Archivos para enero, 2018

Investigar es llorar

Publicado: 15 enero, 2018 en actualité...

Parece que en Moncloa no se han enterado de que este mundo se mueve a velocidades increíbles y al que no es capaz de seguir el ritmo le toca pagar lo que no está escrito para ramon-y-cajalcomprar lo que no ha investigado. Andan demasiado empeñados en decirnos que todo se está recuperando a la velocidad de la luz (como si alguna vez hubiese estado “recuperado” este cadáver). Nos dicen que hay empleo pero sin decirnos que ese empleo es propio de Chaplin en “Tiempos modernos” y que ni siquiera nos llega para asegurar las pensiones a nuestros mayores porque las cotizaciones rozan el absurdo.

Pero si existe algo de lo que ni siquiera hablamos es de aquello que ya nos decía Ramon y Cajal, Nobel de Medicina en 1906, en este país de pandereta “investigar es llorar”. Nada ha cambiado, ni siquiera con el primo de Rajoy. No hemos escarmentado, continuamos en Que-inventen-ellosmiguel-de-unamunoaquello de Unamuno y su “que inventen ellos” Seguimos igual, llegamos tarde y mal a los avances científicos.  nos burlamos del que investiga y ahora con el PP (pero tampoco es que antes fuese mucho mejor) la investigación se nos  muere ahogada por los recortes rastreros y la  precariedad laboral de nuestros investigadores que padecen unas condiciones de vergüenza con unos contratos  basura de máximo  tres años, que imposibilitan que en este país se pueda investigar algo en condiciones. Tenemos mentes brillantes, genios con tropecientas carreras, que llegan a los cuarentaytantos malviviendo en laboratorios sin medios y con unos sueldos propios de becario de primer año que no les alcanzan ni para pagar el alquiler. Y como decíamos antes, si no evolucionas, te quedas.

¿Solución? La única posible para nuestros jóvenes investigadores, el éxodo, la huida a otros enlacitipaíses, con el consecuente atraso que cada vez se nos va notando más. A este paso nos acabaremos convirtiendo en un país de boina de rosca, troglodita, de brujos, chamanes y supersticiones que, por otra parte, me parece que es lo que se persigue. Todo sea por congelar, recortar y favorecer a amigotes. En estas condiciones la ciencia en este país no puede progresar, nos vamos a quedar anclados en el neolítico donde esta gente parece campar a sus anchas, donde nos mantendrán atados a la noria como el pollino que pasa la vida con su andar cansino, dando vueltas y más vueltas para sacar agua y  verterla en una acequia que no se llena nunca.

Y así en todo. Los datos sociales de este gobierno son horribles, pero no parece que les Pasillos-colapsados-hospital_ECDIMA20170110_0012_21importe demasiado Nuestra ciencia está desarbolada, la inversión en I+D es una risa, la inversión en dependencia ya roza el genocidio, y lo de la sanidad es propio de  tiempos de Menguele. Llamadme bestia pero no me diréis que es normal lo que vivimos en los hospitales, saturados, en plena epidemia de gripe (soy uno de esos miles que están ahora mismo trabajando con fiebre y la napia como un pimiento morrón) o el trato que se está dando a los usuarios del sistema público de salud almacenados en los pasillos.

No les importa, no les importamos nada, ellos están a lo que están, a procurarse un sillón calentito y favorecer a sus amigotes. Si todos sacásemos la calculadora del móvil y nos 48615277pusiésemos a contar lo que pagamos cada vez más caro y lo que recibimos a cambio, veríamos que las cuentas no salen. No hace falta haber pasado por Harvard para darse cuenta de ello. ¿En qué se está gastando el dinero esta gente que se burla de nuestros mayores subiendo las pensiones un 0,25%? Mejor no preguntamos no vaya a ser que nos dé la depresión al ver que mantenemos a un gobierno que es el “TopStar” de la sección de tribunales.

Anuncios

La nevada

Publicado: 9 enero, 2018 en actualité...
Etiquetas:, , , , , ,

Niñooooo, para de llorar que no podemos hacer nada, ahora mismo vendrán unos señores con unos camiones y nos sacarán de aquí!! Eso es lo que les decía Paco a sus hijos que ya andaban un tanto agobiadillos por estar tantas horas en el coche. Antes la había tenido con Coches atrapados por la nieve en AP-6Mari, la enana de 5 años que no hacía más que pedir salir a hacer pipí, que no podía aguantarse más… pero es que fuera estaba cayendo una nevada de esas que sólo se ven en las postales navideñas, esas navidades que ya dejaban atrás, sólo les quedaba este viaje hasta casa después de ir a visitar a los “abus” que este año estaban más pachuchos y no vaya a ser… Con el rabillo del ojo, miraba a María quién a su vez entendía perfectamente y compartía el terror oculto que no les contaban a los peques. Le venía a la cabeza la frase de hace unas horas cuando Paco decía que había suficiente gasolina para llegar a casa y no era cuestión de retrasarse más. La aguja de la gasolina marcaba ya reserva, _636509340104652192w_ff626c3cllevaban horas en mitad de un atasco en la nieve y no es que esperasen la llegada de unos hombres que les sacaran de allí, hacía un rato pasó un militar de la UME que les ofreció mantas y un termo de leche caliente para los peques, para ellos fue como si hubiese aparecido un arcángel, les dijo que se hacía lo que se podía (y más) pero que todavía iría para largo. Para salir de allí  ya casi les quedaba más esperanza en  WonderWoman o Supermán que en  las quitanieves que un año más les dejarían en la estacada a pesar de estaban haciendo lo imposible por llegar. La cosa no era cuestión de bromas, no es que no podrían llegar a casa si se acababa la gasolina, es que la calefacción se pararía y fuera no se veía nada más que la inmensidad blanca de la nieve que no paraba de caer con fuerza, sin miramientos. Al igual que ellos había miles de coches, algunos sin combustible ya.
Parece una historia de película catastrofista pero es el final de las fiestas navideñas que han tenido, un año más miles de personas que se han visto afectados por la imprevisión de un Zoido-1440x808ministerio que se ha visto sorprendido por una tormenta, como las de otras veces que ha ocasionado verdaderos apuros a los atrapados mientras algún Ministro se encontraba en la importantísima tarea de estar viendo el partido entre el Betis y el Sevilla y el director de la DGT se encontraba “lost in Sevilla” (eso sí, con móvil y Wi-Fi) en plena operación retorno. Resulta sorprendente ver como cuando se les va alguna cosa de las manos siempre salta el resorte este de escurrir el bulto sea como sea para que la culpa sea de los otros, que si la concesionaria de la autopista (de pago), que si los efectivos de emergencia (los que se partieron el espinazo intentando llegar como sea) o incluso hasta de los conductores, por tirarse “ a lo loco” a la carretera sin llevar un remolque lleno de gasolina, cadenas (que no sabemos poner), alimentos o tiendas de 1515350680635.jpgcampaña como si se fuesen a la guerra. Es como si para ellos saliésemos a la carretera por gusto, como si pudiésemos los mortales no acudir al trabajo “porque ha nevado” o porque nos gusta poner en peligro a nuestras familias. El caso es no reconocer la culpa sea como sea, vale que no podemos pretender darles la culpa de que nevase, pero si de no tener una solución a esta contingencia, lo llamamos invierno y algunas veces suele nevar. Sólo diré una cosa, cuando la nevada le cayó al Gobierno anterior, nuestro presidente se puso el disfraz de Reina de Corazones y se afanó en pedir dimisiones y cortes de cabeza, esta vez la culpa es “de los otros”. Es a lo que nos tiene acostumbrado este gobierno indolente que no se preocupa por sus gobernados.
Lo de la nieve no es más que un pequeño detalle de esos que te dejan pensando sobre que se hace con nuestros impuestos. La historia de la nieve es extraordinaria, pero nada comparado con el rosario de gente que pasaron el domingo por la gasolinera de cerca de mi casa butano cataliticabuscando una simple bombona de butano porque DENTRO de casa hacía más frío que fuera y la luz se ha puesto a un precio que sólo pueden pagar los rajás. Fui a comprar un pan para preparar los bocatas del cole del peque y los vi. Eran personas normales, como tú y como yo, que andaban de gasolinera en gasolinera con la bombona en un carrito tratando de conseguir otra, que les costará “un pastizal” y poder encender la estufa vieja esa que a veces huele raro y que tanto trabajo da a los bomberos pero que se usa  porque la calefacción está demasiado cara y los enanos andan con los deditos morados por casa. Pregunté al gasolinero que, con toda la paciencia del mundo les decía que no le quedaba ni una. Me dijo que eso era todas las noches, nada más ponerse el sol. Aparecían de repente, buscando gas para no helarse. Puede que sean tus vecinos y tu no lo sepas porque andas demasiado liado y no puedes pararte a conocer ni a los que viven en tu rellano, como todos. Es eso, estamos demasiado liados como para ver que está sucediendo.

Veremos quién cae ahora por lo de la nieve… Seguro que el matrimonio de Paco y Maria, tocado por el ataque de nervios vivido en el coche.

Feliz sueño nuevo

Publicado: 2 enero, 2018 en actualité...
Etiquetas:, , , ,

Bueno, ya estamos en eso que llamamos año nuevo, sea el que sea, porque ni siquiera nos ponemos de acuerdo a la hora de contarlos, aquí en occidente diremos que es el 2018, los musulmanes 1440, para los hebreos 5779 o incluso el año del Perro para los chinos. Todo un lío y como no quiero pecar de soberbia occidental lo dejamos en  FELIZ AÑO NUEVO!

Este año, como uno ya es añejo, me las he apañado para cumplir con el mandamiento  de 676b57feb4a01cd719650e0a99061193o.jpgMecano e ir a Sol a despedir el año. La verdad es que, vale, muy buen ambiente, muy chulo todo pero el próximo amigo madrileño que me diga que estamos locos los valencianos al amontonarnos en la plaza del ayuntamiento para ver la mascletà le enseñaré unas fotos, no las he borrado del móvil, por si acaso. ¡Por Dior! ¡Ahí no cabía un alma más! Que no eran ni las once y por Arenal no se podía uno ni caer al suelo por falta de espacio!. Eso sí he de felicitar a la policía por su trabajo y especialmente a los bomberos por su paciencia.

Bueno, lo importante es que ahora que empezamos el año a todos nos dá por hacer buenos propósitos para el 2018, ya sabes, lo típico, que si apuntarse a un gimnasio, que si comer más sano, que si aprender inglés… Creo que estos días me pasaré por los gimnasios y las academias para preguntarles, seguro que nos echamos unas risas. En esta casa también queríamos hacernos buenos propósitos pero claro, el primero de ellos el no tener nada que publicar todas las semanas, sería genial. ¿Te 51645f4345f37s51482_p.jpgimaginas que el blog se tuviese que reconvertir en algo así como un recetario de tartas? Sería maravilloso, eso quería decir que ya hemos aprendido a vencer al poder del miedo, esa arma poderosísima que utilizan habilmente para tenernos sometidos. Querría decir que nuestros políticos se hubiesen puesto las pilas, que lo de la desigualdad hubiese dejado de existir, que ya no mueren nuestras compañeras a manos de bestias inmundas, que ya no existe el contador infame de las #cifrasdelaverguenza,  que ya hemos dejado atrás la esclavitud laboral y que nuestros mayores están atendidos, son tantas cosas… Como creo que tampoco este año nos vamos a dedicar a recopilar recetas,
niunamenosya me he encargado de volver con las pilas recargadas para hacer frente a lo que nos pueda venir encima y, por lo menos, tener un espacio donde todos podamos gritar ¡Ya basta!.  Pero bueno, puestos a pedir, ¿porqué no vamos a poder soñar con que en todo el libro en blanco de 365 páginas que se nos presenta por delante no vamos a escribir una historia bonita?. ¿Porqué no vamos a soñar con que este año va a ser el de la revolución social que acabe con la podredumbre? Algún día nos va a tocar a nosotros. ¿y si fuese el 2018?. Yo voy a hacerlo, soy así de pardillo, tanto como el que se ha apuntado ya a las clases de Spining con la diferencia de que por lo menos soñar todavía es gratis.

Lo que si que deseo que sea una realidad es que el 2018 sea un buen año, para tí. Un año apasionante, lleno de sueños y la fuerza necesaria para que se vayan cumpliendo, un año amable, lleno de alegría y esperanza que pase a su ritmo sin que nos haga perder la sonrisa y que recordemos con nostalgia y cariño cuando nos veamos de nuevo ante las uvas para despedirlo. De todo corazón, feliz año nuevo. Sin duda te lo mereces, no lo olvides en ningún momento a lo largo de este viaje que empezamos, algunos van a intentarlo. Espero que este año que empieza te de el valor de darte cuenta de que vales muchísimo.