Posts etiquetados ‘Gobierno’

Este puente he conseguido, sin querer, hacerme a la idea de lo que padecen cada invierno 1,5 millones de hogares en España. El frío, la oscuridad de las noches, la pobreza energética es lo que sufren millones de personas aquí, en la esquina de casa, podría ser tu
IMG_20171212_111210.jpgvecino y tu sin enterarte. En mi caso la cosa se redujo a un par de días de estancia en una casa en la que no se había previsto el que alguien llegase con tropecientas estufas, entonces claro, saltan los plomos y te quedas a oscuras, nada más que resaltar. El verdadero problema llega cuando no es cosa de los plomos, es más bien cosa del frío pelón que puede llegar a hacer en invierno y tu no puedes hacer nada para evitar que se instale en tu propia casa. La sensación es terrible, os lo puedo asegurar, desde el otro día no se me olvidará en la vida esa sensación de no saber si entras en un baño o en una cámara frigorífica.


No voy a salir ahora con el topicazo navideño de la solidaridad transitoria y todo eso, aunque si con ello se solucionase algo, bienvenido sea. Sólo me refiero a que hace frío,
IMG_20171212_111235.jpgmucho, y el “frío pobre” es algo terrorífico. Se mete por las rendijas de la puerta, en los huesos, en la mente y en la dignidad del que lo padece. Debe ser duro ver como se tirita en casa, sepultados bajo varias mantas, mientras sientes la ignorancia del mundo que te rodea. Es el frío de una sociedad que no entiende lo que puede ser la pobreza energética simplemente porque no se ve por la calle y nos suena a un problema logístico, cuestión de recibos de los necesitados con los que ya lidiarán las ONG y que se arreglará con la instauración de unas políticas gubernamentales, es decir, que pasaremos frío por los siglos de los siglos si pensamos que los que están calentitos en sus despachos van a hacer algo por remediar lo que ni siquiera conocen y que no parece importarles demasiado porque están muy ocupados en agenciarse un sillón mullido y calentito en las energéticas, para cuando tengan que levantarse del suyo.


Resulta curioso que en el país europeo donde más sol tenemos seamos de los que menos IMG_20171212_110240.jpgaprovechamiento energético le saquemos. Resulta imperdonable ver que estamos pagando la electricidad a precio de oro (de las más caras de Europa) gracias a verdaderos cambalaches de las eléctricas con puertas giratorias. Y lo peor de todo es que seamos capaces de permitir el enriquecimiento desmesurado de las empresas mientras exista una sola casa helada como un iglú, en la que habita gente hipotérmica porque no tiene la fortuna de poder hacer frente a facturas hiperinfladas.


Este año, también en Navidad, van a existir casas donde los cubiertos estarán fríos, donde no habrá el grifo ese que lo tocas y quema, donde la ducha será un suplicio y el calor del IMG_20171212_110836.jpghogar quedará en una frase hecha. Lo habrá porque no somos capaces de entender la magnitud de la tragedia que padecen aquellos que no tienen con que calentar o iluminar sus casas, los que no van a ver a Ramonchu en las campanadas, ni el discurso del Rey porque la tele (si es que la hay) dejó de funcionar cuando pasó el señor de las tenazas.
Deberíamos hacer todos un día un experimento, a modo terapéutico, desconectar la luz de casa y hacernos una pequeña idea de lo que es vivir en pleno SXXI como en el XVIII. Yo lo he hecho estos días por puro accidente pero os aseguro que la experiencia ha sido de las que dejan huella. Hasta que no lo vives no sabes de qué habla toda esa gente que dice que tiene FRÍO (en mayúsculas) en un país que se supone moderno y civilizado.


Puede que el remedio pase por dejar que se enfríen los despachos de Moncloa, que se estropee la calefacción del Congreso o que hiele en Zarzuela. Os aseguro que al tercer día ya habría una solución al suplicio de millones de personas que pasan por la calle invisibles, heladas, con los dedos azules, sin que nuestros gobiernos hagan nada por impedirlo y sin que nosotros nos demos cuenta de que existen.

Anuncios

Supongo que estaremos todos de acuerdo si digo que el objetivo del terrorismo es justamente eso, crear terror, inseguridad e inestabilidad entre los que se supone que son sus víctimas. ¿Verdad que esto es una perogrullada del tamaño de un piano? Pues es algo que debemos Theresa-Maytener claro, no vaya a ser que algún gobierno, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid intente sacar algo de provecho convirtiéndose en subarrendatarios del terrorismo o algo parecido. Pero no seamos malpensados, puede que no hayan caído en que están dando la victoria al terrorismo cuando reaccionan amenazando los derechos humanos, lo que creo que le ha valido a Theresa May un gran bacatazo en las elecciones estas que había convocado para mayor gloria personal y que le ha salido rana. Igual lo del valor del pueblo británico ha resultado ser más que un tópico fraguado a bombazos en la II G.M..

Parece que no queramos admitir la cara que tiene el enemigo a batir, si no conseguimos ponerle rostro. Si no conocemos bien a lo que nos enfrentamos jamás vamos a conseguir vencer. Quizá sea el momento de ponernos serios porque la tormenta que nos viene encima The_enemy_is_here_by_ade89.jpgya arrecia. Me viene a la cabeza aquello de Sun Tzu en el “Arte de la Guerra” que decía “Por tanto, os digo: conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo y en cien batallas nunca serás derrotado”, empecemos por ahí. Si la segunda parte de la frase es complicada, imagínate la primera, “conócete a ti mismo”… ¡casi nada!. En la vieja Europa ya nos queda lejos el infierno en vida, la anulación del ser humano y la barbarie (aunque de la económica padecemos un rato largo), la hemos exportado lejos de nuestras fronteras y ya no comprendemos como los terroristas de Londres matarían a su madre por Alá, ¡y lo hacen en esos atentados que parece que no nos afecten, los que se producen lejos, ya han enviado a matar a sus hijos. ¿Seremos capaces de asumir ese infanciahoy.com_9366_692011_niño%20bomba.jpghorror cuando explote un niño bomba en nuestra casa?¿Podremos entender entonces la dimensión del infierno?. Entonces entenderemos que es imposible derrotar a quien parte de la derrota, que sabe que su victoria es imposible y está ya dispuesto a matar a su madre, a su hijo o a él mismo, simplemente porque todo le da igual. A esta gente no se la puede vencer entrando en su juego porque no hay jugador más osado que el que ya no tiene nada que ganar ni nada que perder, el que sólo espera a que acabe la partida.

Deberíamos tener claro que el terrorismo si no consigue crear miedo no es nada. Lo que consigan matando no vale para nada si nosotros reaccionamos sin miedo. Si nos mantenemos londres policia armadafirmes en nuestras libertades y los derechos que nos posibilitan nuestro modo de vida el terrorismo no podrá vencer. Pero deberíamos hacérselo ver a nuestros gobiernos porque nos alejan de la victoria cada vez que reaccionan de la forma que ha reaccionado Theresa May: amenazando los derechos humanos, amenazando nuestra esencia. No podemos consentir que nos diga que la protección de la libertad es un obstáculo para la seguridad y encima le aplaudamos. No podemos aceptar que se nos restrinjan nuestras libertades. Ahí está la victoria del terrorismo en que nuestros gobiernos nos acaben convirtiendo en la sociedad en la que nos quieren convertir, algo que no pueden hacer los terroristas por sí mismos por muchos atentados que nos hagan sufrir.

Los Gobiernos que recurren a la poda de Derechos puede que estén, involuntariamente (o no) enviando un mensaje que alienta al terrorismo. Les están diciendo que cada vez que nos terrormatan nos volvemos un poco más paranoicos, hasta que acabemos siendo una sociedad que ha entregado sus derechos, su democracia y está lista para transformarse en el infierno que ellos nos pretenden. Según algunos de nuestros gobiernos la renuncia a la libertad y a los derechos es la única forma de garantizar la seguridad. Mienten, la renuncia a nuestros derechos nos acerca un poco más al abismo y nos vuelve maleables para los gobiernos abusones. ¿No será que en realidad estamos luchando contra dos tipos de terrorismo?

Al final todo se puede reducir a una pregunta, ¿Queremos seguir viviendo en libertad, con la amenaza del terrorismo, o en una sociedad monstruosa en la que el Estado tenga el monopolio de nuestras existencias porque es dueño del terror, del miedo y de la violencia?. Nos toca decidir.

No se si no se había dado cuenta alguien en este universo, pero me parece que los socialistas andan un poco perdidos, tanto como un esquimal en mitad del desierto desiertodel Sahara. No se, igual son quimeras mías, pero el hecho de decidir acatar los mandatos de vete a saber quién y permitir, a pesar de que a sus bases no le hace ninguna gracia, un nuevo mandato de Rajoy no parece que ayude demasiado a dar una imagen de alternativa, ni de izquierdas, ni de partido, ni de nada que no sea una traición a su esencia. Por Ferráz estos días más bien parecen un grupo de gente que de tanto sacarse los ojos se han quedado ciegos. Ya nos explicarán como puede ser que por primera vez en España un partido de derechas alcanza la presidencia gracias al que, supuestamente, era de izquierdas cargándose el eje tradicional izquierda-derecha y encima gratis.  Mejor que se esfuercen en que lo entendamos porque de lo contrario me parece que igual, por pura ecología, nos podemos ahorrar imprimir tantas papeletas para las próximas elecciones (si es que las hay en los próximos cuarenta años, que yo ya dudo de todo).  Igual no han caido en que con esta maniobra corren el riesgo de que Mariano los plante en su jardín para siempre.  Además, en el mejor de los casos, no hacen más que aplazar el desastre, como los malos estudiantes que enferman el día del examen.

Han llegado a esta situación límite, sin fuerzas, sin credibilidad e inmersos en una batalla campal. ¡Menuda papeleta!. Pero no debemos olvidar que han sido ellos solitos los que se han metido en el camino a la perdición que igual les lleva hasta un cisma insalvable. Nos conviene  no perder de vista este dato no vaya a ser que intenten cargarnos el muerto al resto de los españoles.

Ellos solos son los que al borde de la explosión interna se han metido solitos en la ppsoeencruicijada y han decidido apoyar a Mariano (o abstenerse, que al final será lo mismo) aunque con ello no hayan hecho más que firmar aquello que ya nos temíamos del PPSOE y la Gran Coalición, enterrándose en vida ellos mismos y a sus militantes, que al final, son los que responderán ante sus amigos, conocidos y familiares. Han destruido su propio barco en alta mar con ellos dentro. No parece muy coherente, ¿verdad?.

Llegados a este punto ahora nos llegan llorando como si hubiesen pasado la tarde cebollapelando cebollas para intentar convencernos de que dejar paso a Mariano es la única opción posible. Puede que en este momento tengan razón, pero también es verdad que son ellos mismos los que han creado este escenario, con sus rencillas internas aireadas a los cuatro vientos y sus luchas de barro en las que han acabado agotados. Ahora quieren que nos traguemos que sacrifican más de un siglo de historia por “el bien de España”. Pero eso si, por  lo menos no nos vienen con el cuento de  aquello de la “Abstención técnica” para intentar hacernos creer que votan y no votan a la vez.

No deberíamos olvidar que hemos llegado aquí por su incompetencia y por sus pleitos ppe madde patio de colegio. Han traicionado a los que les votaron, que ahora están con los ojos como platos viendo como, al final, sus votos han servido a Mariano, quien ahora se cobrará sin duda, la recompensa por su victoria. Han apoyado  una política liberal de poda de derechos y a un partido plagado de causas judiciales. Volveremos, cuando corresponda, a votar y seguro que esto les va a pasar factura. Pero será la justa factura por sus actos.

¿Y del trabajo? Mejor ni hablamos, ¿verdad? Y en eso andamos, del trabajo ni hablamos no vaya a ser que nos demos cuenta que hay algo más allá de las elecciones. Con el silencio trabajo_8esconden que el paro continúa siendo una verdadera tragedia social sólo superada por el nuevo concepto de “trabajo casi esclavo” que suponen la mayoría de los nuevos contratos. Los que trabajan cada vez cobran menos mientras que los grandes directivos han subido sus retribuciones. Las pensiones peligran porque se han merendado la hucha y cada vez son más las pequeñas empresas que tiran la persiana, en silencio porque ya no salen por la tele. Parece que nos hayamos resignado a ser “Homo Curris”, de esos que trabajan como una mula, conocen a la familia través de fotografías mientras por la tele les hablan de “conciliación de la vida nosequé” y cobran un salario que no llega ni instaurando en casa una “economía de guerra” a base de pan y cebolla (antes, hace años, podían ir al cine y ¡hasta compraron una vez un bote de palomitas!).

Esto me decía Paco, tirado a orillas de un carajillo requemado como sus sueños. Se lo veía viejo, ajado, agotado más bien. Decía con voz cansada que no le queda vida pero que ya le da lo mismo, que en el trabajo cada vez le piden más y eso que sale reptando a casa, duerme un rato y vuelve a las galeras y hasta que ni siquiera se había enterado de que su hija había crecido y tenía un novio.

Yo pensaba que mi amigo había emigrado junto con dos millones de almas que han dejado nuevas-monedas-euro-felipe-vi-sexto-rey-de-españa-principe-felipe-2014todo atrás para intentar ganarse las habichuelas como “Homo Curris” en el extranjero. Pero esa es otra historia silenciada. Es la de millones de personas como tú y como yo desterradas y abandonadas para aparentar una recuperación que no llega a “los normales”. A algunos ni siquiera les han llegado las papeletas para el 20D y ahora que ya nos acercamos al 20J les pasará lo mismo. Parece como si alguien no quisiese que votasen. Igual es “para que no se cansen” porque eso de ejercer la democracia, según nuestro Rey, cansa, ¿sabéis?.

Este domingo será el día del trabajador, como todos los 1 de Mayo desde la consecución de la jornada de 8 horas (que risa, ¿verdad?) a costa de la sangre de “Los mártires de Chicago” y índicetantos otros a los que hemos olvidado. Pero la verdad es que deberíamos sentir vergüenza y esconder las cabezas como avestruces por permitir que timasen a nuestros hijos todo lo que consiguieron nuestros antepasados a costa de lucha y sangre (mucha) en materia de empleo y seguridad social. En pleno S.XXI parece que estemos volviendo a la “Cabaña del Tío Tom” ¿Que ha pasado?¿Como es que nos han lanzado los unos contra los otros usando, como siempre, el miedo como arma?¿Dónde estaban los sindicatos mientras el Gobierno se esforzaba en destruir los pocos derechos que quedaban a los “currantes” y a los pequeños empresarios, a los que también han aniquilado?

Los tiempos han cambiado para todos y los sindicatos (como muchas otras cosas) necesitan 20060722022000-tiempos-modernoscambios radicales para poder enfrentarse al austericidio y las políticas brutales que han sacudido a trabajadores, autónomos e incluso pequeños empresarios que al fin y la postre son la mayoría que hace girar la rueda. El caso es que los sindicatos necesitan adaptarse para poder llevar a cabo la función para la que fueron creados y que se ha visto desdibujada por aquello de que, en algunos casos, han llegado a parecer dudosas academias de formación al servicio de otros.

Visto hasta donde hemos llegado (y el rumbo que llevamos si esto no cambia) parece evidente salario mínimoque necesitamos ayuda y los sindicatos pueden volver a ser ese socorro. Eso sí, deberían reencontrase con sus orígenes, romper sus lazos con los gobiernos y defender de verdad a los trabajadores a los que se les ha arrancado la dignidad. Necesitamos que vuelvan a ser accesibles y combativos, que funcionen, porque a este paso, no me extrañaría que un año de estos en lugar de conmemorar el día del trabajador hagamos lo propio con “el día del esclavo”.

Le dije a mi amigo Eduardo que estoy hasta el gorro del sainete de los pactos y que ando muy quemado como para hablar del tema de forma más o menos comedida. Le pido disculpas, no
dadapuedo callarme. Ya se que estamos curados de espantos y que hemos perdido toda capacidad de sorpresa al ver los espectáculos dadaístas de nuestros políticos pero a este paso acabarán en el Libro Guiness de los Récords. A nada de la convocatoria de nuevas elecciones estamos en el patio de un colegio de aquellos de antes, de los de la EGB, en los que se demostraba que Darwin tenía razón en su Teoría de la evolución (ya sabemos, sólo el más apto sobrevive y todo eso) porque allí podía pasar de todo. En mi cole, donde eramos muy brutos, alguno podía volver a clase con un chichón en la cabeza o un ojo “a la funerala”.

El otro día, en el congreso, pudimos ver como la remota esperanza de un pacto que
ahuyente al marianismo saltaba por la ventana sin siquiera abrirla. lobo corriendoIglesias y Rivera se sacaban los ojos en público ante la desesperada mirada de Sánchez, que ya sentía que la corbata le apretaba demasiado y la cara de Rajoy que se frotaba las manos como el lobo de Caperucita ante un pollo “a l’ast”.

Este espectáculo sería hasta gracioso de no ser porque nos pasa una factura que no podemos pagar. Mientras esta gente pierde el tiempo en sus rencillas nosotros
triocontinuamos sufriendo el azote de un gobierno y una política que no nos merecemos nadie. Llevamos cuatro largos años de políticas destructivas para la gente “normal” que nos ha dejado en la ruina y la desesperación social (mucho más grave que la económica). Y eso parece que a ninguno de los tres personajes principales de este cuento les parece importar lo más mínimo. No parece afectarles que continuemos sufriendo un gobierno desatado que ni siquiera se digna a comparecer ante el Congreso hipoteca nuestro futuro y encima nos deja como colaboradores de crímenes de lesa humanidad al haber firmado una atrocidad contra los refugiados sin siquiera preguntarnos si estábamos de acuerdo.

El domingo por la tarde pudimos leer una carta seguida de algún tweet que parece que es el nuevo nombre del BOE (mira que cosas, también amordazado) en los que se rompía la wpid-1400049328.jpgposibilidad del pacto  a tres, enterrando toda posibilidad más o menos lógica de un gobierno diferente. Confieso que al ver esto llegué a pensar una tontería que todavía llevo en mi cabeza loca. Se me pasó por la mente que el PP había convencido ya a Cs y no hacían más que jugar “a pasar el tiempo” para presentar a Mariano el último día. ¿Mira que si al final sucediese?

Ahora, lo más seguro, es que lleguemos a unas nuevas elecciones en Junio (bufff que calorrr) en las que volveremos a sentinos como Bill Murray en “Atrapado en el tiempo” .
Los mismos nos pedirán el voto, con las mismas ideas pero esta vez sin aquella emoción que da ser “algo nuevo”. Nos pedirán que les votemos, tendrán la soberana cara de hormigón magefesa.jpgarmado de pedirnos que cambiemos NUESTRAS preferencias (las nuestras, las de los que decidimos en las fallidas elecciones de Diciembre) porque ELLOS son totalmente incapaces de tragarse sus egos e intentar hacer realidad el cambio pedimos la mayoría. Todavía les queda tiempo para dejar de tomarnos el pelo y entrar en razón (espero que lo hagan) pero puede que sea ya tarde porque si ni siquiera han sido capaces de hablar de forma civilizada y anteponer nuestros intereses a los suyos imaginate tú lo que podía ser un día a día en un gobierno estilo “olla express Magefesa”.

Ahora es cuando, muy a mi pesar, saco de nuevo la bola de cristal a pilas esa que guardo en una bolsa de rafia y digo va a ganar por mayoría el partido ese que se llama “abstención” porque casi nadie va a vencer la tentación de un día playero de junio, iremos a votar cuatro gatos, aunque espero equivocarme porque siempre digo que hay que votar porque después no se admiten reclamaciones (y lo mantengo).

Igual lo han conseguido, han logrado desengañarnos de “lo nuevo” y que nos parezca más de urnalo mismo, oportunistas esperando su momento a los que no parece que les importemos demasiado. Igual no han pensado en que perderán muchísimos votos porque les va a costar horrores que volvamos a creer en ellos. Ahora, visto lo visto, no les extrañe que el PP gane las elecciones sin haberse siquiera despeinado y nos continúe azotando por muchísimos años más con sus políticas austericidas. Con este lamentable espectáculo que nos ha llevado al hartazgo les han hecho la mejor campaña de la historia.

Convendría no olvidar, ahora que nos va a tocar elegir (o reelegir) un gobierno, que eso de legislar con tanta capacarga ideológica tiene efectos secundarios nocivos porque se centra el interés más en no acabar en las calderas de Pepe Botero que en el auténtico interés de los gobernados un país que, teóricamente, se dice aconfesional y moderno pero en el que los cardenales ataviados capa entre Superman y Lady Di  se permiten soltar sandeces contra los emigrantes y el “trigo limpio” sin que ocurra nada.

Al hilo de decisiones políticas tomadas más desde la ideología que pensando en “lo justo” me vienen a la cabeza barbaridades como el suplicio de la pequeña Andrea y el de sus padres que han tenido que sufrir un verdadero viacrucis al tener que recurrir a la justicia en una lucha desgarrada para que se reconozca su derecho a una muerte digna en pleno Siglo XXI, simplemente porque unos médicos se consejera xuntaaferraban a unas convicciones o vete a saber que. Al final los galenos han rectificado dejando que las cosas transcurrieran como debían, y por desgracia pero inevitablemente, la niña fallezca rodeada por los suyos. Pero no podemos olvidar que lo han hecho únicamente por temor al juez. Ah! y se ha cesado a la consejera de sanidad de la Xunta. Parece ser que con eso ya está todo arreglado. Un parche de cara al graderío, como siempre. El caso es que ha hecho falta todo este espectáculo para lo que resulta obvio, hacer caso a unos padres que han tenido que ver acrecentado el dolor de ver a su hija en estado terminal a pesar de estar apoyados por el Comité de Ética Asistencial a quién parece que los médicos no obedecían. ¿Quienes son para alargar el sufrimiento de nadie?

Como por aquí las cosas esas de la ideología nos gustan tanto, tenemos muchos más ejemplos. En Madrid, una juez ha condenado a la Consejera de Sanidad de Aguirre por interrumpir el tratamiento de reproducción asistida a una de las mujeres de una pareja de lesbianas, igual porque no le parecía bien la idea a ella (sustituya “ella” por el nombre que les apetezca). Por cierto, el Ministerio de Sanidad, que hizjaguaro la ley troglodita, se ha ido de rositas en este asunto por cuestiones de procedimiento. Dijimos que eso era cosa de Ana Mato, que si no entendía del asunto, que si el confeti del cumpleaños se le subía a la cabeza, que si “en ocasiones no veía Jaguares” o si era muy “así”. Pero la verdad es que ahora Alonso no ha hecho nada al respecto, simplemente porque tampoco tiene ni idea del asunto y lo que es peor, porque parece que no le importa un comino. Por lo visto a este señor le apetece más ir a pegarse de nuevo al PP de Euskadi, eso sí sin dejar el ministerio.

Pero la verdad es que no se muy bien de que nos sorprendemos, deberíamos estar vacunados contra el espanto ideológico. Después de la que padecimos con Wert y la nefasta Ley de Educación que nos ha dejado Jorge-Fernandezen herencia, porque de rectificarla ni hablamos. Después de ver a un Ministro del Interior ir condecorando vírgenes y amigotes varios, sin caer en que con esos actos lo que está haciendo es desprestigiar el mérito de la medalla y de paso a los que la merecieron de verdad, porque, se puede creer que tal Virgen es muy milagrera (allá cada uno con su creencia) pero de ahí a otorgarle la misma medalla que le niegas a quien se juega la vida desactivando bombas (por decir algo), va un mundo. Seguro que no han caído en ello.

Estos no son más que unos ejemplo de lo que estamos padeciendo con un gobierno al que no le importamos lo más mínimo y que nos desprecia con su indiferencia. Un Gobierno que todavía no ha comprendido que ciertas materias que requieren un tacto especial y un consenso duradero.

Existen ministerios que requieren de algo más que un político “de turno” al frente. Hay asuntos que no deben quedar en manos de cualquiera porque necesitan ir más allá de la huella ideológica del partido que gobierne (oye, tampoco estoy haciendo apología de la Tecnocracia, me da susto ese tipo de gobiernos porque suelen acabar en cosas más feas). Pero supongo que estaremos de acuerdo en que Sanidad Educación o Empleo no pueden quedar en manos de cualquiera y menos de una gente que nos demuestra, día a día, que no le importamos un pimiento.

Oye, ¿sabes que a la Mari, la del primero, su hombre le ha dao una somanta de palos que la ha dejao tiesa?

-A saber que habrá hecho la fulana” decía la pescaderA (pongo acento en la a de femenino) agitando el cuchillo de rebanar besugo estilo El Zorro…

Definitivamente somos un país violento, mucho. Vivimos una catástrofe que supera en cifras las del terrorismo sin que se haga nada serio al respecto, más que llorar a las víctimas un rato para olvidarlas en los telediarios 110715-europa-viablecuando se le ha exprimido todo el jugo a la noticia. Me apuntaría a aquello de que “África empieza en los Pirineos” pero seguro que en muchos países africanos respetan a las mujeres mucho más que aquí, no lo dudo. Tampoco diré que parecemos una sarta de trogloditas porque los que pintaban en la caverna solían adorar a las mujeres por eso de poder crear vida, al contrario de los expertos en destruirlas o arruinarlas para siempre. ¿Verdad que es para pararse y pensar seriamente en qué nos hemos convertido?.

Parece mentira que en pleno siglo XXI no espabilemos y sigamos lamentando un rosario de agresión y muerte. Igual, con eso de la “retroausteridad carcamal” de las políticas ahorrativas LowCost, va y queriendo o sin querer esposahemos desenterrado un demonio que no había sido enterrado o puede que seamos una cuadrilla de animales con todas las letras, no lo se. Lo que si se es que hemos vuelto, como mínimo, a la época esa del cine de barrio que le gusta tanto a nuestro ministro de cultura, a aquello de “la mujer en la cocina y con la pata quebrada” o salvajadas por el estilo que hasta han llegado tomar como natural algunas mujeres, como alguna edil de Málaga (la de las bragas en la mano) Que ya tiene narices, oiga.

Lo que sí parece claro es que teniendo en cuenta que el cerril no se nace sino que se hace, esto no se arregla sólo con el Código Penal (lástima señor Fdez-Díaz) ni aunque las penas se cumpliesen de verdad, sin “modelo Pantoja”. El Código Penal no es la solución porque funciona DESPUÉS, cuando no hay remedio, cuando ya niunamenostenemos una vida arruinada que lamentar. Lo que necesitamos es algo que funcione ANTES de que el salvaje se haya llevado por delante a su mujer, novia, pareja o como se quiera llamar. Hace falta una verdadera reeducación en la igualdad y no violencia para reconvertir una sociedad que parece que ha normalizado la barbarie. Adelantaríamos mucho si por lo menos tuviésemos un Gobierno que no estuviese centrado en sus chanchullos y no se valiese de eso de que el pueblo borrego es más maleable. Y si además en Moncloa manifestasen un mínimo interés por la cultura, y no la dinamitasen estilo ISIS con un IVA de magnitudes siderales, ya sería la bomba.

Pero ni con esto bastaría. Necesitamos urgentemente la colaboración de lo único que en este país llega a todas mingpartes (admitámoslo, lamentable pero real) LA TELE. Si en televisión no se dedicasen al morbo informativo en el que puede que se estén dando ideas a mentes perturbadas y se fomentase el respeto dejando de emitir mujeres florero dinastía Ming, o por lo menos se abstuviesen de la apología del electroencefalograma plano que está calando como agua en escayola entre nuestros jóvenes que ven como el “sincerebrismo” es una vía de éxito otro gallo nos cantaría. Pero claro, eso no hace caja, que es a lo que vamos, ¿verdad?.

Mientras tanto, continuaremos con el dolor y muerte. Muertes que nos llenan de ira y rabia pero olvidamos cuando nos hipnotizan con cualquier tontería porque parece que todo valga en estos casos. Nos aterrorizan con tumblr_n70v1gIxaj1s9y3qio1_r1_1280la ruptura de España, hemos adelantado la liga una semana, lo que se tercie. El caso es que el país ya va a entrar en modo “hibernación futbolera”, estamos perdidos. Dejaremos de hablar de las muertes salvajes y crueles, dejaremos de hablar de la apología de la violencia contra los animales, dejaremos de ver como nuestros montes se queman con una ley del ladrillazo, dejaremos de… tantas cosas que se van a diluir con la vuelta a la rutina… Pero ¿De verdad vamos a dejar sin solución el problema de nuestras mujeres, NUESTRO problema? No. Este verano no, nuestra sociedad no podría soportarlo, por favor, #NI UNA MENOS!.

Resulta sangrante leer que mientras nos dicen que el PIB ya crece a un ritmo más alto que la media de Europa y imagen-8-portada-de-la-cabana-del-tio-tomque cada vez tenemos más trabajo (aunque no nos digan las condiciones de ese trabajo propio de los campos de algodón). El número de hogares en este país que están “a dos velas” no para de aumentar. Según la EPA, ya son más de 770.000 hogares (una barbaridad) en los que no entra ni un clavo al mes, ni pensión, ni sueldo, ni subsidio… nada.

Lo peor de todo es la naturalidad con la que estamos aceptando esta tragedia. Parece que tengamos asumido eso de que nuestros vecinos (o puede que mañana nosotros mismos), mueran de hambre. Empezando por el partido en el gobierno que encima de no ver esa realidad se cuelga medallas diciendo que su gestión nos está sacando de pobres mientras es eso justamente lo que producen a velocidades propias de una cadena de montaje, pobres. Igual conlo de la recuperación  se refieren a ellos mismos porque me parece que los que, cada vez más, sufren los efectos secundarios tan horrorosos como la exclusión invisible no opinan lo mismo.

Desde que comenzó esta catástrofe inducida a la que no llamamos crisis. El número de ricos no para de crecer en España, pero también lo hace el de aquellos que ya sólo pueden recurrir a la beneficencia. indigenteLa situación es paradójica, mientras cada vez más gente queda excluida y sin recursos, la misma política, en la otra orilla, engorda a los ricos. Es como si la desigualdad no fuese accidental sino que la consecuencia de una política que está creando, no se yo si hasta intencionalmente, dos mundos cada vez más separados entre sí, cada vez más distantes, más radicalizados.

La radicalización de dos sociedades distintas en la que una, la de “La buena estirpe” mariana, pretende controlar a la otra  puede que sea la causa oculta de las bárbaras leyes con que nos están JUSTIC~2atizando, ya no tengo claro si nos temen o nos odian. Este gobierno se empeña en sacar adelante usando el mazo de su mayoría absoluta unas leyes que no comparte nadie más y que sabemos que se derogarán cuando se marchen (si lo hacen alguna vez). Como ejemplo, por decir algo, la prisión permanente revisable (especie de cadena perpétua para los mundanos), la ley de seguridad ciudadana (Alias mordaza) que posibilita multas que arruinan a alguien por dos vidas sin que siquiera el juez pueda decir ni pio…(poned en la línea de puntos la que queráis y que os toque la moral)

Eso me lleva a pensar algo terrorífico. Si cada vez estamos más seguros de que la violencia no es simpsonsel camino y no somos violentos. Entonces, ¿A qué teme esta gente?¿Porqué nos quieren atizar y someter a base de leyes duras y miseria? Al final me voy a volver conspiranóico y pensaré que todo esto es una maniobra para acabar de arramblar con todo, para someternos y llevarse no sólo el dinero ni el trabajo, ni la producción sino también la libertad y la dignidad que nos corresponde y hasta el alma si se tercia. Nada, pensamientos extraños de uno, puede que a causa del calor asfixiante de estos días. Supongo que me afecta al cerebro…

Sabemos que el partido en el Gobierno vive un descalabro que ya rozaría lo cómico si no es porque deja claro que tiene un capitán totalmente incapaz de gobernar su barco y que, mira tú por donde, da la casualidad de que es presidente en un gobierno impávido que nos lleva derechitos rumbo a ninguna parte con paso firme y decidido.

Sospechábamos que lo de los escrúpulos no es lo suyo y que será capaz de lo que sea a cambio de salvar La_verbena_de_la_palomalos muebles, pase lo que pase y aunque tenga que fundir a su fiel Cospe. Por fin han puesto el huevo y sabemos el cartel para Madrid. El ayuntamiento para Aguirre (o la cólera de Dios, tonterías mías) y la comunidad para Cifuentes, propio de la “Verbena de la Paloma” si no es porque las dos son rubias. Ya pueden temblar los guardias de proximidad y todos aquellos a los que se les pase por su cabecita loca manifestarse a pesar de las prohibiciones, aunque vayan vestidos de Dior.

Parece que por Génova andan algo desesperadillos con las próximas elecciones como para dejar la candidatura a la Villa y Corte a Esperanza, la opositora, el verso libre, la contestataria, la vuelta de tuerca más allá en el neoliberalismo troglodítico patrio que al final acaba afectándonos a todos. Una persona tan ahorrativa que es capaz de hacernos creer que abandonará el palacete de Gallardón I (ese Spain is differentque costó lo que no está escrito) por la vuelta a la Casa de la Villa, más recatada pero a la que verás como le hará falta una remodelación para dejarla tan “chic” como ella, por supuesto. Esperanza hubiese sido apartada por cualquier partido político en el mundo civilizado por su incompetencia ante la corrupción generalizada en el PP de Madrid (y de toda España, pero puede que no tenga la culpa de esa) y más aún por su incidente con la policía (pobres guardias, deben estar tomando ya tortillas de tranquilizantes, por si acaso), aquí en cambio se la aúpa a la candidatura a la alcaldía, “spain is different”, todavía.

Pero esta situación no es exclusiva de Madrid, una vez más nuestro presidente no se moja ni bajo la ducha. Aquí, en Valencia nos presenta como candidato a un Presidente de la Generalitat impuesto a rita fabradedocracia, que no conecta con nadie, ni propios ni extraños y que se mimetiza tanto con la gente como puede hacerlo un pingüino en mitad del Sahara. ¿En el ayuntamiento? Nada nuevo bajo el sol. Nos promete el cambio con lo mismo, la impertérrita Rita, la trasnochada del caloret que se ha transformado en un esperpento fuera de lugar, quemada a fuerza de los lustros que parecen siglos transcurridos, pero ahí sigue, a este paso van a tener que momificarla en el sillón de la alcaldía.

La verdad es que Rajoy me recuerda cada vez más a un tragabolas de feria si se trata de conseguir votos. lote_52204Nos lo ha demostrado en infinidad de ocasiones, el problema es que ha transformado su partido en una casa de locos o una novelita de gansters cutres y eso al final acabamos pagándolo todos, simpatizantes o no. Ignacio González, defenestrado en una operación propia de la T.I.A. de Mortadelo y Filemón (aunque, como todos, se niega a dimitir). Aguirre (la opositora, no olvidemos) hinchada como un pavo picoteando a Mari Cospe, y preparándose ya para hecatombe post-electoral que se espera (Al PP no lo conocerá ni su santa madre). Rus nervioso con Fabra, descontentos en “provincias”, voces indignadas que amordazar, imputados por todas partes, Gurteles por aquí, financiaciones por allá. Pero Rajoy, como siempre, por encima del bien y del mal, en su mundo, pétreo como el Moisés de Miguel Ángel, psicópata perdido sin poder empatizar más allá del plasma. Es incapaz de un gesto ya no con nosotros (aunque se salga el Ebro e inunde medio país) sino siquiera con los suyos. Continuará aplicando su receta de siempre, esperar a que muera de asco el otro, fiel a aquello de ¿para qué subir al árbol a por las peras pudiendo esperar a que maduren y caigan?. Sólo falta saber, ahora que se acercan las elecciones si nosotros tendremos más aguante que él, si seguiremos como siempre o cambiaremos el guión.

Pues bueno, ya llegó Syriza y no se ha armado la de Troya (segunda edición), no han sonado de golpe las trompetas del apocalipsis, ni siquiera el pitido de una triste vuvuzela de esas que Trompetassobrevivieron al Mundial de Sudáfrica. El caso es que las bolsas no se han desfondado esparramando acciones por el suelo como las del supermercado (las únicas que manejo) suelen hacerlo con la compra de la semana. Tampoco ha acabado la civilización como poco les faltó decir que ocurriría a los “maestros en democracia” de Bruselas y alrededores, los mismos déspotas que nos soltaron en Davos el otro día que ‘Hay que educar al pueblo para que vote al líder correcto’. Se cargan la esencia de la democracia y se quedan tan panchos, a mí personalmente, me dejaron helado como un Tuareg en Alaska, si me pinchan no me sacan sangre.

Syryza ha empezado su andadura. Ya hemos visto unos pequeños actos que parecen tonterias pero que bien entendidos hacen temblar los cimientos de lo establecido, hasta el punto de que se wpid-wp-1422385075071.jpegha visto al ex-primer ministro Samarás corriendo por el Peloponeso, a lo Filipides, huyendo como comadreja para no cruzarse con su sucesor por los pasillos. El primer golpe puede pasar desapercibido pero tiene un gran trasfondo. La amiga @beatricededante (a quién recomiendo que sigáis) me puso alerta en uno de sus tuits, Alexis Tsipras ha jurado el cargo sin la presencia del poder religioso. Es la primera vez en la historia de Grecia que el primer ministro jura sin corbata (horror! Llamad a Valentinoooo) y sin la presencia del Arzobispo de Atenas para después acercarse con unas flores donde el monumento a los partisanos que se enfrentaron a los Nazis, los mismos que han sido reiteradamente B8SAmODCIAAo6pjolvidados por los gobiernos conservadores. Con este acto el nuevo primer ministro deja clara su intención de sacudir el polvo, algo que ya dejó claro en su discurso post elecciones, cuando dejó blancos, como cirios de procesión, a la Troika gritándoles que son historia y B8S9_mAIcAItlh2que Grecia quiere seguir su propio camino. Veremos si eso llega a ser verdad porque en Bruselas, como nos dijo uno de sus guiñoles, nos quieren hacer ver eso como una bravuconada propia de la borrachera del recuento electoral y que le darán para el pelo.

El lunes nos sorprendió con un matrimonio que no salió en las revistas del corazón ni en el Sálvame, un pacto con la derecha nacionalista. A priori este pacto parece condenado a acabar como el “rosario de la aurora ya que los dos socios se parecen a priori efe_20150126_104506_pa1426_3570_1como un huevo a una castaña. Seguro que en Bruselas gritaron “Estos griegos están locos” y se partieron la caja a base de risas. Pero si te paras a pensar en quienes son ANEL la cosa cambia, Syriza y Anel coinciden, en lo fundamental: El nacionalismo, la idea de no pagar la deuda pública y el deseo de parar las demoliciones impuestas por la Troika. Por eso parece que les que les haya resultado sencillo alcanzar un acuerdo para formar una coalición. De hecho, Tsipras, quién no es precisamente tonto (aunque nos lo quieran pintar como un descerebrado), empezó la ronda de contactos con Anel cambiando la idea de Izquierda-Derecha por la de Troika-Antitroika,RecTroika más práctica y razonable visto la que se le viene encima y que va a tener que pelearse mucho contra los cabezotas alemanes empeñados a llevarse hasta el yogur griego. Por otra parte, pactando con la derecha, complace a Rajoy que le pidió estabilidad (léase con ironía y sarcasmo) ya que, en principio, se asegura un poco de paz porque este pacto abarca a una mayor parte del electorado. Ya me gustaría a mí que aquí pasase un tanto de lo mismo y olvidasen la idea de coalición con el único interés puesto en el saqueo que sufrimos legislatura tras legislatura.

Una cosa que si podemos reprochar es la formación del nuevo gobierno. Vale, muy modernos, muy “progres” pero ¿Dónde está la representación femenina? Me parece muy contradictorio rodearse sólo de hombres si lo que se busca es un mundo diferente. La representación femenina en un gobierno moderno es obligatoria, no por unas cuotas de paridad machistas que buscan la justificación como sea, sino por la verdadera valía de la mujer en un gobierno, seguro que podía nombrar una gran ministra y no limitarse a dejarlas en el escalón anterior como viceministras. Es necesario si de verdad quiere romper y hacer las cosas de forma distinta.

Ahora lo que queda al aire es saber que van a permitirle materializar los tiburones que campan por Europa. Más aún si pensamos que nosotros pronto podremos intentar romper la baraja trucada con la que estamos jugando. Esperemos que el sueño no se transforme en una pesadilla. De momento parece que hemos desenmascarado una mentira más, ha entrado Syriza y no ha llegado el ángel exterminador, es lo de siempre, contra el cambio el discurso del miedo. Y para acabar con él la receta de la democracia, el valor en las urnas.