Archivos para septiembre, 2018

Y ahora Suecia

Publicado: 18 septiembre, 2018 en actualité...

Si yo ahora voy y digo Suecia, así a secas, a muchos de nosotros nos vendría a la cabeza, como no, IKEA. Porque claro, aquello debe ser como una gran tienda de muebles a lo bestia, con shutterstock_191780339renos, nieve, tundra y todo lo demás aunque vacío, muy vacío (son sólo unos 10 millones de habitantes, eso quiere decir que salen a muuucha nieve por barba) y eso que muchos de ellos, sobre todo ellas, fueron secuestradas por las películas esas de la caspa española de los años 70 en las que siempre era necesario que hubiese alguna sueca en la playa a la que cosificar (no creas que hemos avanzado tanto, trogloditas playeros quedan a capazos) ¿Qué hemos de hacerle?

Pero no todo en Suecia son muebles y señoras en bikini por Benidorm conduciendo un Volvo, también nos enseñaron a escuchar música por Spotify (¿cómo podía vivir yo 153511.jpg-c_215_290_x-f_jpg-q_x-xxyxx.jpgantes?), entramos en la era del móvil con Ericsson o hasta nos vendieron su ropa en H&M… Pero sobre todo todos hemos envidiado alguna vez su bienestar económico. Vale que pagan muchos impuestos pero a cambio disponen de un envidiado estado del bienestar, una sociedad muy abierta y tolerante (ya lo decían en las “pelis esas” de Esteso&Pajares, Alfredo Landa y toda la “troupe”) y  una tasa de  desempleo que apenas llega al 7%. Vamos, el paraíso.

Todo parecía ir miel sobre hojuelas, Suecia no era el problema. No lo era hasta que el otro día oímos un grito aterrador pero tristemente familiar en esta Europa que se nos cae a p03t7lh0pedazos “Suecia para los suecos”, chillaban con un discurso xenófobo y antieuropeista. Lo ví por la tele y la verdad es que me asustó. Temí que ganasen las elecciones, lo que significaría un paso más hacia el final que a este paso parece cantado. No lo consiguieron, pero haciendo valer el discurso del miedo al diferente han  multiplicado por tres sus resultados de 2003. No han ganado las elecciones pero puede que tengan la llave del gobierno. Ellos, los que hasta ahora eran unos apestados y que ahora parece que tienen cierto gancho entre nuestros jóvenes (No se si has visto una peli estrenada este año en La Berlinale llamada “When the war comes”, trata de unos jóvenes que montan un grupo paramilitar en Eslovenia ante las narices de todo el mundo. Si puedes no te la pierdas, es escalofriante pero real).  

Ahora en Suecia, ayer en Hungría, Eslovenia, Polonia, Trump a la otra parte del charco… ¿Qué nos está pasando?¿No hemos aprendido nada de una historia reciente llena de sangre y espantos?¿Cuanto tiempo más se Movimiento-de-Resistencia-Nórdico-03podrá ir parcheando esta situación?  Si no espabilamos llegará el momento en el que ganarán las elecciones, de hecho poco a poco lo van haciendo, y entonces todo habrá acabado. Seremos un amasijo de países que se dan la espalda unos a otros y de ahí a sacarnos los ojos los unos a los otros sólo va un paso que puede que se esté preparando mientras leemos esto.

Puede que pienses que soy un exagerado, o puede que no. Pero el caso es que el Parlamento Europeo ya ha tenido que aprobar, por primera vez en su historia y por una mayoría aplastante, una Consejo-Europeo.jpgresolución para sancionar al gobierno de Viktor Orban. Nada más y nada menos que por violar los Derechos Humanos de los emigrantes (si, aquí en Europa). Pero a pesar de todo la sanción no irá más allá de una regañina porque para hacer algo se necesita la unanimidad de todos los países y está claro que, por ejemplo Polonia, no votará contra su “amiguete” Ah! Y no olvidemos que nuestro muy civilizado, democrático y “masterizado” PP se ha puesto de perfil al respecto con tres votos a favor de Hungría, nueve abstenciones y tres que salieron huyendo. Ya me dirás si con ese panorama nos hace falta un nuevo partido Ultra en España. Preocupante, ¿verdad?  

Pero quizá el problema sea de los partidos tradicionales que por lo visto ya no nos ilusionan. O quizá seamos nosotros los que fallamos por apoyar indirectamente las políticas de “mirar hacia otra parte” de la UE. Puede que debiéramos prestar más atención a la tormenta que se está fraguando y usar con nuestros propios hijos las mejores de las armas posibles para evitar el desastre, la lectura, la educación y el diálogo. Nos va la vida en ello.

Anuncios

¡Viva el Rey!

Publicado: 11 septiembre, 2018 en actualité...

Me quedé poco menos que en estado de shock al oír al señor de los masters decir nosequé fb6f6e5d7ad0c92bd960df3750f447f436420673.jpegde integrar y normalizar la institución real. Como si no supiésemos todos que si la monarquía persiste es gracias al “misterio” que la envuelve. Eso de los reyes es como los magos del circo, si les quitas la pátina de “plus plus” y empiezan a mostrar los enredos con la suegra y las guerras de cuñados ya te digo yo que dura dos telediarios. Deberían aprender de los Windsor, ¿que uno de ellos se emparenta con la plebe? La abducen y en paz.

Nos decía el bueno de Casado que hemos de decir “Viva el Rey” en más ocasiones, no sé el-capitan-alatriste.jpgsi es necesaria la profunda reverencia y genuflexión ante el retrato de alguno de los CUATRO Reyes de los que disponemos en stock. Deberíamos preguntar al flamante presidente del PP a cual se refiere porque Perez-Reverte nos espetaría que la reverencia, mientras nos quitamos el sombrero de ala ancha con pluma, la hiciésemos a la voz de “vivan los reyes”.

Lo que no me queda claro es si a las 5:15 de la mañana (si, esas horas existen, las veo 8.jpgdemasiado a menudo y así me riega el cerebro) cuando estás a punto de salir “pa galeras”, a un trabajo ingrato y mal pagado que aguantas porque es lo que hay,  maldiciendo tu existencia con el cepillo de dientes en las manos como Escarlata O´Hara con el rábano también hemos de gritar “Viva el Rey” (seguramente tu vecino de rellano te lo agradece zapato en mano porque le has despertado a la prole).

Sin duda también hemos de alabar la figura del monarca cuando te persiguen por llegar un día tarde a pagar el diezmo de los autónomos, por dibujar viñetas, desahogarte en Twitter, cantar canciones más o menos acertadas o por cualquier cosa mientras los que se dedicaron a decirte que la justicia es igual para todos o te amenazaron por la tele cuando se te ocurrió desobedecer al ver llegar a Piolín y sus amigos,  se salen de rositas en sus desmanes “porque son inviolables” incluso después de jubilados. Si, sin duda también gritaremos “Viva el Rey”.

Nos desgañitaremos gritando “Viva el Rey” cuando nos muelan a impuestos mientras los Pulsera-España1.jpgde la pulserita en la muñeca se afanan en  hacernos saber que no están por la causa de  pagar ni un real más en impuestos,” que si el Estado necesita más “parné” para que no vayamos palmando por la calle que se las apañe como pueda”.  Gritaremos “viva el Rey” a los que no quieren saber que las desigualdades son cada vez mayores, y que un 20% de la población tiene tanto como el otro 80%, o que aquí, ellos, pagan menos de la media europea.

Diremos “Viva el Rey” cuando veamos la cola del paro, al vecino desahuciado, a la Ayuntamiento-recibido-solicitudes-ayuda_EDIIMA20151109_0727_1muchedumbre a la puerta del economato de Cáritas, a los que cortaron la luz pagada a precio de oro o a los que se gastaron la mitad del sueldo en gasoil porque su trabajo está lejos y no hay transporte público. Lo diremos porque estamos agradecidos a la labor social y la dedicación de una institución que se vuelca en “hacer nada” por sus siervos de la gleba.

Gritaremos “viva el rey” porque estamos contentos de volver a la Edad Media, época de vasallos y siervos donde depende de la suerte de tu cuna el que puedas vivir o no.  Porque nos alegra vivir en una sociedad cada vez más polarizada en la que demasiada gente ha gastar hasta el último de los esfuerzos en conseguir comer y llegar a final de mes, con suerte.

Vivimos en una época en la que los títulos han desbancado a la valía personal de cada uno, img_20160620_181232.jpgen la que parece que hemos olvidado que la alabanza del prójimo se ha de ganar con esfuerzo, día a día, minuto a minuto, con hechos, no con apariencias. Sólo cuando la institución se lo haya ganado deberíamos gritar muy fuerte eso de “Viva el Rey”, mientras tanto mejor nos guardamos los vivas para nuestros médicos, nuestros profesores, bomberos y todos aquellos que se parten la crisma cada día en intentar que nuestra existencia sea llevadera. Ellos si se merecen los “VIVAS” esos. ¿Se los damos?

Una invasión de mentira

Publicado: 4 septiembre, 2018 en actualité...

El otro día estaba conversando en el café con Paco. A Paco a veces le dá el día raro y se pone de parte de estos que construirían un muro enorme para que no entrase nadie o que 110715-europa-viableproponían dinamitar los Pirineos y hacer una zanja con cocodrilos, como le oí decir allá cuando los franceses nos tiraban los camiones de peras limoneras en la frontera. Hablábamos sobre si Rivera se está colando con eso de retirar los lazos amarillos que ha puesto la gente en sitios públicos, discutíamos sobre sobre si se cree con un 15357087451882.jpgderecho superior a quitar algo de un lugar que tampoco le pertenece y sobre todo si no será que se está empleando esto de los lacitos para provocar una nueva escalada de inestabilidad peligrosa, porque oye, tanto va el cántaro a la fuente… y en este caso igual se está abusando demasiado de los numeritos, por un bando y otro. Al final a algún descerebrado se le va a ir la mano y va a pasar algo gordo, más surrealista que se repartan mamporros en  una manifestación contra la violencia, entonces nos arrepentiremos.  

Pero bueno, la verdad es que lo que me preocupó bastante de lo que me decía mi amigo es que piensa como cada vez más gente en Europa, que todo es un problema de falta de concierto-chemnitz-kuAI--620x349@abc.jpg“sentimiento nacional”, como el de la emigración (me pedí otro café, porque esto iba para largo).  Lo preocupante es que igual que Paco, cada vez más gente se cree este sermón y eso se refleja en la llegada al Gobierno de una panda de políticos asilvestrados que ponen  en peligro el proyecto de una Europa que soñamos un día. Más que poner en peligro mejor sería decir que lo han enviado a tomar viento. Menos mal que todavía nos encontramos chispazos que hacen albergar esperanzas como la macro manifestación como de Chemnitz en la que se demostró a la extrema derecha que #NosotrosSomosMás y que todavía existe una mayoría de gente que cree que las personas están por delante de las políticas retrogradas. 

Grecia, la inestable Ucrania, Italia con La Liga Norte y el Cinco Estrellas, Hungría con su gobierno ultra capitaneado por Viktor Orbán, el mismo gobierno español que parece nadar entre dos img_20160308_143847.jpgaguas en temas tan importantes como que afectan al miles de personas, cada vez son más los gobiernos que se entregan al abandono de seres humanos. No entiendo como 79 años después de que Alemania invadiese a Polonia estamos de nuevo entrando en una escalada de sinrazón que nos va a llevar a un mal puerto sino lo paramos a tiempo. Nos hemos transformado en una panda de insolidarios acampados en el límite del racismo y con unas tendencias que se aproximan demasiado a aquello de la Europa de preguerra ¿no nos bastó y sobró con una vez?¿Es que no hemos aprendido nada?. 

Y lo más gracioso es lo que nos están vendiendo como la causa por la que debemos odiar a los que se juegan la vida por venir a intentar ganársela. Creo que nadie se cree la mentira IMG_20180611_171154.jpgesa de que vienen “para vivir a cuerpo de rey” o “vienen a quitarnos el trabajo”. ¿Guerra contra la inmigración porque es un peligro para la economía y pone en peligro el futuro? Mentira cochina! Nos cuentan que existe una verdadera avalancha, cosa que tampoco es verdad (ya ves tú que cosas). Todos saben que este 2018 estamos registrando el menor flujo migratorio desde 2005, según ACNUR. Aquel año entraron en nuestras fronteras más de un millón de inmigrantes, y este 2018 apenas si llevamos 43.000.  Ya me dirá Salvini, Orbán o todo el que le apetezca dónde está el gran drama que nos quieren hacer ver. 

Por otra parte, parece que no queramos aceptar la realidad, pura y dura. Aunque seas tan inhumano de no querer recordar la foto de Ayllan, ni ver la miseria y la penuria de miles IMG_20180611_174236.jpgde semejantes, ni querer ayudar un poco a los que están muriendo en el mar por intentar no hacerlo en su tierra por lo menos acepta que Europa necesita a los emigrantes como el comer, literalmente. Vivimos en un continente envejecido, con una tasa de natalidad que roza el ridículo y que va a necesitar de todos los que llegan y los que puedan llegar para poder sostener su esquema económico. Esos llegados son la mano de obra que necesitamos para que todo pueda seguir funcionando. ¿No lo estás viendo? ¿No será que la derechona prefiere tener menos gente para explotarla mejor? Fue en este momento cuando mi amigo Paco puso los ojos en blanco y se pidió una tila.