¿Qué debería ser más importante, la justicia o la democracia? La pregunta, así a bote pronto, puede que quede un poco tremendista pero es que a la vista de lo que estamos
viendo en
políticos en toda Europa, no sólo en Murcia es como para pensárselo. El libricopresidente de Murcia dice que lo persiguen, Fillon que es víctima de martirio, LePen que ya vale de hurgar en su cartera, Mariano que son casos aislados. Todos dicen que les persigue la justicia para evitar que puedan hacer su trabajo (por lo visto en neolengua arramblar con todo es una función más de la política). Parece ser que, según ellos, debe prevalecer la democracia a la justicia, lo cual, si te paras a pensar es una verdadera salvajada. Algunos se han creído (y mucho) que ser político te convierte en una especie de intocable que podría cometer todos los delitos, desde la A a la Z impunemente. Parece que andaba yo bastante equivocado al pensar que política y justicia deben ir unidos en un país medianamente civilizado porque forman parte de una estructura que llamamos Democracia y nos gusta. Está visto que no.

Con estas maniobras de prestidigitación barata en la que se ningunea a la justicia puede tcque no estén dándose cuenta de que se juega con fuego. A mi por lo menos me convencieron de que la justicia es el pilar que sustenta a una democracia y un Estado de Derecho (para algo se le llama “de derecho”), ¿no?. Si no existe confianza en la justicia porque tenemos el convencimiento de que es algo así como “la farsa monea” de la copla, el pilar falla y el castillo se cae.

Parece que nuestros políticos andan desesperados intentando darle la vuelta a todo, como un calcetín. Están judiciadizando la política y politizando la justicia, ahora ya no sabemos ni siquiera que es arriba y que es abajo. Perfecto para que sigan tomándonos el pelo. La cover_4141.jpgpolítica ha asaltado el gobierno de los jueces con fines partidistas, se recurre a un tribunal como el TC prácticamente por cualquier cosa, de forma que ha perdido hasta su brillo, de puro desgaste, y lo más importante, ha perdido su seriedad y excepcionalidad. Nuestra clase política se ha transformado en una especie de “Clase tertuliana” de esa que abunda en la tele con señores que parecen la reencarnación de Leonardo (porque pontifican absolutamente de todo) y se pone a criticar las decisiones judiciales, ya sean a favor o en contra, con una voracidad que hasta dificulta que nos las tomemos en serio. Mal andamos.

A fuerza de esperpento se ha dañado la presunción de imparcialidad de la justicia y a estas horas ya no nos fiamos ni de la justicia ni de la política y así no podemos seguir. Lo fb_img_1487564512572.jpgde la infanta no ha sido más que una gota más en la que nos han enseñado como se puede manejar la justicia según el antojo del mandamás de turno. Hemos visto como se trasladaban fiscales, como se apartaban jueces disonantes, como la fiscalía se retiraba en el último momento ante escándalos del clero, como se dictaban sentencias a las que se les podía poner letreros de neón en los que pusiese “INJUSTICIA” y como tenemos el convencimiento de que a la justicia ciega le han operado de cataratas porque después de ver que en algunos casos basta por pasarse por tonta (o hacérselo) para salir indemne de cualquier delito, sabemos que no se nos va a medir por el mismo rasero a nosotros, los robaperas.

Lo malo en todo esto es que el desastre democrático todavía no ha acabado, quedan house-of-cards-763246_960_720.jpgtodavía muchas sentencias y muchos casos por dirimir, causas que van a ser medidas desde a desconfianza y el recelo y que serán debatidas desde la malicia y el utilitarismo. Es la tragedia de un orden democrático que se nos va a la porra a manos de unos políticos sin nivel que necesitan instrumentalizar y corromper todo lo que se les ponga a mano para poder seguir adelante aunque con ello perdamos todos ¿Nos arrepentiremos de ello cuando nuestra democracia se derrumbe como un castillo de naipes?.

Transporte de ganado

Publicado: 20 marzo, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , ,

18 de marzo de 2017. Un tren de cercanías que se dirigía a Valencia a las 13:25, en plenas fallas, sufrió un aparatoso accidente contabilizándose la cifra de fallecidos en unas 100 personas mientras otras 200 han sido trasladadas a distintos hospitales, algunas con pronóstico reservado.

Por suerte esta noticia no es más que un “Alternative facts” de esos de Trump. Algo así como cuando dijo algo de atentados en Suecia pero no penséis que, por desgracia, no trenindia-001.jpgpodía haber ocurrido. No podéis ni imaginar como andaban los trenes a Valencia, un año más, vísperas de Fallas. Trenes aglomerados, atestados, llenos hasta lo inimaginable. Trenes en los que al intentar entrar no puedes hacer más que solidarizarte con las pobres sardinas metidas en sus latitas, aunque ellas, por lo menos van metidas en aceite y no en el apestoso “eau d’humanité” que se respira en los vagones esos que a mi por lo menos me han llegado a recordar a los trenes de otras épocas, porque al introducirte en ese gentío sabes que el oxígeno se va a acabar de un momento a otro, aunque es verdad que no vas a caerte al suelo, simplemente porque es imposible.

El ambiente es insufrible, calor, agobio, todo ello ambientado por el olor pestilente de los calcetines apestosos del que va colgado como un jamón de Teruel de una de esas barras que con su sola presencia ya te da la idea de que para RENFE eso del aforo limitado no es más que un papelito pegado al lado de la puerta porque sabe que eso de las inspecciones no va con ellos, con revisar el pub de los sábados ya van servidos.

La indignación es inevitable porque ya con llegar a la taquilla la insípida máquina te descarga.jpgcobra cantidades increíbles que te convencen de que es más barato volar a Londres con una LowCost que ir a ver la “mascletá”. El precio del billete hace replantearte muy en serio si realmente se apuesta por el transporte público y la ecología. Se supone que se debiera fomentar el uso del tren para reducir el impacto medioambiental y los atascos en las ciudades pero bueno, también es verdad que el gobierno debiera fomentar el uso de la energía solar en el país mas soleado de Europa, cosas que pasan.

Al final supongo que eso de permitir la aglomeración de unos trenes que ya recuerdan demasiado a los de la India de Gandhi  y tratarnos como ganado permitiendo que los trenes que te llevan a las fallas, al trabajo por la mañana o donde sea no es más  que un reflejo del trato que recibimos por parte de los gobiernos en todo. No es que les importe nuestro confort confort es que ni siquiera se preocupan por nuestra seguridad. A ellos, con sacarnos los cuartos ya les vale, el resto no importa

Son fallas

Publicado: 13 marzo, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , ,

Estos días por mis latitudes ya empieza a resultar un tanto difícil pensar y conciliar el sueño, a pesar de que el tiempo, de momento, no acompaña lo más mínimo. Puede que tenga algo que ver la eterna fiesta de un “casal” a las puertas de casa con los efectos secundarios que eso mascleta1-1200x680.jpgconlleva o puede que sea lo de pasarse el día oyendo explosiones del estilo de ensayos nucleares mientras se fusiona el delicioso olor de la pólvora lúdica con los sonidos de los verdaderos héroes de la fiesta, los músicos de las charangas. Humanoides capaces de tocar noche y día las piezas más irreverentes en las que todavía se intentan cambiar las letras homófobas por otras en las que se respete al prójimo  (poco a poco se va consiguiendo peroque queda mucho camino por recorrer) durante casi una semana y llegar al día de San José para transformarse en una especie de banda sinfónica de bolsillo que sería capaz de no desentonar en el Concierto de Año Nuevo, los admiro. No solemos reparar en ellos porque la gran mayoría de las comisiones están entregadas a la fiesta mayúscula (y en muchos casos a la botella de cazalla) pero de verdad que son los músicos, justamente ellos los que forman gran parte del alma de las fallas, los que dan el color inconfundible de la fiesta. Son ellos los que merecen gran parte del premio que las Fallas estrenan este año, el de ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (o por lo menos eso dice la UNESCO).

Estos días por estos andurriales somos capaces de hacer como si no existiera la censura y la mordaza y sacar a la calle aquello que nos atormenta todo el año para reírnos de ello, lambda-apuesta-respetuosas-libertad-sexual_ediima20150306_0105_13.jpgpolíticos, reyes, sentencias, robos… todo se presta a ser combustible para la falla. Lo sacamos a la calle en forma de Ninot y lo metemos en un hatillo para hacer un exorcismo que acabará con la inexplicable quema a lo bestia de obras de arte que han tenido ocupados a los artistas de un gremio único en esta parte del Mediterráneo y puede que de todo el globo. Resulta complicado de explicar, alguna vez lo he intentado y jamás he sido lo suficientemente convincente como para hacer ver donde está la gracia de gastar unas cantidades ingentes de talento y de dinero para reducirlo todo a cenizas, al final pones una sonrisa en la cara y recurres al argumento final «es que somos así» y eso puede que lo resuma todo. Quizá me cueste explicarlo porque yo no soy fallero, soy de los que sufren los cortes de calle,  el sueño y las charangas pero también de los que entiende que estos días son distintos, son días en los que aflora el sentimiento de tanta gente puesto durante todo un año de trabajo que culmina esta semana y eso hay que respetarlo.

Dicen que ser fallero es algo que se lleva en el ADN (por lo visto el mío ha de ser de esquimal o beduino, no se yo) y que es algo que hace que nada más recoger las cenizas fallas-slika-2.jpgde la falla todavía humeante ya se esté pensando en el proyecto del otro año. Puede que algo así sea lo que nos hace falta hoy en día en todos los aspectos de la vida, de la política y de la justicia. Vamos escasos de esa fuerza para renacer, esa ilusión por lo efímero, por lo que sabes que va a acabar en cenizas pero no importa porque te sobran fuerzas para levantarlo una y otra vez, cada vez más grande, cada vez más precioso. Puede que eso es lo que nos hayan podado a base de escándalos, desastres y sinsabores. Puede que debamos aprender de la falla.

Ahora que las fallas son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y han pasado a ser de todos los seres humanos, podría proponer algo. ¿Y si nos volvemos todos un poco ninot-rajoy.jpgfalleros? ¿Y si el día 19 fuésemos capaces de botar fuego a todo (en sentido figurado, no vayan a pensar que me he vuelto pirómano o arengador de masas y acabe en la cárcel junto con los tuiteros, titiriteros y el resto de víctimas de la Ley Mordaza de un país al que le han extirpado la libertad sin que se haya dado cuenta) Como decía, ¿y si fuésemos capaces de quemar todo en una gran hoguera para volver a empezar de nuevo? Si los valencianos lo hacemos todos los años imagina si todos fuésemos capaces de reducir las penurias a cenizas y empezar de nuevo. El único problema sería ponernos de acuerdo en que ninot indultamos porque a mí por lo menos me resulta difícil decidirme. El que si que se que no indultaría es el que habita en Moncloa.

Bueno, os dejo que resulta tan difícil pensar mientras tiembla el teclado igual que en un 1489257869_008532_1489258270_noticia_normal.jpgterremoto de escala 6,5 y el humo de la pólvora que entra por la ventana casi impide ver la pantalla. Apetece olvidarse de todo y bajar corriendo a zampar unos buñuelos de los de verdad, de los abusones en calabaza, con chocolate, por supuesto (ya habrá tiempo para las dietas) y  ver el sonido aterrador para los forasteros que no comprenden como podemos ser capaces de quemar toneladas de pólvora sin que se nos caigan las casas encima. Si, es inexplicable pero aquí estos días somos capaces de VER el ruido por obra y gracia de los maestros de la pólvora. Os dejo por hoy porque aunque no me considere fallero es imposible estar en casa encerrado, aquí la fiesta, la vida en la calle se contagia estos días. Son las fallas.

8 de Marzo #PorEllas

Publicado: 6 marzo, 2017 en actualité...

¿Te has parado ya a felicitar a esa persona que trabaja a tu lado todos los santos días?. Esa imagen-cartel.jpgque se sienta en una silla igualita que la tuya, en una mesa como la tuya y que en el trabajo sufre la misma presión del jefe ese desalmado que se cree el macho alfa de la “ofi” y se dedica a acosarla más que a nadie en toda la planta y además, en muchos casos cobra menos porque todavía no hemos dejado atrás la barbaridad que oímos el otro día en el Parlamento Europeo, se me cayeron los palos del sombrajo al oír al polaco Janusz Korwin-Mikke decir que las mujeres son inferiores. Menos mal que Iratxe García  (@IratxeGarper) le dejó las cosas claras y nos defendió a tod@s de semejante australopitecus. Si no lo has hecho todavía no sigas leyendo esto, levántate y hazlo, ponte la sonrisa de los domingos y felicita a esa compañera, lo merece.

Hoy es el día de la mujer trabajadora y la verdad, viendo que suelen ser algo así como la shivarepresentación viviente de Shiva (la diosa indú de los muchos brazos) no entiendo lo de la coletilla de “trabajadora” porque además de las jornadas laborales infernales les toca ser enfermeras, madres, abuelas, economistas y todo lo que se tercie. No es que se lleven trabajo a casa, es que en demasiados casos todavía en esta sociedad troglodita la “faena de casa” es cosa de mujeres. No conozco mujer alguna que no sea una curranta en alguno de esos roles que parece que lleven incrustados por pertenecer a una sociedad que no avanza demasiado en la eliminación de los estereotipos machistas. Sinceramente, no se como se puede llegar a todo. De verdad creo que nosotros, los varones ya estaríamos gritando por las ventanas. Por eso, levántate y felicita a esa supermujer que seguro que tienes al lado. Creeme, hazlo.

Pero hoy, por desgracia, no es un día para felicitaciones, no tenemos el cuerpo para eso. Hoy arton299.jpges un día de esos que vienen marcados en rojo, el rojo de la sangre de todas aquellas 146 mujeres que en 1908 perdieron la vida en la fábrica de camisas Textil Cotton de Nueva York, el rojo de la sangre de todas aquellas mujeres que se dejaron la vida en intentar conseguir mejorar nuestras vidas, de aquellas que lucharon por el sufragio y el rojo de la sangre de todas nuestras compañeras muertas a manos de verdaderos animales que, a mí por lo menos, me hacen sentir dolor y verdadera vergüenza de género. Hoy es un buen día para darse cuenta de que tenemos un grave problema, están asesinando a nuestras compañeras y no estamos consiguiendo evitar los asesinatos propios de mujerchiste-labanda-8-marzo.jpgtiempos de las cavernas no podemos mirar hacia otro lado. Nuestro Gobierno no hace nada que de verdad ponga remedio a esto, a nuestro presidente le cuesta más poner un sólo mensaje de apoyo a las víctimas que arrancarse un dedo. Pero, ¿Qué hacemos nosotros? Si todos nos concienciamos e intentamos poner nuestro granito de arena llamando al 016 o entrando en este enlace, no callando, visibilizando el problema y ofreciendo nuestra ayuda. Seguro que muchas muertes pueden evitarse y entonces, sólo entonces podremos mirar a la cara a nuestras compañeras y decirles con una sonrisa de oreja a oreja; “Feliz día de la mujer”. Lo merecen

La estiba

Publicado: 27 febrero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , ,
Estibador, ra

De estibar.

1. m. y f. Trabajador que se ocupa en la carga y descarga de un buque u otro medio de transporte y distribuye convenientemente los pesos en él. 

2. m. Obrero que aprieta o recalca materiales o cosas sueltas.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

Si yo ahora preguntase a alguien si una cosa es cara o barata seguro que no responderíamos todos lo mismo. Lo que algo es carísimo para unos puede ser una frase-las-cosas-valen-lo-que-uno-esta-dispuesto-a-pagar-por-ellas-publilio-siro-130614.jpgverdadera ganga para otros y el factor de tener o no más dinero en el bolsillo no es siempre determinante. En la respuesta entra todo un juego de detalles propios de una economía capitalista (y ahora es cuando Adam Smith y compañía esbozarían una sonrisa de oreja a oreja). Todo vale EXACTAMENTE lo que cada uno esté dispuesto a pagar por algo dadas las circunstancias del momento y el juego de la oferta y la demanda (imagina que pagarías por la ÚLTIMA limonada fresquita en mitad del desierto de Gobi). Si nos paramos a pensarlo seriamente es el sistema el que ajusta el precio de las cosas y hace que vivamos cosas como que un futbolista cobre barbaridades mientras que a un patinador no vayan siquiera a esperarlo al aeropuerto o que un bombero no llegue ni a final de mes a pesar de salvar vidas.

¿Y porqué digo yo esto ahora? Porque resulta que nos han hecho creer que los estibadores cobran demasiado. Los medios de comunicación llevan días encargados puerto-estibadoresen satanizarlos hablando de lo indecente de su salario o de las formas mafiosas de su funcionamiento. Si queréis que os diga la verdad, respecto de lo segundo no puedo decir nada, ni a favor ni en contra porque no he podido ser capaz de encontrar alguien objetivo que me explique el funcionamiento de un gremio que desconozco totalmente. Pero permitidme un detalle, nos vamos a cargar un sistema  por orden de unos sujetos expertos en reconversiones desastrosas que nos dicen desde sus cómodos despachos que eso no puede seguir así. Y otro inciso, no se a que vienen tantas ganas de cambiarlo. Ya me ha dado por pensar que lo que se pretende es romper el equilibrio de los precios (el capitalismo y todo ese rollo que os había contado antes) para conseguir unos nuevos precios mucho más precarios que les den más beneficios a los ricos. No se, es una idea loca sobre la que podíamos debatir a orillas de una buena taza de café (una bañera llena en mi caso).

Pero lo que de verdad resulta preocupante es que con la satanización de los estibadores, proclamados como presunta clase privilegiada y todo el lío mediático estibadoresenluchavalenciawandamos confundidos y puede que hayamos caido en una trampa. Nos vemos en una paradoja bastante curiosa, Nosotros, los currantes que trabajamos por un sueldo que no nos permite siquiera salir de la calle en algunos casos, nos quejamos de que otros cobren mucho. Si te paras a pensar la cosa es casi ridícula, en lugar de aspirar a ser como ellos, a poner en valor nuestro trabajo y exigir más, intentamos arrastrarlos a nuestra miseria para que se acaben beneficiando los de la verdadera clase privilegiada. ¿No resulta hilarante?.No se, lo normal en la especie humana sería pretender aspirar a más, superarse… a eso lo hemos llamado evolución y llevábamos miles de años en ello. Pero bueno, eso es otra idea tonta de las mías.

Parémonos a pensar que si durante tantos años los grandes capitalistas han estado ted´x_6.jpg.jpgpagando la estiba es porque consideraban que el trabajo lo valía. ¿Cómo es que, de repente, ya no vale nada? Creo que puede que haya llegado el momento de ser todos un poco estibadores y nos plantásemos hasta conseguir un nuevo ajuste en la balanza de los precios pero esta vez al alza porque si te paras a pensar tu trabajo vale mucho más dinero de lo que nos pagan por ello, la prueba es que nosotros nos empobrecemos mientras otros se enriquecen más y más cada vez. Pero claro, puede que nos hayan adiestrado para que nos contentemos con las migajas, los trocitos de pan que caen al suelo de sus mesas de comilonas.

Si algo tiene este sistema para ser tan longevo y perfecto es que se amolda a todo, recuerda, todo vale lo que estés dispuesto a pagar. ¿Y si giramos nosotros ahora la rueda? Poco tenemos que perder y mucho por ganar porque no se si habéis leído en los periódicos algo sobre pobreza energética y miseria cotidiana. El asunto es serio. La pobreza mata y mata mucho.

La sentencia.

Publicado: 20 febrero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , ,

El viernes por la tarde vi pasar a gente diciendo que ya era hora de acercarse a ese viejo baúl que guardan lleno de cosas del abuelo. Se les veía cabreados, mosqueados y a punto de prender en llamas. Y casi que turba.jpgestuve a punto de unirme a ellos. La verdad es que yo que no me considero nada amigo de la violencia también pensé en unirme a ellos en la idea de ir a pegarle fuego al mundo. Se me pasó por la cabeza aquello de que por bastante menos los vecinos del norte sacaron a pasear la guillotina y empezaron a afeitar a la gente al raso. Por suerte la ira se me pasó pronto. “Calmaaaa, total, ¿qué más te da unos siglos más de feudalismo?” Y eso, conseguí calmarme un poco y ponerme a escribir esto.

Lo ocurrido el viernes habrá sorprendido a pocos. Es la evidencia de aquello que te rompe los esquemas para siempre cuando descubres que los sueños no son más que eso, sueños y que aquello de que todos somos iguales ante la ley no es más que un cuento para entretenernos porque, al final, Orwell tiene razón cuando en “Rebelión en la granja” dice aquello de “todos los animales son iguales, pero algunos más iguales que otros”. Pero eso ya nos lo sabíamos, ¿verdad?.

Lo del viernes no es más que el desenlace de algo que empezó, a pesar del sistema judicial, con “#LoDeLaRampa”. En realidad esta película va más allá del trinque del marido de una infanta que nos jarron chino.jpgdicen que no era mucho más que un jarrón chino en todo esto. El asunto (aunque lo hayan enterrado entre almohadones perfumados para que no oigamos los gritos ni olamos la peste) afecta directamente a la monarquía, una institución que actualmente sólo se puede sustentar a partir de la ejemplaridad, si es que a estas alturas del baile todavía quedan ganas de buscar algun motivo para sostenerla. La ejemplaridad, justo eso que sigue en caída libre desde aquello de los elefantes (preguntáselo al anterior Rey). Sólo faltaba ver como los allegados a la Casa Real se dedican a “meter la zarpa” enorme de un jugador de balonmano en la caja de todos. En esa caja en la que falta el dinero para poder pagar las medicinas para curar el cáncer de nuestros hijos o mantener a nuestros dependientes ¿asqueroso, verdad? Pues todavía lo es más si ves como en este juego entran políticos serviles, que hacen buena la frase de “por ser vos quien sois” y se entregan al peloteo y de paso al pelotazo. Todo con una apariencia de impunidad que después de leerme la sentencia (un resumen, no vayáis a pensar) queda más que constatada en algunos casos.

Creo que todos esperábamos más sangre (puede que en el fondo nuestro subconsciente la pedía como si estuviésemos en un circo romano) y eso tampoco es la solución porque sería tan injusto como lo otro porque el Derecho Penal ha de ser riguroso (ilusión tadavía me queda) y no puede entregarse a la venganza, No hemos de olvidar que las magistradas, en este caso, han de basarse en los hechos probados que encajan en los tipos del código y sólo si encajan se sentencia y eso, os aseguro que no es nada fácil. Para entendernos, es como si montases un puzzle, sólo puedes poner las piezas que encajan entre sí, no vale a limar y recortar las piezas porque si las encajas a martillazos la cosa no es la misma.

Pero lo que resulta inevitable es que nos de por comparar a aquellos que robaron 80 euros y les cayó “la del pulpo” y lo que ha pasado este viernes. No somos expertos juristas pero si somos capaces de pensar que algo no parece oler bien si en una misma sentencia el que no tenía “sangre azul” ha cargado con más años de cárcel. No hablamos de la inocencia o culpabilidad. Es la apariencia, las formas, lo que nos hacen pensar que esto no funciona y nos hacen ver con mejores ojos hasta a la mismísima Pantoja. Así no vamos bien, de verdad.

El sentimiento de frustración, de pertenecer a la plebe en pleno siglo XXI ha alcanzado a demasiados como para que ahora los medios de comunicación al servicio del pensamiento dirigido nos intenten convencer de que somos iguales ante la ley. Hay demasiada gente convencida de que la Infanta llegó a img-20170220-wa0003.jpgsentarse “contra viento y marea”, porque no pudieron evitarlo. Se sentó con su marido a pesar de las leyes pero claro, al final se cumplió lo que ya se veía venir, una sentencia muy blandita, un cachete que queda lejos de la gran colleja que nos hubiésemos llevado nosotros. Hace falta mayor transparencia, los ánimos están muy alterados y la verdad, me parece que ya mucha gente está buscando en los cajones con la furia del que se siente defraudado, engañado y desesperado, veremos que encuentran pero puede que si llevan al tinte las banderas del abuelo no nos guste el resultado.

fb_img_1487564512572.jpg

 

La llamada

Publicado: 14 febrero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , , ,

Os acordáis cuando éramos pequeños y jugábamos al “teléfono loco”? Aquello consistía en que uno decía algo y ese algo pasaba”boca a oido” (¡buff cuanto microbio!) por una fila de gente. Al final lo que llegaba no se parecía ni por asomo a la versión inicial. Imaginaros si a esto añadimos una legión de asesores y traductores, porque ninguno de los interlocutores entiende al otro y por lo menos en uno de los casos tampoco es que le importe demasiado ya que hasta se lo cepilló de su web.

No me sorprende ver como existen dos versiones dispares de una conversación protocolaria de 15 minutos entre dos políticos (un Cowboy y otro que se cree estadista). Me refiero, por 78_1.jpgsupuesto, a la de Trump y Rajoy. Para una parte no fue más que pura paja pero para la otra (por lo que se desprende de la nota que el Palacio de la Moncloa envió a los medios) fue la pera limonera, la resurrección internacional de España y el remedio de todos los males. Puede que hasta pongan una versión del “Teléfono Rojo” entre Moncloa y la Casa Blanca (aunque en este caso sugiero un teléfono de esos con dos vasitos de plástico y un hilo, para facilitar su uso). Y todo en un cuarto de hora!

Rajoy dice que trabajaremos todos en las bases americanas en España y que las inversiones en USA han aumentado sobre todo en banca, electricidad y construcción. Si él lo dice…Será ahí donde se habrá notado porque en el resto de los mortales no sabemos ni de lo que habla.

Bueno, lo más destacable es que Mariano dice que, en un ataque de locura y frenesí impropio en su personalidad, se ha ofrecido como esbirro interlocutor ante medio mundo sin caer en que las asociaciones con USA nunca son fáciles. Mucho rajoy.jpgesfuerzo me parece a mí para una persona que no es precisamente un torbellino de energía con capacidad para remover Roma con Santiago y que nos tiene acostumbrados a que no de un palo al agua. Espero que en Washington se hayan percatado de que si destaca por algo es por su inmovilismo pétreo y su tendencia al estancamiento. Este fin de semana nos lo recordó a la salida del congreso a la búlgara ese que le organizaron para mayor gloria y autobombo, con aquello de “Si algo funciona bien, ¿para qué tocarlo?” No vaya a ser que innovemos algo y acertemos. La verdad es que en el caso de que entre carcajada y carcajada de los americanos se lo hubiesen tomado en serio ya tendrían al recadero apaleable encargado trump-telefono1.jpgde que explicar a todos que no pueden entrar en Estados Unidos porque a su presidente no le da la real gana. Pero lo grave es que nos metería de nuevo, sin comerlo ni beberlo, en una situación comprometida. Seríamos partícipes de vete a saber que tipo de atentado contra los Derechos Humanos que se le pueda ocurrir al señor del pelo raro. Recuerda demasiado a aquello de un señor con bigote en Las Azores. Espero que no le tomen la palabra porque si por pura frivolidad nos convertimos en pregoneros de semejante elemento nos llevaremos algún disgusto. Menos mal que tenemos un Gobierno incapaz de comunicar nada. Llevamos un mes de Trump y ni Dastis ni nuestro portavoz del Gobierno han soltado prenda sobre la postura oficial al respecto de la política de inmigración USA. No sabemos si pensamos como Italia, como Alemania, como UK, si tenemos una postura propia o si simplemente no se piensa en nada (lo más probable).

Por otra parte, lo que se desprende de la versión USA de la conversación (unas líneas, por decir algo) es que nos van a sacar los cuartos, por supuesto. Trump se acordó de que existimos 1200px-nato_otan_landscape_logo-svgpara “pasar el sombrero”. Advirtió a Rajoy de que tendrá que “arrimar el hombro” y poner más fondos en la OTAN para la defensa europea, lo que teniendo en cuenta la acostumbrada postura genuflexa de nuestro presidente que confunde sentido común con servilismo rastreo me hace pensar en que podemos ir haciendo un agujero más al cinturón porque van a recortarnos más en los presupuestos de este año. Ya no se en que más se nos puede recortar sin que muramos por la calle de inanición. ¿Pero es que nadie va a decirle a este hombre que todo tiene un límite y que no nos queda más pelo para tomar? ¿Es que jamás vamos a verle haciendo su trabajo?

Mientras nos inquietamos y nos indignamos viendo lo que pasa con Trump, con Putin y con cualquier cosa de las múltiples que nos llevan carcomidos los últimos meses en el mundo, que no son pocas ni graves porque, la verdad, yo todavía no entiendo como este planeta no se ha hartado ya de nosotros y nos ha enviado a tomar viento sideral. Lo hará más bien pronto que tarde pero esto es ya otra historia.

Decía que mientras andamos con la cabeza metida en todos estos líos y en todos los pozo-de-kola-rusia.jpgque se encargan de meternos en nuestras cabezas la mayoría de las televisiones con su programación de “atontamiento general” no nos damos cuenta de lo muchísimo que llevamos tragado y de todo lo que estamos perdiendo a manos de un voraz y bien ideado sistema que se nos zampa por los pies para alimentar a los opulentos. No nos damos cuenta de que ya hace tiempo que nos han tirado, con un fuerte patadón en las posaderas, al pozo de la podredumbre social. Un pozo que parece que sea como ese enorme agujero de Rusia, en Kola, que no parece tener final y hasta dicen que se oye al propio Pepe Botero gritar que somos unos ingenuos. O mejor todavía, como el de San Olaf que nos retrató de manera magistral @Fanigrande.

Seguro que nos acordamos de lo que nos reíamos hace unos años de los mileuristas, aquellos que curraban de sol a sol para recibir mil euros raspaditos. Algo por lo que 256px-HAL9000.svg.pngmuchos de nosotros suspiramos hoy en día porque a lo que aspiramos es a poder llenar la despensa de casa con eso a lo que llaman un trabajo, por días o por horas en el que no podemos ni rechistar, no vaya a ser que montemos una huelga y nos vayan a sustituir por HAL 9000, Terminator, una máquina expendedora o algo parecido. Porque no se si sabrán ustedes que la ponencia del TC, en el asunto de Telemadrid, consideró que el esquirolaje tecnológico no vulnera el derecho a la huelga.  Hemos dejado de vivir en un país alegre en el que hacíamos chistes y bromas de todo para pasar a vivir atemorizados no vaya a ser que se te cuele por el Twitter un chiste sobre alguien del régimen anterior (ya muy anterior) y la fiscalía te caiga encima aplicando una ley surrealista en la que casi cualquier cosa puede ser calificada como “enaltecimiento del terrorismo”  mientras por la tele nos cuentan lo malas que son las dictaduras porque no dejan hablar a nadie.

Nos dicen que no podemos ayudar a nuestros semejantes que  mueren todos los días en el mar y nos hacen sentir una culpa que nos desgarra el alma. Mientras, ellos se reparten esos fondos que serian la solución. Nos hablan del muro de Trump pero no del de  Ceuta, Melilla, del Tarajal y de los muertos del Mediterraneo transformado en un gran cementerio donde todos los  días acaba muriendo también un poco de nuestra dignidad como seres humanos.

Nos cuentan que la extrema derecha se nos viene encima, que nos espachurrará como una apisonadora a un tomate y que eso es lo peor que nos puede ocurrir (igual bombillaes verdad) pero se nos ha dado como única opción, como remedio, ni más ni menos que la opción del neoliberalismo extremo que hasta nos sube la luz justo cuando hace frío, permitiendo que nos congelemos por no poder pagar y prometiéndonos un bono social a la llegada del buen tiempo. Nos proponen salvarnos del fuego con un incendio, no está nada mal la oferta, ¿verdad? Pues me parece que hasta nos la hemos creído.

Nos vigilan por todas partes, nos amenazan, desconfían y en nombre de una presunta “seguridad” que no pueden garantizarnos en ningún momento (a no ser que sean ellos mismos la amenaza) nos arrancan nuestros derechos más básicos y la dignidad. Pero nosotros seguimos mirando hacia USA, preocupados por lo que nos puede suceder sin darnos cuenta de lo muchísimo e irrecuperable que ya nos ha ocurrido.

 

Yo que soy un pardillo pensaba que desde los tiempos de “La cabaña del tío Tom”  de Harriet Beecher Stowe  y la abolición de la esclavitud eso de trabajar gratis era considerado como una cosa iimagen-8-portada-de-la-cabana-del-tio-tomnmoral que no se podía aceptar pero está visto que lo de la moralidad no se lleva demasiado entre los neoliberales que se llevan hoy en día. Soy de los que cree que el que dobla el espinazo ha de recibir un salario justo y digno que le permita subsistir de una manera decente por aquello que antes se llamaba dignidad, respeto y orgullo. Esas palabras que hoy en día suenan como a chino arcaico y que la RAE acabará a este paso desterrando del diccionario. Vivimos en los tiempos de los listillos que se aprovechan para conseguir sus esclavos de que un puesto de trabajo va cotizado como una mina de Oro. Hemos subido a la máquina del tiempo y estamos casi en los tiempos de la industrialización en los que el patrón se valía de la miseria del “currante” para someterlo sin pagarle más que una limosna, a veces (¿exagerado? No creo). Se ha perdido el respeto en las relaciones laborales y puede que esto sea uno de los males  que está corroyendo esta sociedad medio podrida. Pero también puede que haya ayudado una reforma laboral en la que se han aniquilado de un plumazo derechos que tardaron siglos en conseguirse y que hemos cedido porque nos han hecho creer que debíamos vivir en un país peor que el de nuestros padres. Nos creímos que debíamos sacrificarnos para  salvar a los  opulentos, porque no olvidemos que segun el Banco de España el 1% de la población tiene ya el 20% de la riqueza (y subiendo), y la desigualdad sigue creciendo sin que nadie haga nada ni nosotros intentemos frenarlo.¿El resultado? En este país, desde el inicio de este gran fraude que llamamos crisis, continúan aumentando los trabajadores que ingresan una miseria mensual mientras sólo se recuperan las rentas altas.

El otro día el  Banco de España nos ilustró con un informe de Perogrullo llamado “Encuesta Financiera de las Familias”  en el que decían que los jóvenes, los que se suponen que han de tomar relevo del solar social que dejaremos, son los más perjudicados de este gran robo que ha supuesto la reforma laboral. Son, sobre todo, personas entre 26 y 34 años  que necesitan  intentar arrancar una vida de una forma más o menos decente los que ven como la idea de salir de casa de los padres se aleja en el horizonte.

Aunque también es verdad que los salarios ruinosos ya no son cosa de jóvenes que buscan hacer algo para sacarse “cuatro duros”. La situación que padecemos nos obliga a todos a aceptar, en muchos casos, los remos en las galeras de Ben Hur asterix_jjoo_007porque “la cosa esta mú mal”. Trabajos por un sueldo más que insultante y sin ningún tipo de estabilidad que no se atreverían ni a proponer a nuestros abuelos por si se liaban a collejas con el explotador. Todo ello sin que por parte del gobierno se haga otra cosa más que callar, mirar hacia otra parte, escuchar a los  psicopatas de FMI que piden más carnaza y meterse con los que sostienen como pueden a las familias, los pensionistas. No olvidemos que nuestros gobernantes y aspirantes a ello son cómplices del expolio porque simplemente forman parte de él, es el juego de poderes y puertas giratorias que pagamos todos. Como la última, la del director de la Guardia Civil transformado en consejero de Red Eléctrica.

En el Gobierno nos dicen que estamos saliendo del hoyo, que el empleo empieza a crecer y hasta que acabaremos empedrando la calle con lingotes de orosi se presenta pero la realidad es muy distinta. La tasa de paro es insostenible sin que valga ya para ocultarlo el cambalache de números a los que nos tienen acostumbrados. No sólo el número de parados continua rozando la indecencia sino que demasiados de los que trabajan no consiguen siquiera salir de la pobreza porque indigentehan visto como sus salarios se han devaluado tanto que en el mejor de los casos ya no les permite ahorrar ni un céntimo para imprevistos. Es la nueva cara de la pobreza que el gobierno se empeña en negar, la de los que trabajan de sol a sol con un contrato a tiempo parcial y  han de elegir entre comer (sin lujos) o pagar la letra de la hipoteca. La cara de los que se vieron forzados a renunciar a parte de su dignidad para poder seguir pagando las facturas. Es un tipo de pobreza silenciosa pero que ya va afectando a  todos los sectores de la población y se ha llevado por delante la economía de los que no llevan corbata, la economía familiar que es la que sostiene a una sociedad.Tampoco podemos esperar más de un gobierno que va a seguir empeñado en sacarnos el jugo que nos queda para continuar enriqueciendo a minijoblos suyos  aunque sea subiendo la luz y permitiendo que nos congelemos en mitad del temporal. Las empresas han cerrado, los trabajadores han sido despedidos pero los impuestos han seguido creciendo sin miramientos. Nos amenazan con recortar, de nuevo, las medicinas de nuestros mayores, nos hacen trabajar habiendo perdido hasta la esperanza de una jubilación digna mientras vemos como se lo han gastado todo en Gürteles, Génovas y chanchullos varios. A pesar de eso continuamos permitiendo el gobierno de esta gente. Por lo visto aquí nos gusta opositar a santos mártires, otra explicación no se me ocurre.

Un mundo más peligroso.

Publicado: 23 enero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , ,

Hoy el mundo es un poco más peligroso. Bueno, mejor dicho, desde el viernes el mundo este que todavía no acabo de entender como continúa girando, es más peligroso. 

Hemos asistido atónitos a una investidura radicalmente distinta a la que vimos hace ocho b9320161331z-1_20151217172047_000_gs3ct6kt0-1-0años. La ilusión por algo nuevo que se veía en las caras del mundo entero se ha transformado en un discurso machista en sus formas, xenófobo, ultranacionalista y con un cierto trasfondo racista. Hemos visto como las masas, como tantas veces en la historia, vitoreaban y hacían suyo un discurso rancio, vacío de contenidos pero en el que se promete la Luna, no dijo (nadie lo hace) a cambio de que ni como va a conseguirlo. Da igual, las masas andan desesperadas en un rio revuelto y el pescador ha sacado su caña.

La factura llegará. La historia ya nos ha demostrado que el discurso beligerante, duro, de campaña de cara al graderío siempre nos sale caro. Lo hemos visto en tantas ocasiones que no entiendo como todavía cuela, Alemania, Italia… Espero que no lleguemos a tanto, el planeta no lo resistiría.

La receta siempre es la misma, se atenta contra las clases más numerosas, se les debilita y se les deja al borde de la desesperación. Es entonces cuando aparece un “príncipe azul” que trump-oath-jpg-size-custom-crop-1086x681acaba saliéndonos rana que señala al distinto como culpable de todos los males ¿Será otra vez lo mismo? Mucho me temo que si. Lo sabe y por eso se ha rodeado de símbolos arcaicos inapelables para protejerse. Ha jurado sobre la bíblia, se ha encomendado a Dios, eso vende (y mucho), además, si no sale bien, contra esto no existe libro de reclamaciones y él, como los antiguos monarcas absolutos, ha manifestado que cumplirá la voluntad del Altísimo de turno.

Ha prometido la guerra contra los integristas con un discurso con aire teocrático de esos que tiran para atrás, de esos que acaban en guerra santa. De un plumazo se ha cargado el obamacare.jpgObamaCare, las versiones en español de la web de la Casa Blanca y décadas de colaboración internacional para dar forma a su “América para los americanos” que a mí (que soy muy bruto) ya me empieza a oler a Alemania para los alemanes. Veremos que hace con las instituciones internacionales y con ellas, con el contrapeso inestable que sostiene al mundo. Va muy rápido, tanto que yo abogaría por no permitirle ni el plazo de 100 días de cortesía, si damos tanto plazo a este hombre sentado entre el “teléfono rojo” y el Twitter puede que para entonces este mundo esté perdido.

No es que me haya vuelto partidario del StatusQuo establecido pero asusta que alguien de forma imprudente se cargue décadas de construcción con una voladura incontrolada que nos lleva a un nuevo NewDeal el que una vez más una nación se empeñe en dominar el mundo. No puede hacerlo, lo sabe, en su interior lo sabe, pero no le importa. Le ha dado a las masas lo que querían. Ha colado, es el 45 presidente USA, veremos que sale de esto pero tener a un iluminado al mando de uno de los países más poderosos del mundo no ayuda y si además consideramos que es un ingrediente más en la ensalada con Putin, la amenaza LePen, Corea del Norte, Venezuela, Cuba y todos los que se nos ocurran, definitivamente, el mundo es 1485054628532ahora un lugar más peligroso en el que todo atisbo de respeto a los Derechos Humanos tal y como los conocemos, es pura casualidad. De nosotros depende consentirlo. Llega el momento de decidir si preferimos mantener nuestro falso nivel de vida o luchar por no perder los derechos civils. Solo diré una cosa, las primeras valientes que plantaron cara a todo esto fueron ELLAS, una vez más, con la Women’s Warch Global, una multitudinaria marcha detrás de un lema que nos ha de hacer pensar a todos, “Respect existance or respect resistance”.