Archivos para septiembre, 2019

¡Hasta las narices!

Publicado: 17 septiembre, 2019 en actualité...

¡Hasta las narices! Con este grito me recibió ayer en la cafetería Paco. Mi amigo es de los internacionalque les gusta el “politiqueo” y la verdad es que oírlo gritar de semejante forma es más que preocupante. Según él es indignante ver como los partidos de izquierdas cantan la internacional al revés “ Dispersémonooos todooos…”(y se pone a cantar a voz de grito subido a una silla ante la mirada sorprendida del resto de los parroquianos) Razón no le falta.

Estamos un tanto hartos de ver como los líderes políticos pasan de sus partidos, tanto que 64630_sanchez_iglesias_serios.jpgsi preguntas a alguien que opina el PSOE de un pacto con quien sea no sabremos responder. Tan solo sabemos que Sánchez tiene verdadera fobia a juntarse con Iglesias, y al revés. Y ahí acaba la cosa porque no se preocupan de la sanidad, ni de la educación, ni de la ley de la Eutanasia. Sólo velan por  ellos mismos, sus pactos y sus cositas. El resto, lo que nos afecta a todos,  ya si eso lo dejamos para la primera semana que tenga tres sábados.

No les importamos nada (si eso un poquito, para la foto. Ahora que casi nos salen orihuelabranquias en la última DANA les han faltado piernas para aparecer con esa cara de sabios supermanes que vienen a salvarnos sin despeinarse, hacerse la foto y volver a sus moquetas mulliditas), ni a los partidos de izquierdas ni a los otros porque si te paras a pensar tampoco es que “las derechas” estén intentando salvar la situación, más bien están sentaditos como cuervos, viendo el espectáculo y comiendo palomitas a ver si de todo esto queda alguna carroña sabrosa a la que hincar el diente. Cómodo, ¿Verdad?.

Mientras escribo esto todavía estamos Paco y yo sentados con un café XXL, sin saber que el monarca ya ha anunciado que no hay candidato o sea que se repite la jugada del ex presidente barbudo que se escaqueó para no volver a perder y nos tocará volver a votar en Noviembre, aunque la verdad es que ya no importa, el daño está hecho. Pero esta vez más vale que no esperen los resultados que les gustarían porque eso de montar una subasta donde los lotes somos nosotros no nos gusta y al final no se si recordarán que somos nosotros los que dejamos la papeleta en la urna. ¿Cómo nos explicarán qué interés común hay en pasarse meses tirándose los cacharros a la cabeza como si fuesen Pimpinela mientras no se avanza nada?¿Porqué dejan pasar la oportunidad de formar un gobierno de izquierdas?¿Se atreverán a decirnos, con ese rostro más duro que el pedernal que se gastan, que la culpa es nuestra porque “no votamos bien”?¿Admitirá el PSOE que ha abierto la puerta para un posible gobierno de las derechas?¿Van a presentarse los mismos candidatos que han demostrado su total incompetencia para el diálogo, que al fin y al cabo es la política? Demasiadas preguntas.

Lo que parece claro es que en esta ocasión el electorado no está por la labor de unas nuevas elecciones. Como dice Paco, “hemos sido engañados… una vez más” o por lo 2019-09-16 (2)menos eso nos parece. Le conté que el sábado me borré de las listas que el censo facilita a los partidos políticos para el envío de propaganda. ¿Ah, pero no sabes que puede hacerse? Es muy fácil, te explico, has de ir a la web del INE y desaparecer de las listas (si quieres, pincha aquí y vas directo) Por lo menos con eso evitaré que gasten papel, sellos y que un cartero se deslome para hacerme llegar un fardo de papel mojado, todo porque una sarta de ególatras han sido incapaces de cumplir con su cometido por pura vanidad. No me malinterpretes, votar, votaré pero de verdad, no hace falta que se molesten en enviarme una sarta de promesas con la cara sonriente de unos personajes a los que no les apetece trabajar en lo que se les encomienda y se limitan a mirarse el ombligo jugando al “ahora te quiero, ahora te odio” mientras aquí seguimos sin encontrar soluciones a nada. Por cierto, alguien debería recordar a Iglesias y Sánchez que han muerto asesinadas tres mujeres a mientras ellos siguen sin ser capaces de sentarse a encontrar salidas a nada.

Anuncios

Igual va y hasta recuerdas aquella peli de Arnold Schwarzenegger (The Running Man si no recuerdo mal) en la que había un programa de televisión en el que unos condenados a 41468VTK0WL._SY445_muerte tenían que escapar de unos “cazadores” que los habían de liquidar para mayor regocijo de una audiencia enfervorecida con el espectáculo sádico y grotesco. Aunque bien pensado tampoco hace falta ser tan viejuno, al final es lo mismo que en “Los Juegos del Hambre”. En resumen, no muy distinto de lo que en historia nos contaron que eran los Circos Romanos, ¡si es que no evolucionamos!. Bien pensado igual va y es que a la especie esta le gusta el morbo por el morbo, debe ser que nos apasiona ver como el otro sufre o acaba mal para sentirse mejor. ¿Será que somos unos sádicos? Al final tendrán razón los que dicen que somos unas bestezuelas y de eso se valen ciertos medios de comunicación a la hora de hacer caja, porque al final todo se resume en sacar unos cuartos, como siempre.

Poco a poco nos van llevando a una sociedad en la que nos hemos vuelto adictos al

lmmarco33280516-dominical-706-caso-primer-coche-fiat-5160323172234-1458750361349

amarillismo y cuidado que esto funciona como las drogas. Cada vez necesitas más para sentir el “placer” porque a todo se acostumbra uno, también al tufo pestilente que destilan algunas redacciones, justo esas que seguro están en estos momentos afilando sus dientes para abalanzarse sobre el juicio sobre la muerte del pequeño Gabriel, todo sea por la audiencia fácil y barata.

¿Qué porqué vengo yo ahora con todo este rollo? Pues porque nos ha vuelto a suceder por enésima vez. Hemos tragado con que los medios de comunicación hayan transformado el 3428984_640pxdolor y la muerte de alguien en un puro espectáculo con la única intención de arramblar un par de puntos de share. Me explico. Resulta que como ya sabrás nos ha dejado una persona que nos hizo vibrar al conseguir una medalla en unas olimpiadas, una deportista que nos dio grandes momentos en los inviernos que la veíamos volar sobre la nieve. Pues bien, resulta que a algunos medios especializados en hurgar en la mugre sólo les ha importado, una vez más, el contarnos 300px-Rembrandt_-_The_Anatomy_Lesson_of_Dr_Nicolaes_Tulplo más escabrosamente posible los detalles de la muerte de Blanca. Dejando al semanario “El Caso” al nivel de la hojita parroquial, una vez más. Si por ellos fuese nos enseñaban la autopsia en plan “Lección de Anatomía” de Rembrandt. Todo sea por el click, el momento de apretar el botón de la tele, el respeto al dolor de la familia,  el de tener en cuenta los sentimientos o la consideración a la fallecida, ya si eso para otro rato.

Queda ya tan lejos el tiempo en que se valoraba respeto al prójimo que parece que era en otra glaciación cuando se redactaban unos obituarios en el que unos señores periodistas nos contaban quién era el fallecido y porqué merecía ser recordado, con eso bastaba. No hace falta más, sólo el recuerdo y el respeto al difunto y su familia. Pero bueno, es lo de siempre, si lo hacen es porque lo compramos. Vete a saber hasta donde llegará el asunto ¿No crees?

Personalmente prefiero quedarme con el recuerdo de aquellas carreras sobre la nieve, aquella sonrisa y el esfuerzo de toda una vida de deporte. Descansa en paz, Blanca. Espero que allá donde estés puedas encontrar toda la nieve pura necesaria para hacer una bajada inolvidable, como aquellas a las que nos acostumbraste. 

Los últimos días del verano

Publicado: 3 septiembre, 2019 en actualité...

Esta noche ha sido de tormenta en la playa. El viento silbando, los truenos y relámpagos en un mar picado y lleno de olas nos devolvían un espectáculo fascinante con un ambiente Joseph-Mallord-William-Turner-Il-naufragio-della-Minotauro-1793-Public-Domain-via-Wikipedia-Commons.jpgcomo de cuadro de Turner, me encanta mirar el mar en mitad de la tormenta, fascinante, amenazador aunque mis sentimientos son contradictorios al intentar imaginar que puede ser una mar brava a bordo de frágiles esquifes, sin rumbo y sin destino, pero claro, se empeñan en hacernos creer que esos seres humanos “no cuentan” y ¿sabes? Al final conseguirán que les creamos y entonces puede que seamos los próximos “invisibles” y querremos que nos escuchen.

La temperatura ha bajado como queriendo recordarnos que el paso de los días es imparable y que el verano ya nos deja. En nada los últimos “veraneantes” habrán abandonado el IMG_20190716_215702_344-1.jpgpaseo y los bosques de sombrillas desaparecerán sumidos en un estado de hibernación en cualquier rincón del trastero a la espera de la llegada de otro verano en el que volver a la atestada playa, siempre que la economía de la casa lo permita porque estos días parece que no nos acordemos de que son miles de familias las que este año no han podido desempolvarla y ni siquiera han podido salir de la ciudad vacía y desangelada un fin de semana.

En unos días las sombras se alargarán ganando la batalla al Sol y el silencio, roto alguna vez en casa por algo de Chopin  o Debussy(raro que es uno) borrará la música de los chiringuitos. esperan-lluvias-resto-dia_IECIMA20131101_0043_7Llegan las primeras lluvias que golpearán en el cristal  y marcharán los últimos turistas porque como cantaba Amaral “no quedan días de verano” (¿viejo? Pues te juro que esta mañana he escuchado en la escalera a alguien que tenía puesto al Dúo Dinámico con “El final del verano, es gente mayor que abandonaba el apartamento con unos enormes lagrimones en los ojos y se despide como si fuese el último año, ¿Quién sabe?). Devolverán la playa al mar que se la quedará, con su perpetuo rumor, en una soledad solo rota por alguno de los que nos acercaremos en invierno para pasear por la playa con cierta nostalgia y sumirnos en nuestros pensamientos. En unos días la vorágine habrá pasado y todo será un sueño, un recuerdo de los días largos de un verano que parecía no acabar nunca. Un recuerdo de esos que los niños no olvidarán y que quedarán en su memoria como los días más felices de sus vidas y que idealizarán hasta el infinito.

Los días de comer hasta hartarse y acampar en el chiringuito hasta las tantas darán paso a las tardes lluviosas en el comedor de casa, a la vuelta a la realidad del combate gris del día a día por seguir adelante. En un mundillo que cada vez más hostil porque parece que haya olvidado sus principios más básicos y en el que parece que todo el mundo haya olvidado a 1077019-N.JPGlos que de verdad resultan perjudicados de todo este espectáculo bochornoso que hemos vivido durante todo este verano que ha pasado en blanco. Seguimos sin actividad legislativa, continuamos a la bartola sin que se atiendan los problemas de aquellos que necesitan una ley que les facilite seguir haciendo algo tan legítimo como vivir. Ellos son los verdaderos perjudicados de no tener gobierno. Los economistas nos dirán que las finanzas se resienten pero parece que olviden que si no hay ayudas a los dependientes o subsidios a los parados (por mencionar alguno de los tropecientos frentes abiertos) no hace falta hablar de mucho más porque un gobierno que olvida a sus necesitados no merece ningún respeto. Espero que ellos, nuestros políticos también guarden sus tumbonas y sombrillas en el trastero y vuelvan a la ciudad, a hacer algo que parece que hayan olvidado, trabajar.