#JeSuisCharlie?

Publicado: 14 enero, 2015 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Yo no entiendo nada, cada vez menos. Vivimos en un mundo de cartón piedra en el que mientras se nos quiere amordazar con leyes desproporcionadas, el amordazador se manifiesta en París a favor de la libertad de imagen-manifestacion-parisexpresión en un acto en el que sobró la hipocresía porque otro nombre no tiene eso de manifestarse para la foto, eso si, sin mezclarse con “la chusma” no vayan a contagiarse de algo y compartiendo cabecera con verdaderos peligros públicos como Netanyahu. Parece que no evolucionamos, todavía se asesinan personas en nombre de un supuesto dios. Yo, que soy muy simple, no concibo una religión que desee el mal a nadie. Las religiones, también el Islam, no tendrían razón de ser si no buscaran el bien para sus fieles y llevarse por delante vidas de personas, musulmanes o no, pues mira, no me parece muy ético.

Son días tristes para el mundo. Es verdad que nos han atacado la libertad (a secas y en mayúsculas) pero todos los días nos la recortan de forma sutil y no nos quejamos y ahora como esta gente que nosParis-Francia-libertad_de_expresion-manifestacion-Marcha_Republicana_MDSVID20150111_0083_17 gobierna no pierde comba y ha visto un filón, veremos incrementadas con la excusa del miedo que se encargan de alimentar con fuertes “dispositivos de seguridad”. Para empezar nos dicen que se controlarán los datos de los viajeros que pisen territorio nacional a partir de 2016  y que tutelarán internet no vaya a ser que veamos páginas inapropiadas.

Hemos vivido sucesos que tienen poco de fé y mucho de lucha por el poder. Los que asesinaron a los dibujantes (y al resto de víctimas) no luchaban por el Islam sino por dominarlo, que es muy distinto. Los “radicales” saben que con la razón o las urnas no van a conseguir nada porque eso de ir matando y mutilando no hace feliz a nadie y recurren a la fuerza con el lavado de cerebros jóvenes y desencantados a los que se les promete una parcela unifamiliar en el cielo.

Estos días todos gritamos #JesuisCharlie (como hicimos con #BringGirlsBack o los niños sirios de los que parece que no nos acordemos) y condenamos el terror que pretende dividir y desestabilizar. Pero algunos calma-vota-le-pen--478x470sectores xenófobos y radicales buscan lo mismo, han visto un filón y querrán sacar tajada de esto llamando payasos a los que disienten y justificando el ataque al distinto. Conviene no olvidar las peligrosas y sangrientas consecuencias de esto, en Europa ya conocemos. Con la generalización nos harán sentir más miedo y dirán que hemos de combatir a todo aquel que profese el islamismo (o cualquier cosa). Eso aquí nos sonará de cuando algunos intentaron hacernos creer que todos los vascos eran terroristas y sacar partido de ello, ¿verdad?. Nos ocultarán que la comunidad islámica también es víctima del ataque. No olvidemos que unos desalmados han usando falsamente el nombre de su religión para sacar algún tipo de beneficio y les han dejado en una posición dificil de explicar, se ven ahora potenciales víctimas de los xenófobos y de sus extremistas.

Por todo esto debiéramos mantener nuestras cabezas frías y no dejarnos llevar por la rabia, que siempre es mala consejera. Tampoco debemos olvidar que, en parte, este puñado de salvajes que se autodenominan falsamente defensores del Islam son los mismos que consideramos héroes en Afganistán o aplaudimos cuando en Siria los “rebeldes” eran defensores de la democracia. Puede que nos equivocásemos al armarlos e instruirlos para destruir a sus dictadores. Olvidamos aquello del “efecto mariposa” en un mundo cada vez más pequeño, creímos que todo acabaría en Siria o Iraq y que no nos salpicaría. Ahora han venido para desestabilizar el Islam en Europa y de paso “perturbar nuestra paz” y eso no nos hace gracia. Frente a esto nuestras armas han de ser la razón, la libertad y el estado de derecho, en caso contrario acabaremos inmersos en una nueva cruzada y seremos como ellos.

París, blindada ante la gran marcha por las víctimas y la cumbre antiterrorista

España controlará los datos de los viajeros que pisen territorio nacional a partir de 2016

Una niña de 14 años con el “cerebro lavado” a través de redes sociales

Jean-Marie Le Pen se burla de los “payasos” que se han manifestado en París

Anuncios
comentarios
  1. […] de Occidente con pasmosa facilidad, una vez más. Ya lo hicieron en New York, en Madrid, en el Charlie Hebdo… Pero también lo hacen todos los días en Siria, en Damasco… No convendría olvidarlo […]

  2. dorbieu dice:

    En todo este asunto “il faut faire la part des choses”, como dicen por ahí arriba. La blasfemia, el ataque provocador y gratuito, o buscando directamente la confrontación, a las ideas ajenas es censurable y condenable. El uso del humor gráfico o escrito para evidenciar lo esperpéntico de quienes se escudan una religión o una ideología para lograr fines espúreos, no. Este último es el que en la mayoría de casos utilizan los miembros de la revista, pero no es fácil para todo el mundo apreciarlo.
    En todo caso, los sucesos acaecidos en París no son una venganza por haber ofendido al Profeta, ni un acto de fe, sino un instrumento de propaganda, un publirreportaje a colores, dominando el rojo, escrito y dirigido por quienes lavaron el cerebro a tres parias, tres marginados de la sociedad de cuyas debilidades se aprovecharon quienes manejan los hilos de una nueva (o no tanto) fuerza emergente para convertirlos en instrumentos de un crimen horrible.
    Esa sociedad occidental, la que los llevó a cometer tan deleznable crimen, que nos gobierna, no es menos inocente, y de paso los dirigentes del stablishment sacan tajada. Como bien dices, nos aprietan un poco más la mordaza que han tejido con nuestros miedos, hasta la asfixia.
    Dios aprieta, pero no ahoga. Por desgracia estos no son más que hombres.

  3. Tanta razón destila tu escrito, que no me queda nada que decir o añadir.
    Un abrazo amigo Salva.

  4. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Yo no entiendo nada, cada vez menos. Vivimos en un mundo de cartón piedra en el que mientras se nos quiere amordazar con leyes desproporcionadas, el amordazador se manifiesta en París a favor de la libertad de expresión en un..…

Participa!. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s