Archivos para agosto, 2016

Ya me decían que no podría callarme, lo he ido intentando a lo largo de estos días porque se loteria-navidad-anuncio-verano-reasonwhy.es_.pngme hinchan las meninges y eso no es bueno. Además como dicen en Teruel “¿Dónde irá el buey que no are?”. Y por si eso no fuese poco algunos de vosotros me habíais preguntado si me pasaba algo porque no había dicho ni pio sobre el culebrón del verano y eso de que nos recordaran que existía el día de navidad estando en el chiringuito olímpico, como si fuese el anuncio de Loterías.

Vaya por delante que no creo que lleguemos a votar el 25 de Diciembre, no porque confíe en que se acabe esta tragicomedia, en un sentido u otro, sino porque por el bien de la sociedad se Cena.jpgdarán cuenta de que no podemos tragar con este chantaje sin nombre al que nos somete el señor de la barba diciendo “si no me aceptáis, votareis en Navidad y colgareis papeletas en el arbol” y conseguirán evitarlo, hay formas de conseguirlo. ¿A alguien se le pasa por la cabeza lo que saldría de una discusión en la cena de Nochebuena, en plena jornada de reflexión, entre cuñados, con turrones, gambas, vino peleón y pastelitos? Seguro que lo de Puerto Hurraco quedaría en un chiste. A más de cuatro se les podía ocurrir regar con cianuro el pavo de Navidad o apuntar a un ojo al descorchar la botella de cava.

Lo que si que resulta magistral es la jugarreta del experto en dejar pasar el tiempo hasta que mueran de asco los contrincantes. Eso de forzar la máquina para que no queden más narices rajoy-sobre-amarillo-reutersque convocar elecciones no parece que sea más que otra de esas trampas saduceas a que nos tiene acostumbrados y que al final, ni se sabe como, acaban saliéndole bien. De hecho ya han empezado a dar sus frutos porque con esto de la negociación con Ciudadanos ha conseguido ya cosas como rellenarnos el verano y llevarnos a estos días taciturnos en los que olemos el final del verano (poned al Duo Dinámico, please). Aparecen los coleccionables en los kioskos, lo vemos todo un poco menos luminoso, volvemos a la realidad, los días ya acortan y empezamos a tener menos ganas de caipirinhas.

Volviendo a lo de rellenarnos el verano. Los más veteranos seguro que recordamos cuando los periódicos en papel adelgazaban hasta el punto de que resultaba vergonzoso cobrarnos por enodollos y entonces inventaban suplementos para “hinchar”. Pues eso mismo me parece que ha sido lo de la negociación con Ciudadanos, un relleno para entretenernos que le va a costar carísimo a Rivera (a quién aunque diga que “se ha sacrificado” ya le quedaba menos credibilidad que al NoDo). El asunto es que si te paras a pensarlo fríamente nos ha ido pasando todo el verano en un asunto que no lleva a ninguna parte porque al final hemos llegado a la investidura. Mariano nos ha contado, con su cara indolente y sin despeinarse, un cuento-discurso hueco en el que promete justo lo que ha ido triturando durante estos cuatro años (pretende que le creamos). Mañana votarán y continuarán faltándole manitas en alto.

Pero también es verdad que si por una de aquellas a algunos diputados del PSOE les diese una maquiavelo.jpgapoplejía o sucumbiesen a la modorra de una investidura a las 4 de la tarde un verano, Mariano habría conseguido tener a un “tonto útil” al que cargarle el muerto del invierno que nos espera después de 4 años de gobierno sordo y despótico. Lo dicho, un maestro, ni a Nicolás de Maquiavelo se le ocurriría.

Pero el verdadero problema está en la otra parte, la desaparecida izquierda que parece diluida como un azucarillo en una piscina olímpica verde esmeralda de Rio. Nuestra izquierda ha memes-piscina-verde-8.jpg.jpegentrado en el juego de Mariano como ratón en una ratonera. Ha aceptado la posibilidad de sacar a pasear las urnas en Navidad, sin temer que los cuatro integristas que acudirán a votar acabarán dándole una flamante mayoría absoluta al PP que ha desmontado a Rivera porque, después del espectáculo, en Ciudadanos no se votarán ni ellos mismos. Lo que parece claro es que, bromas aparte, si llegamos a esto y vuelven a tener mayoría absoluta tendremos un problema serio con la picadora de carne. La jugada les habrá salido perfecta.

Todavía espero que pueda darse una mayoría que cambie el rumbo del barco (iluso que es uno), hay formas de evitar a Mariano. Pero si no es posible, toca asumir la derrota amarga y aprender de ella. Deberíamos entender que más vale un gobierno en minoría al que poder atar en corto que tener que sufrir otra ración de apisonadora, no lo aguantaríamos.

Hijos de una luna africana

Publicado: 23 agosto, 2016 en actualité...
Etiquetas:, , ,

Los humanos siempre hemos tendido a manifestar cierto temor o el rechazo al que es “diferente”, parece que necesitemos marcarlo, diferenciarlo y  hacemos todo un grotesco e inhumano circo al estilo del Hombre 650_1200Elefante y aquello de “La parada de los monstruos”. Nos asusta convivir con personas o situaciones que se escapan a la “normalidad” que nosotros mismos hemos establecido. Sabes muy bien de que hablo, todavía hoy en día existen en nuestras sociedades “civilizadas” demasiados casos de discriminación a personas por el simple hecho de no cumplir con el estereotipo establecido: homosexualidad, enfermedades poco frecuentes, etnia, aspecto o vete tú a saber, cualquier cosa parece que nos sirva para montarnos un “apartheid” a medida. Si a este asunto le unes el hecho de estar inmerso en una sociedad un tanto inmovilista (no tan distinta a la nuestra, no vayamos a creer) en la que la hechicería, la magia negra y la superstición todavía son habituales la desgracia está servida.

Los albinos son personas que padecen una deficiencia congénita que se caracteriza por la  ausencia de pigmentación, esto origina al que la padece enormes problemas cutáneos. Si en Europa las dificultades para los albinos son serias,  no podemos ni imaginar lo que puede suponer en África donde las personas de raza negra sin pigmentación (para entendernos, unos “negros muy blancos”) son vistos como unos seres extraños en su propia tierra a pesar de que, según los expertos, debido a la endogamia existen cuatro veces más casos de albinismo que en Europa. Esa deficiencia hace que la piel no tenga protección contra la radiación solar, algo que en los países desarrollados se puede más o menos, mitigar con el uso de cremas pero que en otros es un verdadero problema a pesar de que se hayan intentado cremas solares específicas.

Nacer “hijo de la luna” en África es una de las peores lacras con la que se puede venir al mundo. Además de los consabidos problemas médicos que llevan a la casi seguridad de social_revolution_psoter_1_2.jpgdesarrollar un cáncer de piel a lo largo de los 30 años de esperanza de vida de que disponen. Los albinos han de hacer frente a una grave amenaza que los hace objeto de una pesadilla que parece recortada de tiempos ancestrales. Se les persigue por culpa de creencias y supersticiones que en muchos casos les llevan a una muerte cruel y sin sentido, como si todavía estuviésemos en la Edad Media. Son atacados porque se les cree malditos (algo así como los lobishomes gallegos ) pero también porque se cree, para su desgracia, que son amuletos andantes para atraer la suerte (exactamente igual que una “pata de conejo” en algunas partes de España pero mucho más sádico). Esto es tan grave que lleva al punto de que en pueden llegar a ser asesinados y descuartizados (así, a lo vándalo). Son víctimas de  masacres porque un brazo puede valer 1000 euros y un cuerpo entero de un albino 60.000. Teniendo en cuenta esto podemos imaginar la caza que están sufriendo hoy en día, en pleno SXXI, tan solo porque su color de piel no es “acorde”.

En Europa no hubiésemos ni sospechado que todavía hoy en día se cometían este tipo de atrocidades porque, por lo visto, estas personas no merecen ni un recorte escondido en al.jpgcualquier periódico (incluso en papel). Si hemos podido llegar a saber de esto es gracias a documentales que hielan la sangre en pleno mes de agosto y que nos descubren una realidad tan cruda que no podemos llegar a creer. Pero sobre todo si sabemos algo es gracias a la labor de la primera parlamentaria albina en Tanzania, Al-Shaymaa Kwegyir, que está intentando que se conozca la barbaridad que padecen y consiguió que las autoridades de Tanzania (que es donde más casos conocidos existen) promulgasen en 2009 una ley en la que se se prohibía acudir a curanderos para buscar sanación. Pero esto en una sociedad en la que la hechicería está tan arraigada resulta insuficiente si previamente no se consigue, por parte de la comunidad internacional,  un cambio de conciencia social, una evolución en unas comunidades ancladas en el pasado.

Una crema protectora para albinos ‘made in Tanzania’

La historia de la Honorable Al Shaymaa J. Kwegyir

Challenging Africa’s albino stereotypes

Los blancos negros – Documental de RT sobre albinos en África

Apreciado Sr Trump

Publicado: 16 agosto, 2016 en actualité...

Apreciado Sr. Trump.

Vaya por delante que doy por sentado el hecho de que jamás va a leer esta carta pero es que soy así, si algo me inquieta o si de algo he de quejarme prefiero hacerlo directamente a la fuente de la inquietud, no vaya a ser que después el mensaje se tergiverse o se pierda con el uso de distintos correveidiles. ¿Sabe aquel juego de “el teléfono loco” al que jugábamos los niños pobres europeos como yo? Pues eso.

Bueno, a lo que íbamos. Usted que es un hombre valiente, casi un outsider, no entenderá si le digo que siempre he pensado que los humanos del montón (esos que no tenemos piel de lagarto bajo otra de látex) tenemos dos tipos de miedo por decir valgo, porque igual no sabe que muchos viven instalados al borde del pánico. El primero es el miedo a lo desconocido, que es el susto inevitable a aquello de “a ver que me encuentro”. El que se genera cuando, por ejemplo, cuando vas a cruzar una puerta en una más de esas miles de entrevistas de trabajo que padecen las personas normales esas que han de aguantar carros y carretas para que alguien le diga, con esa sonrisa sádica que usted conoce, “es que no eres lo que estamos buscando” y así hasta la próxima mientras el tiempo pasa, el paro se acaba y cada vez andamos más desanimados con esa sensación falsa de “no valgo” que al final te hace aceptar un trabajo en los trirremes de Caesar Augusto porque hay que alimentarse a uno mismo y a la prole en la que cada vez hay más gente, hijos, hermanos, suegras…. Ese miedo usted no lo conoce, para usted el miedo a lo desconocido seguramente se limitará al cosquilleo ese que se siente al ir a tirarse por una montaña rusa en un parque de atracciones. Bueno, ese sustito también me vale, a algunos hasta nos gusta.

Pero existe otro tipo de miedo. Es el que te da cuando ves venir la que se te viene encima y poco puedes hacer para evitarlo más que prepararseLarry Hagman para el porrazo. Usted Sr. Trump, con su oportunismo y sus maneras al más puro estilo J.R de Dallas, lamento comunicarle que está en ese segundo tipo de susto porque aunque no lo crea, aquí en Europa sabemos de discursos neocon como el suyo no nos vienen de nuevo porque ya hemos visto bastantes por estos andurriales y sabemos que puede pasar. Eso es lo que da miedo de usted, sabe tan bien como yo en que puede acabar esto y sigue explotando ese camino.

Me asustó cuando lo oí hablar de un muro, aquí conocimos uno y sabemos que pasó. Me dio pánico ver como sus muy estudiados discursos machistas, sexistas, xenófobos, llenos de violencia eran jaleados por miles de personas que estaban haciendo suyo su producto de márqueting perfecto y pidiendo que ese encarcele a Hillary con unas maneras que no se si me recordaban a unos con camisas negras o pardas. Me recorrió un gran escalofrío que todavía me dura.

Usted de venderse sabe mucho, es un maestro del oportunismo y lo demuestra dando Donald-Trump1.jpga la gente lo que quiere oír, lo que sus más bajos instintos quieren escuchar porque, como en Europa, están quemados por no llegar ni a pagar las facturas. Usted sabe manejar esa frustración y la utiliza en beneficio propio proponiendo como si fuese una novedad el retorno a la política de lo básico. El brillo de sus ojos le delata, Sr. Trump.

¿Que quiere que le diga? Me asusta la idea esa de “recuperar la dignidad americana” insinuando un gobierno con su estilo empresarial, despiadado y si hace falta, tramposo.

En un principio pensaba que lo suyo no sería más que un capricho de millonario pero confiscacion artecuando poco a poco vi como, valiendose de que el Partido Republicano está hecho unos zorros, se deshacía de sus contrincantes uno a uno, con unas formas agresivas, zafias y en las que valía todo. Fui dándome cuenta que estamos ante un gran peligro público, más que nada por las consecuencias que puede traernos el “desatar la bestia” que una sociedad al límite como la nuestra tiene dentro. De eso, Sr Trump, en el SXX ya hemos tenido demasiados y dolorosos ejemplos, no los reeditemos.

Ahora, que puede ganar las elecciones, mi sospecha se va transformando en miedo. En ese miedo del que sabe que usted, con sus maneras, no va a hacer nada en favor de la concordia. En lugar de eso puede destrozar la poca paz que nos queda en este devastado globo.

Espero, y lamento decírselo de esta forma, que al final la cordura se imponga entre el Hillary Clinton Holds Campaign Roundtable In Las Vegas

electorado y que no gane las elecciones. Hillary (a quien seguro que le tiene preparado un rosario de escándalos y descalificaciones) tampoco es santo de mi devoción pero entre el “susto o muerte” es humano elegir “susto”. De todas maneras, en caso de que continúe la pesadilla y salga victorioso, me gustaría que entendiese que ser presidente en USA no le habilita para hacer lo que le plazca. Desearía que comprendiese que el mundo no debería funcionar con los principios que usted defiende. Es mucho mejor partirse el espinazo por hacer de la convivencia y la dignidad social algo posible y deseable que optar por el camino de la violencia y la cerrazón. Ese camino ya lo hemos transitado demasiadas veces y sabemos que no lleva más que a la barbarie y la destrucción.

Recapacite, por favor.

Cerrado por vacaciones

Publicado: 2 agosto, 2016 en actualité...

wp-1470054115704.jpeg

Llega un momento en el que todos necesitamos desconectar unos días. Parar un poquitín para tomar aire y seguir adelante, a mí por lo menos me ha ocurrido este año. Ya que tenemos confianza he de reconocer que es verdad lo que algunos de vosotros me habéis comentado, se me nota un tanto quemado, pero he de decir que la temporada no ha sido para menos. Nos ha pasado de todo, hemos visto como nuestra antes alabada UE daba la espalda a los más necesitados, como en España seguimos instalados en el desastre social sin que nadie haga nada de verdad para remediarlo mientras nos dedicamos a repetir elecciones porque a nuestros partidos no les gusta lo que opinamos, transmitiendonos una extraña sensación de desesperanza.

Admito que esta temporada llegamos al límite y creo que es justo parar a descansar unos días para después volver con fuerzas renovadas. Os dejo por unos días aquí, en el blog, pero continuaré traginando como siempre por otros caminos. Me marcho huyendo de los calores del tristemente maltratado Mediterraneo, en el que creo que se nos van a derretir las piedras. Buscaré el fresco pero sobre todo intentaré reconstruirme a mi mismo gracias al poder reparador de los míos.

Sólo os pido una cosa, sed muy felices y disfrutad de los días de verano. No dejéis que estos días se transformen en más de lo mismo aunque en el Congreso se empeñen. Espero, de todo corazón que nos encontremos todos a la vuelta renovados y con ganas de darle la vuelta a toda la inmundicia. No pasaré lista pero se que estáis ahí y os aprecio.

Una cosa, puede que igual coincidamos por ahí -ojalá-, decidme algo y tendremos un café asegurado.

Feliz descanso!.