Archivos para noviembre, 2015

Perdonadme los muy puristas de la Historia, seguramente no fue así pero a mí me ha saltado la imagen a la cabeza como un payaso de esos de muelle que sale de una cajita ¡doinggg! (estaré enfermo).

Pongamos que estamos a principios de la Edad Media (la original, no el “remake” al que estamos llegando). El Imperio Romano ha ido a Literatura edad mediatomar viento y cada cual se apaña como puede. Las pandas de bárbaros, saqueadores y bandarras de todo tipo (puede que hasta tertulianos incluso) siembran el terror. La vida se vuelve cada vez más difícil. No sabes en que momento te va a caer un mamporrazo en lo alto de la cresta. En eso llega un señor con una cuadrilla de tipejos armados y te promete protección para ti y los tuyos, a cambio de “unas cositas de nada” aceptas el vasallaje, asustado porque has visto lo que le han hecho a tu vecino, y cuando te das cuenta te encuentras atado al huerto con unas cadenas.

Digamos que estamos en los años de Al Capone. Tienes una tienda que anis02funciona bien, unos ultramarinos (de esos de la Ley seca, todo muy legal) con los que consigues mantenerte e incluso pagar los estudios de uno de tus hijos. Pero un buen día llega una panda de gamberros al barrio y la toman contigo. En eso llegan unos señores con acento italiano y traje caro. Te proponen defenderte de esta gentuza a un módico precio. Aceptas. Cuando te das cuenta te encuentras aterrorizado detrás del mostrador vendiendo Anís del Mono “de tapadillo” para pagar las “cuotas de protección” a la mafia.

La semana pasada nos dieron un estacazo en donde más duele, de wpid-img_20151114_184118.jpgesos de los que cuesta levantarse. Unos malnacidos que dicen venir en nombre de su dios nos han sacudido muy fuerte. Yo, que soy muy cabezota, ya sabeis que continuo sin creermelo. No hay dios que sea digno y pretenda repartir muerte y dolor. Más bien creo que estos igual obedecen a otra divinidad que no mentan tanto.

El caso es que nos han hecho sentir miedo, mucho miedo, para eso son terroristas, claro. Nos han pillado desprevenidos y parece que Paz-Eiffel-Jean-Jullien-Paris_79502061_178907_1706x1280han conseguido su objetivo de atemorizarnos con una muestra de lo que hace huir a todas estas personas que prefieren arriesgar la vida en el intento de venir a una Europa que no hace nada por ayudarles porque todavía anda pensando en si le da la real gana mover un dedo de verdad. Pero este todavía es el primer asalto, podemos demostrar que valemos más que ellos.

Bueno, a lo que íbamos. Nuestro terror ha servido no sólo a la industria armamentística que se ha forrado esta semana pasada. También algún gobierno desalmado podría haber encontrado un filón no a la guerrapara comportarse como el mafioso o el señor feudal de antes, meternos en una guerra sin siquiera dejarnos gritar aquello de “No a la guerra” y afilar las tijeras de podar libertades. Huele a chantaje de bajos fondos, igual pretenderán que renunciemos a algo tan valioso como es nuestra LIBERTAD (así, a secas) a cambio de garantizarnos la protección que ya nos debían ANTES de los atentados y que, a la vista está que no ha funcionado. Admito que vivimos tiempos peligrosos pero es que ya existen mecanismos en el Estado de Derecho para defendernos sin que nos sometan a más prohibiciones.

No pueden engañarnos, sabemos que la seguridad total no existe, no nos la pueden garantizar, aunque se dediquen a bombardear (eso si, sin enseñarnos los posibles “daños colaterales”). Pero la vigilancia wpid-img_20151120_112235.jpgabsoluta , al más puro estilo Gran Hermano, si es factible y la empezamos a sufrir. Empiezan a someternos a recortes en nuestras libertades, como si fuésemos nosotros los terroristas. Hollande ha aprobado una prórroga de tres meses al estado de excepción y un recorte de libertades pocas veces visto. Pretenden que a cambio de “seguridad” aceptemos “cositas” como la prohibición de manifestaciones, registros, brazaletes electrónicos, control de internet (más todavía) y todo lo que se les pueda pasar por la cabeza aprovechando esto del susto que tenemos.

Deberíamos pensar muy seriamente si una falsa sensación de Libertadseguridad vale unos derechos que nos han costado siglos de sangre y sacrificio y que forman parte de nuestra definición como personas. Deberíamos tomar consciencia de que si aceptamos recortes graves, de forma transitoria, abrimos la puerta a que esta se transforme en años de opresión y poco a poco volvamos a algo parecido a la Edad Media en la que respirar ya era un privilegio.

Anuncios

Una vez más hemos recibido en nuestra casa el zarpazo del terrorismo salvaje. Me da igual quien dispara, al final, a los Paz-Eiffel-Jean-Jullien-Paris_79502061_178907_1706x1280muertos ya no les importa quién ha segado sus vidas, todos los terrorismos  se resumen en hacernos sentir terror y muerte. El resultado es ese, vidas destruidas y dolor irreparable para las familias, para TODAS las familias y terror para todos. Pero me parece que las cosas no funcionan así para la “opinión pública” amarillista y morbosa que es capaz de hacernos recordar u olvidar a su antojo, ¿nos acordamos de Ayllan?¿ Y de las niñas de #BringBackourgirls?.

Parece ser que la barbaridad de París es más barbaridad que otras. Hemos puesto banderitas francesas pero muy pocos wpid-img_20151114_184118.jpgrecordamos a los muertos del Líbano. Empatizamos más con París, son “de los nuestros” y sus muertes nos afectan más por aquello de la similitud pero tampoco es justo olvidar el dolor de otras familias. Nos solidarizamos con los nuestros, pedimos oraciones por ellos sin darnos cuenta de que, quizá, deberíamos apartar a Dios de todo esto porque, todavía hoy, cada vez que lo metemos por en medio en estos asuntos acaban inocentes recibiendo tiros.

Los asesinos han sembrado el terror en el corazón de Occidente con pasmosa facilidad, una vez más. Ya lo hicieron en New York, en Madrid, en el Charlie Hebdo… Pero también lo hacen todos los días en Siria, en Damasco… No convendría olvidarlo a la hora de mantener la cabeza un tanto fría para entender que nos ha ocurrido. Unos salvajes nos han sacudido fuerte, nos han hecho pupa. Dicen que en nombre de un dios. Mienten, no existe ninguna religión que pretenda la guerra, en la que Dios (llámale como quieras) mande asesinar y sembrar el dolor a no ser que sea la del petroleo y los negocios oscuros.

Hemos de mantener la cabeza fría para no seguir el camino de la venganza que no lleva más que a mayor wpid-img_20151114_173518.jpgviolencia (a Israel me remito). Gandhi decía que si aplicasemos aquello de “ojo por ojo” el mundo sería ciego. Tengamos presente esta frase para decir NO a la guerra declarada por Francia y que nos arrastra a nosotros también según los tratados de la UE y la “Defensa Colectiva”. Derecho Internacional en mano, razón no les falta, han sido atacados. Pero la declaración de guerra habilita a la utilización de los instrumentos de la guerra convencional y el derramamiento de litros de sangre de inocentes que condenan las muertes tanto como nosotros. “Daños colaterales” que no van a salir por la tele.

Pensar que el Islam es culpable y merece ser destruido es igual que decir que los noruegos son unos asesinos después wpid-img_20151114_143529.jpgde los hechos de la isla de Utoya. ¿Verdad que ese razonamiento sería una soberana tontería? Pues mucho me temo que este mismo argumento servirá para generar islamofobia y abandonar otro reto por resolver, las políticas de ayuda a los refugiados que llegan huyendo justo de lo que vivimos el viernes.

Estos días se reúnen en Turquía  los gobernantes más poderosos del mundo para intentar dar una solución al problema Yihadista (ya dudo hasta de que la encuentren aunque pusiesen algo de ganas al asunto). wpid-img_20151114_120601.jpgConvendría recordarles que ISIS mata también en Siria o en Iraq donde ¿sin querer? les hemos entrenado y armado. Es verdad que urge encontrar una solución para Oriente Medio ahora que sólo Aznar se enorgullece de la guerra de Iraq. Pero también existe un caldo de cultivo que ignoramos y que se encuentra en nuestras casas. Muchos de los terroristas vienen de barrios marginales europeos, víctimas de la pobreza, la exclusión social, el paro y la desesperación por no encontrar futuro. Personas al límite, víctimas de la destrucción social fruto de la austeridad inmisericorde a que nos han sometido y que los fácilmente captables.

Vienen tiempos complicados en los que nos va a tocar luchar contra el terrorismo yihadista en muchos frentes distintos y no debemos dejarnos llevar por la ola de islamofobia que vamos a vivir. Hemos de ser capaces de no renunciar a nuestros derechos porque intentarán, una vez más, vendernos seguridad a cambio de lo poco que queda de nuestros derechos. Estamos sensibles y vulnerables al chantaje. Hemos de aferrarnos a los principios que han costado a esta vieja Europa siglos de lucha y sangre. Hemos de enrocarnos en los principios de la antigua Revolución Francesa, aquellos de libertad, igualdad y fraternidad… Nos van a hacer falta.

Comunicado ISIS Autoría atentados

Comunicado ISIS Autoría atentados

 

Desde presidencia nos dicen que se han visto obligados a extender la legislatura hasta cuando los niños de Mafalda-Democracia_5San Ildefonso para aprobar unos presupuestos que ya nacen muertos porque no nos los creemos nadie. El caso es que con esta operación nos han dejado clarísimo lo que ha sido esta legislatura, una ofensa a la democracia ya que han confundido durante estos cuatro años la mayoría absoluta con el poder absoluto y se han limitado a gobernar por Decreto Ley, reduciendo al parlamento a la función de “coros y comparsas” para sacar adelante cualquier salvajada que se les ocurriese por Moncloa. Son las cosas que tiene eso de relacionar mayorías absolutas con gente que no parece entender el mandato por legislaturas y creen que les has otorgado el gobierno para siempre, ellos son así.

En realidad me parece que la idea del presi era otra, maquillar al muerto y así, hinchado como gallo de eleccionescorral, poder presumir de datos económicos como si pudiese de verdad sacar pecho. Por decir algo, cuando llegó habían unos diecisiete millones doscientos mil y pico afiliados a la Seguridad Social, igualito que ahora. La tasa del paro estaba en un horripilante y catastrófico, según él, 21% y ahora está en el esperanzador 21% así, sin horripilante esta vez. Eso sí, tenemos medio millón de contratos indefinidos menos y hay millones de parados sin prestación, brillante. Menuda legislatura la de tumblr_n70v1gIxaj1s9y3qio1_r1_1280aquél que decía que acabaría con el paro pero que con lo que ha acabado es con la vida de los parados (y del resto de bicho viviente) aniquilando derechos sociales tijeras en mano y montándonos en la máquina del tiempo destino a la Edad Media. Bueno, el caso es que al final las cifras de la Gran Crisis se parecen demasiado a las de la “milagrosa recuperación” sólo que ahora estamos mucho más quemados al ver como ha faltado poco para que nos pusieran una anilla en la nariz.

Creo que estos “minutos basura” originados por el retraso de las elecciones por culpa del wpid-1427219099.jpgcaprichito presupuestario sobran y nos están saliendo muy caros. La apariencia de vacío de poder hace que todo se nos pudra por momentos y la coyuntura está siendo aprovechada por todo quisque, entre ellos los independentistas, para dar un empujón importante a sus objetivos cargándose de argumentos al demostrarse lo difícil que resulta hablar con un presidente (todavía lo es) que tiene un concepto un tanto peculiar de la democracia y sólo deja la posibilidad de la “huida hacia adelante” porque no habla con quienes no piensan como él. Le cuesta horrores y sólo se digna a oírlos (que no escucharlos) casi a punta de pistola.

Aunque, pensándolo bien el juego de Moncloa parece inteligente. Estos días que quedan todos los partidos deberían andar con mucho tiento, estamos en tiempo de descuento pero la partida igñlesias sanchez riverano ha acabado. Como dicen algunos amigos futboleros, no hay posibilidad de remontada en caso de encajar el gol que supondría dejarse llevar por el uniformismo ese que proponen por la calle Génova al intentar cambiar el eje tradicional (y desfasado) izquierda-derecha por el de unionistas-separatistas en el que el PP se autoproclama abanderado. Todo muy digno de los contratos de adhesión en los que acabas firmando hasta la venta de tu alma, dejando entrever que estás con ellos o contra ellos (léase ELLOS como todo el orden constitucional y cósmico si se tercia). Todo esto junto con con una tasa de indecisos que puede rondar el 20% a semanas de las elecciones, deja claro que nada está decidido y hay que ir con mucho cuidado. ¿Algún cakeep-calm-and-dolce-far-niente-3ndidato de los que se presentan a las elecciones quiere que le incluyan en un proyecto con un presidente amortizado que se ha pasado toda la legislatura esperando a que caigan los higos de maduros en lugar de cogerlos del árbol?. Igual eso es algo que debieran plantearse los candidatos a las elecciones. Muévanse, demuestren que van a hacer si son presidentes, no vayamos a pensar en tener cuatro años más a un presidente doctorado en “ il dolce far niente” al que hasta le gobiernan los otros. En eso de la vida contemplativa el actual me parece que no tiene rival, ni siquiera Santa Teresa de Jesus, tan apreciada por nuestro Ministro de Interior.

La ciudad y los niños

Publicado: 3 noviembre, 2015 en actualité...
Etiquetas:, , , ,

No es que sea yo el abuelo cebolleta, ni me llega la edad ni las ganas de serlo, pero soy afortunado por haber nacido hace unas décadas en un pueblo (bueno, ciudad pequeña, no se me vayan a enfadar) y vivir esos días en los que saltábamos del cole a la calle a jugar a mil cosas, que ahora estarían prohibidas por wpid-img_20151103_110737.jpgpeligrosas, sin que nuestros padres nos pusiesen un GPS en la oreja. Jugábamos sin temor a que nos pase algo que no sea la colleja que nos podíamos llevar cuando le rompíamos el jarrón a la vecina de un balonazo mal dirigido. Jugábamos como si no hubiese un mañana, con la única interrupción de algún coche que pasaba y que nos hacía apartarnos un momentín (no sin antes ponernos a saltar ante él al grito de el que no pita no pasa, por supuesto). Era una época sin relojes inteligentes, vivíamos el presente, sin apenas deberes porque en el cole no se ensañaban. Era un tiempo en el que para hablar con alguien te acercabas a la puerta de su casa, llamabas y probabas suerte. No estábamos gordos aunque comíamos Phosquitos, simplemente porque no parábamos un segundo. Con el buen tiempo vivíamos en la calle, jugábamos con palos y columpios de hierro oxidado pero, oye, aquí estamos y creo que tan cerriles no hemos salido.

¿Y a santo de qué os estoy soltando todo esto? Pues resulta que hará unos días aterrizó en España para asistir a unas jornadas sobre Infancia y ciudad una de esas eminencias que, por sensato y modesto no parecen serlo. Me refiero a Francesco Tonucci (Frato para los amigos) quién se sorprendía al ver que aquí cartel20-novtodavía se pueden ver algunos niños por la calle. Oírlo me hizo recapacitar al respecto de lo que estamos haciendo a nuestros enanos, supongo que cuando crezcan y se enteren que allá por 1989 firmamos con gran pompa una de las mayores tomaduras de pelo de la historia llamada Convención de los Derechos del Niño se van a enfadar tanto con nosotros que los asilos de ancianos abandonados van a estar más concurridos que el Circuito de Cheste en pleno Moto GP porque ni siquiera aplicamos su artículo 12 en el que se nos dice que el niño tiene derecho a expresar su opinión y a que esta se tenga en cuenta en los asuntos que le afectan. Según Tonucci Escuchar a los niños es algo positivo para la sociedad porque las soluciones de los niños suelen beneficiar a todos, no solo a ellos ¿Alguien ha preguntado a nuestros hijos como quieren crecer?

Vivimos en ciudades muy organizadas (excepto cuando llueve que se arman unos cirios antológicos) que frato juegoestán diseñadas para alguien específico que Frato define como varón, adulto y trabajador pero que abandonan a los débiles, niños y ancianos, que ya ni se atreven a salir de casa porque es todo muy agresivo para ellos. Los coches lo han comido todo y existe el miedo a cualquier cosa.

Los niños necesitan jugar y moverse sin guardaespaldas, necesitan liberar su energía. Nos quejamos que andan un tanto fofos y blandengues o que se han disparado los casos de déficit de atención (TDA/H según diría la psicopedagoga @vanepuig) pero no conseguimos que puedan jugar sin ser víctimas de todos los miedos y fobias que les hemos creado.

Sin darnos cuenta estamos cortando las alas a nuestros hijos. Continuamos empeñados en que se dediquen a frato aprendercosas de provecho y que saquen buenas notas sin que nos importe si tenemos un Picasso pequeñito en casa. Después del cole intentamos apuntarles a actividades extraescolares para que se cansen y nos dejen en paz. Salen del cole, van a inglés, después vuelven y se encierran a hacer los doce trabajos de Hércules en forma de deberes, están destrozados, se sientan cara la tele y a dormir. Puede que ahí esté la clave del fracaso escolar. Según Frato, este niño cuando vaya el día después a clase no tendrá nada que contar, no le ha ocurrido nada especial, y así todos los niños de la clase. ¿Conclusión? El profe tira de libro y dejamos perder algo igual o más importante que las materias regladas, la enseñanza vivencial. No evolucionamos. ¿El resultado final? Unos adultos regordetes que, vale, pueden ser fantásticos abogados o médicos pero que estarán un tanto vacíos simplemente porque les amputaron su niñez.

frato avión