Archivos para enero, 2013

 Vaya, parece ser que en el mundo civilizado hasta los reyes se jubilan. Estoy estos días dándole vueltas a eso de la abdicación de la reina de Holanda, se marcha a los 75 años diciendo que su hijo de 45 ya está madurito como para ponerse a “trabajar”. Según la buena señora no es que esté cansada, claro ¡ni que recogiese patatas!, pero hay que dejar paso a las nuevas generaciones, igual se refiere a esas que Botella quiere disolver pero sospecho que va a ser que no. Existe una curiosa coincidencia entre las edades de nuestro monarca semifósil y su vástago respecto de los holandeses. Sólo en cuanto a las edades ya que ni en popularidad ni en voluntad se parece esta cosa que llamamos monarquía a aquella de los Orange. Dicen que le debemos nuestra gratitud y hasta nuestra alma a D. Juan Carlos desde la asonada aquella del Golpe de Estado. Vale, no diré nada, pero ¿hemos de estar pagando la misma factura, aguantando los reales bochornos, eternamente?

En Zarzuela se sorprenden de que la popularidad de la monarquía en Holanda está sobre el 80% y en España al 60% y bajando (ponga cara de cortesano S.XVIII o mejor de Esquilache, más premonitorio, en postura Pensador de Rodin). Igual tiene que ver algo eso de no montar sainetes o que en lugar de arramblar la pasta la ponen sobre la mesa, como se dijo que hizo la opulenta reina en el caso ING-NATIONALE (igual que Bankia¿no?), o puede que sea eso de aparentar normalidad hasta el punto de no andar al filo del conflicto diplomático por cuestiones familiares, recuérdese a Dª Sofía en Atenas visitando la tumba de su padre u otras aventurillas como Ruanda mientras el progenitor de la futura reina consorte, Máxima, se ausentó en la boda de su hija porque al ser ministro en la dictadura de Videla, en Argentina, pues no era mismo. No se yo si esas nimiedades tendrán algo que ver.

No podemos culpar a nuestro monarca por aferrarse al trono. Eso de no saber marcharse es un mal pandémico en España ¡no nos vamos ni con agua caliente! Vamos, que no sabemos retirarnos. Tanto Presidentes del Gobierno pasmados con ministros incapaces de todo menos de provocar agujeros autolucrativos como oposiciones cleptómanas con “escribidoras” bloggers inexistentes excepto para pasar el sombrero. Igual independentistas que igual tapan fotos del rey como cuentas negras igual que el carbón o señoras que viven de la política 30 años cambiando su discurso según se tercia pretendiendo dar lecciones de integridad Incluso empresarios arcaicos que quebrarán antes que retirarse. Todo menos dejar paso a la nueva sangre, aunque se tire con ello por la borda generaciones enteras que jamás podrán demostrar lo que valen.

Vamos, que no hemos de extrañarnos de lo que hace nuestro monarca, nosotros, la plebe, también vamos servidos, esto es el circo del ” más difícil todavía” y lo conseguimos. Estoy seguro de ello.

Ana Botella suprimiria las Nuevas Generaciones

venden el palacio de la Reina Sofía en Atenas

Amy Martin se reunió con el gerente del PSOE

Sabeis una cosa? Definitivamente hoy me cuesta mucho escribir este zapatillas, ando quemadillo por todo lo que nos acontece, y no me refiero solo al trasiego de sobres “por supuesto que inocentes”  del PP y compañía, envidia de Correos y Telégrafos, tampoco a la oleada de indultos “prêt- à-porter” a homicidas y evasores fiscales, ni siquiera por ver como se me caen los palos del sombrajo al descubrir que la Casa Real recupera sueldos de Monarca&Principito mientras recorta en los sueldos de sus funcionarios. Estoy harto de comprobar que no puedo enfermar porque se me trata casi como un delincuente y se me flagela a base de impuestos que nunca llenan las arcas ni la sed de los miserables que nos gobiernan al estilo dioses Maya a quienes hemos de ofrecer sacrificios de sangre a sabiendas de que son insaciables. Estoy harto de levantarme cada mañana esperando el palo que me va a llover de dónde menos me lo espere, de esperar a ver quién que me ha robado hoy o estar hasta el gorro de temer tanto todos los viernes al Consejo de Ministros como los protagonistas de Pesadilla en Elm Street a la siesta de las cuatro. Estamos hasta las narices de desvivirnos en el trabajo, los que aún tenemos, rozando la esclavitud y sin ningún tipo de gratificación personal y de que nos traten como a trastos inservibles, como a floreros cuando no hay flores que poner. NO ME DÁ LA GANA SEGUIR ASÍ! Definitivamente esa no es la senda a andar porque creo que no se han percatado de que para nosotros las cantidades económicas no son lo único que nos mueve, somos humanos, no como ellos, y tenemos otros valores además del “vil metal”, total, de ese nos han dejado tan escuálidos que no sabemos que és.

Nos cuentan cualquier cosa para distraernos. Que si unos sisaron en Andorra, que si otros se quieren independizar, que si otro tiene amantes. Todo cortinas de humo… Señores, ¿Para cuando dejaremos estar el “Salsa Rosa” y nos dedicaremos a currar, que es para lo que les pagamos? No nos apetece ya seguir escuchando las mismas patrañas que nos afectan en el ánimo de cada uno de nosotros. Nos afecta tanto que yo creo que ni tenemos fe ni nos queda voluntad para pensar que ni ustedes ni siquiera nosotros podemos, o lo que es peor, queremos salir de esta en la que dicen nos hemos metido, aunque pienso, de verdad, que nos han metido a la fuerza, bajo engaño, y algunos se forran con ello. Y desde aquí les advierto que otras sendas son posibles pero para tomarlas hemos de prescindir de ellos, se lo están ganando a pulso. Tan seguro como que ayer vimos cómo utilizan los frutos de SUS despilfarros para juguetear con SUS cochecitos en Castellón mientras nosotros permanecemos pasmados, ojipláticos y acogotados. Estamos tan hasta las narices que ya no tenemos nada que perder. Nosotros, la masa borrega, según los que nos gritan “Que se jodan!” (A. Fabra dixit), cuando ya no tenemos que perder hacemos que los que los que acaben perdiendo sean ellos, que sí lo tienen y bastante.

No va a tardar el día en el que nos levantemos con el pié izquierdo y acaben mal parados, no les hablo de violencia, eso jamás, no somos como ellos. Me viene a la cabeza aquella frase de “imagina que hay una guerra y no vamos nadie”, lo siento, no recuerdo de quién era. Pues eso. ¿Que pasaría si ya nos pasamos directamente a la Desobediencia Civil? Total, nada tenemos que perder, y lo que es más grave, nada tenemos que ganar siguiendo con esta calaña de gente que solo nos demuestra cada día que su único afán es la conjugación de los pronombres estilo Sabina “yo me mí contigo”.

Bólidos en el Aeroport de Castelló…

Yo, iluso de mí, pensaba que ya había visto todo tipo de excusas en esta vida, pero lo que me encontré el lunes en los periódicos ya rebasa toda la capacidad humana. Alucino con la cosa esta de “ no, no soy yo, es alguien que se llama como yo ”. Me deja anonadado la jeta monumental que pueden llegar a tener principitos acostumbrados al “ aquí no pasa nada ” como por lo visto son los vástagos Pujol crecidos a la sombra de papá Ubú President.

Estamos hartos ya de excusas baratas pero cúrrense esas excusas, señores, no nos tomen por imbéciles cretinoides. Aunque nos tengan ya avezados a tragar con carros y carretas tenemos un límite, oiga!. Estamos listos porque entre jugadores de Apalabrados conjugando la privatización de la sanidad en Madrid, gente en Cataluña que contempla como le brotan las cosas en unas sedes del partido que se financia por arte de abracadabra, gracias a que tienen el Cuerno de la Abundáncia y no lo saben, arrepentidos romeos, cazadores de elefantes que lo sienten y no volverán a cazar, vendedores de aeropuertos peatonales a precio de saldo pero que construimos a precio de platino iridiado, infantes consortes que trincan todo lo que les quepa en el saco y tienen el soberano rostro de decir que no pagan o hasta gente que se “autoexternaliza” los análisis clínicos de toda una comunidad autónoma tenemos el lote completo. No parece que este pozo tenga fondo!. Es para implorar asilo político en San Olaf, yendo en romería y de rodillas!.

Pero, la verdad, la excusa del “ ataque de los clones ” del Sr. Pujol se lleva la palma. No hubiese llegado nunca a pensar que nos diesen una explicación tan idiota ni una falta de respeto tan enorme hacia todos nosotros que hemos de ver como esa chorrada a él le funcionará y a nosotros no nos libraría del garrote vil ni el mismísimo arcángel San Miguel venido a la tierra para abogar por nosotros.

Eso sí, si después del chollo amnistía fiscal perpetrada por Montoro para mayor gloria de amigotes una persona en sus cabales nos suelta una bola tan desmesurada y se le acepta entonces, por favor, juguemos todos a lo mismo. Yo también creo que tengo por ahí a unos pocos infames que se llaman como yo, salteadores de caminos, atracadores y malversadores de fondos. Pero claro, vaya usted a hablar con ellos porque yo no he sido (musiquilla “ pío pío yo no he sio ”). Los que se han llevado la pasta han sido mis homónimos, ¿ no te jode ? (A. FabraStyle) Ah, y por cierto el que conducía mi coche cuando me multaron era una persona que se llamaba como yo, pero no era yo, así es que pagaré como vulgar Urdangarín y los puntos se los quita usted a Rita “la Cantaora”.

Esto solo puede entenderse en el mundo de Matrix. Que te persigue el fisco? Pues nada!, pon un clon en tu vida y que lo procesen!. Que este ya está gastado? Bah, por el mismo precio, sácate cinco o seis, si esto se puede retroalimentar hasta el infinito! Total, por lo visto siempre se encuentra a alguien llamado como tú al que colgarle el Sambenito y salir indemne a todo tipo de fechorías porqué, claro, esto tampoco lo he escrito yo, lo ha escrito un señor que no conozco pero que se llama como yo pero que es un rato díscolo y políticamente incorrecto. Menudo sinvergüenza!

Els Joglars, Ubú President

Mis Hijos, mis dobles, mi mujer…

Amnistía Fiscal

San Olaf

Urdangarín se opone a la fianza

Han pasado las fiestas, las comilonas y los polvorones así es que, a no ser que seamos potentados, nos hemos propuesto firmemente dejar de comer como diputados y volver al régimen del caldo de Pollo de sobre con ensalada, a la vida austera y monacal Benedictino Style que nos están brindando.

Este año lo de las Rebajas va a estar chungo, a no ser que las tiendas cuelguen un cartel de “DONACIONES!”. Las Rebajas hace tiempo que las llevamos incrustadas en el hipotálamo a golpe de martillo ¡ Pum, Pum, Pum! en todo nuestro cabezón. Interiorizadas a base de hacer malabarismos y equilibrios equiparables al Cirque du Soleil para conseguir amasar como Golum y gastar la miseria conseguida en cualquier idiotez que nos venden como imprescindible para poder ser algo en esta vida. Estoy pensando en los que tienen un flamante Iphone5 pero van mendigando Wi-Fi por todo el universo mundo o los que tienen un pedazo de coche que no usan por falta de gasolina y/o seguro. Que de haberlos hay los, como las Meigas.

Esta vez no abundarán aquellas pilas de objetos, anónimos en otras épocas del año y codiciadas como el oro estos días. Aquellas carreras, tumultos de gente amontonada mordiéndose una oreja para conseguir el suéter que está debajo del montón. Todo un amasijo de cuerpos, piernas y brazos luchando desaforadamente por alcanzar la montaña de artículos supervivientes a la campaña navideña. Eso era antes porque ahora, como no nos paguen por llevarnos las cosas no tengo muy claro ni cómo acarrearemos con el escuálido botín ya que viendo el precio que se ha puesto la gasolina creo que voy a acabar vendiendo un riñón, de rebajas eso sí, para desplazarme al trabajo a diario. Y a cuento de esto digo que el coche eléctrico no sé si es solución visto el precio de la electricidad, el transporte público cuesta un Potosí y trasladarme en bici los más de 40 Km (os juro que me lo he planteado) que me separan de mi trabajo es garantía, antes que nada, de atropello visto cómo se las gastan por esas carreteras de Dios, casi que me renta quedarme en casa. Hala ya me he desahogado. Sigamos.

¿Os acordais de la temida “ Cuesta de Enero?” Eso era antes porque ahora nos parece un chiste comparado con la ascensión al Monte Everest, descalcitos y en ropita interior que recorremos cargados con losas de plomo y en silencio. Subsistimos tristemente acostumbrados al “Pan y Agua” de la cárceles de los dibujos animados no a las palaciegas dónde “ veranean” o debieran pasar el Rato políticos y financieros que han pasado de estrellas a estrellados y aguardan su inminente salida, eso si llegan a entrar.

¿De verdad podemos seguir así? ¿ No debieramos abrir ventanas para que entre la luz y corra el aire? Si no lo hacemos nos vamos a aflixiar! En serio, sumidos en la oscuridad en la que estamos no vamos bien.

Podemos dejar atrás esta época siniestra mirando hacia otro lado, no por este camino sin retorno en el que nos llevan encajonados como reses en las películas del Oeste ya que si siempre seguimos el mismo trayecto siempre iremos al mismo lugar. Igual la solución está en un escenario en el que no estén los que se lucran con nuestro sufrimiento. No propongo la Tierra de Jauja, necesitamos evitar retroalimentar esta estafa a la que llamamos crisis. Volver a las cosas sencillas, una buena charla con la familia, unas risas con los amiguetes, un atardecer en calma, valores que no cotizan en bolsa pero que al final nos hacen más felices y más ricos. Al fin y a la postre, no será la primera vez, cuando se abandonó “el Patrón Oro” también parecía cosa de locos.

Sólo sugiero la vuelta a unos valores más humanos aunque dentro de un rato nos encontraremos en la pila de trapitos en rebajas del Zara y nos desollaremos vivos para conseguir unos pantalones. Porque glorificar a Amancio es la esencia humana, parece que estamos creados para ello. Somos incorregibles… o igual no tanto!

El abandono del Patrón Oro. El origen del caos financiero y del desempleo global

Amancio Ortega, tercera fortuna mundial

Pues bueno, hala. Un año más ya nos hemos tomado las uvas, deseado un buen tránsito, bebido y comido en exceso. Entramos en el año que no había de existir ya que ¿ no quedamos en que el mundo se crujía el 21 de Diciembre? Nada, timo Maya al canto! Supongo que hemos hecho todos balance para el cierre de 2012, ¿no? Casi todos, a no ser que seas rico, banquero o político, diremos que ha sido nefasto y hecatómbico pero seguro que vamos a recordar con cariño alguna de las cosas que nos han acontecido en el ya perpetuo “annus horribilis” que hemos dejado atrás, yo por lo menos lo haré, entre otras contadas cosas, teneros a vosotros como lectores de este blog, ver como ha ido creciendo este año y sobre todo, para mí, la venida de Andreu ha sido lo más, muchísimo más que el Gordo de la Lotería!

Otros que debieran haber hecho mejor que balance, propósito de enmienda y penitencia, continúan erre que erre intentando justificar su ausencia total de escrúpulos, su falsedad para con sus electores y su total falta de dignidad a la hora de gobernar que les lleva a continuar asustándonos con la venida del Coco, ese mismo Coco vestido de Bankio que ya está sentado en nuestra mesa, junto con su amigote el desánimo, para comer día sí y día también, dejando en la miseria a miles de familias aunque ellos, inmersos en su soberbia no lo han visto, así es que váyanse a engañar a otra parte que ya no se los cree ni el gato ¡Anda ya!.

También nos hemos tragado otros atracos y vilezas sin parangón, nos han saqueado la sanidad, cobrado por acceder a una Justicia a la que le han puesto gafas y trucado la balanza, nos han deseducado desde el ministerio, hemos visto como nuestros “Grandes de España” se lo llevaban crudo, Sus Señorías se han agenciado los Ipads, Iphones y todos los I-loquesea arramblables y hasta hemos visto como los #LladEROs entraban a saco en la RTVV o ahora en Telemadrid, amputando lo poco sano que había y quedándose con la podredumbre para así poder continuar con su cadena de expolio y asalto, siempre igual. Pero ya estamos hartícos de todo esto, ¿no?.

Eso sí, creo que este año acabado se ha abierto un camino que antes no veíamos entre la maleza. El movimiento, el no callarse, el empezar a cambiar las cosas desde cada uno de nosotros, el ver que es posible el cambio y que vamos a conseguirlo, cada día son más frecuentes las noticias que nos lo recuerdan, de hecho el sistema establecido empieza a colapsar y no sabemos si el próximo empujoncito será el último pero sí que vale la pena darlo. Plataformas como los de Stop Desahucio, Iaioflautas, gente como las víctimas de #LladEROs, el 15M, los cerrajeros de Pamplona y así cientos de voces que empiezan a clamar en mitad del desierto, un desierto que mira tú por dónde está más poblado de TimesSquare antes de ayer y ya no nos quedan fuerzas para callar.

Bueno, el caso es que el año ha finalizado, hemos conseguido salir vivos, no sé si reforzados o groguis, el caso es que vivos y ya sólo nos queda esperar que el 2013 nos dé la oportunidad de dar la vuelta a este desaguisado que tenemos encima de la mesa, estoy completamente convencido de que vamos a poder, convencido de que el 2013 puede ser el punto de inflexión hacia un mundo mucho más digno para todos en el que nos vamos a sacar la espina de inhumanidad que llevamos bien metida… de todos y cada uno de nosotros depende, por mi parte, vamos a ello porque poco tenemos que perder!

Así es que, como dicen mis compañeros deportistas..”Señores, AL LIO!”

Los cerrajeros de Pamplona no colaborarán en desahucios

La Presión popular ha logrado parar desahucio

Aumenta la presión sobre Gallardón para rebajar las tasas judiciales