Seguro que recuerdas a Tom Hanks en Náufrago. Perdido en una isla, en mitad del mar y naufragohablando con el Sr Wilson, un balón que se transformaría en su mejor amigo. La película es inolvidable, si no la has visto te recomiendo que lo hagas. Las peripecias por las que pasa el personaje son tan duras que no puedes hacer más que tomarle cariño y solidarizarse con él aunque seas de los que dicen que el cine es de mentiras. Puede que tengas razón pero , ¿Qué pensarías si te digo que actualmente pueden haber miles de náufragos forzosos?. Gente que es abandonada en una isla perdida en mitad de los mares australianos, esos que quedan tan lejos que muchos no sabemos ni que existen.

Parece claro que aunque el mundo cada vez es más pequeño, nadie presta atención a lo que está ocurriendo lejos y más si los perjudicados son personas de las que en los informativos ya nos venden como “de segunda división”. Si algo sucede cerca y en nuestro reducto occidental (París, Berlín…) nos genera una solidaridad de esa de banderita y “je suis…” pero como ocurra en Bagdad o Estambul, pues como que no es lo mismo. Parece ser que como no lo vemos, es como si no ocurriese. Sospecho que ignoramos ninos-coltan-noticiagran parte del ejercicio de cinismo que está haciendo occidente en Oriente Medio o desconocemos totalmente de donde sale el Coltán que usamos en los aparatitos esos a los que andamos enganchados todo el santo día. Pero a lo íbamos. Me dejó helado enterarme el otro día de la crueldad con los refugiados que se gasta el gobierno Australiano, algo que no nos  han dicho nuestras teles (se habrán olvidado).  Lo contaba hará un mes Roger Cohen en  el NewYork Times y la crónica no puede dejar indiferente a nadie que tenga un poco de corazón (click aquí).

Resulta que los señores de los Canguros que viven tan plácidamente en la otra punta del planeta (o eso creemos), han convertido algunas de sus islitas (tienen miles de ellas) en una especie de limbo donde abandonar a las personas que pretenden entrar en su país despoblado y de unas dimensiones gigantescas. Les llaman “Offshore Processing Centers”, son una especie de inhumano almacén de personas depositadas allí “para que no se las vean” y aunque aseguran haber cerrado alguno, casi todos continúan en marcha. 

El reportaje del NYTimes nos cuenta que ha sido de miles de inmigrantes que pretendían llegar a Australia y acabaron abandonados hace casi tres años en unas islas remotas del manus-island-detention-centrearchipiélago de Papúa Nueva Guinea. Allí los refugiados subsisten como pueden en islas perdidas en mitad del océano que son poco más que esas con un cocotero que se pintan en los dibujos de náufragos. La desesperación es tal que ya se ha dado algún caso de personas que se queman a lo bonzo para acabar con todo pero al gobierno australiano le da igual.

En principio debieran estar allí “un ratito”, hasta que se organizase su acogida, pero allí están tirados y olvidados en mitad del mar con la única ayuda de los nativos que se quejan al gobierno que parece que ha decidido dejarlos podrir allí, en mitad de la nada.

Eso sucede lejos, tanto que seguro que ni nos habíamos enterado. ¿Pero y aquí? En Europa,
wp-1484069472807.jpegante nuestras narices. Ahora que ya no abren informativos y parece que ya no llegue gente intentando salvar la vida, ocurre lo mismo, los ignoramos, los dejamos morir de frio en pleno 2017, tirados en el barro helado del campo de Moria o de cualquier otro. O en el menos malo de los casos en CIES carcelarios de dudosa legalidad y condiciones no siempre adecuadas. No damos solución a nada y parece que nadie se da cuenta de que lo que se pierde son vidas humanas. En esto es en lo que ha quedado la política de bienestar y solidaridad que se supone que había de forjar un mundo civilizado.

 

A pesar de que el año ha empezado con un ejemplo de que la época de Pajares&Esteso no ha pasado. Nos lo recuerda el último ejemplo de casposa cosificación del cuerpo de la mujer wp-1483353208640.jpegperpetrado por A3Media embutiendo a Pedroche en una especie de bañador poco acertado. Con ello creo que la tele nos hacía toda una demostración de principios, van a seguir sin tocar los esquemas arcaicos esos de la mujer florero puesta para “decorar” la escena y agradar a un público determinado. Me gustaría recordales que el dedo en el mando a distancia (cuando lo encuentramos) es el nuestro y podemos cambiar de canal, parece fácil pero no lo es, llevamos días hablando de eso y no de otras cosas. Algo no funciona bien.

A pesar de que a las pocas horas de año que estrenamos ya teníamos un ejemplo de algo que machismo-2hemos de erradicar inmediatamente. La violencia machista se cobraba una víctima más y una mujer era asesinada (no “fallecida” como nos suele edulcorar la prensa) por su “pareja” pasando a ser, desgraciadamente, una más porque al final nuestros políticos  se quedarán en “lamentar” los hechos sin que se pongan a trabajar, de verdad, al respecto.

A pesar de que hayamos recibido un nuevo zarpazo del terrorismo traidor, despiadado y sin sentido camuflado de falsos tintes religiosos. Esta vez en Estambul, donde los muertos parecen menos muertos a los ojos de una Europa que celebra que una pareja de transeúntes tuvo un hijo redentor pero permite miles de muertes en el Mediterráneo. O incluso a pesar de que un candidato catapultado por el voto desesperado, Trump, ya se está peinando su pelo mutante para asumir la presidencia de USA con el desazón que nos provoca a media humanidad.

A pesar de todo este rosario de despropósitos estoy convencido de que este va a ser nuestro Donald-Trump1año. Estoy seguro de que veremos caer, de pura podredumbre, las estructuras que nos tienen acogotados y tendremos la oportunidad de empezar algo nuevo. Nos dicen que el mundo se acaba y puede que tengan razón. Cuando este año empiecen a salir sentencias condenatorias para los que se dedicaron a robar a sacos llenos, el mundo se acabará.Pero para unos pocos, los psicópatas que se han limitado a sacarnos el jugo hasta la extenuación. Para otros habrá todo un universo para repoblar, no perdamos la oportunidad de hacerlo con unos valores mucho más humanos, podemos hacerlo.

Puede que sea verdad que ahora nos toque a nosotros o puede que esté pecando de buenos propósitos de inicio de año, como aquellos que corrieron el martes a apuntarse al gimnasio de la  esquina. Pero lo que está claro es para que algo ocurra  hemos de empezar a movernos. Es el momento de decir basta y romper la rueda. Si no dejamos de repetir siempre la misma fórmula, siempre tendremos los mismos resultados (vaya, ya me ha salido Einstein).

Por tanto, sólo quiero desearos un año lleno de aventuras, de valor, de ilusión y sobre todo de wp-1483353215163.jpeglucha para conseguir aquello que buscamos cada uno de nosotros. Sin desfallecer. Por mi parte, estos días he intentado llenar de sueños y anhelos los depósitos de esta nave. Ahora sólo queda encender las luces e intentar volar muy alto para hacer de este 2017 algo inolvidable tenemos 365 días por delante. ¿Seguimos abordo? Agárrate fuerte que despegamos.

Feliz 2017 lleno de lucha, esperanza y sueños cumplidos.

Un año más…

Publicado: 27 diciembre, 2016 en actualité...

Bueno, espero que ya hayamos comido todos los polvorones, turrones y compartido mesa con la familia, sin que nadie haya resultado herido ni almax-comprimidos-masticableshaya asesinado a los cuñados y/o otros miembros de la parentela. Nada, cosas típicas de estos días en los que nos reunimos todos juntos para comer, comer otra vez y beber, volver a beber (como los peces en el río) y empezar de nuevo a comer, en un ciclo que puede acabar en urgencias o recurriendo a San Almax Bendito. ¿Sabéis una cosa? En el fondo soy de esos a los que le gusta sentir cerquita a los suyos. También a vosotros, porque ahora que estoy escribiendo esto me doy cuenta que llevamos más de cuatro años juntos embarcados en este esquife y esto ya da como para que formemos parte de una gran familia. Muchísimas gracias de todo corazón.

Para mi estos días son especiales, más allá de religiones y convicciones varias porque, si te paras a pensar ¿que más dará que nos reunamos por una causa u otra si nos vemos todos juntos de nuevo?. Dicen los historiadores wp-1482828088876.jpegque estos días ya se celebraban antes de la llegada del cristianismo, la llamaban “Sol Invictus”. Es curioso, no montaban belenes y no le tiraban la culpa a Carmena (no ella no estaba, creedme). El caso es que estos días tienen eso mágico que hace que no importe el escenario en el que nos reunimos, la cosa es estar de nuevo con los tuyos, aunque sea en la cafetería de un hospital (ya vendrán tiempos mejores). Por lo menos no estamos en unas trincheras llenas de barro como los soldados que salieron de ellas en la nochebuena de img_20160315_131520.jpg1914 a jugar al fútbol y cantar villancicos. Ni esta noche, en mitad del mar, jugando una partida de cartas con la muerte, en busca de una tierra prometida que les dará la espalda. O en una ciudad machacada por los bombardeos y la sinrazón, olvidada del mundo a no ser que en los informativos necesiten algo de sangre. Deberíamos acordarnos estos días de toda esta gente que ni ha vivido la navidad ni espera nada más que no sea poder llegar vivos a ver el nuevo año que se acerca.

Este 2016 nos deja, ya le quedan un par de telediarios. Y si queréis que os diga la verdad, para mí, ha sido uno más de esos que deberíamos conseguir 11b.jpgolvidar. Un año en el que nos ha llegado Trump,  hemos renovado gobierno de “los de siempre”con escándalos y mangarrufas incluidas, un año que acaba sin que aprendamos que ofender  a una mujer, o permitirlo, no te transforma en “más hombre” sino en una bestia impresentable. Un año en el que hemos continuado permitiendo que mueran seres humanos en el mar, en el que las guerras sin sentido continúan dando noticias sobre carnicerías y en el que la brecha de la desigualdad ha ido creciendo cada vez más y más, permitiendo muertes por miseria. Todo porque nuestros gobernantes siguen más interesados en eso de rescatar autopistas que en dar de comer a quiénes lo necesitan. Vamos, un año más como los anteriores (y ya llevamos demasiados). Pero, si me permitís, un poco más triste porque nos faltarán, sólo por citar a algunos, las canciones irrepetibles de Leonard Cohen, el misterio de Bowie; el ritmo de George Michael; los versos de Marcos Ana; la magia de Eco; las risas con Chus Lampreave; el último icono de la política del siglo pasado, Fidel y hasta la mismísima Princesa Leia (Carrie Fischer) a quién espero que la fuerza le acompañe allá donde esté. El mundo luz.jpgva a estar un poquito más vacío sin ellos. Pero nos quedará su obra y todo un camino por delante para conseguir que, por fin, el 2017 sea nuestro año. El de los que no perderemos la esperanza en que entre todos podremos dar la vuelta a lo que estamos padeciendo y conseguir retomar el camino que en algún momento perdimos. Seremos capaces, lo sé, porque como nos dijo V.Andrés Estellés “Llegará un día en el que ya no pordremos más, entonces lo podremos todo” (Perquè hi haurà un dia que no podrem més i llavors ho podrem tot). Estoy convencido de que ese día ya ha llegado y nuestro año va a empezar. Y si no lo fuese, recuerda que siempre podremos tomar Manhattan y después Berlín.

Pobrecitos bancos…

Publicado: 20 diciembre, 2016 en actualité...

Pobrecitos bancos, pobrecitos míos. ¿Mira tú que ir a meterles una multa de 485 millones? Resulta ser que esta gente maliciosa y desconsiderada de Bruselas, a hurtadillas, ha impuesto a unos santitos baixa-1como HSBC,GPMorgan y Credit Agricole esta crudelísma sanción, total por unas manipulaciones de nada en el Euribor, ese viejo amigo de todo aquel que hace juegos malabares al borde del abismo para pagar la hipoteca y que ha de llegar incluso a decidir entre comer, morir de frío por no tener luz o pagar la letra del piso. Ya ves tu que cosas, meterles una multa total por eso (léase la ironía, no vayan ustedes a pensar).

El caso es que encima esto no les viene de nuevo. El año pasado ya pagaron otros cuatro baixabancos 1700 millones por intentar darnos el “gran golpe” haciendo eso mismo, manipular el Euribor. ¡Si es que no escarmientan! Siempre están siempre a la que cae para intentar sacarnos las telarañas que nos quedan en el bolsillo porque allénde los mares, en USA, también están recibiendo multazos de dimensiones estratosféricas. No se inmutan, les da igual. Tanto que llego a pensar que lo de las multas no es más que una trola para que creamos que les controlan. Igual pagan y todo pero después nos suben las comisiones un poquitín y todo arreglado.

Esto no tiene cara de cambiar, seguirá así hasta que alguno de los dirigentes de los bancos acabe una temporadita “a la sombra” (yo que sé, ¿quién dijo que este blog no era de ciencia-ficción?) pero visto como funcionan los organismos que se supone debieran “dar un vistazo” piratesal comportamiento de los barcos corsarios en que se han transformado los bancos vamos listos. Resulta un tanto significativo ver como a Lagarde (esa señora tan humana que llegó a “invitarnos” a morirnos porque claro, lo de la vejez y las pensiones es un problema) se la riñe cariñosamente (porque otra palabra no se me ocurre) en Francia nada menos que por negligencia con unos dineros que acabaron favoreciendo a un amigote de Sarkozy. Pero de condena y de estancia en el “hotel rejas” nada de nada. No se le hace cumplir ninguna condena “por su relevancia social” es más, el FMI va y la ratifica rápidamente. ¡Hala, a tomar dalton.jpgviento la igualdad de los ciudadanos ante la ley! Seguro que si nosotros hacemos menos de la mitad nos encierran y tiran la llave. Ya podemos hacernos una idea de como funciona la justicia al respecto. Y si además nos percatamos en que tres de los últimos mandamases del FMI, Rato, Strauss-Kahn y ahora Lagarde han resultado ser verdaderos ejemplos de cuatreros a lo hermanos Dalton pero sin gracia ya es como para pensar en que deberíamos abandonar el dinero. No se, volver al trueque, al intercambio de pollos por comida o algo, porque está visto que el sistema económico mundial no es que ande demasiado bien. Entre bancos que sólo piensan en sacarnos el jugo, gobiernos convertidos en sus esbirros que nos persiguen a base de impuestos inauditos y organismos internacionales que son cuevas de Alí Babá vamos listos.

No entiendo de que se sorprenden de que la gente andemos un tanto quemadilla, necesitamos ver que nuestros esfuerzos sirven para algo y no para engordar el botín de los corsarios piratas y bucaneros a los que nunca les sucede nada. Necesitamos (entre otras tantas cosas, como comer…) volver a creer en la igualdad de la justicia para poder seguir adelante. ¿Lo veremos?

Ustedes hagan las leyes…

Publicado: 13 diciembre, 2016 en actualité...

Cuentan que allá por los tiempos de Alfonso XIII (Para las víctimas de inventos varios de los Ministerios de Educación, resumiendo muchísimo, alfonso-xiiiun rey bigotudo, bisabuelo del actual y que salió de España por piernas antes de la Guerra Civil) se daba la alternancia entre partidos (algo así, más o menos y a efectos prácticos como el PP y el PSOE en estos tiempos). El bipartidismo era eso, bipartidismo Se turnaban los liberales de Sagasta y los conservadores de Cánovas del Castillo con el consecuente resultado, aquí no se movía ni el viento, lo que hacían unos destrozaban los otros y viceversa.

Por aquellos tiempos el Conde de Romanones, un político español con unos números de estrella del AllStar (3 veces Presidente del Consejo de Ministros y 17 veces ministro)romanones dejó al Congreso de los Diputados ojiplático con una frase que si te paras a pensar es una verdad como un templo “Ustedes hagan las leyes que yo haré los reglamentos”. Esta frase encierra una verdad de esas que dejan helado al mismísimo infierno y que con el paso de los tiempos continúa siendo lamentablemente verdad en muchos casos. Romanones dejaba claro que el legislativo podía aprobar leyes pero la pieza para aplicarlas (el Reglamento) era cosa del gobierno y que él mismo se encargaría de dar la vuelta a la ley como un img_20151201_175249.jpgcalcetín con un reglamento bien engrasado. Al oir eso todos se quedarían petrificados y supongo que volverían a casa cabizbajos, con la cabeza en una bolsa de papel con agujeritos. Esta es una de las frases que definen para siempre el espíritu de un político y sus maneras, ¿verdad? Pues bien, nuestro Presidente del Gobierno nos dejó el otro día  una perla igual de demoledora pero con menos perfil y glamour que la del Conde (todo degenera, ni los autoritarios de hoy son como los de antes). Y poco se ha hablado de ello.

La semana pasada nuestro presidente-faraón soltó en el Congreso algo que nos debió dejar helados como esquimales en ropa interior a aquellos que cropped-meditar-by-marce-mendezcreemos en la democracia. Nos hizo recordar aquello de W. Churchill que decía “la democracia es la menos mala de las formas de gobierno” mientras nos repetíamos “calma, calma ya pasará” y decíamos “OMMMMM”. El presidente le contesto a Iglesias que el Gobierno sólo aplicará las iniciativas del Congreso que sean obligatorias por ley. La frase a la primera da pavor pero si lo vuelves a escuchar la cosa cambia a un ascazo terrible. Según el presidente de un gobierno presuntamente democrático solo se aplicará aquello a lo que se le obligue por la fuerza. El img_20160517_141542.jpgresto de iniciativas del legislativo pasarán directamente a la hoguera, creo que está pensando en prender de nuevo el vertedero de Seseña, no se. Falta saber si el la Mesa del Congreso dejará pasar algo que al final pueda parecerse a una Ley (hasta el momento, poco) o se dedicará a jugar a que todo siga igual. Bloqueando toda iniciativa, congelando la vida legislativa, dejando pasar lo suyo y frenando el resto. Sería lo suyo, así no haría falta obligar al jefe y sus amigotes.

Por lo visto este es el respeto que le merece la oposición a alguien que hablaba de  nosequé de diálogo y mano tendida pero que ahora nos dice que si queremos algo habrá que obligarle. Eso creo que no está en la definición de diálogo de la RAE.

Aplicar sólo aquello a lo que se le obligue a uno no es más que someterse a 58.jpgla fuerza y lo de someterse a la fuerza nunca es bueno. Ya sólo faltaría que no cumpliese la ley (en el hipotético caso de que alguna vez la cumplan) aunque también es verdad que en eso de hacer como el Conde de Romanones y buscarle cinco patas a un gato o agua en mitad del desierto para encontrar una rendija por la que colarse, en eso sí son verdaderos maestros.

Creo que deberíamos ir preparándonos para ver como el Gobierno no cambia su cara ni un poquito y se dedica a ir encajando con una sonrisa alguna que otra pírrica victoria de la oposición que se desangrará para arrancar alguna migaja. Mariano se enroca

Colapso del sistema

Publicado: 5 diciembre, 2016 en actualité...
Etiquetas:, , , , ,

El otro día un amiguete de los que me acompañan en eso del pedal me enseñó su bici nueva. Se había hecho con un “pepinaco” alucinante, una bici de esas que casi andan solas (“casi”), de esas que le valdría para darle un par de sustos a Chris Froome en el lama-2Tour. El único defecto es que  tardará lustros en pagarla. No le hacía falta para el nivel modestillo de nuestras aventuras, en realidad fué al taller a comprar unas zapatas de freno nuevas pero claro, el sistema se puso en marcha. Una cosa llevó a la otra y con la ayuda de un buen vendedor el desenlace estaba claro. Él tiene una bici nueva, el taller ha hecho una venta y la fábrica ha colocado un producto. Sería perfecto si no es porque mi amigo no va a poder usar la bici, tendrá que invertir parte del tiempo de pedaleo en trabajar para pagar una letra más. ¿Surrealista, verdad? Pues no le dije nada, todos somos víctimas de estos detalles irónicos del sistema. Como dijo el Dalai Lama ” El hombre occidental pierde su salud para ganar dinero, después gasta su dinero en recuperar la salud”.

Hoy en día estamos viviendo una época en la que asistimos a un juego de balanzas inestable que empezó con el desmoronamiento del régimen magefesacomunista. No es que yo a estas horas vaya a salir Bolchevique, pero lo que resulta innegable es que mientras existía algo “a la otra parte”, mientras existía un héroe al que temer el villano no se mostraba en su plenitud (o al revés,¿qué más da?). Ya se que  esto viene de antes. Estamos viviendo el capitalismo desde el año de la mariacastaña, después de la caída del Antiguo Régimen y la revolución industrial, pero es verdad (y que me perdonen mis antiguos profes de economía) que después de las Guerras Mundiales nos dio por dar una vuelta más a la tuerca y hacernos consumistas pero todo tenía el límite de no saber que pasaba “al otro lado”. En USA empezaron a meternos en la cabeza la idea de comprar como si no hubiese un mañana, de comprar para ser felices. La cosa empezó marcianos.jpgsiendo hasta simpática pero ya digo, lo que empezó de forma recatada y moderada se ha transformado en un sistema perverso que está llegando a su extremo. Ahora ya los objetos que se consumen y se tiran somos nosotros, los seres humanos en manos de monstruos y corporaciones que nos usan como Kleanex y a los que adoramos como los muñecos verdes de Toy Story al gancho. Y ahora, con la muerte de Fidel, último icono anticapitalista y la llegada del indescriptible mercantilista neoliberal, Trump, seguro que asistimos a la última aceleración de la perversión. El liberalismo salvaje ya se ha quitado la careta y se muestra como es, un sistema en el que, si no espabilamos, los mortales como tú y como yo seremos simples medios de producción a los que desplumar, consumir, y después dejar tirados en la miseria, en el olvido. ¿No ha empezado ya? Pues con las cifras de paro, miseria, recortes y desesperación que padecemos en España, casi que lo parece.

Todo ha empezado a girar a una velocidad alucinante, la desigualdad ha crecido, perdemos derechos de la noche a la mañana, sin ningún tipo de argumento que no sea el de enriquecer a los que ya son ricos. Mientras tanto nosotros seguimos con la mente totalmente evadida, celebrando (ayer) una Constitución que cada vez es más papel mojado y pensando en como compraremos los regalos de navidad.

¿Dónde acabará el juego? Supongo que lo normal, en el caso de que en todo esto haya algo “normal” sería darse cuenta de que estamos autodestruyéndonos en un juego en darwinel que la banca siempre gana. Ojalá todavía estemos a tiempo de decir “basta”. Basta de ser tratados como máquinas de usar y tirar. Pero personalmente ya dejé de creer en cuentos de hadas, lo siento, estamos demasiado anestesiados (las elecciones en todo el mundo occidental lo demuestran). Eso sí, me asusta la velocidad a la que se están sucediendo las cosas, descontento, radicalismo, populismo, “outsiders”, crisis y un robo de derechos que no hace más que retroalimentar la rueda. Parece que este juego perverso tiene sus días contados, va a explotar de pura avaricia y el “BOOM” se oirá desde la Galáxia de Andrómeda. El sistema colapsará, se hundirá y nos veremos nadando entre tiburones. ¿Entonces seremos capaces de darnos cuenta y empezar de nuevo? La Humanidad, si de algo es capaz y lo ha demostrado, es de reinventarse a sí misma Millones de años de evolución no pueden quedar en esto. Esperemos.

Cuentan que hace muchos años había un escorpión que quería cruzar un rio y como ni encontraba el puente ni quería pagar al barquero, andaba dando vueltas. En eso que vio a una ranarana repantigada tomando el sol como un jubilado en Benidorm. Se acercó a ella y poniendo voz lastimosa le dijo “Amiga rana, necesito cruzar a la otra parte. ¿Podrías llevarme?”. La rana, desconfiadilla ella, lo miró de arriba abajo como las suegras con los yernos el día que se los presentan y le dijo “No! Si te subo a mi espalda me picas fijo”. El escorpión, poniendo cara de político en vísperas de elecciones, le dijo “Tu piensa que si te pico en mitad del rio me ahogaría yo también,escorpion además, me he hecho vegano y no como rana”. La rana se lo tragó y cargó al escorpión. Cuando estaban en mitad del rio el escorpión picó a la rana y esta, antes de morir, le preguntó “¿porqué me has picado, no ves que tu también vas a morir?. El escorpión, con voz resignada le contestó “No puedo evitarlo, no es mi elección, los escorpiones somos así, es nuestra naturaleza”.

Algunos pardillos, como la rana, pensábamos que eso de tener un gobierno sujeto con pinzas les haría replantearse aquello de creerse los dueños de la baraja. De verdad, pensaba que eso de no poder hacer lo que les diese la real gana les haría cambiar su talante, aunque sea de cara a un graderío que los mantiene inexplicablemete. Pero me parece que no, que esta gente lleva el cinismo en su ADN, como el escorpión.

Estos días se han superado, ni siquiera el fallecimiento de Castro y la comezón de que va a ministra-banez-1351526822852.jpgpasar ahora me saca de la cabeza la imagen de Báñez demostrando que no vive en este mundo cuando dice que nadie cobra menos del Salario mínimo Interprofesional en estos días “porque sería ilegal” (eso es como decir que nadie miente porque es pecado). Sigue sin entender que ni siquiera su Virgen del Rocío nos va a sacar de esta. No le entra en la cabeza que gracias a ellos en este país trabajar cobrando dos euros por habitación no nos va a sacar de pobres o que los que  están contratados a media jornada en realidad trabajan jornada y media. Aquí ya hace tiempo que los únicos que sacan algo (hasta los ojos si se tercia) a las maltrechas familias que han de recurrirave_62763_esto_es_lo_que_le_importa_al_ppsoe_la_gente_normal_y_corriente.jpg al abuelo, justo a ese al que le van a someter la pensión a una liposucción severa. A esta gente le da igual que se pase hambre, que 1/3 de los niños viva debajo del umbral de la pobreza o que seamos el pais europeo donde la riqueza esté peor distribuida. ¿Pero sabéis que es lo que más desmoraliza de todo? Que no sólo son los devotos del PP, la foto del Congreso el día de la votación de la subida del SMI deprime. Aquello parecía el desierto de Gobi o uno de los viejos  anuncios de La Casera cuando decían que no quedaba limonada en el bar. Ver como Sus Señorías se preocupan por nosotros da ganas de coger las maletas y huir lejos, muy lejos.

Pero bueno, volviendo a lo de los escorpiones. No entienden como tienen al respetable cospedal.jpgmolesto y cabreadillo si cuando Rufián preguntó a la flamante ministra de defensa (una sra que creo que tiene la misma idea de ejército que yo de física termonuclear aplicada a las tostadoras) sobre si tenía previsto retocar su presupuesto a la vista de la penuria y necesidad social que padecemos. Me dejó helado la respuesta de la muy señorona. Un NO categórico, rotundo y bizarro, al que le faltó alguna coletilla que no reproduciré porque a uno todavía le queda un cierto decoro.

A estos sres del PP la vena absolutista, cínica, oportunista y desagradable no se les ha diluido, gobierno-defensa-dolores-cospedal-tanatorio_974913038_4666224_1024x671.jpgni siquiera por disimulo. Como muestra no podemos perdernos el espectáculo que han llevado a cabo después del fallecimiento de Rita. Podemos esperar cualquier cosa, no tienen decoro ni vergüenza. Y más todavía su jefe al acercarse a Valencia, apenado, compulgido, todo fariseo él mismo en su mismidad, lamentando el óbito de alguien a quien el mismo y su cuadrilla apartaron y dejaron de lado para salvar el pellejo. Ahora aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid para culpar de todo a los periodistas, y todo aquél que abra la boca, parece que nos preparen para un régimen como el de Corea del Norte. Al final, como el escorpión, es su naturaleza. Ya nos vale.

En estos tiempos que vivimos creo que estamos todos de acuerdo en que el dinero gobierna el mundo. Hemos llegado a un nivel de globalización en el que los gobiernos de cada estado pueden hacer muy poco más que ser unos meros administradores del “parné” que les llega de los organismos supranacionales. Por desgracia la realidad es que el mundo es dinero. Pero ¿y si el dinero estuviese controlado por las máquinas?.

Resulta raro de explicar pero hoy en día el dinero está gobernado por robots que no saben de horarios o cansancio a los que poco les importa si su actuación es o no 5e597690-4291-11e4-bac6-73d020c0e473_leyes-de-la-robot-tica-de-asimovsocialmente reprobable porque en su programación no figura ni una sola línea donde se hable de sentimientos. Eso de no tener corazón ocasiona muchísimos macro movimientos financieros que han causado verdaderos desastres a la humanidad y que no podrían explicarse sin poner por en medio un cerebro malvado estilo Doctor No o Fu-Man-Chú (que, oye, también es una opción pensar que nuestro gobierno es un grupo de minions a las ordenes de uno de estos, me pillo a Skeletor, por aquello del Hallowen).

Allá por el 2008 ya fue complicadillo poder explicar como habíamos llegado a aquello de la crisis de las hipotecas basura (“subprime” para los finos). El caso es que el sistema económico se fue a tomar viento por una serie de operaciones en masa que si te paras a pensarlo, no tenían ni pies ni cabeza. Ahora está volviendo a suceder, no se si os habéis dado cuenta de que por la tele ya vuelven a aparecer anuncios de coches y de casas. Mal asunto, han olido dinero y vienen a llevarse lo poco que nos queda.

Bueno, a lo que íbamos, decía yo que los robots están operando cada vez más frecuentemente en los sistemas financieros (ahora es cuando pensáis aquello de que “a este definitivamente se le ha ido la pelota”, puede). black-tuesday-1929Hemos entrado en un periodo de altísima velocidad financiera en el que la imagen que tenemosde al bolsa esa de gente gritando como locos es hitoria. Me explico. Resulta ser que el “Crack” de 1929 tardó casi un mes en fraguarse y hundir todo el sistema económico, la tormenta se desencadenó lentamente hasta que los rayos partieron a los inversores, uno a uno. Actualmente, en 2010 sólo CINCO minutos fueron necesarios para producir un crack enorme (alias Flash Crack) En esos 5  minutos del cafecito se fue todo a freír monas. ¿A que se debió la cosa? Simple, una de estas máquinas (HFT para los amigos) se puso a vender participaciones como si se fuese a acabar el mundo “et volià”, cundió el pánico.

El asunto está en que las maquinitas de marras (en realidad son unos programas informáticos) están programadas para efectuar tropecientas-mil operaciones por segundo, como si fuesen un bróker de esos estresados 3147-juegosdeguerra1983bde los de antes o un Trader (más moderno y cool) pero a unas velocidades de vértigo, ahí está su eficacia. Es la era de la negociación de alta frecuencia. Esta guerra de robots se realizan operaciones de céntimos de euro pero como hacen miles por segundo, sus dueños se forran. Y si encima están en manos de gente tan poco escrupulosa como para llegar a pensar en ponerlas lo más cerca posible de los ordenadores del mercado financiero para arañar micro segundos a las otras máquinas, la debacle para los humanos está asegurada, sólo es cuestión de tiempo que la aceleración y la codicia nos lleven al desastre por culpa de las maquinitas que cada vez andan más y más rápido como Joshua, el ordenador de “Juegos de guerra” que acabó bloqueándose a sí mismo intentando ganarse a sí mismo en una partidita de “Tres en raya”.

Esto se que suena demasiado a “La guerra de los mundos” pero ya nos terminator1984acordaremos de esto cuando en Europa nos digan que la economía está fatal y que tenemos que hacer más sacrificios, de los de verdad, de los que nos empobrecen y nos quitan lo poco que nos queda para comer. En el fondo nos habrán condenado a ello las máquinas y habremos pasado a otro estadio en el que esperemos que , por lo menos, las tres leyes de la robótica de Asimov tengan alguna vigencia. Aunque visto como respetan las “normales” nuestros dirigentes menos me cabe esperar de los robots.

Están llamando a la puerta, miraré por la mirilla no vaya a ser Schwarzenegger-Terminator preguntando por Sarah Connor en lugar del mensajero con un paquete

Extremos, otra vez la misma historia?

Publicado: 15 noviembre, 2016 en actualité...

Ir quitando peso a la Historia en el cole puede tener unas consecuencias mucho más 250px-reyes_visigodos_codex_vigilanus.jpglamentables de lo que se pensaba. Vale que recordar y memorizar como un papagayo la lista de los reyes Godos igual no tenía demasiado interés (no lo se, no la memoricé jamás ni intentaron que lo hiciese) pero conocer los avatares por los que hemos pasado si resulta necesario, aunque sea un poquito, más que nada para no ser unos descerebrados y saber por donde tiramos y a donde puede llevarnos el camino este que nunca parece en los GPS pero que a nuestros abuelos les sonaba. Igual es porque me confieso un loco de la Historia, pero que alguien me diga si no necesitamos eso, saber que nos ha pasado antes, aunque sea para saber un poco donde estamos y  no caer en el mismo agujero, pero bueno, ya están los planes de estudio estos para quinarme esa idea de la cabeza.

Ahora que tenemos a Trump dando saltitos de alegría, a Marine LePen frotándose las manos y dictador-575x323.jpga los extremistas en el gobierno de media Europa andamos buscando a ver si entendemos que ha pasado para que, de repente, occidente se haya vuelto medio loco y se haya puesto a votar xenófobo. Muchos creen ver que la historia nos ha llevado de nuevo a los años 30 y nada más oir esto nos salta a la cabeza un hombre enclenque con bigote (subrayo lo de enclenque, no vayamos a pensar en otro bigote vigoréxico de las Azores). Temer estar viviendo de nuevo esta situación, puede que sea un tanto exagerado (todavía, pero nos vamos acercando). Pero ahí está la comparación y esas frases en oidos de los que nunca tuvieron noticia de lo que nos ocurrió por aquellos tiempos puede ser algo muy peligroso. Tanto como que acabemos tomando el mismo camino de desesperación que nos lleva a la autodestrucción. Esperemos que no, pero hemos olvidado tanto…

Cuando las cosas van bien nadie se acuerda de los desgraciados. Nadie quiere mirar a los maxresdefault.jpgdesfavorecidos a no ser que sea, generalmente (y generalizar es malo) para comprar algo de buena consciencia o para exhibir lo rico que se es aportando (siempre delante de los medios de comunicación) una cantidad indecente de dinero. Parece cruel pero en ocasiones sucede así porque casi siempre la verdadera solidaridad se da entre personas a las que no les sobra nada y no necesitan salir por la tele. El problema llega cuando la desgracia sacude las vidas de aquellos que no estaban previstos en el guión. Entonces es cuando los “ex-pudientes” se movilizan (antes no, que para ellos eso de “quejarse” era “de pobres”) y  como aquí nadie se acuerda de lo que ya nos ha ocurrido, salen a las urnas a buscar culpables. Judios, inmigrantes, negros, altos, feos, guapos.. lo que sea según venga al caso, la cosa es buscar a quién tirar el muerto de que las cosas se han torcido y hacerles pagar el pato.

Así crecen los fantasmas y vemos amenazas y barricadas donde no las hay, como Don Quijote don-quijote.jpgveía molinos, cada vez más y más grandes. Así nace la fuerza de los extremos radicales, crece en silencio, mina la voluntad del que se acerca y cuando nos damos cuenta, ya es tarde, ya se ha metido en el corazón de nuestras instituciones dejando tocado nuestro orden democrático para siempre. O peor todavía, pudriendo nuestros corazones, haciendo que aceptemos podas de derechos totalmente inaceptables que nos hacen perder nuestra condición de humanos. Es entonces cuando los verdaderamente poderosos se quitan la careta y se cobran sus créditos.

trump

Tal día como hoy hace 27 años caía el muro de la vergüenza, la pared que separó una nación en dos. Un 9 de noviembre de 1989 caía el muro de Berlín y Alemania volvía a ser una nación unida.

Hoy 9 de noviembre de 2016 se ha construido otro muro y no precisamente frente a México. Un muro invisible sin pared alguna. Un muro racial y étnico cuyo material principal es el odio. Un muro que hoy el republicano Donald Trump ha conseguido construir, convirtiéndose en el próximo presidente de los Estados Unidos y polarizando a la población estadounidense en dos mitades.

Probablemente, la mayoría de propuestas de teatrillo que prometió el multimillonario durante la campaña no las llevará a cabo, bien porque sean inviables o porque su propio partido y el sistema le imposibiliten llevarlas a cabo. Aunque, hay que tener en cuenta que los republicanos controlarán las dos cámaras, Senado y Congreso, que junto con la presidencia les da un poder legislativo enorme, que rompe totalmente con el reparto del poder político estadounidense de los dos principales partidos con una gran hegemonía por parte de los conservadores. Un hecho que no ocurría desde 1928 en Estados Unidos.

Muchos se acuerdan hoy de Bernie Sanders, un candidato fuera del ‘establishment’ con propuestas socialdemócratas, fuera de radicalismos y con una mejor valoración que Hillary Clinton entre la sociedad norteamericana y del que nunca sabremos si podría haber vencido ayer a Trump en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, ¿cómo una persona como Trump, sin ninguna experiencia política ha logrado ser presidente de EE. UU.? Principalmente hay dos respuestas.

La primera es muy simple. Multitud de compatriotas suyos piensan como él, creen que los inmigrantes llegados de fuera solo vienen a delinquir y a ganarse la vida robando. Esto lo apreciamos en que un 90 % de los hombres blancos, mayores de 65 años y sin estudios han votado la candidatura del republicano. Esto es una causa de la globalización que se aprecia en Estados Unidos desde hace décadas y que va en aumento cada vez más. Pillando a contrapié y generando en el hombre estadounidense tradicional un sentimiento de odio y rechazo hacia los que vienen de fuera. Que hábilmente ha sabido canalizar Trump en sus numerosos discursos totalmente populistas y fascistas que han convencido fácilmente a esta parte de la ciudadanía.

Todas las afirmaciones que ha repetido Trump en contra de mexicanos, musulmanes u otros extranjeros venido de países pobres, calificándoles de criminales o terroristas, o su medida rocambolesca de construir un muro frente a México, no hacen más que acrecentar una brecha racial insalvable que radica en un nacionalismo extremo apoyado de una xenofobia y racismo fuera de control. Dichas afirmaciones son totalmente falsas y no tienen ningún fundamento, debido a que los extranjeros procedentes de países poco desarrollados a tierras norteamericanas son los que sustentan al Estado, teniendo los peores empleos y además aumentando la natalidad, rejuveneciendo de esta manera a buena parte de la población del país.

La segunda es por el hecho de que Trump es un ‘outsider’, alguien totalmente fuera del sistema político que está en contra del mismo. No obstante, la fortuna que ha adquirido él es gracias al propio sistema que tanto critica actualmente. Un candidato muy diferente al clásico, como es Hillary Clinton que viene de la mano de Wall Street. Un aspirante que no necesita la ayuda de ‘lobbies’, debido a que autofinanció su propia campaña. Una persona en definitiva muy incómoda para el ‘establishment’, que viene a destruir todo lo establecido en los últimos años.

Todas estas razones se engloban en una sola palabra, cambio. Un cambio que ha seducido a muchos hartos de ver reducir sus salarios e incrementadas sus jornadas. Cambio real ya que Clinton es de sobra conocida, ella y sus políticas. Por lo que prefieren optar a algo nuevo y arriesgado que a otros cuatro años más de Obama en esencia. El cual ha creado gran frustración entre la población norteamericana, ya que las expectativas que había creado hace ocho años eran enormes y no se han visto ni mucho menos satisfechas.

Debido a estos motivos y a las numerosas propuestas inverosímiles de Trump, gran parte de la clase media le ha secundado. Deseando simplemente ver mejoradas sus condiciones de vida. Pero, cuesta mucho creer que un multimillonario evasor de impuestos comience a legislar a favor de la mayoría de la ciudadanía y en oposición a la parte adinerada de la que él mismo forma parte.

A estas dos principales razones hay que añadir que a título personal Trump es una persona despreciable. Siendo un misógino machista que hace gala de tratar de forma deplorable a las mujeres gracias a su cuenta bancaria. Sin embargo, algunas mujeres e incluso latinas acudieron a votarle a pesar de todo lo que ha afirmado Donald durante la campaña en contra de inmigrantes y féminas.

Las ideas de Donald Trump no son nuevas, ni mucho menos. Son ideas fascistas tradicionales. Ideas que están volviendo a resurgir y a coger auge en todo el mundo. Un auge que hemos apreciado ya en Europa. Como fueron las razones que llevaron a muchos británicos a votar en favor del Brexit. Como son los gobiernos de extrema derecha en países como Polonia e Hungría, la subida de Marine Le Pen en Francia, Amanecer dorado en Grecia, Alternativa en Alemania y otros tantos de la zona euro.

Todos estos radicalismos cumplen un mismo patrón, un nacionalismo extremo derivado del fascismo clásico, un odio al sistema y a la clase política actual y una xenofobia y racismo desmesurado acompañado de un populismo brutal.

Hoy Donald Trump se ha convertido en el 45º presidente de los Estados Unidos. Su mensaje ha sido calado a muchos norteamericanos y aunque se marche, tras 4 u 8 años esas ideas seguirán en la cabeza de muchos. Trump ha partido a Estados Unidos en dos mitades, con un muro social imperceptible, que será muy difícil y laborioso derribar. Hoy el miedo ha vencido, hoy 60 millones de personas votaron por Donald Trump con 60 millones de razones, pero que tienen una razón en común, el odio. Hoy millones de razones no me hacen creer en este mundo, pero una sola continúa haciéndome seguir creyendo en él, la esperanza.

Enzapatillasdeandarporcasa no corrige los escritos que recibe ni se hace responsable de las opinones de sus colaboradores. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es