y ahora que ya nos acercamos al 20J les pasará lo mismo. Parece como si alguien no quisiese que votasen. Igual es “para que no se cansen” porque eso de ejercer la democracia, según nuestro Rey, cansa, ¿sabéis?.

Este domingo será el día del trabajador, como todos los 1 de Mayo desde la consecución de la jornada de 8 horas (que risa, ¿verdad?) a costa de la sangre de “Los mártires de Chicago” y índicetantos otros a los que hemos olvidado. Pero la verdad es que deberíamos sentir vergüenza y esconder las cabezas como avestruces por permitir que timasen a nuestros hijos todo lo que consiguieron nuestros antepasados a costa de lucha y sangre (mucha) en materia de empleo y seguridad social. En pleno S.XXI parece que estemos volviendo a la “Cabaña del Tío Tom” ¿Que ha pasado?¿Como es que nos han lanzado los unos contra los otros usando, como siempre, el miedo como arma?¿Dónde estaban los sindicatos mientras el Gobierno se esforzaba en destruir los pocos derechos que quedaban a los “currantes” y a los pequeños empresarios, a los que también han aniquilado?

Los tiempos han cambiado para todos y los sindicatos (como muchas otras cosas) necesitan 20060722022000-tiempos-modernoscambios radicales para poder enfrentarse al austericidio y las políticas brutales que han sacudido a trabajadores, autónomos e incluso pequeños empresarios que al fin y la postre son la mayoría que hace girar la rueda. El caso es que los sindicatos necesitan adaptarse para poder llevar a cabo la función para la que fueron creados y que se ha visto desdibujada por aquello de que, en algunos casos, han llegado a parecer dudosas academias de formación al servicio de otros.

Visto hasta donde hemos llegado (y el rumbo que llevamos si esto no cambia) parece evidente salario mínimoque necesitamos ayuda y los sindicatos pueden volver a ser ese socorro. Eso sí, deberían reencontrase con sus orígenes, romper sus lazos con los gobiernos y defender de verdad a los trabajadores a los que se les ha arrancado la dignidad. Necesitamos que vuelvan a ser accesibles y combativos, que funcionen, porque a este paso, no me extrañaría que un año de estos en lugar de conmemorar el día del trabajador hagamos lo propio con “el día del esclavo”.

Todos andamos de cabeza intentando sacar adelante, contra viento y marea, algo parecido a una existencia estany-gento-3.jpgdigna pero necesitamos pararnos un poco, tomar el aire, salir del espanto para volver al ajo después. En mi caso confieso que eso lo consigo con la familia o saliendo a rodar en bici, sin rumbo, sin tiempo, liberando la mente y con la esperanza oculta de encontrar a la siguiente curva un lago de esos verdes, de los Pirineos, al borde del cual sentarme a ver caer los primeros copos de nieve (Hala, ya me he confesado). Nada, cosas de un cerebro raro como el mío. 
Pero hay algo que no falla nunca. Algo que tiene el poder de salvarnos de descubrirme otros mundos y teletrasportarme a otras realidades sin necesidad de pasaportes o billetes de avión lejos de la debacle social esta que estamos padeciendo los mortales que no tenemos para paraísos fiscales, ni siquiera para llenar la hucha del cerdito al que sabemos que jamás le llegará  su San Martín. Ese objeto mágico es sin duda un buen libro, gordo, delgado, con mucho texto o un cómic, da igual. Ningún libro es malo si nos dice algo.

Este sábado celebraremos el día del libro. Apuntad esa fecha aunque sea con rayitas en la pared, como los femurnáufragos. Lo digo por si los regalos (yo lo dejo caer, igual cuela). El día del libro es uno de esos días que no se debiera tener que celebrar porque no debiera existir nadie que no pudiese tener a su lado un buen libro que lo acompañe en su vida, nadie debiera estar huérfano de libros. Los libros suelen tener el poder de acompañarnos incluso después de haberlos leídos. Los libros se quedan en nuestro quehacer diario porque siempre aprendemos algo que en un momento determinado va y nos resulta útil para nuestra existencia. Estoy seguro que alguna vez te has encontrado algo y has pensado ¿dónde habré yo leído esto?. Pues eso.

Aprovechad para acercaros estos días a las ferias del libro que se celebrarán cerca de donde vives, cartel-51-fira-del-llibre-731x1024.jpgcuriosea, manosea e impregnate de ese ambiente de gente, de libros, de ideas, de ese olor a papel (en vías de extinción por obra y gracia de las pantallas, una pena para los nostálgicos que preferimos los libros en papel y las rosas con olor). Conversa con los libreros, con el resto de visitantes o con quién quieras y descubrirás algo que falta de verdad en estos tiempos locos en los que vivimos, un poco de lectura y un poco del sentido común que da haber leído algo en esta vida, lo que sea porque no hay libro malo. De todos los libros se aprende algo, aunque enseñen lo que NO puede ser.

Seguro que si en este país se leyese más otro gallo nos cantaría porque no hay nada más incómodo para carlos-lozano-manifestacion.jpgun gobierno que pretenda hacer lo que le de la gana que unos gobernados instruidos. Los libros son poderosas armas contra la idiocia, lo saben y quizá por ello se han dedicado desde el principio de los tiempos a podarnos la educación o minarnos el cerebro por la tele. Seguro que si no se hubiesen ocupado tanto en conseguir una “sociedad ameba espongiforme” habríamos sabido que la vivienda, el empleo, “los papeles de Panamá” o cualquier barbaridad de las que padecemos en silencio requieren manifestaciones antes que un concursante del Gran Hermano. Así vamos.

Propongo una cosa, retomemos la propuesta de la genial – y amiga- Fani Grande y hagamos un nuevo escrache literario (léelo si no lo conoces, es genial). Persigamos libro en mano a todos los energúmenos que nos atormentan o a todos aquellos, amigos, vecinos familiares a los que nos gustaría decirles “¡TOMA! LEE ESTO. POR DIORRR” y te quedarías tan pancho. Hagámoslo estos días. Te pondrán cara de trastornados y mirarán el libro como diciendo “¿Esto dónde tiene el puerto USB?” pero les estarás haciendo un favor. Regalemos algo para que lean y que puedan abrir los ojos, el mundo nos lo agradecerá.

Le dije a mi amigo Eduardo que estoy hasta el gorro del sainete de los pactos y que ando muy quemado como para hablar del tema de forma más o menos comedida. Le pido disculpas, no
dadapuedo callarme. Ya se que estamos curados de espantos y que hemos perdido toda capacidad de sorpresa al ver los espectáculos dadaístas de nuestros políticos pero a este paso acabarán en el Libro Guiness de los Récords. A nada de la convocatoria de nuevas elecciones estamos en el patio de un colegio de aquellos de antes, de los de la EGB, en los que se demostraba que Darwin tenía razón en su Teoría de la evolución (ya sabemos, sólo el más apto sobrevive y todo eso) porque allí podía pasar de todo. En mi cole, donde eramos muy brutos, alguno podía volver a clase con un chichón en la cabeza o un ojo “a la funerala”.

El otro día, en el congreso, pudimos ver como la remota esperanza de un pacto que
ahuyente al marianismo saltaba por la ventana sin siquiera abrirla. lobo corriendoIglesias y Rivera se sacaban los ojos en público ante la desesperada mirada de Sánchez, que ya sentía que la corbata le apretaba demasiado y la cara de Rajoy que se frotaba las manos como el lobo de Caperucita ante un pollo “a l’ast”.

Este espectáculo sería hasta gracioso de no ser porque nos pasa una factura que no podemos pagar. Mientras esta gente pierde el tiempo en sus rencillas nosotros
triocontinuamos sufriendo el azote de un gobierno y una política que no nos merecemos nadie. Llevamos cuatro largos años de políticas destructivas para la gente “normal” que nos ha dejado en la ruina y la desesperación social (mucho más grave que la económica). Y eso parece que a ninguno de los tres personajes principales de este cuento les parece importar lo más mínimo. No parece afectarles que continuemos sufriendo un gobierno desatado que ni siquiera se digna a comparecer ante el Congreso hipoteca nuestro futuro y encima nos deja como colaboradores de crímenes de lesa humanidad al haber firmado una atrocidad contra los refugiados sin siquiera preguntarnos si estábamos de acuerdo.

El domingo por la tarde pudimos leer una carta seguida de algún tweet que parece que es el nuevo nombre del BOE (mira que cosas, también amordazado) en los que se rompía la wpid-1400049328.jpgposibilidad del pacto  a tres, enterrando toda posibilidad más o menos lógica de un gobierno diferente. Confieso que al ver esto llegué a pensar una tontería que todavía llevo en mi cabeza loca. Se me pasó por la mente que el PP había convencido ya a Cs y no hacían más que jugar “a pasar el tiempo” para presentar a Mariano el último día. ¿Mira que si al final sucediese?

Ahora, lo más seguro, es que lleguemos a unas nuevas elecciones en Junio (bufff que calorrr) en las que volveremos a sentinos como Bill Murray en “Atrapado en el tiempo” .
Los mismos nos pedirán el voto, con las mismas ideas pero esta vez sin aquella emoción que da ser “algo nuevo”. Nos pedirán que les votemos, tendrán la soberana cara de hormigón magefesa.jpgarmado de pedirnos que cambiemos NUESTRAS preferencias (las nuestras, las de los que decidimos en las fallidas elecciones de Diciembre) porque ELLOS son totalmente incapaces de tragarse sus egos e intentar hacer realidad el cambio pedimos la mayoría. Todavía les queda tiempo para dejar de tomarnos el pelo y entrar en razón (espero que lo hagan) pero puede que sea ya tarde porque si ni siquiera han sido capaces de hablar de forma civilizada y anteponer nuestros intereses a los suyos imaginate tú lo que podía ser un día a día en un gobierno estilo “olla express Magefesa”.

Ahora es cuando, muy a mi pesar, saco de nuevo la bola de cristal a pilas esa que guardo en una bolsa de rafia y digo va a ganar por mayoría el partido ese que se llama “abstención” porque casi nadie va a vencer la tentación de un día playero de junio, iremos a votar cuatro gatos, aunque espero equivocarme porque siempre digo que hay que votar porque después no se admiten reclamaciones (y lo mantengo).

Igual lo han conseguido, han logrado desengañarnos de “lo nuevo” y que nos parezca más de urnalo mismo, oportunistas esperando su momento a los que no parece que les importemos demasiado. Igual no han pensado en que perderán muchísimos votos porque les va a costar horrores que volvamos a creer en ellos. Ahora, visto lo visto, no les extrañe que el PP gane las elecciones sin haberse siquiera despeinado y nos continúe azotando por muchísimos años más con sus políticas austericidas. Con este lamentable espectáculo que nos ha llevado al hartazgo les han hecho la mejor campaña de la historia.

Hay una hipótesis según la cual existen universos paralelos que conviven entre sí. Es una cosa extrañísima, en la que entra en juego la física cuántica y la teoría de cuerdas (que no sirven Paradoja gato.jpgsólo para tender la ropa), algo muy complicado para alguien de letras y un cerebro limitado como el mío. Recuerdo que busqué algo que me aclarase un poquitín este galimatías del multiverso y acabé dándome de narices con la paradoja del gato de Schrödinger que estaba vivo y muerto al mismo tiempo, al final el que no sabía si estaba vivo o no era yo mismo. Como no podía entender nada y el presupuesto para aspirinas ya me lo había gastado en pipas lo dejé en el cajoncito ese que cerramos con llave y que todos tenemos para apartar aquello que no vamos a entender jamás y que se llama “cosas raras”.

Ahí guardé lo de los universos pensando que si cada vez es más difícil entender este mundo no convendría ir salpimentando con otras realidades. Pues bueno, creo que la solución ha panama paperssaltado sola, existen dos universos. Lo empezaba a sospechar pero después de “Los papeles de Panamá” estoy seguro de que existe el “Universo de los Pardillos” que nos levantamos todos los días por la mañana e intentamos sobrevivir al borde del precipicio un día más sin caer en el pozo de la ruina económica o anímica (mucho peor) y que vemos como cada vez nos piden más y recibimos menos mientras nos vamos haciendo a la idea de que esto es como el milagro de los panes y los peces, pero al revés porque no llegamos a entender que hacen con nuestros impuestos. 

Por otra parte existe otra realidad paralela, protegida y privilegiada. Es el “Universo de los Listos” que encargan a gente como la de Mossack Fonseca (estoy seguro de que habrán miles mossackque no conocemos) que les monte una OffShore y arreglado. Me explico, resumiendo muchísimo; Si no sabes que hacer para esconder el dinero para que no te lo vea Hacienda (que no es mi caso, os lo aseguro) contratas a alguien que te monte un chiringuito opaco en cualquier paraíso fiscal que usarás como una especieoffshore de hucha enorme y opaca, muy negra, para meter todo lo que puedas saquear, mejor dicho, todo lo que puedas arramblarnos, porque bromas aparte, no olvidemos que al final en este asqueroso tinglado somos nosotros los que pagamos la factura. El dinero que desaparece nos falta para sanidad, educación y todo el largo calvario que llevamos padeciendo.

Dicen que en ese universo de cuento que se nutre de forma verdaderamente nauseabunda a base de tomarnos el pelo a los seres mundanos no existe la inquina política y todos conviven Panama-Papers-Leaken paz, porque eso de hacer “la sisa” une mucho. En la lista de residentes  podemos encontrar verdaderos enemigos acérrimos compartiendo asesores, familias que en público se duchan con agua fría y comen yogures caducados para ahorrar, futbolistas reincidentes, cineastas progres que se quejan del deterioro de lo público pero se llevan la “expansión internacional” muy lejos o incluso dicen que se ha visto presidir una de ellas durante 40 años a  alguna “real tía” que nos mandó callar a la plebe cuando empezó el asuntillo de #lodelarampa. Está claro que “allá” para ser alguien, se ha de tener una sociedad opaca como quien tiene una cuenta de Twitter, Facebook o Instagram en este universo pringadillo. Y yo sin enterarme.

Pero volviendo “aquí”, en este sistema podrido en el que vivimos y que disfrazan como montorodemocracia parece que el problema está en que los parias nos hayamos enterado. Dicen que el delito es el de las filtraciones ya que, según el ministro encargado de sacarnos la sangre a los mortales, este tinglado no es ilegal de necesidad. Se me heló la sangre al oír de su boca ministerial en funciones el que una empresa de estas no se hace por afán evasor. Decir eso viene a ser algo así como contarnos que el que se compra una caña de pescar no quiere pescar peces. Parece que crea que somos un poco tontos ¿no?.

¿Alguna vez vamos a conseguir pasar a un tercer universo en el que se valore un poquitín la decencia y toda esta gente acabe en un modesto hotelito con muchísimas rejas por una larga temporada? En Islandia ya han hecho dimitir al primer ministro (otro del universo listo) y verás tu que risa si llega a ganar el Partido Pirata en las nuevas elecciones. ¿Porqué nos callamos aquí? Eso si que quedará para el cajoncito ese de “Cosas de lo paranormal” igual va y nos gusta que nos roben y se lleven hasta lo que necesitamos para comer.