Archivos para diciembre, 2012

Hoy el Zapatillas se tiñe de luto, es por el negro de los ánimos que acaban de sembrar injustamente una vez más entre gente honrada, amigos muy respetables. ¿Es que aquí siempre pagan los mismos? No respondas que me deprimo.

Ante todo creo que este blog le debe un reconocimiento “per sécula seculórum” (amén) a una de esas personas por ser, en buena parte, su madre y a las madres hay que reconocerlas siempre, así es que por ella va hoy esto.

Hablo de currantes de RTVV, personas normales que han recibido o recibirán un frío e impersonal e-mail con una felicitación navideña un tanto siniestra. Se les notifica su despido. Así de impersonal lo que demuestra que sus jefes son cobardes hasta para escoger la forma de notificación. A no ser que lo hagan así para ahorrar, porque el mail es gratis, en cuyo caso agradecemos que no hayan recurrido al Whatsapp. El caso es que pagan ellos el pato de la gestión infame de quién ha malgastado todo su dinero y ahora busca chivos expiatorios entre quienes se han dejado su piel cada día intentando mantener a flote un barco podrido. Pero claro, los barcos podridos, sin capitán, a los que encima les van hurtando las piezas, es lo que tienen, se van a pique.

Esto sería algo injusto, reprobable y asqueroso ya por sí sólo pero es que va mucho más allá, ¡tres pueblos y dos aldeas más allá!. No sé si son quimeras propias pero claro, si nos cargamos departamentos enteros de profesionales, muchos de ellos imprescindibles, lo que consigues no va a ser precisamente el ahorro ya que vas a tener que subcontratar, “externalizar” en idioma prevaricador y por supuesto que esos “externos” serán onerosos amiguetes a los que lucrar en grado superlativo, músicos mercenarios que van a tocar únicamente las sinfonías que le gustan al señor que les mantiene. Se han fundido a honrados profesionales, entre ellos algunas que ahora no nombraré ya que ellas no quisieran que lo hiciese, con saña y alevosía, con cobardía, no porque fuesen prescindibles, sino porque digamos que no había “feeling” ideológico con la dirección del régimen. Así han conseguido que la RTVV (y ahora TeleMadrid) que debía ser de todos ahonde aún más en su función propagandística y que se aferre a un cierto sabor rancio y sectario, estilo No-Do perpetuo, “non stop”. El resultado es que RTVV es un mero panfleto como los que nos ponen en el parabrisas de nuestros coches, de esos que anuncian “poderoso vidente africano” papelejo sin sentido al que nadie debiera hacer caso.

Recuerdo no hace tanto, o igual es que soy muy viejo ya, cuando empezó RTVV en Valencià, llena de ilusión , con más voluntad que medios, una tele modesta pero ¡era la nuestra!. Recuerdo la alegría contagiosa de un programa infantil… (hala, no sigo por ahí que me pongo magdaleno).

Pues bien, llegaron los siniestros reyes de la comisión, los dioses de la imputación, maestros del chanchullo y transformaron lo que había en un “algo” tosco y gris, informe pero sobredimensionado, con el mismo toque que le han dado a todo. Infumable pero eso sí, carísimo e inviable de cabeza a pies hasta el punto de que ninguna comercializadora eléctrica se fía de ellos. Pero eso no es culpa de los amigos que van a ser ofrecidos en holocausto sino de los sátrapas que van a quedarse para seguir parasitando los restos del naufragio. Gente que es como el Rey Midas pero al revés, gente que transforma en podredumbre todo lo que toca porque es incapaz de mantener sus manos alejadas del oro. Verdaderas urracas vestidas de cuervo, saqueadores nocturnos a los que no les importa el daño que perpetren si ellos se llevan comisiones.

Eso sí, el tiempo es algo que pone a todos en su lugar. Y en serio, espero que más bien pronto que tarde, toda esta gente “depurada”, represaliada, encuentre un trabajo porqué son muy válidos todos ellos, por lo menos todos los que he tenido el placer de conocer, y que sus verdugos se consuman en el fuego eterno del averno (Hala, a lo San Vicente!).

Ahora ya, sin disfraces ni ironía. Deseo de corazón mucha suerte a todos los que os veis obligados a buscar nuevo puerto, la merecéis. Muchas gracias por todos vuestros años de trabajo y por vuestra lucha que no debe haber hecho más que empezar. #LladEROs

Canal 9: epitafis nostàlgics (en valencià)

Despidos en Radio 9

 

Parece que hace milenios y sólo puede que hayan pasado un par de lustros. El caso es que nadie recuerda ya los tiempos en los que se hacían cosas, aquellos maravillosos años en los que eramos ilusos o unos pardillos, según se mire. Nos alegrábamos por las cosas nuevas que íbamos construyendo entre todos, por los logros conseguidos más con el corazón que con la cartera. Eran tiempos que no sabemos muy bien a santo de qué degeneraron en esta especie de reino de Hades que sería la envidia de Dante. Nos engañaron como a chinos (tópico fuera de lugar, a Gao Pin me remito), nos vendieron la moto, un burro cojo y tuerto pintado con betún que nosotros compramos con avidez, en forma de malas chozas vestidas de palacete, en forma de way of life a tutiplén. Esos mismos que ahora nos sacuden más que a una alfombra desde las noticias cada día con infames declaraciones. Jugaron con nuestra avaricia y ganaron por K.O. Técnico en el primer Round.

Ahora, desde la gélida trinchera, con el alma a cachitos y la cuenta on the rocks, tiempos de tinieblas en los que empezamos a tener que luchar a cara de perro por nuestros derechos más básicos, en los que ya es un reto poder comer productos de marca blanca sin fenecer en el intento y la economía familiar es ya cosa propia de Houdini. Ahora recuerdo cuando eramos inocentes y no habíamos entregado nuestras almas a los cantos de las sirenas financieras ¡que encima desafinan! y que nos prometían el oro y el moro, pero nos han metido en la miseria inhumana y cruel en la que estamos inmersos, desnudos en mitad de la tormenta y a punto de despeñados desde una roca Tarpeya de una altura que ríete tú de Baumgartner. Son tiempos de modernos caballos del apocalipsis, expertos en la apropiación de lo ajeno, que entraron de puntillas cuando dormíamos un sueño inducido en el que creímos que habíamos alcanzado la felicidad por la que nos habíamos partido el espinazo trabajado. Y mientras estábamos en manos de Morfeo, sobados del todo, ellos se entregaban al saqueo, sigilosos primero y después en camiones trailer con remolque, ya sin disimulo y recurriendo a todos los ardides que les otorga su condición mafiosa, chantaje y extorsión incluida, si se tercia. Hemos sido sometidos al saco y encima el Sr Montoro con su cohorte sigue apretándonos como polos Flash de fresa, hemos vendido en rebajas nuestra vida, a precio de saldo, por un sueño que no es más que una pesadilla perpetua gracias a las ofrendas a banqueros manirrotos y ahora, intentan acabar con el poco jugo que nos queda privatizando todo lo que se mueva para mayor gloria de amigotes varios, mientras nos prometen LA SOLUCIÓN, así con mayúsculas. La solución al problema que ellos han creado con sus manitas y del que forman parte, la hipócrita solución que favorezca la vuelta al capítulo anterior, a la situación de espejismo en la que salen beneficiados, porque recordemos que en este grotesco casino la banca siempre gana.

Hoy el Zapatillas quiere ser un aullido en mitad de una ciénaga como la de Shrek pero en chungo, una propuesta a la búsqueda de la ilusión de las cosas sencillas, prácticas y claras. Como utopía no está mal, ¿eh?. Pero aunque no lo creamos tenemos intacto nuestro derecho a soñar, somos humanos, por tanto imperfectos pero con posibilidad de rectificar ya que dicen que es de sabios y si de verdad lo somos la posibilidad de rectificar estará en las urnas. Recordemos que esta panda está ahí porque la hemos puesto nosotros. Pero para corregir hemos de aprender de nuestros errores, asumirlos y estar dispuestos a proteger aquello que salvemos del naufragio ya que como sigamos repitiendo nuestros fallos, nos volverán a levantar la merienda fijo. Si no nos movilizamos juntos ya en busca de una solución propia y seguimos cumpliendo sus planes, maquiavélicos y traicioneros nos vamos irremisiblemente a tomar Fanta ad aeternam.

Nuestros valores no pueden ser los suyos, para nosotros las personas han de ser más importantes que las cifras. Deberíamos ser capaces de sentir que la vida es más que una cuenta bancaria o un trabajo semiesclavo, es posible, aunque nos parezca cosa de Lennon y su Imagine pero de cosas más raras se han dicho y la felicidad es algo apetecible.

Dentro de dos minutos cantará el gallo, seguiremos en la brecha un día más. Es la vida del que no sabe si este amanecer será el último pero que mantiene intacta la ilusión. Es la fuerza que nos queda, la que te da la sangre nueva llegada a la vida, por la que estás dispuesto a levantarte una vez y otra más y a gritar bien fuerte que los sueños pueden ser realidad y poco tenemos que perder… ¿quién se apunta?

          Es que no me saco de la mollera el razonamiento monclovita de la semana pasada, simplemente alucinante. Aunque es verdad que, diccionario de la RAE en mano, así, de refilón, la palabra “Aventura” pueda aceptarse para definir la situación de la gente que busca un empleo en cualquier parte de este universo mundo el uso de la misma no me parece que sea afortunada. La RAE acierta cuando nos dice que una Aventura es un “ acaecimiento, suceso o lance extraño ” ya que convendremos en que la situación rara es un rato porque quemarse las cejas estudiando para que te veas en la lista del INEM, “ telemática ”eso sí para que no se vean las colas, no es muy normal. También acierta la RAE cuando define que Aventura es “ Empresa de resultado incierto que presenta riesgos ” porque claro, a la fuerza hemos de volvernos Livingstones para acogernos al beneficio de la duda que presenta eso del resultado incierto ya que quedarnos aquí no va a tener nada de incierto, las estrecheces están aseguradas, oiga! A las cifras del paro de ayer me remito.

        Dicen que nuestros trabajadores salen al extranjero, ¡o al espacio exterior si se tercia!, inmersos de un incorregible espíritu aventurero al más puro estilo Tadeo Jones, o algo similar. ¿ Qué hemos de hacer? Parece ser que somos un país de desarraigados, gente que a la mínima, ZAS! nos largamos del lugar dejando todo atrás la familia, los amigos, el fútbol, la Belén Esteban… y nos vamos a tomar Fanta, así por gusto, por hobbie y placer por ver mundo, al estilo Phileas Fogg. Seguramente va a ser que nada tendrá que ver en todo esto el hecho de que aquí se ha vuelto imposible llevar a buen puerto eso de “ Ganarás el pan con el sudor de tu frente ”, y no creo que la frase bíblica se refiriese al calor estival, aunque sería mejor actualizar el aforismo y dejarlo en “ Ganarás el pan con el sudor de SU frente ” la del prójimo, mucho más actual y acertado si no ya me contareis si con los desmanes y saqueos de todo tipo que estamos viviendo no es mucho más apropiada la segunda formulación. Que asco!.

       Se me revuelven los higadillos cuando veo que esto se repite, tenemos que volver a “ Tomar las de Villadiego ” si queremos evitar la hambruna ya que aquí, para encontrar unos tiempos similares en los que ganarse las habichuelas fuese tan difícil creo que hemos de retrocer en el tiempo de Mariacastaña hasta adentrarnos en época de Pizarro, Cortés y toda la panda de conquistadores o quizá, según dirían hoy en Moncloa, unos boy scouts excursionistas con ganas de hacer turismo, que fueron en busca del Dorado o cualquier otra cosa que les hiciese ganarse las habichuelas. Porque hasta en los años 60´s, época de “ Vente a Alemania Pepe ”, se admitía el hecho de que la calamidad era tan grande que el currante tenía que huir despavorido en busca de ingresos que le permitiesen subsistir ya que aquí no había forma de llenar el puchero. El caso es que en la época de Cabeza de Vaca había posibilidad de encontrar oro o por lo menos desaparecer en paz , en la época de las vides francesas, se podía uno deslomar con las uvas, buenas o malas pero actualmente ni eso, el mal vicio de comer está poniéndose en chino por cualquier parte del mundo ya que la competencia por un puesto de trabajo es feroz por todas partes, hasta podría contarles el increible caso de un traductor murciano en el Tibet que se enfrentó a 400 personas de todas las nacionalidades para un puesto de intérprete de español a tiempo parcial en oficina de turismo!

          Eso sí, lo que sí hemos de alabar es la consecución de logros en materia de igualdad de oportunidades, las posibilidades de encontrar un trabajo en este país empiezan a ser idénticas para todos, titulados o no cualificados, hombres o mujeres, jóvenes o viejos, se han equiparado todos, las posibilidades tienden a CERO!. Es por esto por lo que la diferencia con los años de vendimia y dictadura es más que notable, antes solían emigrar trabajadores con poca cualificación y ahora huimos todos, con el consecuente perjuicio que supone la huida de un “JASP” a un tercer país que se va a beneficiar de su formación pero claro, esto es anecdótico. Seguro que la culpa es de la Universidad que forma a sus titulados en un espírito nómada digno de los pueblos Tuareg. Por lo visto no es un problema el hecho de que las generaciones preparadas que han de sacarnos de este lodazal estén obligadas a largarse lejos, dónde puedan encontrar un trabajo, el que sea, que les saque de la miseria o que les perpetúe en ella pero les permita comer ya que aquí lo tienen negro.

          La mano es de maestros tahures. Mientras consigan que el problema se reduzca a una mera anécdota a un chiste, a una mera “locura de juventud”, aunque de hecho emigre gente de todas las edades, total, como ahora jóvenes “semos” hasta los setecientos años (edad en la que acabaremos jubilándonos en las minas de carbón, si no al tiempo)… . Hasta que no dejemos de creernos que esto es una circunstáncia anecdótica, eventual, simpática, hasta que no veamos que este es un problema que nos va a tener lastrados por los siglos de los siglos, sin posibilidad de progreso no les exhortaremos seriamente a poner una solución y claro, continuarán consiguiendo sembrar el desánimo, la sensación de “no hay salida” entre nosotros, estado clave para que ellos continuen con su vorágine de opresión, estafa y saqueo colectivo.

       Os dejo por hoy, voy a comprar un sombrero y un látigo, Indiana me espera!

Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, Significado de “Aventura”

Toni Marí, un amigo “Aventurero” en México

JASP: Joven Aunque Sobradamente Preparado

Emigrantes en Suiza niegan ser aventureros