Seguro que alguna vez has ido a un espectáculo de magia. En el siempre suceden cosas inexplicables. Yo por lo menos jamás en mi vida he conejo-en-la-chistera-fantasia-magos-11482612.jpgconseguido entender cómo se hace el truco este de coger a un voluntario, meterlo en una caja, gritar muy fuerte aquello de “Abracadabra”, rebanarlo a cachitos y volverlo a montar sin que se note, sin que pase nada y sin que el voluntario acabe siendo cliente de las pompas fúnebres del barrio. Lo dicho, inexplicable. Pero de una cosa si me he dado cuenta, cuando va a ocurrir algo, el mago en cuestión siempre hace que suceda alguna cosa que nos distrae la atención, una luz que cambia, alguien que entra o sale de escena, una cortina que vuela, unas elecciones que se convocan, unos huesos que se sacan… El caso es que acabamos engañados, el conejo sale de la chistera y el mago recibe nuestros aplausos, se cierra el telón y nosotros nos vamos a casa con la intriga no resuelta de que ha ocurrido allí.

Deberíamos estar atentos porque en ese punto debemos andar en estos momentos cuando vemos que continuamos sin resolver  la exclusión social, el hambre y la imposibilidad de llevar adelante una vida digna pero se nos center.jpegestá distrayendo con lo de sacar los huesos de Franco hasta con un helicóptero,  (como en los buenos circos ¡”más difícil todavía!)Deberíamos abrir los ojos cuando nos dicen que es verdad, que los salarios están muy bajos pero que no se va a derogar la reforma del PP no vaya a ser que la banca deje de ganar algún milloncejo. O quizá empezar a sospechar que hay gato encerrado cuando admiten que no se puede ya ni vivir de alquiler pero continúan regalando nuestras viviendas sociales a los fondos buitres, si, esas que pagamos con nuestros impuestos para poder facilitar a las familias necesitadas el acceso a una vivienda digna. Todo esto mezclado y agitado con la salsa de Cataluña, que todo lo invade de nuevo, es el monotema que siempre resucita si hace falta y lo agitan como si en última instancia eso es lo que solucionase todos nuestros problemas cotidianos, los del día a día, los del comer y vivir, los que nos importan ahora que nos cuentan como se acerca una nueva glaciación a nuestras carteras.   .

Nos hemos plantado, sin comerlo ni beberlo, otra vez en elecciones. Época en la que todo vale, salen los magos con sus chisteras de charol a hacer ver 6-Logo-Magia-Borras.jpgque ellos son los buenos y no los otros aunque ninguno de ellos tenga nada mejor que un truco de ilusionismo sacado de la caja de “mágia Borrás”. Es la época en la que como decía Paco, se toma al pie de la letra un refrán muy grosero que por decoro no voy a reproducir (es nosequé de prometer y después olvidar lo prometido) y es cuando nos preparan para que nos quedemos distraídos, cuando esconden la paloma en la caja e   intentan 2016-09-06-sisifos.jpgdeslumbrarnos con cosas que ni siquiera ha insinuado en todo este tiempo para que votemos a unas personas que ni siquiera son capaces de dialogar porque están demasiado interesados en sacar brillo a sus egos sin que se preocupen por nada más porque, total, si no sale lo que les gusta nos dicen que no hemos votado bien y ¡Abracadabra! ¡Nuevas elecciones y aquí no ha pasado nada!.

Ya andan todos con sus letanías vacías pero muy convincentes. Se nos presentan como si fuesen a comerse el mundo como si no supiésemos que al final ocurrirá cualquier distracción con la que irá todo al traste. Como si no 1446716395003.jpgtemiésemos  que si el Brexit llega a ocurrir nos meteremos en terreno desconocido, como los exploradores que se adentraban en el Amazonas (cuando existía) en busca de las riquezas de El Dorado y no sabían que habría detrás del próximo árbol. Lo saben pero no les importa mentirnos una vez más a cambio de un puñado de votos y parabienes. No les importa porque si llega a ocurrir, o si al final Trump nos zurra con los aranceles prometidos, habrá funcionado la magia, nos dirán que no pueden llevar a cabo sus promesas por los “inesperados” vaivenes que hemos sufrido. Como si no los pudiésemos prever, como si fuésemos tontos, pero ¿sabes una cosa? Caerá el telón y aplaudiremos al mago mientras nos vamos a casa (si todavía nos queda algo), cabizbajos sin entender que ha ocurrido. ¿No quedará ningún mago honesto que nos alucine con un poco de magia auténtica?

Anuncios

¿Y si el mundo se acaba?

Publicado: 1 octubre, 2019 en actualité...

Imagina que un día te levantas por la mañana y al intentar salir de la cama descubres que no hay nada. Cuando digo que nada es NADA, no hay agua, no está ni siquiera el suelo de tu habitación porque todo ha desaparecido. Estás en mitad de un páramo inhóspito en lo 1222762587357_fque antes fue tu ciudad. No queda rio, no quedan pájaros, no queda gente… nada de nada porque todo lo hemos consumido, bueno, eso no podría ser más que una mala pesadilla porque antes desaparecerías tú mismo que tu pisito, ¡pues buenos son los bancos, como para dejar perder la hipoteca! No hicimos caso a la carta dal jefe indio Seattle, de la tribu de los Swamish, a Franklin Pierce, presidente de los Estados Unidos de América en la que decía que no se puede vender a la naturaleza (si no la conoces pincha aquí pero antes busca un pañuelo porque es uno de los escritos ecológicos más sentidos que he leido). ECa9YfIX4AIfmdUSi no hicieron caso a un Jefe muchísimo menos lo harán a una niña que se atreve a levantarse para decirnos algo tan obvio que todos podemos ser capaces de entender, “nos vamos a la porra”. Ya sé que para las mentes cerradas el fenómeno Greta Tunberg apareciendo en un mundo “de mayores” que no comprende que en realidad el futuro pertenece a ellos resulta chirriante y digno de demonización, pero su mensaje es de una lógica aplastante. Si esto se acaba se acaba todo.

Entonces es cuando te das cuenta de que muchos de los problemas que te han estado 10359214_780120268737334_3404590438156060893_n.jpgagobiando no tenían tanta importancia como pensabas porque de hecho cuando nos hayamos extinguido habrán desaparecido. ¿Verdad que viéndolo así lo de las elecciones, el “invento” de Errejón o hasta que te hayan invitado a una boda (con el consecuente desastre a los ahorrillos) te parecen chistes malos? Pues eso es lo que intentan hacernos ver los millones de jóvenes (unos de carné, otros sólo de espíritu) que hicieron huelga y se manifestaron el pasado viernes. No es cosa de cuatro “iluminados”, hasta la ONU nos lo ha dicho ya. Nos estamos cargando el planeta y no tenemos ningún lugar en este universo al que emigrar.

Mira, emigrar, lo que haremos todos si no cambia esto. Si, también los que tuercen el entrecejo cuando se habla de Open Arms, de fronteras con pinchos y de sufrimientos “para los otros”. Ellos también huirán cuando el mar inunde sus “palacetes de verano” a pie de playa, entonces veremos que dicen al respecto.

En el fondo llevamos demasiado tiempo comportándonos como una tripulación de foto_de_la_tierra__nasa_987796_t0marineros que andan taladrando su propio barco, hasta que se hunde y entonces se lamentan amargamente. Así nos comportamos todos y más todavía los que han olvidado que la política sirve para facilitar la vida de la gente, para intermediar en los conflictos, para evitar el desastre e intentar que todo siga adelante sin dejarse a nadie atrás, y mucho menos dejar a las generaciones venideras un mundo post-apolíptico que no merezca la pena ser vivido, yo por lo menos no quiero eso para mi hijo, supongo que tú tampoco.

Pero, ¿sabes una cosa? Si desaparecemos no sucedería nada (te recomiendo un libro, “El mundo sin nosotros” de Alan Weisman). Si el ser humano se extingue IMG-20160824-WA0005no seremos más que un mal recuerdo para este planeta. Uno más, como fueron los dinosaurios, esos bichos tan poderosos. No sé si te has parado a pensar que la vida sigue adelante siempre, de una forma o de otra. Nuestro planeta también lo haría así es que piensa en si deberías considerar la idea de empezar a cambiar tú mismo para así cambiar el mundo. La ecología ya va más allá de los que dicen los “ecolocos” que hemos de hacer para reciclar. Conservar el planeta ha tomado una importancia irrefutable porque en ello nos va la vida, la nuestra pero más aún la de nuestros hijos. Así de simple, sólo eso.

Insomnio

Publicado: 24 septiembre, 2019 en actualité...

Dicen los científicos que, aunque no sepamos muy bien a que de debe, el sueño es una necesidad fundamental del ser humano. Sabemos que juega un papel fundamental en la producción de mielina, eliminación de residuos cerebrales y creación  de  conexiones neuronales. El caso es que en los años 60 se demostró que después de 11 días sin dormir insomnio-728x420.pngdesarrollamos problemas de visión y de habla, deficiencias cognitivas y alucinaciones. Y si seguimos sin dar una cabezadita nos podría pasar como a las ratas de Allan Rachtschaffen, de la Universidad de Chicago, que después de entre 11 a 32 días sin una cabezadita, habían muerto. Así es que no es de extrañar porqué los “protas” de Pesadilla en Elm Street lo pasaban tan mal, se les iba la pinza a base de no dormir aunque no llegaron al punto de la leyenda urbana esa de un experimento ruso en la que los participantes acabaron enloquecidos y mordisqueándose los unos a los otros (debe ser mentira, suena a película  de esas de serie B. esas que sirven para  dormir un finde por la tarde, además llevo días intentando averiguar algo de semejante barbaridad y no encuentro nada).

A todos nos ha pasado eso de pasar una temporada a dos velas toda la Santa noche, es durísimo. Recuerdo perfectamente que cuando era pequeño vi por la tele una película de nosferatu
Drácula, versión dibujos animados, creo que se llamaba “la tumba de Drácula” o algo así (no vayas a pensar que fui víctima del irrepetible Bela Lugosi, en cuyo caso el insomnio estaría más que justificado). Fue ver las imágenes y escuchar la musiquilla tensa del ambiente de la escena y dejar de dormir durante una barbaridad de tiempo. Te juro que cuando me acostaba me envolvía el cuello con las sabanas no vaya a ser que el vampiro me chupase la sangre. Cosas de niños.

Puede que sea porque viví ese trauma o quizá porque a mí también hay cosas que me quitan el sueño, como a todos en este país donde parece que el Orfidal haya sustituido a las pastillas Juanola. El caso es que intento empatizar con el pobre Pedro Sánchez 700x420_ferraz-28a-efe.jpgque se lamenta de no pegar ojo a pesar de que estrenó colchón no hace ni un año, no como los pobres mortales que acabaremos añorando los colchones de lana de los abuelos en los que te dejabas caer y notabas como aquello te tragaba hasta el punto de que no podías ver a tu alrededor. Nuestro Sánchez no puede dormir pensando que se le va a aparecer Freddy Iglesias Krueger y le amenazará con un pacto o si maese Errejón conseguirá algo que no sea romper más todavía la posibilidad de un acuerdo de izquierdas dejando vía libre a los del “aire retro” allá para el 10 de Noviembre. Terrible

¿Te imaginas al presi en los carteles electorales con unas ojeras grandes como sacas de Correos?  Pobruco, deberíamos solidarizarnos con él. Eso de no dormir en Moncloa por la preocupación de unas elecciones ha de ser terrible y no como la mayoría de este país marcha-a-madrid-19941004_18811_1-1.jpginsomne en el que no pegamos ojo pensando en “tonterías” como siendo jubilado tener que ponerse a andar para conseguir que te hagan caso con lo de las pensiones que te has ganado a lo largo de una larga vida de trabajo o dar de comer a la prole con un sueldo que no nos daría ni para sopa de cebolla mientras has de pagar la choza en la que vivimos o el alquiler, que está por las nubes y toca capear el hachazo del fondo-casero que quiere sacar “más tajada” poniendo el piso en Airbnb amparándose en que los políticos se han dormido estos meses. Con lo de intentar formar gobierno no han legislado nada de lo que nos prometieron, nada que pueda protegernos mínimamente de la desaceleración que estamos viviendo  y nos han dejado caer a los pies de los caballos a las puertas de algo que atufa a una nueva crisis timo, para variar.

Ellos, los que duermen a pierna suelta, se han dedicado a dejar pasar el tiempo haciendo insomnio-hombre-que-cuenta-ovejas-28477953.jpgcomo quien intenta dialogar sin escuchar voces como las de la OCDE que les dicen que es necesario que el estado invierta  para intentar paliar los efectos del frenazo de la economía, efectos que pagaremos los mismos de siempre. Y ¿sabes que preocupa? Que si en la crisis anterior nuestro castillo cayó en ruinas, ahora las ruinas pueden acabar en cenizas. Pero, claro, bajemos la voz que nuestro presidente necesita dormir y soñar con ovejitas esmirriadas con contratos precarios que esperan a que un gobierno social despierte de la siesta legisle para poder seguir adelante, lo malo es que el 11 de Noviembre vete tú a saber que pesadilla nos espera.

Igual va y hasta recuerdas aquella peli de Arnold Schwarzenegger (The Running Man si no recuerdo mal) en la que había un programa de televisión en el que unos condenados a 41468VTK0WL._SY445_muerte tenían que escapar de unos “cazadores” que los habían de liquidar para mayor regocijo de una audiencia enfervorecida con el espectáculo sádico y grotesco. Aunque bien pensado tampoco hace falta ser tan viejuno, al final es lo mismo que en “Los Juegos del Hambre”. En resumen, no muy distinto de lo que en historia nos contaron que eran los Circos Romanos, ¡si es que no evolucionamos!. Bien pensado igual va y es que a la especie esta le gusta el morbo por el morbo, debe ser que nos apasiona ver como el otro sufre o acaba mal para sentirse mejor. ¿Será que somos unos sádicos? Al final tendrán razón los que dicen que somos unas bestezuelas y de eso se valen ciertos medios de comunicación a la hora de hacer caja, porque al final todo se resume en sacar unos cuartos, como siempre.

Poco a poco nos van llevando a una sociedad en la que nos hemos vuelto adictos al

lmmarco33280516-dominical-706-caso-primer-coche-fiat-5160323172234-1458750361349

amarillismo y cuidado que esto funciona como las drogas. Cada vez necesitas más para sentir el “placer” porque a todo se acostumbra uno, también al tufo pestilente que destilan algunas redacciones, justo esas que seguro están en estos momentos afilando sus dientes para abalanzarse sobre el juicio sobre la muerte del pequeño Gabriel, todo sea por la audiencia fácil y barata.

¿Qué porqué vengo yo ahora con todo este rollo? Pues porque nos ha vuelto a suceder por enésima vez. Hemos tragado con que los medios de comunicación hayan transformado el 3428984_640pxdolor y la muerte de alguien en un puro espectáculo con la única intención de arramblar un par de puntos de share. Me explico. Resulta que como ya sabrás nos ha dejado una persona que nos hizo vibrar al conseguir una medalla en unas olimpiadas, una deportista que nos dio grandes momentos en los inviernos que la veíamos volar sobre la nieve. Pues bien, resulta que a algunos medios especializados en hurgar en la mugre sólo les ha importado, una vez más, el contarnos 300px-Rembrandt_-_The_Anatomy_Lesson_of_Dr_Nicolaes_Tulplo más escabrosamente posible los detalles de la muerte de Blanca. Dejando al semanario “El Caso” al nivel de la hojita parroquial, una vez más. Si por ellos fuese nos enseñaban la autopsia en plan “Lección de Anatomía” de Rembrandt. Todo sea por el click, el momento de apretar el botón de la tele, el respeto al dolor de la familia,  el de tener en cuenta los sentimientos o la consideración a la fallecida, ya si eso para otro rato.

Queda ya tan lejos el tiempo en que se valoraba respeto al prójimo que parece que era en otra glaciación cuando se redactaban unos obituarios en el que unos señores periodistas nos contaban quién era el fallecido y porqué merecía ser recordado, con eso bastaba. No hace falta más, sólo el recuerdo y el respeto al difunto y su familia. Pero bueno, es lo de siempre, si lo hacen es porque lo compramos. Vete a saber hasta donde llegará el asunto ¿No crees?

Personalmente prefiero quedarme con el recuerdo de aquellas carreras sobre la nieve, aquella sonrisa y el esfuerzo de toda una vida de deporte. Descansa en paz, Blanca. Espero que allá donde estés puedas encontrar toda la nieve pura necesaria para hacer una bajada inolvidable, como aquellas a las que nos acostumbraste. 

Los últimos días del verano

Publicado: 3 septiembre, 2019 en actualité...

Esta noche ha sido de tormenta en la playa. El viento silbando, los truenos y relámpagos en un mar picado y lleno de olas nos devolvían un espectáculo fascinante con un ambiente Joseph-Mallord-William-Turner-Il-naufragio-della-Minotauro-1793-Public-Domain-via-Wikipedia-Commons.jpgcomo de cuadro de Turner, me encanta mirar el mar en mitad de la tormenta, fascinante, amenazador aunque mis sentimientos son contradictorios al intentar imaginar que puede ser una mar brava a bordo de frágiles esquifes, sin rumbo y sin destino, pero claro, se empeñan en hacernos creer que esos seres humanos “no cuentan” y ¿sabes? Al final conseguirán que les creamos y entonces puede que seamos los próximos “invisibles” y querremos que nos escuchen.

La temperatura ha bajado como queriendo recordarnos que el paso de los días es imparable y que el verano ya nos deja. En nada los últimos “veraneantes” habrán abandonado el IMG_20190716_215702_344-1.jpgpaseo y los bosques de sombrillas desaparecerán sumidos en un estado de hibernación en cualquier rincón del trastero a la espera de la llegada de otro verano en el que volver a la atestada playa, siempre que la economía de la casa lo permita porque estos días parece que no nos acordemos de que son miles de familias las que este año no han podido desempolvarla y ni siquiera han podido salir de la ciudad vacía y desangelada un fin de semana.

En unos días las sombras se alargarán ganando la batalla al Sol y el silencio, roto alguna vez en casa por algo de Chopin  o Debussy(raro que es uno) borrará la música de los chiringuitos. esperan-lluvias-resto-dia_IECIMA20131101_0043_7Llegan las primeras lluvias que golpearán en el cristal  y marcharán los últimos turistas porque como cantaba Amaral “no quedan días de verano” (¿viejo? Pues te juro que esta mañana he escuchado en la escalera a alguien que tenía puesto al Dúo Dinámico con “El final del verano, es gente mayor que abandonaba el apartamento con unos enormes lagrimones en los ojos y se despide como si fuese el último año, ¿Quién sabe?). Devolverán la playa al mar que se la quedará, con su perpetuo rumor, en una soledad solo rota por alguno de los que nos acercaremos en invierno para pasear por la playa con cierta nostalgia y sumirnos en nuestros pensamientos. En unos días la vorágine habrá pasado y todo será un sueño, un recuerdo de los días largos de un verano que parecía no acabar nunca. Un recuerdo de esos que los niños no olvidarán y que quedarán en su memoria como los días más felices de sus vidas y que idealizarán hasta el infinito.

Los días de comer hasta hartarse y acampar en el chiringuito hasta las tantas darán paso a las tardes lluviosas en el comedor de casa, a la vuelta a la realidad del combate gris del día a día por seguir adelante. En un mundillo que cada vez más hostil porque parece que haya olvidado sus principios más básicos y en el que parece que todo el mundo haya olvidado a 1077019-N.JPGlos que de verdad resultan perjudicados de todo este espectáculo bochornoso que hemos vivido durante todo este verano que ha pasado en blanco. Seguimos sin actividad legislativa, continuamos a la bartola sin que se atiendan los problemas de aquellos que necesitan una ley que les facilite seguir haciendo algo tan legítimo como vivir. Ellos son los verdaderos perjudicados de no tener gobierno. Los economistas nos dirán que las finanzas se resienten pero parece que olviden que si no hay ayudas a los dependientes o subsidios a los parados (por mencionar alguno de los tropecientos frentes abiertos) no hace falta hablar de mucho más porque un gobierno que olvida a sus necesitados no merece ningún respeto. Espero que ellos, nuestros políticos también guarden sus tumbonas y sombrillas en el trastero y vuelvan a la ciudad, a hacer algo que parece que hayan olvidado, trabajar.

Mentes teledirigidas

Publicado: 27 agosto, 2019 en actualité...

Entré al bar el otro día, desesperado por la horrible sensación del “mono” de la falta de café y “la caló” asflixiante que puedes sentir al travesar la plaza mayor de mi ciudad, vacía g15b.gify golpeada por el sol como tan fuerte como lo puede hacer Esautomatix, (ya sabes, el herrero de la aldea de Asterix) después de haber tomado una garrafa de poción mágica (lo que bien pensado no se si supondría doping hoy en día). El caso es que entré al bar pensando en el cubo de “café del tiempo” que me bebería cuando me encontré a Paco, en la mesa del fondo, con el móvil en la mano y una cara rara, como la de la niña de “El Exorcista”   después de haber sido poseída. Recogí de la barra la bañera de café y me acerqué a su mesa. 

Paco me dijo que se acababa de “borrar” del Facebook y del Twitter, así de golpe, sin anestesia. Me extrañó tanto el hecho de que él, que “era alguien” en las redes sociales, se diferencias-entre-perfil-de-usuario-y-pagina-de-empresa-en-facebook-1348862980-1-150x150.jpeglargase por patas que debí poner una cara muy rara, porque sin preguntar nada se puso a explicarme que se largaba, harto de´l estado de alteración permanente de la gente y que ya no merecía la pena decir nada porque, digas lo que digas, vas a recibir más palos que un estera. Me di cuenta de que, una vez más, tenía razón. Hasta un tweet que puso pidiendo información a las cadenas de supermercados por el asunto de la listeria había recibido la visita de varios “haters”. De verdad, no sé qué nos está pasando pero los ánimos están fuera de sí. Serán los calores del verano, quiero pensar. 

No sé qué nos están haciendo cuando a base de bombardeo puro y simple están consiguiendo cambiar nuestros propios razonamientos por algo teledirigido que nos turbaconvierte en zombies en manos de vete a saber que Bokor dispuestos a lanzarse en tromba para linchar al que se tercie. De eso tuvimos una buena ración en el caso de Open Arms en el que vimos como por arte de magia una ONG pasaba de ser aplaudida a ser considerada poco menos que el hijo pequeño por parte de madre del primo de Belcebú. Nos están lavando la cabeza y no nos estamos dando ni cuenta. Nos transforman en irracionales y nosotros encima les aplaudimos. 

La táctica es la de siempre, la de impedir que usemos la cabeza y si es posible conseguir que se nos vaya atrofiando por desuso. Se coge un tema que quieres “reconducir” se suelta indexss-1.jpguna legión de troles que bobardeen día y noche con tweets envueltos con un halo de falsa verdad irrefutable, simples pero contundentes. Así hasta que ves que están calando a base de RT y TT, entonces sueltas la pregunta, como quien no quiere la cosa, ¿A favor o en contra? ¿Sí o no?, Así, cerrada, como un examen tipo test de los que tantas pestes echaba. Lo hacen así, no vaya a ser que puedas argumentar algo. Es el eterno o estás conmigo o contra mi. Es la alienación y el aborregamiento de masas hecho tweet. Lo saben, lo controlan como nadie y los vuelve peligrosos porque nos hunden en la masa sin razón y los que no piensan son muy fáciles de conducir, mira por donde. 

Yo no sé tú, pero yo cada vez estoy más harto de que por este mundillo todo sea A o B, 98247406-bea6-11e4-89b4-0025902403c2.jpgblanco o negro y se tenga que decidir sobre la marcha entre ello, sin posibilidad de justificación. Me horrorizó el incendio de Notre Dame como me horroriza el del Amazonas.  Parece que ya no somos capaces de sensibilizarnos por más de una cosa sin tener que odiar otra ¿Porqué hemos perdido la capacidad de raciocinio y nos hemos quedado en el  “tipo test” cerebral? ¿Tan básicos nos hemos vuelto?¿O tan básicos nos HAN vuelto? igual deberíamos pararnos a pensar a donde nos están llevando. 

Todavía recuerdo como si fuese ayer cuando me llevaron a un cine de esos de sesión contínua, de los que te ponían una peli detrás de otra y pasabas la tarde del domingo. Fuimos a ver Mad Max más allá de la cúpula del trueno”, con la irrepetible Tina Turner y mad-max-mas-alla-cupula-trueno.jpgMel Gibson. Supongo que sabréis de que película hablo, un mundo post apocalíptico en el que la humanidad se ha vuelto salvaje y todo quisque mata y muere por conseguir un poco de gasolina. No hay leyes, no hay sociedad, sólo supervivencia y todo está regido por los mandamases de “Negociudad” (Tina Turner). Salí escandalizado, tanto que todavía recuerdo hasta el olor a terciopelo rancio de la butaca y el paquete de “Monchitos” que me zampé. Pensaba que aquello era solo cine, que no podía llegar a suceder de verdad, que la especie humana no puede degenerar tanto. Nada, cosas de niños ilusos que todavía les falta mucho por ver, ahora aquello hasta lo veo inocente.


Parece que hemos perdido el oremus. Tenemos un barco que se ha declarado en estado de necesidad, repleto de gente desesperada al que nadie quiere hasta el punto de que en Italia alguien celebraba habérselo quitado de encima endosándoselos a otro que ha regateado IMG_20190819_135048.jpghasta el último minuto a pesar de que el pabellón del navío le obliga a ciertas cosas. Estamos hablando de un barco que necesita desembarcar seres humanos antes de que sea demasiado tarde y nosotros nos enzarzamos en aquello de “llévatelos tú a casa si tanto los quieres” (me lo soltaron el otro día en el café). No me los llevo a casa porque no puedo atenderlos como es debido y porque pago impuestos y con ellos quiero que se salven vidas y no que se destinen a rescates bancarios, autopistas y pesebres para los amigotes. Es como si ya no nos importasen las vidas humanas. Es como 1396591260_139659_1396591260_noticia_normal.jpgsi fuese más importante acusar de colaboradores de las mafias a las ONG’s que salvar vidas humanas. Parece que a nadie se le haya pasado por la cabeza que la primera solución pasa por no dejar morir a los del Open Arms (y otros más, no vayas a pensar que es el único barco en el Mediterráneo). Después ya hablaremos de más cosas como de eso de ir minando la opinión pública para acabar demonizando a las ONG’s que puede que “sólo” estén trabajando en lo que la UE ha fracasado estrepitosamente. Pero lo primero es lo primero y tenemos gente abandonada en el mar, aunque para algún diputado de Ciudadanos esas gentes están de crucero como “bien comidos pasajeros”en el barco de Vacaciones en el Mar cuando los que si que están de asueto son los miembros de un gobierno que no está precisamente en condiciones de tirar las tardes tumbados a la bartola en la hamaca de Doñana.


¿Pero qué empatía podemos esperar de una sociedad en la que asesinan a nuestras compañeras ante nuestras narices y no se hace nada? Un lamento y un par de discursos para intentar hacer que duela menos, como el “ea,ea,ea…” de nuestras madres cuando nos IMG_20190819_135056.jpgmecían intentando que nos pasase el berrinche después de habernos partido la crisma en el columpio y hasta la próxima. Con ello están consiguiendo que acabemos viendo los asesinatos como una enfermedad crónica contra la que nada se puede hacer en lugar de intentar poner remedio con armas poderosas como la educación, como llamar las cosas por su nombre y enfrentarse a los problemas en lugar de intentar ocultarlos con eufemismos. Es como si pretendiesen que normalicemos el “la maté porque era mía” y volviésemos a Atapuerca, a otro tipo de IMG_20190224_201511-1.jpgsociedad en la que la mujer no existía. Nada, cosas mías, malpensado que es uno. Pero viendo como se está poniendo el patio, con violaciones grupales, acuchilladores y robos por las calles ya no se si cada vez somos más como la alegre pandilla de Atila, sin que nadie parezca poder poner remedio. Peligroso porque ya sabemos que cuando el orden establecido no puede proporcionar seguridad aparecen otros “ordenes” nada recomedables. ¿Nos habremos extinguido como humanos? ¿Nos hemos trasformado ya en bestias y no nos hemos enterado?


Parece se han empeñado en transformarnos en monstruos a base de hacernos ver “lo que no es normal” como lo cotidiano, que encima nos creamos que tenemos la culpa y que les aplaudamos por venir a salvarnos de nosotros mismos. No aprendimos nada de la última “crisis-estafa csm_nino_mediterraneo_barco_chaleco_07448f2344.jpggeneralizada”. Espero que se equivoquen los sesudos agoreros que anuncian un nuevo leñazo (un día que quiera que me deis “unfollow for ever and never” prometo post al respecto) porque si no nos van a dejar como en la peli de Mad Max, aunque ahora que lo pienso Tina Turner y Donald Trump comparten ese pelo tan raro… Pero si esto ocurre, no olvidéis que van a intentar desestabilizar nuestra brújula diciendo que es culpa nuestra e intentando acabar con lo poco que nos quede de humanidad. Todo antes que aceptar aquello de que no dan pie con bola y sólo piensan en su propio interés. La estafa de antes fue por aquello de vivir “por encima de nuestras posibilidades”. Esta vez se inventarán otra cosa como que “los que vienen” son poco 1422638196_468069_1422638499_noticia_normal.jpgmenos que la reencarnación del mal (argumento más viejo que las pastillas Juanola, pero efectivo). No lo dudes, para ellos siempre es culpa del otro y harán lo que sea para continuar siendo “los bien comidos”. Igual va a ser como lo del cambio climático que de repente es culpa nuestra porque usamos las bolsas de plástico que ellos nos venden y comemos la carne que ellos nos traen. Es como si ellos no hubiesen hecho nada cargándose toda la economía tradicional que resultaba, en muchos casos, más sostenible que el imperio de las multinacionales, pero esa es otra historia.

Hasta la vista

Publicado: 19 julio, 2019 en actualité...

No falla, llegan estas fechas en los que los días son largos y el cerebro parece que se reblandezca (igual es una explicación para muchas de las cosas raras estas que nos están 034nac18fot1_10229657_20190718025930.jpgpasando, y no me refiero a la “invasión” del área 51 precisamente). El caso es que en estas fechas las ganas de doblar el espinazo bajan hasta niveles que rozan la obscenidad. ¿Verdad que eso nos sucede a todos? A mí por lo menos me ocurre, estos días ando como lento de reflejos, con “pachorra”, como saturado y sin demasiada chispa, lo admito y lamento profundamente si os he dado demasiado la vara, mea culpa.


Todos los años (bueno desde hace un par de ellos) en esta vuestra casa bajamos la persiana IMG_20180727_113900.jpgun par de semanas, aunque la verdad es que sin cerrar demasiado no vaya a ser que toque volver corriendo (ya sabéis). Como decía todos los años aprovechamos un par de semanas para descansar y cargar un poco las pilas. Este año no será menos, a pesar de que queden muchas cosas por alucinar estos días en los que hasta el verano parece no serlo tanto. Antes estos días no pasaba nada y ahora ya ves, vamos de susto en susto. 

Este año será un poco distinto, bajo la persiana por agotamiento mental y emocional, confieso. Las circunstancias de cada uno son como aquello de la cruz, cada uno lleva la depositphotos_195431152-stock-illustration-travel-banner-with-a-wind.jpgsuya y “el que la lleva la entiende”. No voy a contar ahora mis penurias porque no viene al caso, sólo diré que me ha tocado el pack “de Luxe” y he acabado un poco exhausto, chupado como una bolsa de sangre en la nevera del Conde Drácula.
Me marcho unos días para descansar, reflexionar (mucho), buscar un poco de paz y sobre todo reparar la vieja brújula a ver si consigo estabilizar un poco el rumbo. Voy a “huir del mundanal ruido” por unos días, como San Juan de la Cruz, casi por prescripción médica. Así es que por unos días me podréis encontrar rodeado de castillos y, por supuesto, en mis mágicos Pirineos. Aunque casi seguro que nos veremos algún día por estos cibermundillos.


Espero que estos días me sirvan para descubrir, sorprenderme de nuevo, recuperar la ilusión. En resumen, viajar, ampliar mundo, reencontrarme conmigo y con los míos y IMG_20190716_215702_344.jpgrecuperar los restos del naufragio. Espero conseguirlo y que nos volvamos a ver todos el próximo 21 de Agosto. Desearía  regresar con el puzzle resuelto, con un nuevo proyecto en la cartera que me devuelva la ilusión y  me saque del gris en el que me he instalado muy a mi pesar. Reunirme de nuevo con vosotros con nuevas energías e ilusión por seguir dando la tabarra. Trataré de no fallar en el intento y que esto no acabe en un adiós accidentado, pero si ocurriese… “c’est la vie”. 

 

Nos vemos el próximo 21 de Agosto! 

Dicen que “pelar la pava” es lo que hacen los que se dedican a no hacer nada, los ociocillos que se entretienen pasando el tiempo haciendo como que están ocupados en algo descarga.jpegpero no dan un palo al agua. Según qué ramas miremos pueden llegar a ser una inquietante mayoría, estamos acostumbrados a ellos. Pero cuentan que la expresión, allá por el S.XIX no tenía el mismo significado, se aplicaba a los enamorados. Parece ser que en la Andalucía del año de la maricastaña las criadas que servían en casa del señorito tenían entre muchas tareas la de pelar las aves que caerían en el cocido. Lo hacían sentadas al lado de la ventana, con rejas, y mira tú por donde que siempre aparecía el pretendiente con el que se dedicaban a charlar y charlar mientras eternizaban el pelado del pajarraco en cuestión. Cosas de la vida y los amores de antes.

Pues resulta ser que algo así están haciendo nuestros tortolitos. No resulta demasiado complicado imaginar a Sánchez pelando en la ventana de la Moncloa al pobre bicharraco images (1).jpegmientras finge, como en un concierto de “Pimpinela” ene l que dos hermanos fingían ser un matrimonio que se llevaba a matar hasta niveles épicos. Sánchez, puede que  finja  un enfado monumental con Iglesias, que continúa acampado a la otra parte de la reja, en plena discusión de novios de esas que igual acaban con un concierto de violines o en ruptura a lo Guerra de los Rose. Y en eso andan, en marear la perdiz, en hacer exactamente NADA en un país donde nos levantamos el otro día con un estudio del Banco de España que nos recuerda que algo no anda bien cuando se han ido recuperando los índices de antes de la crisis (precios incluidos) pero los salarios no se han movido ni un céntimo. Algo ocurre cuando los currantes no levantamos cabeza y un año más muchos se quedarán en casita a no ser que se disponga de un pueblo de los ancestros al que ir a gorrear unos días y a pesar de esto todavía seguimos destinando un triste 1,7% del PIB (la media de la UE está en un 3.8%)  del gasto social a dependencia o a ayudar a la única institución que sigue funcionando en este país, aguantando los golpes de los hijos que han de volver con los padres o los recortes en pensiones, la familia. Pero nada, lo que importa es un silloncito, lo de formar gobierno y empezar a trabajar, si eso, para luego.

Parece ser que andan todos tan ocupados en tirarse los trastos a la cabeza de la forma más ridícula posible que no se dan cuenta de que existimos, de que en este país estamos entristecidos y arruinados. Seguimos rogando por que al peque no le cierren el comedor del colegio en verano mientras  trabajamos 1560685967_884909_1560686372_sumario_normal.jpgcomo en las plantaciones de algodón del Mississipi. Los contratos con los que se suponía podríamos salir adelante son tan ridículos que han hecho buena la frase esa que decía “Trabajar no saca a nadie de pobre”, tanto como que siguen subiendo los índices de personas que trabajan y no salen el umbral de la pobreza y así no es que no se puede ir de vacaciones, o conseguir una vivienda para construir un proyecto de vida. Así es que no se puede siquiera tener una vida diga. Hasta los veranos ya no son lo que eran ¿Te has parado a pensar que hasta Giorgie Dann parece que haya puesto la barbacoa en el Wallapop y que hasta el famoso “yate para pobres” de Amazón nos parece un lujo?.

Pero, claro, los señoritos siguen a lo suyo, pelando la pava sin importarles que ya hace tiempo que llegó el momento de ponerse a trabajar porque esto no se va a levantar solo y les elegimos para eso. Sólo un aviso para navegantes; la semana próxima será la sesión de investidura, existen serios motivos para pensar que será fallida por la incapacidad de TODOS para sentarse y hacer algo por el bien de sus electores, nosotros. Si al final llegamos a votar de nuevo o se montan una buena historia para contarnos y hacernos ver que el malvado es el otro o no respondo de la barbaridad que pueda salir de las urnas con la gente moderada de izquierdas y hasta de derechas cabreadísima. Ni siquiera el CIS podrá prever la catástrofe, el palo puede ser antológico, algunos lo saben y ya se frotan las manos. Pero ellos a lo suyo, a pelar la pava.