Archivos de la categoría ‘actualité…’

Desde que tomé consciencia de que existía eso de medir el tiempo despertadorsiempre he pensado que el reloj puede que sea uno de los inventos más sádicos que haya creado el hombre, si no lo creéis así ya me explicareis lo simpático que era el homínido que inventó el despertador (yo lo sentaría junto con los grandes monstruos, al lado del que inventó la bomba H). Tenemos relojes para todo, vivimos agobiados atados a ellos. Tic Tac, Tic Tac… el mundo entero se rige con ese soniquete. Lo que me faltaba por saber es que existe uno que se creó hará 70 años y su solo nombre ya causa pavor, es el “Reloj del Apocalipsis” y lo publica el Bulletin of the Atomic Scientists , un grupo de científicos que se reúnen dos veces al año para “ponerlo a hora” entre los que parece ser que hay hasta 15 premios Nobel.

Resulta que el reloj tiene una alarma puesta a las doce de la noche. Si llegase a sonar, todo haría un inmenso BOOOM y acabaríamos inmersos hongoen una catástrofe global. El reloj marca lo cerca o lejos que estamos de hacernos picadillo a nosotros mismos. Y parece ser que no es que nos sobre mucho tiempo y de ello se han encargado últimamente personajes como Trump y sus declaraciones en las que cada vez que habla sube el pan. Pero también nos descuentan tiempo los efectos del cambio climático, las pruebas wp-1484584098687.jpegnucleares de Corea del Norte, el creciente menoscabo de la sensación de seguridad o el aumento de la tensión que está llevando a los ultras al gobierno de muchas naciones europeas, como Austria en las legislativas el otro día. De verdad que cada vez me convenzo más de que Europa está perdida y no puede reinventarse con los viejos espantajos que se mantienen en sus instituciones y sus ideas rancias en las que no cabe el hecho de que los países no son las rocas inamovibles de antaño. Bueno, a lo que íbamos. El caso es que desde 1953, cuando vivimos unas pruebas termonucleares USA y URSS, nunca habíamos estado tan cerca. Vamos listos.

Pero una vez más me temo que aquí en España (o como decía Prince… el artista antes conocido como…) nos da por seguir nuestro propio huso horario y puede que estemos a punto de oír el primer campanazo en la 31Puerta del Sol, solo que esta vez no comemos uvas precisamente. En nuestro propio reloj del Apocalipsis ha pesado muchísimo un gobierno indolente entregado a “verlas venir”, a recortarnos derechos, a permitir que se achicharren nuestros montes no se si por desidia,falta de vigilancia  o vete tú a saber, dejando la extinción al orgullo de los mismos vecinos que ya arrancaron con las manos el chapapote de 2002 y ahora vemos traginar con cubos y screenshot_2017-10-17-09-34-44.pngpalanganas (¿te acuerdas del de “los hilitos de plastilina”? Si, ese mismo). Un gobierno que impide que se hable tanto de independencia, bajo peticiones salvajes de pena de cárcel, como de DEPENDENCIA, algo más grave todavía porque con ese silencio se está permitiendo que mueran nuestras personas dependientes sin que se les haga caso y sin que se les preste la ayuda a la que tienen derecho de hace años que no reciben porque se les mantiene escondidos dentro de un baúl sin que podamos oír siquiera sus voces. Son un ejemplo más, como otros que permanecerán debajo de las alfombras de unos políticos centrados en si mismo, que han perdido el contacto con la realidad de aquellos a los que dicen representar y que están acelerando cada vez más el ritmo de este reloj que no para de hacer Tic Tac Tic Tac encaminado hacia el apocalipsis. Mucho me temo que la única forma de hacer que se detenga es quitarle las pilas y eso tendremos que hacerlo nosotros, quitarles los apoyos a los políticos que mueven las manecillas para así poder dejar de escuchar el atronador Tic Tac Tic Tac…

Anuncios

El fascio

Publicado: 10 octubre, 2017 en actualité...

Valencia, 9 de octubre de 2017. Un grupo numeroso de personas se concentra para celebrar la manifestación de todos los años. Todo muy normal, ambiente festivo, con música, niños, gegants i cabuts, dolçaines i moixerangues. Así somos por estas latitudes, hemos aprendido a tomarnos las cosas con filosofía, igual es porque no nos hace caso ni el gato, pero bueno no seré yo el que se meta ahora en estos bailes. Como decía, todo había de ser “lo normal”, divertido incluso. Pero este año no lo ha sido, nada es normal estos días, este año han aparecido los viejos fantasmas que ya creíamos extintos, cosas de otros tiempos que inexplicablemente, como si a alguien le interesase la crispación han vuelto, y con fuerza. De destrozar la fiesta se encargaron los energúmenos, cuatro tipejos que amparados en banderas antiguas que han hecho de la violencia su único alegato. Se creen provistos de la “verdad suprema” para defender ideas rotundas, de esas “enormes”, inabarcables, como puede ser el sentimiento de nación que cada uno puede tener. Algo que nunca he compartido porque creo que una bandera, la que sea, no merece el derramamiento de una sola gota de sangre. De momento son pequeños actos, cánticos, insultos, amenazas y algún altercado que acaba con gente escondida en baños de bares. Pero por ahí se empieza y acabamos entrando en el reino de la atrocidad. Intentemos atajarlo antes de que sea demasiado tarde. Nuestro gobierno está a lo que está y parece incapaz de levantarles la voz (como tampoco lo fue el italiano o el alemán el siglo pasado) y puede que incluso se sientan alentados por ello. Seguramente tendremos que ser nosotros los que debamos parar el juego no entrando en la rueda. Si no lo conseguimos lamentaremos no haber puesto freno al resurgir de un totalitarismo que nos costó una guerra mundial y millones de muertos en la Europa del S.XX. ¿Soy un exagerado? Ojalá, pero no vayas a pensar que las cosas empezaron de una forma muy diferente a este ambiente de crispación que vivimos.

Puede que hayamos olvidado que el SXX fue un siglo para olvidar. Parece que hayamos olvidado que allá por la Italia de los años 20 del XX unos personajillos que se hacían llamar squadristi empezaron como nuestros “utras”, golpes, violencia, coacción contra el que no se ajustaba al programa. Actos que subieron de nivel hasta que todo acabó en tragedia. No lo vieron venir, eran cosas de gamberros hasta que el estado entero cayó en la gamberrada. Llegó el Duce con sus Camisas Negras, marchó sobre Roma en Octubre de 1922 y al final Italia acabó inmersa en el terror.

Por esos días también en Alemania empezó a sonar la misma canción, los «gamberros» empezaron gritando, rompieron cristales de judíos, hicieron pintadas, amenazaron, crearon un ambiente hostil, de miedo, hasta que se convirtieron en Nazis, ganaron unas elecciones y acabaron con millones de vidas inocentes. ¿Verdad que ya conocemos el resto de la historia?. Parece que no lo recordemos.

Yo nunca he sido de los que frivolizaban con la palabra fascista, puede que porque he sido chapado a la antigua, puede que porque respeto la historia y creo que de ella siempre se aprende o puede que por designio de los astros ¿qué más da ahora? Pero siempre que he oído a alguien gritarle a otro que es un fascista a mi por lo menos me ha recorrido un sudor frío por el espinazo, “Fascista” es una palabra que encierra demasiados conceptos, y ninguno bueno. Hasta ahora el susto se me pasaba rápido porque entendía que ni el agresor ni el agredido solían tener ni puñetera idea del alcance de la palabra, pero viendo los acontecimientos de estos días y la radicalización de posturas sea cual sea el argumento de verdad que el frío no se me marcha. Veo las imágenes de Milán allá por 1922, las comparo con cualquier manifestación de estos días y se me quita el sueño. La vuelta del Fascio es algo que jamás hemos de tolerar, nos ha costado demasiada sangre como para repetir la salvajada. ¿Es que no lo entendemos?¿Ha vuelto ya el tiempo de la barbarie?. Espero que no, todavía estamos a tiempo de no convertirnos en un nuevo Kosovo.

Suerte, Catalunya

Publicado: 3 octubre, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , ,

Confieso que hoy no sabía que hacer, si gritar o callarme avergonzado por las imágenes del IMG_20171002_073723.jpgdomingo, unas imágenes que han dado la vuelta a mundo una y mil veces. Unas instantáneas monstruosas de las que siento vergüenza no se si propia o ya ajena porque, y ahora decidme lo que queráis pero este domingo sentí vergüenza cuanto me tocó explicar como pude a mi hijo eso de que que los policías -sus héroes- estaban repartiendo estopa a diestro y siniestro.

El domingo no es que se fuese Catalunya, que se ha ido, porque se ha abierto una brecha que IMG_20171002_075831.jpgno se si se podrá cerrar. Se ha marchado dolida por los palos y enrabiada por la actuación de un Gobierno prepotente y cobarde que ha vuelto a lo único que lleva en el ADN, la rancia dictadura del palo y tentetieso. El domingo se perdió mucho más. Este pasado domingo se perdió la esperanza de poder ser un país civilizado donde se respetan los Derechos más básicos y volvimos a lo que ya conocemos desde siglos, la división provocada por los que pueden sacar partido de que nos saquemos los ojos entre nosotros. Sabemos que ya nos ha traído demasiados disgustos pero creo que no escarmentamos. Cada porrazo que caía nos hundía más y más en el fango del blanco y negro que jamás debería haber vuelto.

El domingo creo que fuimos muchos los que despertamos de un sueño en el que creímos que IMG_20171002_084034.jpgvivíamos en un país democrático, moderno, un lugar en el que se podía vivir. Pues bueno, a golpe de porra hemos despertado, espero, y nos hemos encontrado con que el purgatorio existe y está en España, un país en el que un Gobierno indolente y que ha perdido toda la relación con la realidad se dedica a extralimitarse con la fuerza sin que le importen las consecuencias que pueda tener ello. Porque eso es la base, que no le importa nada, no le importan la apariencia, los modales y la decencia política. Nos aporrean, lo ve todo el mundo y encima van y lo niegan.

Niegan que el domingo Catalunya se transformó en algo digno de las dictaduras de otros tiempos. Niegan que en toda España se oyeron voces pidiendo el fín de la violencia y por supuesto niegan que ya no somos lo mismo, ya no volveremos a serlo porque hasta a uno que no se considera especialmente impulsivo le dieron ganas de botarle fuego al DNI.

Hablé con “gente del régimen” intentando encontrar a alguien que me pudiese dar una IMG_20171001_141505.jpgjustificación a lo injustificable y no, no la tenían. Gentes del PP de toda la vida tampoco aprobaban lo que su jefe nos hacía a TODOS los españoles y hasta ellos me decían que lo de los catalanes era injustificable, pero que los de las porras y la testosterona cavernícola por litros y en garrafa no llevaban cuatribarradas en los uniformes. Los que salían en la tele arrastrando señoras y tirando a gente escalera abajo llevaban uniformes españoles y no dudes que la factura de esto en las instituciones internacionales llegará y no será barata.

Me duele tanto como los porrazos ver como el Gobierno (cosas de la democracia, mira por donde), del que cualquiera puede renegar ahora, se dedica a actuar como el abusón del IMG_20171002_101145.jpgcolegio. Pero todavía me duele más ver que no hay salida, que el resto de fuerzas políticas han hablado (más o menos) pero no van a hacer nada, han permitido los mamporros y ahora no van a destituir a un presidente que no tiene los arrestos de dimitir y convocar elecciones (que, oye, sería una salida a todo esto, PARA LOS DOS). Me duele más que una bola de goma ver como los sindicatos mayoritarios se mantienen calladitos sin arrancar la movilización social que debe cambiar esto mientras los pequeños intentan empujar el carro. Pero me duele más todavía ver como queda tanta gente hipnotizada que todavía cree que Mariano es un presidente medianamente normal y no vé como el domingo nos enterraron a porrazos nuestros derechos más básicos. No olvides que si ahora nos callamos y asumimos como normal la somanta de palos, la próxima vez que nos apaleen por cualquier cosa, les habremos legitimado.

El fin de la crisis.

Publicado: 26 septiembre, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , ,

El otro día, por pura casualidad, cayó en mis manos un informe de esos de los “sesudos” expertos de la U.E. El caso es que no se como cayó en el cajón del olvido y no nos dijo nada la confesional ministra a la que la Virgen claramente ha abandonado. Igual es que andan El-fin-de-la-crisis-600x278dando color y forzando la máquina en otras noticias creadas para que “tapen sus muertos”. Bueno, al grano, el caso es que el informe hablaba de que dos de cada tres personas que consiguen un trabajo tras la crisis seguirán estando bajo el umbral de la pobreza. Igual para descubrir esto no hacían falta muchos informes sesudos, con bajarte a dar una vuelta por la calle ya bastaba. ¿Verdad?.¿Alguien se acuerda de los chistes aquellos de mileuristas? Pues ahora, los que antes eran los pobres del sistema son ahora unos privilegiados, porque cobrar mil euros hoy en día ya puede llegar a a ser mucho cobrar. Algo ha pasado.

En el informe se decía que el paro ha bajado algo, que los ingresos del Estado ya han subido un poco, que el índice de trabajadores que no llegan a final de mes ya no es tan descarado Dinero -quien agunata la crisis(igual porque ahora ya no llegamos ni al día15) y que el nivel de hipotecas firmadas ya se ha recuperado. Eso sería el fin de la crisis, y ahí se quedan los que nos quieren vender ese producto. Nos dicen que la crisis ha acabado, pero será para algunos. También resulta que hemos recuperado el PIB, pero con muchos menos trabajadores y que el gasto familiar ha bajado. Vamos que trabajamos más, cobramos menos y los hogares son monasterios trapenses en los que los visillos de las cortinas son un lujo. Hemos perdido nivel adquisitivo hasta niveles del pleistoceno (y resulta que, en esto que esta semana todavía llamamos España, vamos en cabeza en el ránking). Y si además tenemos en cuenta que no hemos recuperado lo perdido cuando los que organizaron esto se hicieron con los gobiernos de las naciones y empezaron con aquellas historias de la austeridad y el recorte ya sabemos de donde salen las cifras para el aumento del PIB, de nosotros mismos, de nuestros médicos desparecidos, de nuestros científicos investigadores en el exilio forzado y de nuestros hijos sin coles (si es que, al final, 2+2 suelen ser cuatro).

Algunos dicen que hemos salido de la crisis porque se han hecho reformas cuando puede que sean justo esas reformas las que nos mantienen ataditos a ella. La reforma laboral se ha cargado la negociación y posibilita a los grandes empresarios tener trabajadores a los que monopolypaga salarios de risa hasta que se harte de ellos porque igual desde la revolución industrial nunca fue tan fácil deshacerse de un currante que sólo les sirve para aumentar su riqueza. Al final esto es fácil de entender; trabajamos más, cobramos menos y recibimos menos servicios ¿Has pensado en quién se queda con la diferencia? Pues por eso mismo digo que si la crisis ha acabado es porque han ganado unos y perdido otros, como siempre.

Han ganado los de siempre, los que nos engañaron diciendo que redundarían el capitalismo y 20060722022000-tiempos-modernosque debíamos apretarnos el cinturón “para salir de esta” y después nos veríamos recompensados. Al final no han hecho más que reforzar la desigualdad y aumentar la riqueza de los súper ricos. Mientras tanto los trabajadores seguimos perdiendo derechos en nombre de la productividad que ya se acerca a ser sinónimo de esclavitud. Pero claro, la productividad crece y eso es lo que les importa.

Ahora parece que vayamos a vivir la misma maniobra pero con nuestros derechos más básicos. Como dinero ya no nos queda ahora vienen a por nuestras libertades aunque sea a 21406_barco-piolin-guardiacivilbordo de un barco de la Warner. El esquema es fácil, tenemos un peligro (o lo inventamos), nuestro gobierno nos crea una alarma, nos deja al borde de la psicosis colectiva hasta el punto de que volvemos a poner a los nazis en el parlamento alemán y empieza a recortarnos derechos básicos. Nosotros aceptamos porque tememos el bombazo o que unos separatistas se carguen el País. Nos dicen que eso es temporal y que se nos devolverá todo “cuando pase el peligro” pero el supuesto peligro no pasa nunca. ¿Verdad que esa canción ya nos la sabemos?.

Parece mentira pero uno aprende después de cinco años que hay temas de los que es mejor no dar la tabarra. Igual el tema del Referéndum de Catalunya es uno de ellos. Puede que sea porque nos lo están dando hasta en la sopa y tenemos ya las meninges inflamadas. Se valen de eso para liarnos, hoy es Catalunya, mañana vete a saber. El caso es entretenernos para que no veamos lo que nos están haciendo.¿Verdad que sí?.

Pero es que el asunto es grave, nos tienen tan distraídos con tanta fanfarria que no nos estamos dando cuenta de que están logrando algo que jamás debiéramos 220px-LibertyEqualityorDeathpermitir. Nos están arramblando nuestros derechos más básicos, esos por los que muchos lucharon hasta dejarse la vida en una tumba o en una cuneta. Nos mantienen entretenidos mirando hacia otro lugar mientras arruinan SIGLOS de luchas de esos que se dejaron la vida para que TU y YO tuviésemos unos derechos que nos alejasen de vivir como animales y que nos permitiesen una seguridad, una tranquilidad o simplemente unas condiciones laborales dignas para que no fuésemos arrastrándonos por el fango a cambio de limosnas como paga de unos contratos de los que nos dicen que debemos estar orgullosos. Seguramente los que se levantaron un buen día hartos de la nobleza que les mantenía en la miseria y se liaron a pedradas no lo estarían de vernos divididos y tragando con todo.

Párate a pensarlo, costó demasiada sangre y muchos adoquines arrancados conseguir que la justicia tuviese una aparieAnticorrupcion-Manuel-Moix-presenta-irrevocable_EDIIMA20170601_0226_7ncia de equidad y ahora estamos permitiendo que un Fiscal
General recusado por NUESTROS representantes en las cámaras se permita amenazar con la detención a setecientosypico alcaldes. Resulta inaudito que en una democracia moderna la Guardia Civil (en plena alerta 4 de terrorismo) se pueda dedicar a ir registrando imprentas por si se pudiesen estar imprimiendo unos carteles que serian delito si se llegasen a publicar pero que después el Ministerio enseña a centenares de miles de personas en un Tweet (lumbreras que son).

El asunto es que nos han dividido de nuevo, ahora con Catalunya, mañana vete a saber con que pretexto y así somos más débiles. Estamos perdiendo derechos que parecían intocables en la facultad sin que aquí se queje nadie. Hemos perdido la libertad de grises1expresión con la Ley Mordaza y en nada llegaremos al punto aquel que contaba el abuelo, cuando “los grises” requisaban multicopistas porque no había derecho de imprenta (¿a que te suena de estos días?). Alucinamos con Venezuela pero no nos damos cuenta de que aquí, en 2017, la censura permite bloquear páginas web o una circular de Correos dice que cartas se envían y cuales no. ¿Te parece normal?. A este paso en cuatro ratos recuperarán el delito de sedición ese que nos costó mucho eliminar img_dduch_20160420-200538_imagenes_lv_propias_dduch_portada-kbuH-U401245973304JvE-992x558@LaVanguardia-Weben 1995 y querrán aplicarlo retroactivamente (son capaces). De hecho, un Fiscal General recusado por las Cortes propone hacerlo mientras amenaza con detener al President sin que lo haya dicho antes un juez. Parece una tontería pero con la represión de un Gobierno sin ningún tipo de tacto, que se dedica a condecorar vírgenes o santos y a perseguir a unos pero no a otros, podremos acabar todos en la cárcel (como mínimo) porque están dinamitando la seguridad jurídica que debiera existir en un Estado de Derecho. Y no parecen tener límite.

Por favor, párate un momento a pensar si con esto del “peligro catalán” o “la amenaza terrorista” no nos están retrotrayendo a otros tiempos. Piensa si esto no es más que una

Ayuntamiento-recibido-solicitudes-ayuda_EDIIMA20151109_0727_1poda de libertades en la que ya no recordamos los escándalos del PP, los incendios y “perdidas de expedientes” judiciales, que no recuperaremos 40.000 millones regalados a sus amigos y que nos quitaron de la boca de nuestros necesitados o que Pujol y su cofradía andan camino de Andorra con billetes de 500€. No se, a mí me parece que estamos viviendo una obra teatral en la que cuando se levante el telón Venezuela nos va a parecer un sueño. Y todo sin que nosotros hayamos hecho nada por evitarlo.

El otro día en La Agricultura mi amigo (ya lo conocéis, el conspiranoico) me aseguraba que delacroix-llibertat-guiant-el-pobletodo es un paripé. Según él el día 30 de Septiembre el Govern y el Gobierno se entenderán, todo quedará en nada y a nosotros nos dejarán participando en el “Me cambio de década” y al borde de la reinstauración del Santo Oficio, agradeciendo no vivir en Venezuela (Eso si que es malo, lo dice la tele) y preguntándonos como ha llegado la dictadura. Todo eso sin que nos hayamos siquiera enterado. Si ocurriese mereceríamos que los espíritus de nuestros ancestros nos corriesen a collejas.

Huracanes

Publicado: 12 septiembre, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , ,

A ver quién es el guapo que niega lo del cambio climático. Vale que la temporada de huracanes se ha vivido siempre pero la de este año no parece muy normal. Ahora mismo ya no se si apuntarme a eso que contaban los agoreros sobre catástrofes naturales que avisarían CUBA-HURRICANE-IRMAque el planeta estaba cerca de hacer ¡BOOM!.  Es para planteárselo porque las catástrofes se suceden terremotos, huracanes,  Trump, Corea del Norte, Rajoy, ISIS… Espantos por todas partes. Pero los que se llevan la palma son los americanos, entre terremoto y huracanes más salvajes de lo habitual, puestos en fila india, (como en la cola del paro de septiembre) no les da el cuerpo para sustos y eso que con Trump ya andaban listos, pobres. 170909174358-03-irma-cuba-0909-super-169Todos hemos visto imágenes por la tele, tantas que a muchos de nosotros nos ha parecido que encendíamos la TV y empezaba a notarse cierto vientecillo en el comedor de casa (me decían que el ventilador tenía algo que ver, pero claro, aceptarlo quitaría la gracia de la cosa). Hasta a Trump parece que se le haya cambiado el pelo ese tan raro. Pero ya que hablamos de Irma y su familia, ¿verdad que parece que los huracanes haya irmaaparecido, de repente en USA sin pasarse antes por otros sitios como Cuba? Nos cuentan todos los desastres que han pasado en Ford Laureade, en Los Cayos y en todos esos sitios donde conducen rancheras, hacen surf y tienen casas modernas. Pero¿Y en La Habana? Parece una tontería pero no es lo mismo que se te lleve el viento en Miami o en Tampa que en el Malecón, Las Tunas, Camagüey o Ciego de Ávila. Hasta para esto hay clases y clases.

Volviendo a lo de las catástrofes y huracanes. No me diréis que no es como para ponerse a gritar aquello de ¡Arrepentirossh que el mundo se acabaaa!si te encuentras con que hay varios hongochalados dispuestos a hacernos la vida imposible (en sentido literal) en este planeta. Cuando leáis esto no se si ya estaremos en un mundo pos-apocalíptico, a lo Mad Max, patrocinado por alguno de los pepinos de Corea del Norte o por una machada de Trump en un intento de demostrar quién la tiene más grande, porque al final se trata de eso y de nada van a valer las “sanciones” de Naciones Unidas. No hemos evolucionado casi nada desde las cavernas, seguimos aclamando al matón del patio y eso condiciona mucho. Tanto que no se si temer más a que se me lleve el huracán de turno o a que nos desintegren de un bombazo.

Pero todo eso puede que nos quede muy lejos, parece ted´x_6.jpg.jpgque hasta que no tengamos el fregado en el descansillo de casa no sea urgente. Estamos a punto de que un huracán se lleve por delante el país tal y como lo conocemos pero continúan diciendo que no pasa nada. Nos cuentan que lo de Cataluña es un problema político con cuatro gatos pero, ¿nos lo podemos creer? Eso de simplificar las cosas tanto no suele llevar nunca a la verdad porque impide que nos hagamos nuestra propia imagen. El huracán de Cataluña no es una tontería de unos iluminados descontentos que se levantaron con el pie izquierdo. Igual en eso de romper con todo tiene algo que ver la economía, la pachorra y el hartazgo de Moncloa. Todos estos factores  se suman y claro acaba creándose como respuesta un vendaval que se acerca ya a fuerza 5 y que avanza hacia el 1-O como podría haberlo hecho en otra dirección. Sólo queda esperar a ver si se detiene la batalla entre los gobiernos aplicando el menos común de los sentidos, el sentido común, pero lo veo verdeIMG-20141005-WA0009. Lo que si parece claro es que por este camino de acusaciones cruzadas y judicialización extrema vamos a provocar un problema de convivencia irrecuperable (si no lo es ya). Las posturas parecen demasiado distantes. Ya son demasiadas cosas en la lista de “lo que el viento se llevó” como para no alterarse todo el mundo; el dinero ese que prestamos a los bancos (tropecientos mil millones de nada que no veremos) mientras nuestro gobierno nos ha recortado pensiones, negado salarios decentes, esquilmado la hucha de las pensiones, la sanidad y la educación y un etc. tan largo como la cuaresma. Todo eso son cosas que se ha llevado el viento y que no se si podremos recuperar. Pero claro, de esto no hablamos porque aquí el único “problema” es Cataluña.

La verdad es que no se como no salimos todos a la calle a ver si el huracán este que se acerca nos lleva derechitos a la tierra de Oz, como Dorothy, porque no se a quién le puedeLOS BOMBEROS INTERVIENEN EN UN JUZGADO DE VALENCIA apetecer quedarse donde hasta el fuego se permite quemar la Ciudad de la Justicia de Valencia, justo ahora,  sin que pase nada. Si señores, de Valencia justamente, ¿no es como para que te dé la risa?.

Homo consumista.

Publicado: 5 septiembre, 2017 en actualité...
Etiquetas:, ,

Sed felices y gastad el tiempo en lo que no cuesta plata” Pepe Mujica

¿Te has parado a pensar que cada vez necesitas más cosas para vivir? Mil cosas para la cara, trescientos productos para limpiar la casa cuando a la abuela los cristales le sin-tc3adtulo-12quedaban de muerte con vinagre y papel de periódico ¿Has comprado alguna vez algo que funcionaba bien hasta que un día, como por arte de magia, se muere en tus manos?. Seguro que muchas veces te ha pasado que has comprado algo que te ha costado un riñón, después te has arrepentido de ello y no has encontrado otra solución para tu atormentada alma más que salir corriendo al Zara en una excursión terapéutica, con la Visa en la boca. ¿Qué nos esta pasando?

Esto son unas preguntas que seguro te han pasado alguna vez por la cabeza. A mí por lo consumismo-patolc3b3gicomenos me dio la cosa esa el otro día trasteando por Amazon a punto de comprarme un colisionador de hadrones de bolsillo que vi de oferta (muy práctico para yo que se que). No sabes la rapidez con la que cerré la APP y el gustazo que me dio. Desde entonces ando convencido de que Marx se equivocaba con la religión, de ver como estamos hoy en día hubiese gritado que el consumismo es el opio del pueblo. Acto seguido se hubiese hecho fraile capuchino.

Nos han vuelto verdaderos esclavos que sirven para comprar lo que otros quieren haciéndonos creer que lo necesitamos aunque sea malo para nuestra salud. No les importa decirnos que si no cabes en una 38 estás gord@ .La cosa es vender esos trapitos, los trastornos y enfermedades que nos originan no les importan demasiado.

En algún momento han aprovechado se nos “ha ido la pelota” para meternos un chip en la cabeza que dice “compra, compra, compra, cuantas más cosas tengas más feliz serás”. Dicen los que saben que puede que fuese en 349USA, después de la Gran Depresión y la II Guerra Mundial cuando se dio el salto a la economía de consumo y pasamos a ser consumidores (cosas de la evolución, parece ser). Ya nunca más seríamos ciudadanos o seres humanos, sólo consumidores. Desde entonces la cosa ha ido a más y ahora ya no somos más que unos seres que viven para comprar, que no conocen otro ocio 518a6b700cceaae55d3f878acf79d943--pace-tesmás que ir a los centros comerciales (bueno, eso era antes, ahora con Amazon ya ni eso) a gastar un dinero que cada vez nos cuesta más conseguir, porque eso de trabajar está muy mal y si lo consigues casi seguro que no vas a salir del “club de los pobres”. Ah!, ¿Pero de te había ocurrido creerte eso de que “ya hemos salido de la crisis”? Entonces lamento pedirte que te cojas la escalera y te bajes ya del guindo (aunque Bañez diga lo contrario). No saldremos nunca de esto mientras nos empeñemos en dejar nuestras carteras abiertas en manos de los que nos dicen que todo se puede comprar y vender.

Nos han metido en la cabeza que la felicidad es poseer, una casa, un coche, un Ecologismo-vs-consumismo-2“pepinaco” de bici como si fueses a correr LeTour o el cacharro más moderno. Con ello consiguen que el dinero no deje de fluir hacia sus bolsillos transformándonos en una especie de esclavos que trabajan para ellos para conseguir un dinero que invertimos en comprar, a precio de oro, las cosas que ellos mismos nos venden. Párate a pensarlo, es escalofriante.

Piénsalo un poco, lo que nos venden no es la felicidad (lo siento, MediaMarkt) sino más 548897456bien lo contrario. No necesitamos casi nada para ser felices. ¿Te has parado a pensar que una puesta de sol, un poco de amor de los tuyos o un soplo de aire fresco son cosas que no cuestan dinero y realmente reconfortan el alma? Piensa en que puedes romper esa rueda y ser un poco más feliz. No te sientas culpable por no ser “el más moderno”porque igual de lo único que somos culpables es de ser víctimas del marketing. Hasta el planeta te lo agradecerá.

No hace falta que te vuelvas un asocial que vive en una cueva aislado del mundo. Sólo DINERO-1basta con que entiendas que el consumo responsable puede conseguir que seas más feliz y hasta que tengas más dinero en el bolsillo. Además generarás menos basura y oye, eso se agradece. Si cada vez fuesen más los que pensaran antes de tirar de Visa el modelo se vería obligado a cambiar. Volveríamos a producir cosas “bien hechas” y con un poco de sentido común, como las sábanas de la bisabuela que todavía son blancas o tu primer móvil, ese que encontraste el otro día en un cajón y todavía funciona. Si consiguiésemos sacarnos de la cabeza el comprar por comprar y el usar y tirar que tenemos en el ADN seguro que todos seríamos más felices.

Bolardos

Publicado: 29 agosto, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , , ,

Mira que cosas. Ahora va y resulta que los bolardos, esas bolas ninguneadas y mil veces malditas a la hora de aparcar el coche (sobre todo cuando se empeñan en no apartarse y IMG_20170828_150254nos destruyen una puerta) van a ser la solución a todos los males. Que si quieres solucionar los ataques terroristas, bolardos. Que si quieres evitar que pase una marabunta de gente quejándose de que les has dejado en la miseria, bolardos. Si quieres acotar zonas para que no se puedan manifestar, bolardos. Un bolardo es un elemento práctico, sirve tanto para un roto como para un descosido. Los hay que son incluso monos, con colorines, con maceteros, con escuditos o casi seguro que con la cara de algún que otro presidente vanidoso con la faz dura como ese mismo bolardo.

Parece que con bolardos se va a arreglar todo, aunque con ellos dificulten el paso de los que han de desplazarse en silla de ruedas, para las ambulancias o para los bomberos. El bolardo no entiende de emergencias, está ahí, repantigado, cómodo. Aunque con ellos se carguen la esencia de d2a5ab5b2ccc55bd757ec301c6f249a4los espacios abiertos que permiten entregarnos a la vida en la calle a la que estamos habituados casi desde las cavernas. Nuestras ciudades son así, mediterráneas, abiertas como nosotros antes de que se empeñasen en meternos en la cabeza odios y miedos extraños para mantenernos maleables. No se si estaréis de acuerdo conmigo en que solo se puede temer y odiar lo que no se conoce y aquí nadie se preocupa de enseñarnos nada, muchos más bien lo contrario, se dedican a contarnos medias verdades que son bolardos enteros.

Por lo visto para algunos la solución al terrorismo es dejar que se salgan con la suya, dar sensación de miedo y hacer que renunciemos a nuestros derechos a cambio de protección, como en la Edad Media. Mira, una idea! Una lienzo-nortevez los bolardos no nos valgan igual se nos ocurre construir torres con almenas, según se tercie, porque eso del medievalismo da para mucho. ¿Y después? Vete tú a saber, cualquier cosa, porque por lo visto no parece que estemos dispuestos a poner verdadera solución al problema del terrorismo que golpea a diario en todo este pequeño mundo, aunque no contemos muchos muertos como “de los nuestros” porque quedan lejos. Para ellos no hay manifestaciones, no hay bolardos.

Pero los que resultan un tanto inquietantes son los otros bolardos, los que no se ven y que nos crecen como setas después de un día de lluvia. Me refiero a los bolardoselmundodomingo27agosto que nos instalan para recortarnos derechos en nombre del miedo. Inquieta el bolardo de papel que inundó las portadas de los periódicos destruyendo el efecto de cientos de miles de personas gritando “NO TINC POR” para cambiarlo por las pesadas letanías a la que ya nos tienen acostumbrados. Asusta el bolardo que intentó reducir a nada el esfuerzo de los que se han dejado la piel intentando hacer su trabajo a pesar de todo. Desestabiliza ese bolardo tan grande que dificultó la visión de que en la manifestación de Barcelona había gente que, en sus ratos libres, se dedican a los negocios y a ser amigotes de los saudíes, justo estos que dicen que financian el terrorismo y que, por ello, merecen una gran pitada.

Parece que al final nuestra opción va a ser, una vez más, la de no hacer nada y 7482444c-8dc1-49e0-83c4-9f3cf4a13af5_800esconderse detrás de un gran macetero sin intentar poner una solución real al terrorismo disfrazado de islámico que pasa, ineludiblemente, por darse cuenta de que la vida es algo que tiene sus riesgos a los que hay que hacer frente ya que los bolardos no van a salvarnos de ellos. Hay que ser valiente, afrontar de una vez por todas el desastre humanitario de las fronteras europeas y solucionar el conflicto de la zona donde se origina, sólo así evitaremos la desesperación de muchos. Ah, y rapidito porque no se si nos hemos dado cuenta de que el verano se acaba y a las puertas de Europa los inviernos pueden ser muy fríos, sobretodo en las almas de los que se sienten abandonados.

Jamás vamos a acabar con esto mientras exista gente desahuciada dispuesta a dejarse convencer por un extremismo financiado que sólo persigue perpetuar el horror para 256px-hal9000-svgque otros sigan viviendo como rajás. No solucionaremos el problema mientras continuemos dificultando la vida a los que llegan huyendo de la guerra y sembrando de muerte los mares. Será imposible que esto acabe mientras a nuestros dirigentes les resulte hasta cómodo que sintamos miedo para así poder llenarnos de cámaras, atarnos con leyes mordaza y hacer lo que les plazca con nuestras libertades para cargarse la esencia de la democracia.

No habrá solución mientras el miedo les sirva como un gran bolardo que les oculte y proteja de nosotros. A ellos también deberíamos gritarles bien fuerte “No tinc por” y darles a entender que también tenemos medidas contra sus políticas nocivas que nos han arruinado económica, moral y socialmente. Unos bolardos mucho más fuertes, nuestras voces.

la-capcalera-de-la-manifestacio-no-tinc-por-amb-els-serveis-demergencia

 

Esos días andaba escarbando,  como gallina en un corral, por esos posts que quedan olvidados en la noche de los tiempos. Creo que rebobinando con un boli Bic igualito que las casettes  de antes (que viejo soy),  boli casseteuno puede ver hacia donde se le ha ido “la pelota” e intentar enderezar el rumbo (si es que se quiere porque la verdad es que parece que me gusta bambar sin rumbo aparente). Estaba en esto cuando he caído en que ya llevamos casi CINCO años juntos, que me han pasado a la velocidad del rayo como siempre que estás con gente a la que aprecias. ¡Oye,  que en estos tiempos en los que vivimos a salto de mata y a “corre corre” es muchísimo!. Por eso quisiera daros las gracias por aguantarme, vaya esto por delante.

He estado fuera, de vacaciones según algunos, perdido según otros y  de desintoxicación según yo mismo. La verdad es que no ha ido mal eso de tomar las de por-que-los-daneses-son-los-mas-felices-del-mundo-porque-practican-el-hygge-2-655x368Villadiego huyendo del mundanal ruido, vuelvo con mejor cara, ganas y algún proyecto loco. Tan solo me queda la espinita en el corazón por haberme quedado con las ganas de tomar un café -con mucho hielo, por favor- con dos amigos (@MiguelAMakazaga y @e13sirio) a los que me hubiese encantado “desvirtualizar” como estaba previsto en el guión antes de que cambiase a última hora. Intentaré hacerlo en breve.

Pero lo mejor de todas esta vacaciones es el haber tenido momentos para reconciliarse con el silencio y la paz del alma. Una de las mayores joyas perdidas en esta sociedad llena de ruido y que nos está volviendo locos. He conseguido momentos en los que sentir esa Tristaniasensación que parece reservada a los potentados que pueden pagarse una isla desierta para hacernos los dientes largos después. Sabes de que hablo, es esa sensación de escuchar el silencio de las montañas, un silencio atronador que te llega al alma, que llega hasta a incomodar hoy en día que nos hemos vuelto adictos al ruido de todo tipo. Ya no somos capaces de permanecer tranquilos en un lugar viendo el vaivén de las hojas mecidas por el viento sin que las manos se nos vayan a los bolsillos para coger el móvil, colgarlo en Instagram y contárselo a todo el mundo, no sin antes consultar tropecientos mensajes. Nos hemos convertido en seres que no reflexionan porque nuestra aceleración nos lo impide. Vivimos inmersos en la escandalera y hasta hay gente que necesita del ruido para poder dormir. Tememos al silencio, no vaya a ser que escuchemos una voz interior que le diga “Hola, soy Tú” y no nos guste.

Vivimos inmersos en el ruido físico y mental, abarrotados de mensajes, publicidad, escandalera de todo tipo. enjoy_the_silence-e1483210802572 Vivimos abrumados de información y de desinformación a partes iguales presionados porque parece que hay que tener una opinión inmediata sobre todo. No nos da tiempo a reflexionar y así nos luce el pelo. Hay veces que pienso si no nos controlarán el pensamiento a base de marearnos y que el nuevo silencio de las dictaduras no sea el “A CALLARSE” sino justamente lo contrario, montar una escandalera tal que al final no se oigan nuestras voces. Nada, tonterías mías.

Vivimos corriendo, sin pararnos a pensar que igual esta velocidad impuesta no es más que una forma más de manipulación, a base de postverdades (vamos, los bulos de toda la 15237286vida) de los que hemos tenido ejemplos para aborrecer estos días gracias a la mezquindad de los “massmedia” que no entienden que si no tienes nada decente que contar es mejor callarse que intoxicar y se limitan a bombardearnos con noticias e imágenes de morbo innecesario propias de los tiempos de “El Caso” y que no hacen más que dejar en evidencia una falta de profesionalidad y ética que “tira p’atrás”. Pero por suerte también pudimos ver la grandeza de las personas anónimas que se volcaron para aportar su granito de arena. Personas que han visto sus actos silenciados por el ruido mediático, por el afán de emitir tropecientas informaciones por segundo para que no seamos capaces de procesar nada.

Después de estos días creo que he aprendido que, de vez en cuando, es estrictamente necesario apagar maquinas, sentarse en un banco a ver pasar la vida, salir a pasear, ir a Silencio opinioncorrer, quedar con los amigos, mirar el paisaje o mejor todavía, quedarse mirándonos a los ojos para poder reconectar con el alma de aquellos con quién compartimos la vida y ya ni los vemos. Es necesario recuperar el silencio para valorarse a uno mismo. Deberíamos recuperar esos tiempos de silencio en los que, aparentemente no hacemos nada pero que reconstruye nuestros cerebros tocados por la velocidad. Recordemos que hubo un tiempo con silencio, deberíamos recuperarlo,  aunque sea un ratito al día. Nuestra cordura lo necesita.

Siento terror

Publicado: 18 agosto, 2017 en actualité...

No hubiese querido de ninguna de las maneras adelantar la vuelta de vacaciones a esta casa pero es que los acontecimientos de ayer y esta madrugada me tienen aterrorizado. Si, tengo verdadero terror. Pero esta sensación extraña no me viene de que unos enfermos (y IMG_20170817_195624que los enfermos me perdonen) nos asesinen mintiendo y diciendo que lo hacen a nombre de un dios. Es mentira, no puede existir un dios, ninguno, que se alegre de que alguien sufra, lo siento, esto iría en contra del mismo concepto de deidad que tengo en la cabeza y si algo he descubierto estas horas es que debo mantenerme en mis principios para no perder la cabeza y dejarme llevar. No les voy a dar ese gustazo, la única manera de vencerles es demostrales que no pueden hacer nada con sus atentados, que no nos van a mover un centímetro.

Lo que me causa verdadero pánico es ver como en situaciones de verdadera urgencia nosotros sacamos nuestros móviles para hacer fotos y videos compartiéndolos IMG_20170817_201808rápidamente en las RRSS olvidando que nuestra naturaleza humana nos debiera empujar ayudar al que sufre. Lo que me hiela la sangre es ver como los medios de comunicación intentan rascar audiencia con puro amarillismo, con verdadero morbo olvidando que en su profesión no todo vale. Igual cuando todo esto acabe deberíamos preguntarles sobre ética y decencia porque me parece que eso de vender casquería y de ayudar (involuntariamente) a la huida de los delincuentes con sus emisiones en directo no debería salirles gratis.

Pero de todo esto me quedo con una duda que, de verdad, me quema el alma ¿Habremos perdido todo atisbo de humanidad?¿En que nos hemos convertido?¿Hemos perdido la Paz-Eiffel-Jean-Jullien-Paris_79502061_178907_1706x1280solidaridad con el que sufre? Demasiadas preguntas, ¿verdad? Pero lo que parece claro es que nos hemos deshumanizado, hemos olvidado que si la humanidad ha evolucionado es por esa solidaridad en los momentos difíciles que brotaba de la nada, por esa mano desconocida que te ayuda a levantarte y ahora eso se ha sustituido por la egocéntrica búsqueda de “me gusta” sin pensar siquiera si harían lo mismo si el retratado fuera un familiar o él mismo. Es inevitable pensar que la humanidad ha acabado y eso, eso para mí es el verdadero terrorismo.

Menos mal que todavía nos queda una pequeña luz, unas pequeñas velas que rompen la oscuridad, deberíamos acercar unas astillas a los miles de donantes de sangre que velas-1.jpgse acercaron a los hospitales, a los taxistas y a los de cabify, a los que abrieron sus puertas para dar refugio, a nuestros cuerpos de seguridad y a todos aquellos anónimos que supieron NO COMPARTIR ciertas imágenes. A esta gente deberíamos acercar unas astillas para ver si con su pequeña llama podemos encender de nuevo la hoguera de la humanidad. Sólo entonces podremos salvarnos.