Archivos para septiembre, 2014

Gaitas y barretinas

Publicado: 23 septiembre, 2014 en actualité...

Al final eso de que la historia se repite acabará siendo verdad, una vez más, ha pasado. Estoy hablando, comoNo Thanks and Yes signs todos estos días, del peculiar deshoje de margarita a la escocesa y con música de gaitas “…YES or NOT… NOT or YES…”. Personalmente lo he seguido con admiración y un poco de envidia, porque no admitirlo, aquí esas cosas se complican hasta niveles insospechados y harán que nos acabe doliendo la cabeza.

No se si alguien se acuerda de Mel Gibson correteando en faldillas con la cara pintarrajeada, y seguro que menos aún, del auténtico Braveheart. El buen hombre en cuestión sebraveheart peleó con media Inglaterra para al final ver como los nobles escoceses lo dejaban de lado a cambio de dineros y promesas venidas de Inglaterra. Todo ello antes de ser ejecutado con el sadismo más refinado de la época, algo parecido como las inhumanas inyecciones de USA, esas que funcionan de aquella manera. Ha vuelto a ocurrir aunque parece que esta vez no ha hecho falta recurrir al hacha, el desmembramiento y cosas de esas que dejan la ropa, el suelo perdidos de sangre y una mala imagen para los turistas. El caso es que al final, en Escocia, han optado por creer la promesas de Londres, igual por el espanto que les ha producido descubrir que la Duquesa de Alba podía haber sido su reina. Promesas que han acabado con el harakiri político del sucedáneo fondón de Braveheart, Alex Salmond, para al dejar las cosas aparentemente igual, y así hasta dentro de trescientos años, la lástima es que Mr Connery no creo que viva para verlo, aunque nunca se sabe con este caballero.

Eso sí, por lo menos a los escoceses se les dejó ir a votar, con mayor o menor fortuna (ahí no entro) pero nunca scottish-saltire-flag-flying-at-downing-street-137297900188302601-130708131947se podrá decir que David Cameron no venció al susto que le dio verse de narices con la cosa independentista de los Scottish a la puerta de su casita de Downing Street. Le hechó arrestos al asunto y no se parapetó detrás de todas las normas y leyes existentes o no para evitar enfrentarse a los problemas. Justo al contrario que otros para quienes se puede “amañar” las leyes para conservar alcaldes pero no para solucionar algo que se está enquistando peligrosamente.

En Moncloa en cambio se han quedado quietos como un gato de escayola y harán todo por evitar el referéndum ese tan terrorífico al que me parece ellos y su camarilla temen tanto que acabará llevándoles a la esquizofrenia. Intentarán frenar lo imparable al precio que sea, aunque recurran a la barbaridad (ahí estará su error y temo que lo cometan). Digo imparable porque si, de verdad, un pueblo tiene la voluntad firme de segregarse, a veces lo dudo, tarde o temprano lo va a conseguir, existen cientos de ejemplos de ello a lo largo de la historia esa que Wert pretende adulterar.

Lo más gracioso es que en su desvarío, nuestro presi, se cree una especie de mesías unionista que se permite diada_escocia_getty_16092013opinar y felicitar a los escoceses por seguir en el Reino Unido de la Gran Bretaña olvidando aquello que repite sin parar de que Cataluña y Escocia se parecen como un huevo a una castaña aunque los dos tienen fama de agarrados. Pero está visto que si es para intentar sacar algún tipo de beneficio de ello son igualitos. Puede que tenga razón y no sea lo mismo, la gran diferencia es la actitud del gobierno. En Reino Unido se arriesgaron. Aquí, en cambio se quiere impedir como sea que las urnas salgan a la calle eludiendo dar la cara y dando una muestra más de la alergia que parece tener esta gente a lo que significa la democracia.

En lo que seguro que no se ha reparado es que el presunto desastre ese del que parecen alegrarse por Moncloa no lo es tanto. Los independentistas han conseguido, sin perder las formas, arrancar una promesa de mayor autogobierno para su nación. Una promesa envenenada para Londres, que va a tener que apechugar con lo dicho en momentos de terror y que barato no les va a salir, de eso estoy seguro.

Mesas vacías

Publicado: 16 septiembre, 2014 en actualité...

“…que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad…”

Declaración independencia USA. 4 de julio de 1776

Estos días ando un tanto rarejo y un mucho alicaído (supongo que como muchos por estas latitudes), igual se debe a que eso de las despedidas no suelen sentar bien. Es imposible fingir no ver el hueco que han dejado, en sus mesas vacías, tres amigos que empezaron siendo compañeros de trabajo pero que pronto pasaron a ser mucho más que eso. Se me saltan las lágrimas, ya ves, humano que es uno. Han dejado un vacío tan grande como el que hay corazón de la ministra que se empeña en decir que el empleo se recupera. Puede que esté envejeciendo pero cada vez me resulta más duro sobrevivir en la picadora de carne humana en que se ha transformado el trabajo por gentileza de las reformas laborales, con la historia de la crisis esa que siempre acabamos pagando los mismos. Nos han transformado en una especie de esclavos de usar y tirar. El trabajo es escaso pero si lo encuentras es como las lentejas si quieres las tomas y si no las dejas, pero si lo dejas, mal lo tendrás para conseguir llenar el buche y seguir adelante.

Es impensable que tus compañeros de trabajo durante lustros puedan desaparecer, de repente, como si nunca hubiesen existido, estilo mago Copperfield. Es tanto lo vivido, tantas horas “tiradas” junto con estas personas que no puedes olvidar. Es imposible imperdonable que encima en el gobierno tengan la enorme jeta salir por el telediario hablando de recuperación y de tonterías por el estilo mientras vivimos, a diario, el desastre en nuestras propias carnes.

Me parece que los mortales no vemos la recuperación macroeconómica esa que nos intenta vender el gobierno simplemente porque no jugamos al mismo juego, andamos sin un duro en nuestros bolsillos. No vemos esas raíces vigorosas, igual como no vimos aquellos brotes verdes. Aquí, las únicas raíces que vemos en abundancia son los de la mugre, la corrupción y el asco que nos da ya todo esto al ver que se acrecienta la diferencia entre ricos y pobres.

Pero, ¿Has pensado alguna vez que si ellos viven a todo tren es porque nosotros, los que votamos, les llenamos las bolsas incluso con lo que nos es necesario para vivir?. Pues la vaca ha muerto de hambre. Ya no se nos puede sacar más jugo simplemente porque estamos fundidos y no podemos más.

Esa es la realidad que no entienden los que van a dos palmos sobre el suelo, pero es la que vivimos los que no sabemos si mañana vamos a continuar pudiendo traer cuatro perras a casa, los que tenemos que hacer malabarismos para poder pagar las cosas básicas para vivir cada vez más caras, los que han visto como se les han desmoronado sus sueños por pecados que no son suyos y han de seguir adelante a patadas si es preciso.

Parece claro que hasta que no seamos capaces de enseñar a los niños repipi que nos gobiernan sin haber dado nunca un palo al agua que es la vida, no vamos a conseguir que hagan nada por nosotros. No sólo no saben lo que vale un café sino que viven en mundos paralelos de moquetas y maderas nobles sin que les importemos un pimiento, lo demuestran todos los días. Pasan de los que nos damos de cabeza una y mil veces contra el duro cemento por intentar salvar el Match Point diario en el que nos obligan a subsistir.

Deberíamos decidir si queremos seguir viviendo una existencia llena de falsas estrecheces, de penuria y falta de alegría en la que nosotros nos mortificamos para que otros lleven el fruto de nuestro esfuerzo. O en cambio, preferiríamos buscar un poco de felicidad, estamos legitimados para ello y obligados a intentarlo. Si no, a ver que dejamos a nuestros hijos. Vivimos en una democracia (podrida pero democracia) por tanto, antes de que nos acaben robando todos NUESTROS derechos, debemos salir ahí fuera y hacerles ver que TODOS ellos están ahi porque les votamos y que podemos despedirles, igual como hicieron con mis amigos e igual como pueden hacer con todos nosotros y quedarse tan panchos.

Para ellos sólo somos números, hemos de hacerles ver que detrás de los números estamos personas con sentimientos a las que están amargando la existencia.

Hace muchos años había un profeta que se desgañitaba en una plaza encaramando a un cajón de naranjas. simpsonsGritaba que venía un tiempo de grandes desgracias. Nadie le hacía caso, lo tomaban por un pirado y se hacían selfies con él. Hasta que llegó el desastre. Los mandamases, en lugar de preocuparse por intentar solucionar la debacle y aceptar que se habían equivocado, optaron por seguir negándolo. Se deshicieron del agorero diciendo que se había vuelto tarumba a base de ver el Sálvame y pregonaron al pueblo que no se preocupase que todo iba bien y que cada vez iría mejor. La mentira les funcionó un tiempo pero al final, la realidad se impuso y llegó la ruina caracolera. El reino se fue a pique y nadie hizo nada.

Desde el mes pasado vemos como Rajoy se pavonea por ahí diciendo no sequé de el-traje-nuevo-del-emperadorunas raíces vigorosas (me recuerda a cuando se vieron brotes verdes y casi se nos cae el pelo al ver como pasaba la carcoma y se los zampaba). Este hombre habla de un terreno firme que pisamos y que el empleo se recupera en este país mientras su coro se afana en decir que ve las raíces esas, igualito que en “El traje nuevo del emperador”, es lo mismo.

Don Mariano nos soltó esta bola después de hacerse pública una EPA más falsa que un duro de cartón. Según el profesor Roberto Centeno resulta ser que para la EPA si se destruye un empleo “normal” (de esos que antes 1338428551_7150545teníamos, cuando nos burlábamos de los “mileuristas”) y se sustituye por dos empleos microscópicos, de los que ofertan ahora como si fuese un vaso de agua fresquita a uno que se perdió por el desierto, cuenta como dos empleos y nos dicen que se ha creado uno. Aunque resulte que ninguno de los dos nuevos currantes tengan ahora para comer decentemente y el nuevo parado lo tenga en chino (Mandarín) para encontrar un trabajo nuevo. Bueno, el balance lo que demuestra es que estamos en manos de calamidades a las que sólo les importan los números.

El gobierno se ha llenado la boca diciendo que HA GENERADO (como si ellos, con sus manitas hubiesen hecho 2014090209381261250algo) nosecuantos empleos pero si te detienes a mirar el numero de horas de trabajo efectivas y descubres que han caído en tres millones y pico, la trola se cae por su propio peso, se destruyen empleos a tiempo completo y se cambian por otros a tiempo parcial. Algo como menos curioso si se hubiesen generado los puestos de trabajo que nos dicen, ¿no?. A esto hay que añadir la existencia de cada vez más gente que no tiene empleo ni subsidio, ni oportunidad de entrar al mercado de trabajo, esos no salen en la foto, por lo tanto baja el número de parados aunque lo estén.

De todas formas, los nuevos empleos están sobre los 500€, ya me dirás si con eso se puede vivir, habría que houdini4ser Houdini para poder alimentar a la prole con ello. Y por si el desastre fuese poco, se ha de sumar la caída de las exportaciones y la sangría de los impuestos que no hacen más que aumentar. Otra cosa que también crece como la espuma de una caña mal tirada es la deuda pública, ya ronda el 100% del PIB y supera el BILLON en deuda pública, vamos que todo lo que producimos no servirá para pagar la deuda que cada día crece más y más, como las habichuelas mágicas de Juan. Eso sólo tiene un destino, la bancarrota.

Perdonadme que hoy me ponga cenizo, pero ¿existen indicios para pensar en la recuperación? Me parece que mientras el gobierno no haga mas que continuar subiendo impuestos, gastando y engañando, supongo que con la esperanza de que la recuperación de otras naciones nos sacará del cráter, sin hacer nada, ni siquiera de cara a la galería no hay nada que hacer.

El gobierno controla los medios de comunicación, lo sabemos, pero ya me dirás si la realidad no salta a la vista por sí sola por mucho que lo maquillen las portadas. Mientras no cambie la política, mientras no le demos la vuelta a esto y se hagan cosas nuevas ya pueden cambiar los colores de los corruptos pero todo seguirá igual, de mal en peor. ¿A que esperamos?

Rajoy se crece: “No hablamos de brotes verdes, sino de raíces vigorosas”

El traje nuevo del emperador (PDF)

Los cuentos de Rajoy y la EPA más falsa que se recuerda

Encuesta de Población Activa (EPA) Segundo trimestre de 2014

Todavía no tengo claro si me he vuelto loco o es el efecto de los calores agobiantes de este verano que ya nos merkel-rajoy-camino-santiago--644x362deja. Imagina, por un momento, que va y es verdad que eso de la crisis ha terminado como nos dice el acompañante andarín de frau Merkel (no se lo cree ni él mismo, pero lo dice y se queda tan pancho). Imagina que hemos tocado fondo y que ya sólo queda empezar a remontar de nuevo. Imagina que no existe eso de la deflación a la que vamos a tener que hacer frente y que sabemos que la destrucción socio económica ha terminado. Mucho imaginar es eso, ya lo decía Lennon en su “Imagine”, pero intentémoslo.

¿Has pensado que harías? Igual lo cómodo y lo que nuestros capitostes quisieran sería que todo siga igual, que nos quedásemos acogotados, viviendo con la boca pequeña, como de prestado, y con cara modern-slaveryde shock post postraumático, un careto como el que ponemos muchos ahora con la vuelta de vacaciones. Nuestro gobierno Pro-colpista quisiera que continuásemos haciendo lo que hasta ahora, malvivir permitiendo que nos sigan ninguneando y martirizando la vida con recortes que siempre valen a los mismos pero que a nosotros nos están asesinando y no ya solo en el sentido figurado del término, por desgracia.¿Les vamos a dar ese gustazo?

Otros, en cambio, una vez acabado el temporal y después de palparse como para asegurarse que se ha naufrago2sobrevivido, con más o menos gracia, pero vivos al fin y al cabo. Después de darse cuenta de que se es una especie de Robinson Crusoe, tocaría decidir entre sentarse a verlas pasar, a ver que sucede y confiar en que va a venir un barco a rescatarnos de la isla con cocotero en la que estamos tirados y no para hacernos remar como locos, a lo Ben Hur, para después vendernos como esclavos en el primer puerto al que lleguemos, lo más probable visto el percal.

Lo más sensato sería recoger los restos del naufragio, recuperar todo lo recuperable de lo que fuimos antes de que los manirrotos nos hundiesen por capricho y para su mayor lucro personal. Hazlo, busca entre los cajones, hazme caso, verás como siempre se encuentra más de lo esperado, has de tener imaginación. Descubrirás que eres muchísimo más de lo que esta gente psicópata, especialista en ningunear, en mentir y en deprimir te ha hecho creer. Tú eres tú mismo, con tus defectos y virtudes pero eres muchísimo más que un número pequeñito dentro de las oleadas macro económicas que nunca llegamos a entender y que poco o nada tienen que ver con nuestras dificultades para llenar la bolsita de la compra del Súper.

Bueno, ya hemos recogido lo que hemos encontrado ¿Y ahora a que esperas? Levántate de nuevo, vamos, siempre es el momento, nunca es tarde para intentarlo una y otra vez. Total, ¿que tienes que Submarino Amarilloperder si ya nos lo han robado todo?. Además ¿no nos dicen que hemos tocado fondo? Pues entonces la única salida posible es dar un empujón hacia arriba, romper con todo, intentar hacer las cosas de forma distinta, dejarlos atrás hundidos en el fango en el que quieren dejarnos y convencernos de que todavía es posible encontrar la felicidad siguiendo otros caminos, porque por el que nos llevan sólo vemos tragedia y calamidad. ¿A qué esperamos a decir que NO? Queremos ser libres para perseguir nuestros sueños, poder decidir por nosotros mismos.

Es el momento de decirles que ya basta, que sabemos que no nos van a sacar de esta porque son incompetentes y 8 horasporque simplemente no les interesa. ¿A qué esperamos para saltar hacia adelante y correr, correr para conseguir nuestro futuro y el de nuestros hijos, ese futuro que nos están arrebatando? Debemos recuperar todo lo que nos han robado, lo que consiguieron para nosotros nuestros padres y abuelos, aunque sea por vergüenza propia y respeto a tanto esfuerzo y sangre derramada.

Ni se te ocurra pensar que no eres nadie o que no tienes fuerzas para conseguirlo. No es verdad, empieza a andar y te sorprenderás hasta donde puedes llegar, pero sobre todo, levántate de la ciénaga en la que nos han metido y da el primer paso. Verás que la tierra seca está más cerca de lo que piensas y si no, por lo menos, lo habrás intentado. ¿no vale la pena?