Posts etiquetados ‘gran hermano’

Perdonadme los muy puristas de la Historia, seguramente no fue así pero a mí me ha saltado la imagen a la cabeza como un payaso de esos de muelle que sale de una cajita ¡doinggg! (estaré enfermo).

Pongamos que estamos a principios de la Edad Media (la original, no el “remake” al que estamos llegando). El Imperio Romano ha ido a Literatura edad mediatomar viento y cada cual se apaña como puede. Las pandas de bárbaros, saqueadores y bandarras de todo tipo (puede que hasta tertulianos incluso) siembran el terror. La vida se vuelve cada vez más difícil. No sabes en que momento te va a caer un mamporrazo en lo alto de la cresta. En eso llega un señor con una cuadrilla de tipejos armados y te promete protección para ti y los tuyos, a cambio de “unas cositas de nada” aceptas el vasallaje, asustado porque has visto lo que le han hecho a tu vecino, y cuando te das cuenta te encuentras atado al huerto con unas cadenas.

Digamos que estamos en los años de Al Capone. Tienes una tienda que anis02funciona bien, unos ultramarinos (de esos de la Ley seca, todo muy legal) con los que consigues mantenerte e incluso pagar los estudios de uno de tus hijos. Pero un buen día llega una panda de gamberros al barrio y la toman contigo. En eso llegan unos señores con acento italiano y traje caro. Te proponen defenderte de esta gentuza a un módico precio. Aceptas. Cuando te das cuenta te encuentras aterrorizado detrás del mostrador vendiendo Anís del Mono “de tapadillo” para pagar las “cuotas de protección” a la mafia.

La semana pasada nos dieron un estacazo en donde más duele, de wpid-img_20151114_184118.jpgesos de los que cuesta levantarse. Unos malnacidos que dicen venir en nombre de su dios nos han sacudido muy fuerte. Yo, que soy muy cabezota, ya sabeis que continuo sin creermelo. No hay dios que sea digno y pretenda repartir muerte y dolor. Más bien creo que estos igual obedecen a otra divinidad que no mentan tanto.

El caso es que nos han hecho sentir miedo, mucho miedo, para eso son terroristas, claro. Nos han pillado desprevenidos y parece que Paz-Eiffel-Jean-Jullien-Paris_79502061_178907_1706x1280han conseguido su objetivo de atemorizarnos con una muestra de lo que hace huir a todas estas personas que prefieren arriesgar la vida en el intento de venir a una Europa que no hace nada por ayudarles porque todavía anda pensando en si le da la real gana mover un dedo de verdad. Pero este todavía es el primer asalto, podemos demostrar que valemos más que ellos.

Bueno, a lo que íbamos. Nuestro terror ha servido no sólo a la industria armamentística que se ha forrado esta semana pasada. También algún gobierno desalmado podría haber encontrado un filón no a la guerrapara comportarse como el mafioso o el señor feudal de antes, meternos en una guerra sin siquiera dejarnos gritar aquello de “No a la guerra” y afilar las tijeras de podar libertades. Huele a chantaje de bajos fondos, igual pretenderán que renunciemos a algo tan valioso como es nuestra LIBERTAD (así, a secas) a cambio de garantizarnos la protección que ya nos debían ANTES de los atentados y que, a la vista está que no ha funcionado. Admito que vivimos tiempos peligrosos pero es que ya existen mecanismos en el Estado de Derecho para defendernos sin que nos sometan a más prohibiciones.

No pueden engañarnos, sabemos que la seguridad total no existe, no nos la pueden garantizar, aunque se dediquen a bombardear (eso si, sin enseñarnos los posibles “daños colaterales”). Pero la vigilancia wpid-img_20151120_112235.jpgabsoluta , al más puro estilo Gran Hermano, si es factible y la empezamos a sufrir. Empiezan a someternos a recortes en nuestras libertades, como si fuésemos nosotros los terroristas. Hollande ha aprobado una prórroga de tres meses al estado de excepción y un recorte de libertades pocas veces visto. Pretenden que a cambio de “seguridad” aceptemos “cositas” como la prohibición de manifestaciones, registros, brazaletes electrónicos, control de internet (más todavía) y todo lo que se les pueda pasar por la cabeza aprovechando esto del susto que tenemos.

Deberíamos pensar muy seriamente si una falsa sensación de Libertadseguridad vale unos derechos que nos han costado siglos de sangre y sacrificio y que forman parte de nuestra definición como personas. Deberíamos tomar consciencia de que si aceptamos recortes graves, de forma transitoria, abrimos la puerta a que esta se transforme en años de opresión y poco a poco volvamos a algo parecido a la Edad Media en la que respirar ya era un privilegio.

Vamos a ver como me explicaría yo para no meterme en un berenjenal por un malentendido en plena Semana Santa. Me parece que se han pasando un poco (o un mucho, según se mire) con el desgraciado incidente del vuelo de Germanwings. Me refiero no al dolor que sufren los familiares de las víctimas, por supuesto sino al bombo que le están dado al asunto. Es como si no se quisiese hablar de otras cosas. Mal pensando que es uno.

No me malinterpretéis si digo que no me parece respetuoso perseguirlas, alcachofa en mano, allá por donde vayan. No se si me parece ético que los telediarios se hayan vuelto monotemáticos. Es comocaja negra si no ocurriese nada más que mereciese nuestra atención en este universo mundo que la calamidad a la que no paran de dar cancha. Por supuesto que las víctimas y más todavía sus familiares, son dignos de todo el respeto ayuda y comprensión que les podamos dar y mucho más ante la perdida que han sufrido. Por supuesto quealpes debemos entender su dolor y su rabia al conocer las circunstancias que parece rodean la caida del avión en mitad de los Alpes (digo que parece porque aunque se vea evidente que un enajenado ha ocasionado esto, también es verdad que a horas de escribir esto la segunda caja negra, la que nos contará si además hubo algún fallo técnico, todavía no ha aparecido. Pero para mayor “suspense” la compañía ha admitido que tenía constancia de la patología de su copiloto). Por supuesto que debemos estar informados de la catástrofe pero no se si tenemos derecho a encarnizarnos con el asunto.

Decíamos (que ya me voy por las ramas) que los familiares merecen todo nuestro respeto. Es por eso mismo por lo que igual se están excediendo un poco a la hora de dar cobertura a la información. Se están pasando tanto mediasetque ya no se yo si no será que los que decretan que sale en la tele  (que parece que “haberos haylos” como las meigas, si no preguntad a Cintora por citar a alguien reciente) no habrán dicho que nos ofrezcan accidente hasta en la sopa para que no hablemos en las verdulerías, peluquerías o mentideros varios de otras cosas que han pasado estos días, porque han pasado más cosas y muy gordas algunas. Se ha hablado, así, de refilón del enésimo escándalo de la banca (el Banco  Madrid, de reconocida solvencia según los anuncios sicav_seleccionhasta que los han declarado, de la noche a la mañana en quiebra). Se ha dicho poco del tortazo electoral de Andalucía y los enjuagues que podrían dejar a Podemos en mala situación de cara al graderío, del hecho de que el PP reconozca implícitamente que ha hecho trampas pagando sin rechistar la fianza que le impuso el juez Ruz. Menos todavía de asuntos gravísimos como las fallecidas por la violencia de género que no acaba nunca y a la que parece que no sepamos poner fin. Y casi nada de la última barrabasada nos han perpetrado bigbrotheresta semana con la aprobación (con el uso del rodillo de la mayoría absoluta que les dimos, no lo olvidemos en mayo) de la Ley de Seguridad Ciudadana (alias Ley Mordaza) y la reforma del Código Penal en la que, díganle como quieran, aparece la cadena perpetua y se deja sin efecto aquello del “carácter reinsertatorio” de las penas que dice nuestra Constitución. Aunque, bien pensado, no se de que nos extrañamos, esta gente votó en su día en contra de la Constitución cuando eran Alianza Popular y estaban gobernados por el camaleónico Sr. Fraga y por lo visto no han cambiado mucho. Bueno, ya nos lamentaremos en las vallas de Ceuta y Melilla, en el Twitter o en cualquier manifestación de ahora en adelante.

Igual soy un conspiranoico que ve fantasmas por todas partes, pero aprovechando esta desgracia del vuelo se están escondiendo verdaderas barbaridades. Tan graves como el mayor recorte de libertades desde tiempos del Caudillo. Pero aquí solo hay tiempo en los informativos para perseguir a los familiares de las víctimas que ya tienen suficiente dolor como para que los pongan en mitad del huracán informativo, después los olvidarán como a los del Yak42. ¿qué más les da?. Imaginad que podría haber sido el tema de la semana si no hubiese ocurrido la catástrofe. A mí me viene a la cabeza el Gran Hermano y Belén Esteban (que horror). El caso es que no se hable de las barbaridades que estamos padeciendo.

Lubitz informó a Lufthansa en 2009 que había sufrido una depresión grave

La dirección nacional de Podemos rebaja sus exigencias para dejar a Susana Díaz ser presidenta

El PP paga la fianza de 245.492 euros impuesta por Ruz

Una de cada ocho españolas ha sufrido violencia de género

El amor no es la ostia. El Femur de Eva

Carta de una víctima del Yak-42 a las familias de los fallecidos en el accidente de Germanwings

Dicen que si en una vida has sido malvado, en la siguiente te reencarnarás en algo para que aprendas la lección y así poder progresar.

Eso, en principio, me parece injusto porque pagar por cosas que no he hecho, personalmente, no me gusta. Aunque, pensándolo bien, las hice pero no me acuerdo así es que no. No vale. Tendré que quejarme al Príncipe Siddhartha (alias Buda).

Al parecer la nueva vida no es un castigo en el que pagamos nuestras culpas sino un LaRedDeSucesosInterconectados7“repetir curso” para aprender. El caso es que, simplificando mucho, si en una vida has sido un personaje nefasto te vas a reencarnar en un ser inferior (hasta que aprendas la lección) y si has sido “mu güeno” pues pasas a un nivel superior, supongo que algo como aquello de “pasar de pantalla” en los videojuegos de a cinco duros aquellos de antes, y así hasta llegar a fundirte con la divinidad, el último escalón. La ley del Kharma te enseña a perdonar y a ver más allá de la apariencia de la persona ya que es una fachada transitoria. El que es padre después puede ser hijo, el rico pobre…

Ahora cerrad los ojos e imaginaros en que se merecerían reencarnar los que nos han metido en “la crisis interminable” (las risotadas se podrían oír desde el monte Everest). Los verdaderos antisistemas, los que se empeñan en destruir la democrahminde_que_mar_las_navescia tal y como la conocemos. Nos han engañado diciendo que esto es una crisis cuando es claramente un intento de cambio de sistema. Un viaje a vete a saber donde pero lo que parece claro es que el día que lleguemos a puerto viviremos en un mundo nuevo, estaremos en sus manos y habrán quemado las naves para que no podamos volver, al estilo Hernán Cortés.

Con todo eso que nos venden como “reformas estructurales” (ojo, reformar la estructura de la cosa no es arreglar fallos, es cambiarla por otra cosa nueva) nos están metiendo en un mundo que se parecerá al Gran Hermano, no al de telecinco sino bigbrotheral mundo de Orwell en “1984” (Vale, algo retrasadillo pero total, el AVE también se retrasa). Igual que en la novela nos hablan raro, en una neolengua que creemos entender pero que cada día adquiere significados nuevos. Nos llegan imposiciones arbitrarias (aquí recortan y en Alemania aumentan) dictadas por una “voz en off” de vete a saber quién desde muy lejos y nos entretenien con espectáculos sin sentido para que no nos demos cuenta. El caso es que ya le han dado la vuelta a todo como un calcetín, con nuestro consentimiento. Y lo que es más gracioso, según el CIS, estamos felices con que nos crujan a cambio de nada. Igual es que creemos que nuestro Karma nos obliga a padecer todas estas calamidades al por mayor. En otra vida debimos haber sido muy malos para merecer este trago.

Aunque siempre podemos consolarnos con la que les va a caer a los que se empeñan en amargarnos la existencia, vete tú a saber que van a ser en las próximas mil vidas porque canto rodado de río me parece mucho. Os dejo que voy a preguntar si existe la posibilidad de que un alma se reencarne en “nada” porque  eso es lo que les espera. Ya os lo cuento.

¿Qué es el karma?

Semanario Hispánico. Quemar las Naves

Un 76,3% de los españoles se declara feliz a pesar de la crisis

       Un señor de ninguna parte viviendo en una terminal de aeropuerto, ¿esto no recuerda a algo?. Al final Snowden se ha convertido en el nuevo Tom Hanks, buscando un país en el que acampar. Todo este show, con ambiente de espías y todo, total para descubrirnos el huevo de Colón.  Mira tú que cosas, a estas alturas viene este buen hombre y nos dice “ Pshhh Pshhh que os están espiando…” y se arma la de Troya.

      Vale, eso de espiar está muy feo, ya nos decían nuestras abuelitas que no hay que ser cotillas, pero es que de repente nos hemos vuelto todos como miniservicios de inteligencia con contraespionaje y todo, preocupados por la seguridad de nuestros datos hasta rozar el absurdo e histéricos por si aparecerá en las portadas del periódico el correo ese que enviamos a los amigotes poniendo al jefe a caer de un burro. Desde la semana pasada encriptamos los correos y ponemos contraseñas que ni siquiera James Bond podría reventar, como si las listas de la compra fuesen los códigos de lanzamiento de misiles termonucleares.

     tia Nos sentimos todos inquietos y traicionados porque unas enormes multinacionales han proporcionado nuestros valiosos datos junto con los de gobiernos y capitostes varios a la CIA, la NSA y todas las siglas raras que se nos ocurran incluida la T.I.A. de Mortadelo y Filemón. La verdad es que el hecho es deleznable pero reduciéndolo a escala liliputiense, ¿qué hacemos nosotros con nuestra intimidad en Internet para que ahora nos horroricemos tanto?. La mayoría de nosotros no nos leemos esas parrafadas infumables en los que pone algo parecido a “Acuerdos de licencia” al abrir una cuenta en Pinterest (por ejemplo) aquello que vemos, de refilón, al pinchar “Aceptar” y resulta ser que aceptando este contrato al estilo Groucho Marx en “Una noche en la ópera” regalamos nuestra alma al mismo satanás a cambio de que los amiguetes generen bilis de la mala a través de instagram al ver el pedazo de habitación del hotel en el que nos hospedamos, sin caer en que la foto nunca más volverá a se nuestra. Tampoco nos lo pensamos a la hora de colgar en el Facebook esos “retraticos” tan graciosos de la paella de ayer que van a pulular in saecula saeculorum por esos mundos de Google ya que nuestro “derecho al olvido” según la abogacía general de la UE no existe (para matarse). Entonces vete a saber por donde va a salir la imagen en cuestión cuando tengamos noventa años. Cuidadín pues que estas cosas las carga el diablo y lo que hoy nos parece una idea ocurrente  en el Twitter o un momento gracioso puede transformarse en una pesadilla mañana, sin que esta vez Obama ni la CIA tengan nada que ver en ello.

      Lo que si admito que es terrorífico es saber que vivimos en un Gran Hermano perpetuo y que Orwell tenía razón con eso de que El Gran Obama te observa pero también es verdad que no nos hemos puesto nunca nerviosos cuando nos han llamado de “El Corte Inglés” para ofrecernos su tarjeta de crédito y resulta ser que sabían nuestro nombre, apellidos, DNI y si te descuidas hasta el nombre de nuestros bisabuelos. ¿De dónde se han sacado los datos?  Misterios insondables, aunque igual hasta se los dimos nosotros en algún momento apuntándonos a un sorteo de una tostadora. Por otra parte, ¿no me diréis que no os habéis buscado vosotros mismos en el Google? Hacedlo y os sorprenderá de las cosas que aparecen.. y encima, sin derecho al olvido.

Ni derecho al olvido, ni derecho al borrado

“Las escuchas a los amigos son intolerables. La guerra fría pasó” Merkel

España no dará asilo político a Edward Snowden

l

         Yo no sé pero últimamente hay días en los que envidio hasta la vida de mi mascota, un periquito al que llamamos Cookie. Si te paras a pensar, la vida de Cookie es bastante más sencilla y placentera que la nuestra aunque reconozco que el lastre de vivir en “semilibertad vigilada” ha de pesar muchísimo. Pero pensándolo bien, los mundanos mortales vivimos últimamente en una especie de Gran Hermano en el que como te muevas no sales en la foto o se encargan de decorarte el cráneo con unos lindos chichones, así es que no se que va a ser peor.

        El pobre bichejo ha de preocuparse en hacerse entender si se le acaba el alpiste o el agua y juro que lo hace con más insistencia que un inspector del fisco siempre que a este mísero carcelero se despista y le escasean las viandas. Lo hace mucho mejor que algunos de nosotros que moriríamos de inanición antes que reconocer que tenemos problemas de subsistencia y necesitamos ayuda de un semejante, por lo menos Cookie se acerca caminando o volando y reclama picoteándote persistentemente la testa si hace falta.

      El animalito no entiende de los problemas sociales, laborales, económicos y de esos espantos vario s que nos hemos inventado los humanos. Digo que nos hemos inventado los humanos porque, ¿no será la nuestra la única especie que paga hipotecas o plazos de todo tipo hasta la muerte o más allá? Aunque de verdad, no estoy completamente seguro de si existen dos especies humanas y que una de ellas se ha encargado ya de degradar, humillar y vejar tanto a la otra, la nuestra la de los “parias curris”. Como decía ya no tengo muy claro si pertenecemos a la misma especie o si esto forma parte de la evolución, de la selección natural tipo Darwin, creo que igual los Neardentales eran un grupo de hipotecados y desempleados que fueron extintos por los Sapiens que en realidad eran los políticos, directivos de teles públicas, tertulianos de TV, banqueros y tiparracos por el estilo. Como no queda nadie para contárnoslo vete tú a saber. Yo lanzo la idea, al aire, por si cuela.

     En estos días me paro a pensar si la mitad de nuestros agobios son necesarios o esto sólo es una forma de masoquismo, de autoflagelación masiva, porque hace falta ser masoquista para vivir en el estado de estrés acuciante y perenne en el que nos procuran esta mundana existencia. ¿Hace falta complicarse la vida tanto para vivir? ¿por qué hacemos caso de gentes como el Sr ex bigotudo que antes de ayer abrió otra vez la boca para subir el pan con un discurso rancio y repetitivo? No digo si acertado o no, sólo que es ya una especie de mantra, igual el suyo que el de casi todos nuestros parlanchines que llenan los telediarios con sus palabras deslumbrantes, grandilocuentes, hormonadas, cicladas pero vacías de contenido, puro escaparate. Aunque esta vez el señor vigoréxico creo que no ha calculado bien la frenada, esa aseveración tan rotunda, tan suya de que los nacionalistas son malos gobernantes podía volverse en su contra, siempre tan nacionalista español como es él.

      ¿De verdad no podemos simplificar un poco nuestro “Way of Life”? La respuesta a estas preguntas, para muchos sería un SI rotundo, más grande que la Catedral de Burgos o que un aeropuerto construido con subvenciones, seguro. Pero después seremos incapaces de pasar a la práctica sin que nos perdamos, o nos pierdan, en una utopía impracticable porque simplemente, somos así y necesitamos complicarnos la existencia, a lo megalómano, estilo faraón, a tutiplén.

     Necesitamos creer que no podemos vivir sin todos esos chismes y artificios aunque reconozcamos, sin llegar a ser Luditas, ¡no nos pasemos!, que muchos de ellos no hacen más que dificultarnos la llegada a fin de mes e incluso nos aminoran nuestras capacidades de autosuficiencia, nos hacen dependientes, como nos sugirió un tal J. J. Rousseau (bueno, también él fue en cierto punto un hipócrita, mentiroso, sobre todo con respecto a sus hijos), esta reflexión cobra especial importancia sobre nuestras devastadas finanzas con la proximidad de las compras navideñas. Necesitamos ofrecer nuestras almas como sacrificio a los Dioses Bankios (aunque después cumplan al pié de la letra con el “Principio de Bankímedes”  que formuló F. Grande),  como sea, al precio que sea. Necesitamos creer al primer mercachifle mesiánico que nos vende cualquier artificio político para así perpetuarse en su chollo y seguir viviendo sin dar un palo al agua. Y así podíamos estar hasta mañana. No estoy proponiendo la tontería de ocupar la primera cueva que veamos, entrando estilo “patá a la puerta”, desahuciando al oso que pueda morar en ella al estilo banco insaciable y plantarnos a vivir dentro estilo cangrejo ermitaño. Sólo estoy proponiendo que nos sentemos cada uno sobre la primera piedra que veamos, al más puro estilo “El Pensador” de Rodín y recapacitemos sobre como podemos simplificar nuestra existencia, en como podemos quitarnos la espina profunda que todos tenemos, la losa que no nos deja respirar y veamos que podemos vivir sin ella. Si conseguimos desprendernos de la más pequeña de ellas habremos conseguido un poco más de felicidad. Aunque no lleguemos al extremo de San Juan Bautista o cualquier asceta yogui, que tampoco es cuestión.

      La idea es descubrir que existe la felicidad más allá de lo que nos venden nuestros políticos, de lo que nos financian nuestros banqueros o de lo que nos evangelizan nuestras religiones. No propongo la vuelta a la gruta pero sí la simplificación de nuestras vidas, mimimalismo estilo Zen, la búsqueda de un poco de sosiego. Preocupemonos de lo que creemos necesario, identifiquemos que es y luchemos por ello, sin caer en la gran falacia de la falsa austeridad esa que nos han endosado, el resto son accesorios y en estos tiempos en los que nos han vendido este gigantesco timo disfrazado de crisis, los accesorios son lastres que no siempre podemos llevar encima, porque nos pesan.

Aznar: ‘Los nacionalismos generan grandes líos y problemas

El principio de Bankímedes