Mujer tenías que ser

Publicado: 24 noviembre, 2020 en actualité...

25 de noviembre de 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y Teresa) morían asesinadas en República Dominicana a manos de enviados del dictador Trujillo. ¿Su crimen? Ser activistas políticas y denunciar la situación de una sociedad dominicana sometida a la bestialidad de un régimen dictatorial sanguinario (como si existiese algún dictador que no lo sea). Se ensañaron con ellas para al final asesinarlas e intentar “esconderlas debajo de la alfombra”, ya sabes, cosas de dictadorzuelos y gente de esa ralea que no tienen otros argumentos más que el palo simiesco. Eso era así, continúa siéndolo y lo será si no conseguimos parar alguna vez a los que se creen más fuertes que nadie (todavía quedan en la cueva). Se salió con la suya, nadie dijo nada hasta que en 1981 el movimiento feminista latinoamericano fijó el 25 de noviembre como el día para visibilizar la violencia sobre las mujeres. Algo que continua siendo tan cotidiano que parece que no lo veamos, no lo suficiente. En caso contrario no haría falta marcar un día en el calendario para que recordemos la lacra que vivimos cada día y que cuesta la vida a nuestras compañeras sin que seamos capaces de evitarlo y mientras demasiados miran hacia otro lado. Hasta finales de 1999 la ONU no se sumó a la Jornada, por lo visto prisa no tenían.

Igual somos la única especie sobre la faz de la tierra que padece una tara genética (otra más) que nos lleva a despreciar a nuestras compañeras. Pero en este caso nadie se ha apresurado a investigar, a sacarse una vacuna de la chistera o intentar poner remedio a algo que sufren más de la mitad de la población mundial durante milenios. Me refiero a la violencia que en esta sociedad va inserta en los cromosomas que te pueden tocar en la rifa a la hora de pasarte una temporada en la “barriga” de tu madre. Ya ves, sólo la “suerte” que determine tu entrepierna, en pleno SXXI, ya va a marcar como te va a tratar una sociedad construida a lo largo de los siglos “por los hombres y para los hombres”. Muy justo no parece, ¿verdad? Pues la cosa continúa con unos esquemas que se encargan de hacer las cosas difíciles a las mujeres. Unos estereotipos caducos y que poco a poco van cayendo, aunque queda tantísimo por hacer… Quedará un salto cada vez que piensas aquello de “mujer había de ser” con un acento de malicia. Nos quedará una acera que cruzar cuando crees que TÚ puedes hacer algo y tu compañera, no con un orgullo micromachista que puede que no sea voluntario pero que aflora porque está impreso de serie en tu educación resultado de tantos siglos de encerrar a las mujeres en casa. Quedará todo un mundo por hacer mientras todavía existan cavernícolas que se crean superiores a sus compañeras por el simple hecho de haber nacido varones. Quedará un abismo que cruzar mientras todavía pensemos que no somos violentos porque no pegamos a las mujeres y no veamos que la violencia es muchísimo más y que los golpes psicológicos muchas veces duelen más que cualquier paliza. Quedará una galaxia de por medio que salvar mientras nuestra compañera de mesa cobre bastante menos por hacer exactamente el mismo trabajo que haces tú.

Nos queda un largo camino por recorrer hasta acabar definitivamente con la sociedad del “la maté porque era mía”, sin duda, y parece que todavía quedan muchísimos trogloditas que no están dispuestos a aceptar que los cimientos de tiempos inmemoriales de esta sociedad están podridos. Igual, aprovechando que tenemos el mundo hecho un solar deberíamos arrinconar a los Australopitecos y empezar a construir algo nuevo sin cometer los mismos errores del pasado. Un mundo en el que los cromosomas no sean impedimento para nada. Deberíamos intentarlo, no sólo por nosotros, que igual ya estamos condenados, sino por nuestros hij@s .¿Sabes una cosa? Siempre merece la pena tener esperanza. La veo cada día en mi hijo, parece que las cosas están cambiando y que en el cole empezamos a ver personas distintas. Una chispa va prendiendo. Nuestro trabajo en casa y el de nuestros profes va a ser avivarla para que se transforme en un gran fuego que queme los engranajes de una sociedad caduca y podrida.

Un enemigo común

Publicado: 17 noviembre, 2020 en actualité...

Si por algo nos hemos caracterizado a lo largo de los siglos es por esa extraña querencia que tenemos a sacudirnos mamporros los unos a los otros sea por el motivo que sea, cualquier cosa es buena para empezar el baile de palos. ordenalfabetixUnidos, lo que se dice unidos no hemos estado jamás, a pesar de que Asimov ya nos decía que la violencia es el único recurso del incompetente no perdemos ocasión para demostrar el sincerebrismo de la especie. Imagina que allá por 1325 un grupo de soldados de Módena se infiltraron en Bolonia y robaron un cubo de agua de un pozo Se lo tomaron tan mal que el ejército de Bolonia se  enfrentó al de Módena en la batalla de Zappolino. Resumen, 2000 personas perdieron la vida por un cubo de agua.

Pero existe algo poderoso que haría que hasta los de antes, los del cubo de agua se uniesen, algo poderoso que ha de saber dominar todo el que intente mantenerse en la cresta de la ola, EL ENEMIGO COMÚN. La cosa parece 11.jpghasta lógica. Sólo se ha de buscar algo que haga olvidar las diferencias, sea lo que sea y si no se encuentra se inventa y santas pascuas. Ejemplos los tenemos a montones. A estas horas de la mañana y falto de café me viene a la cabeza lo de los Nazis culpando a los judíos hasta de que lloviese, a los americanos juntando colonias para zurrar a los españoles a base de hundirse barcos o para ser un poco más polémico, lo de los catalanes que querían destruir España ¿o eran los españoles los que querían destruir Catalunya? YO QUE SE!

¿Qué hemos de hacerle? La cosa es tan simple como el mecanismo de un botijo. Se busca un chivo expiatorio, se demoniza y se carga contra el con IMG_20180611_171154.jpgtodos los males del universo. Automáticamente nos olvidamos de todo y vamos a linchar a palos al desgraciado que le ha caído la negra. Lo lógico sería es que en estos días que nos ha tocado vivir nos hubiésemos unido todos para luchar contra el bicho y perseguirlo a pedradas. Sería lo normal pero no se si has caído en el detalle de que este mundo es todo menos normal porque si lo fuese tampoco veríamos según que salvajadas contra otros seres humanos,  en el mar o día a día en nuestras propias ciudades.

El otro día salió Biden por la tele diciendo que el tiempo de la disgregación manifestante-porta-una-bandera-estadounidense-reves-junto-edificio-llamas-minneapolis-jueves-mayo-1590861344870-1.jpgen USA había acabado y llegaba el tiempo de la unión dentro del solar que le ha dejado Trump, si es que se va porque ya dudo hasta de que no tengan que sacarlo de allí con una camisa de fuerza. Preocupa un poco, parece dispuesto a liar la mundial antes de abandonar la Casa Blanca y su capacidad para cometer barbaridades junto con sus adeptos no parece tener límites.

Bueno, decía yo que si el futuro presidente no salió diciendo nada de vencer al bicho es que igual está pensando en montar otro enemigo común para norte_contra_-sur_historiausarlo como “superglue” de la sociedad y lanzarle a todo USA encima. Deberíamos mantenernos despiertos no vaya a ser que ponga en marcha la ruleta de buscar víctimas y nos vaya a tocar a nosotros – En China seguro que ya lo miran de reojo- No nos vayamos a creer que Biden viene para salvar el mundo, los santos no abundan ni en los altares y quizá no debiéramos olvidar que es el presidente de un país que ha de intentar resucitar como primera potencia del mundo, a costa de quien sea. Hará cualquier cosa, deberíamos estar atentos.

Campanas al vuelo

Publicado: 10 noviembre, 2020 en actualité...

Hace muchos años, cuando no existía Internet, ni siquiera el teléfono o la radio el campanario de un pueblo era también la torre de telecomunicaciones. El toque de las campanas regía la vida del pueblo. Desde el campanario de anunciaba todo lo que ocurría y podía interesar, la hora que era, cuando tocaba ir a misa o volver a casa después de la jornada en los campos, si había muerto alguien en la villa hombre, mujer o niño (existían diferencias en el toque), si había algún peligro o incluso cuando sonaban a fiesta. Era entonces  cuando sonaban todas a la vez. Tocaba celebrar, era fiesta mayor y se lanzaban las campanas al vuelo.

Esta especie siempre ha sido muy dada a eso de salir a la calle a cantar victoria antes de empezar la batalla. Damos por sentado que el partido nos lo llevamos de calle, sin bajar del autobús. Soltamos las campanas al vuelo y después pasa lo que pasa. No salen las cosas como se nos habían pasado por la cabeza y ya todo son malas caras.  Llámame agorero y malasombra pero no se yo si no estaremos ahora montando una peletería antes de acercarnos al bosque a ver si encontramos un oso. No, no me refiero al sainete de Biden. Que vale, de acuerdo, parece que va a ser presidente. Pero algo de razón puede que tenga Trump, las elecciones igual no han sido justas, estoy segurísimo que millones de votantes lo han hecho más para perder al sujeto de vista que para poner al demócrata de presidente. Sea por lo que sea parece que vamos a tener por una temporada un mundo “normal” si es que ese palabro se puede aplicar a este año que llevamos (Venga, un esfuerzo más que ya estamos en noviembre). De todas formas esperemos un poco, no nos vaya a salir rana, que en eso de que un príncipe se nos transforme en batracio ya tenemos mucha experiencia.

Con lo de lanzar las campanas al vuelo me refiero al anuncio de Pfizer y su vacuna megaeficiente frente “al bicho” pero que, de momento, parece que nadie ha visto. Esta mañana me acerqué a tomar el café de rigor, más contento por eso de que parece que veamos la luz al final del tunel y me encontré con Paco (que puede llegar a ser cenizo pero suele acertar). Estaba jugándose carajillos y algún “Sol y Sombra” a que en una semana el virus habrá mutado, se producirá algún accidente en el laboratrorio o se descubrirán efectos secundarios perversos del tipo de que a los que han experimentado la vacuna se les han vuelto las orejas verdes. Según Paco algo va a ocurrir para que la vacuna vuelva a la casilla de salida, como en el juego de la oca y todo quede en una maniobra en la que la farmacéutica y cuatro avispados habrán ganado muchísimos millones de euros gracias al vaivén de la bolsa de estos días. Todo a costa de nuestra esperanza ciega en que esto pueda acabar ya y  podamos despertar un día y abrazar, besar de nuevo, vernos las caras, reir, volver a ser humanos.

Prefiero decir a mi amigo que ese es el verdadero valor que tiene la investigación y que a cambio de eso no hay dinero que valga. Paco teme que alguien haya hecho su agosto en pleno noviembre. No se que decirte, prefiero ser un iluso y pensar que la ciencia se mantiene al margen y sigue su camino en beneficio de la humanidad. Prefiero pensar que esa es su razón de ser y que no va a entrar en este juego de piratas. Pero no se ya que decirte, solo el tiempo podrá resolver la duda pero de equivocarme sería como para perder la esperanza en la especie humana (la poca que nos queda) y salir a la calle pidiendo la extinción.

Elecciones en el imperio

Publicado: 3 noviembre, 2020 en actualité...

¿Te imaginas lo que sería en la Edad Antigua el nombramiento de un nuevo emperador en la Roma imperial? Seguro que todo el mundo conocido estaría expectante por ver quien se pasearía por el foro subido en un carro, con un esclavo sosteniendo la corona de laurel y miles de fanfarrias sonando. Sin duda los ciudadanos romanos querrían saber quién les gobernaría, cobraría impuestos y les metería en vete a saber qué guerra y el resto, los bárbaros, por ver quién es el que va a hacerles la vida imposible durante una buena temporada. Pues la verdad es que algo así está ocurriendo hoy, andamos todos como locos intentando enterarnos de algo de las elecciones de la cada vez menos primera potencia mundial, USA. Más que nada por saber si va a continuar la política populista a cara de perro, sin solidaridad y con mucho “show” o en cambio los votantes dirán que prefieren algo “más tranquilo” y con un carácter más “normal” si esa es la palabra que se puede aplicar al candidato demócrata, Joe Biden, un gato viejo (muy viejo) en eso de los cambalaches del camino a la Casa Blanca. Dice un amiguete que anda por allá que cuando pusieron los cables de la instalación eléctrica él ya les dijo a los electricistas donde poner los interruptores. 

¿Alguien se habrá parado a pensar que sucedería si Trump ganase de nuevo las elecciones? Puede que creas que es imposible, pero si algo está claro en unas elecciones es justo eso, que NADA está claro y nada es seguro hasta que se acaba el escrutinio. ¿Exagerado? Te cuento una historieta; 1948, Se presentaban a las elecciones el demócrata Truman, para su reelección, y un tal Dewey como aspirante republicano. Las encuestas daban como ganador a Dewey y el pescado parecía tan vendido que el Chicago Tribune, con aquello de ser el primero en dar la noticia, se adelantó con un titular que decía “Dewey defeats Truman”(Dewey derrota a Truman). Se lo tuvieron que comer con patatas, al final Truman acabó reelegido, igual esta vez le ocurre algo parecido a la FOX que ya va aplaudiendo a Trump.   Además, si por algo se caracterizan los yankees es que suelen cumplir las tradiciones y por desgracia te diré que jamás un presidente, desde la 2ª Guerra Mundial, no ha conseguido la reelección en un país con un sistema electoral bastante peculiar en el que los que se inscriben para votar no eligen al presidente sino a un colegio electoral de 538 electores que serán los que, al final elegirán al presidente. Ah, y por cierto, los estados no tienen los mismos compromisarios así es que atención a Florida y Pensilvania (el estado de “El día de la marmota” -¿premonición?)!.  

De todas maneras veremos lo que sucede en la realidad distópica esta que vivimos porque si a estas horas todavía no has perdido toda capacidad de sorpresa, te aplaudo hasta con las orejas. Si algo parece claro es que toda teoría de la lógica que podíamos aplicar hasta hace unos meses podemos tirarla a la papelera jamás habíamos estado en este escenario. Andamos todos hartos de todo, aquí en España, empiezan los disturbios, pero a la otra parte del charco ya se están liando a tiros (claro, eso de vender armas y municiones en los supermercados es lo que tiene). Esta vez las elecciones en USA vienen cargadas de amenazas de disturbios, de anuncios de demandas por pucherazo incluso antes de haber empezado e recuento y de todo tipo de teorías peliculeras, es el mundo Trump. Se marchará o se quedará, pero lo que nos ha dejado ya para el mundo es la herencia de una política-espectáculo cercano a lo grotesco, una fractura enorme en el panorama internacional que veremos cómo se consigue coser y un enfrentamiento dentro de sus fronteras de todos contra todos jamás visto en los últimos siglos y que amenaza con contagiar a todo occidente.  

Humo y ruido

Publicado: 27 octubre, 2020 en actualité...

Resulta ser que la táctica esa de intentar confundir al enemigo a base de encender hogueras y meter ruidos estridentes ya nos viene de lejos. Dicen que el Rey Arturo ya le pedía a Merlín que hiciese surgir la niebla para intentar que el bandarra de turno no se diese cuenta Mist shrouded fields leading towards Glastonbury Tor which dominates the flat landscape of the surrounding Somerset Levels. de que en realidad el ejército de los caballeros de la tabla eran cuatro monas y les hacía falta alguna que otra ayuda de los efectos especiales de la época. A falta de George Lucas bueno era Merlín. Más adelante también ha habido otras historietas de abracadabra para intentar confundir y oye, lo consiguieron. Ya me dirás si lo de los tanques hinchables de atrezzo y la historia del falso puerto de Alejandría ideada por el mago (si, un mago) Jasper image-asset Maskelyne. Si no conoces la historia, no tiene desperdicio, idearon un falso puerto de Alejandría para que la Luftwaffe se ensañase con ella. Picaron, la idea fue magistral. Casi tanto como la de unas gentes que se han pasado toda la santa semana enredando con una moción de censura de cartón piedra, unas declaraciones altisonantes y un discurso sobre el sexo de los ángeles para al final no hacer nada de provecho (como ya resulta habitual) y declarar el toque de queda.
De timos perpetrados a base de confundir al prójimo ya sabemos un rato ¿Verdad? Pues parece que una vez más nos han tomado el pelo. Me refiero a lo de siempre, a lo de aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para darnos otro golpe en toda la cresta. ¡Ya empezamos a parecer piñatas!. Esta vez nos ha tocado quedarnos en casa por la noche. concepto-de-misterio-296x300.jpgNo me malinterpretes, hemos de hacer lo que sea necesario para parar esta lacra que nos ha tocado pero es que al final en este mundo la apariencia cuenta bastante y no me dirás que en todo el planeta no tenemos la impresión de que TODOS van dando palos de ciegos y los que acabamos engrosando las ya enormes cifras de los que han perdido tanto que ya no pueden ni conseguir una comida decente al día somos nosotros, cada vez más. Los mismos que acabamos cargando con las prohibiciones sin que se molesten en dirigirse al vulgo para contestar a una de las mayores preguntas de la historia de la humanidad ¿Y eso para que vale?.
Ya sabemos muy bien que los seres humanos somos de naturaleza un tanto blandita y tendemos a intentar protegernos al precio que sea. Si nos das a elegir entre seguridad o Mad_Max_3-2derechos vamos corriendo a abrazar al que nos ofrece su protección, ya sea Securitas Direct, la policía o la mafia calabresa. ¿Qué más dará? Pero al final las cosas tienen su límite y empezaremos a hartarnos, resulta hasta lógico. Empezaremos a cansarnos de que no se nos tenga en cuenta. Aburrirnos de ver que nos tratan como a animales, sin tener en cuenta los efectos secundarios de medidas que se sueltan a lo bestia, sin anestesia,con ensañamiento, sin que se tenga en cuenta que con el anuncio del estado de vuelve-a-casa-por-navidadalarma hasta mayo nos han recortado la ilusión de unas simples navidades y hasta la idea de que este año ni los turrones El Almendro podrán emitir su anuncio porque eso de “volver a casa por navidad” va a estar dificil. ¿Es que nadie se ha parado a pensar que si andamos con la moral en el semisótano lo que van a conseguir es que cambiemos los aplausos de las ocho y el resistiré por una linda insurrección con quema de cosas incluidas?. ¿Exagero? Según la Facultad de Psicología de la Complutense uno de cada cinco españoles ya padece depresión. Pero eso no parece tenerse en cuenta.

El esperpento

Publicado: 20 octubre, 2020 en actualité...

Corría el año 1920 cuando la revista “España” empezó a publicar por entregas las “Luces

wp-1603105842519.jpg

de Bohemia” de Valle Inclán. Puede que sin saberlo ese fuera el nacimiento del esperpento como género literario. Aquí todo es grotesco, todo parece llevado al límite. Se entrelazan la tragedia y la farsa, lo posible con lo aberrante o la caricatura con lo lúgubre creando una atmósfera incomprensible en la que el único que sabía que es arriba y que es abajo era el propio Valle Inclán porque en sus letras todo es posible. Algo parecido a la realidad de nuestro día a día en el que parece que hayamos perdido toda capacidad de sorpresa.
Estoy convencido de que a Valle-Inclán (con su barba blanca tamaño XXL y su brazo perdido en una trifulca de café), se le hubiesen caído las gafas de la cara si hubiese visto lo que andamos viviendo hoy en día. Lo de sus esperpentos pasarían como la cosa más normal del mundo. Alguien como él se daría cuenta de que esto es insuperable, ya podría pensar en algo grotesco y espantoso, en lo que sea, que no llegará a ser tan demencial como la realidad que vivimos en este 2020. ¡Maldito sea!
Seguro que don Ramón María hubiese retado a duelo a todo el hemiciclo en fila india. Un hemiciclo en el que callarían como tumbas sus ocupantes si oyesen sus palabras,

1458500435_795216_1458500556_noticia_normal.jpg

de pura admiración. Porque lo que es hablar, a esta gente no se le da muy bien, su especialidad es el exabrupto tabernario y las formas patibularias. Seguro que ni el autor de “Divinas palabras” ni nadie con un podo de decencia hubiesen podido asimilar que la Carrera de San Jerónimo se haya transformado en un circo dadaísta, si es que me perdonan los señores de la carpa y el “más difícil todavía”.
Lo digo porque igual a sus señorías no les parecen suficientes un millón de personas contagiadas y una cifra de difuntos de la que ya cuesta seguir la cuenta como para parar el

f500x333-23304_47107_7

espectáculo estéril que nos regalan e intentar remar en una dirección para intendar dejar de dar vueltas en círculo y acercarnos a una salida a esta lacra que nos ha caído en suerte y que se está llevando la vida de demasiados, los sueños de muchos y el bienestar de todos. No lo harán, se encuentran en su salsa demostrándonos lo zafio de su discurso en el que cuenta más golpear al adversario que ofrecer una solución a los que lo están perdiendo todo. No están dispuestos a ponerse a trabajar porque a sabiendas de que de esta no salimos vivos continúan pensando en ellos mismos y son capaces hasta de acudir a Bruselas con un discurso postapocalíptico sobre nosequé de un estado fallido (bueno, estaremos pasándolo mal pero de ahí a decir que somos un solar todavía quede mucho) Todo para ver si así todavía pintan más negro el escenario e intentar sacar algún tipo de beneficio siniestro. Igualito que los buitres cuando huelen la carroña.
Esta semana vamos a vivir otro acto de este vodevil, una moción de censura por parte de

trabajadorespobres.jpg

unos que dicen ser más españoles que ninguno pero que no son capaces de entender que con este show no van a conseguir más que crispar los ánimos en una sociedad que ya anda bastante alterada al no ver salida al problema que padecemos sino que damos por sentado que el desastre post-covid va a ser antológico. No se como andarán de matemáticas pero los números no salen y las matemáticas por desgracia suelen ser algo inapelable. Pero ¿sabes una cosa? Como soy, a pesar de todo, de naturaleza ilusa albergo la esperanza de que este sainete servirá para hacer despertar de una vez por todas a la clase política que padecemos. Igual ahora que les va a tocar retratarse, espabilan un poco y se ponen a hacer algo productivo (de ilusión también se vive).
Parece ser que a nadie de los trajeados les importa más que mirarse al ombligo, no atienden a la necesidad de intentar parchear esto por lo menos para parar el desastre. Andan tan a lo suyo que no se han percatado de que estamos ya cansados, muchísimo. Cansados de tanto sacrificio por parte de los de siempre sin que la administración haga nada de provecho. Cansados de tanto esfuerzo baldío y tanto dolor. Esto se ha transformado en una Santa Bárbara y no es bueno andar encendiendo fuegos en ella. Igual se les ha pasado por alto el que la más pequeña chispa puede ser la que haga explotar el polvorín.

Sisifo y la pandemia

Publicado: 5 octubre, 2020 en actualité...

Cuentan en la mitología griega que  Sísifo, (ya sabes, el  hijo de Eolo y Enareta, el de Ulises)  fue castigado por avaro y mentiroso Ya ves tú, hoy nos faltarían montañas y piedras para tanto condenado. El caso es que el pobre infeliz se dedicaba a empujar cuesta arriba por una montaña un canto rodado de tamaño XXL  que al llegar  a la cima volvía a rodar hacia abajo, y así para siempre, repitiéndose una y otra vez el frustrante y absurdo castigo. Seguro que si lo hubiesen castigado ahora no hubiesen sido tan clementes, ¡a saber la que le hubiese caído encima!. ¿Total eso de la piedra qué será al lado de lo que nos hacen acarrear ahora todos los santos días sin haber sido tan malos?.

Ya se que esto es el cuento de siempre pero es que parece que estemos condenados a repetir una y otra vez el mismo soniquete pero es que esto es el cuento de nunca acabar, cuando parece que levantamos cabeza, !Zasca¡, volvemos a empezar porque a alguien se le ha ocurrido una “nueva normalidad” para salvar el turismo o alguna cosa por el estilo. Igualito que nuestro amigo Sísifo. Parece que estemos pagando nosotros la condena que merecen nuestros políticos empeñados en que ellos van a saber sacarnos de esta. Aunque bien pensado igual si lo merecemos por votar y consentir que esta panda nos haga las barbaridades que nos hacen sufrir por su cabecita loca. Pero bueno, esa historia ya nos la conocemos.

Decía todo esto a cuento del monotema que nos lleva enganchados desde el mes de marzo y no es para menos, no me vayas a malinterpretar (Si lo de siempre, “el bicho”). Pero es que cuando llegamos a creer que podíamos con todo esto a pesar de “ellos” y gracias a todos los que se jugaron la vida por intentar salvar las nuestra, a sabiendas de que la especie humana es ingrata por definición y pasa rapidito de los aplausos en los balcones a los abucheos callejeros.

Cuando parecía que la pesadilla podía llegar a su final nos hicieron rodar la piedra hacia abajo con sus decisiones surrealistas en las que aplican el “método ostra” (mirarse al ombligo todo el rato) sin que parezca que les importe un botijo lo que nos ocurra si meten la pata hasta el cuello. Como muestra un botón, se colgaron la medallas al salir de la primera ola y ahí quedó la cosa, no hemos mejorado nada, nuestras UCIS siguen igual y sobre todo nuestros abuelos continúan en unas residencias que no están más preparadas ni de lejos para soportar un “segundo round”, como si no mereciesen toda nuestra atención y respeto en logar de abandonarlos de nuevo. Como sociedad civilizada dejamos bastante que desear, ¿no?.

Y en eso estamos, inmersos en una guerra estéril de “todos contra todos” Un  Gobierno enfrentado con todos. Hasta con el monarca gracias a un presidente del CGPJ que se pasó de desleguado. El mismo ejecutivo que se ha visto obligado a abrir otra guerra confinando Madrid de tapadillo (demasiado tarde, en mi humilde opinión) visto el delirante comportamiento de su presidenta a la que parece no importarle  llevar  el dolor y muerte a miles de madrileños. Ya nos dijo que  «no se trata de confinar al cien por cien de los ciudadanos para que el 1 por ciento contagiado se cure, se trata de detectar al 1 por ciento que va contagiando y que el 99 por ciento salga a la calle a buscarse de vida». No se a ti, pero a mí se me heló la sangre al oír eso. Le propondría a la señora Ayuso que hiciera un ejercicio, poner nombre y cara a las decenas de miles de personas que pretende abandonar a ver si después de eso conseguía conciliar el sueño aunque con esta gente nunca se sabe.

Parece que no hay nadie al otro lado. Parece que estos continúan a lo suyo, a anteponer esa política rastrera que saben hacer antes que a nuestras vidas. Parece que estemos condenados a volver a empezar la famosa curva, una y otra vez. Cada vez más cansados, cada vez más decepcionados al ver que no mejoramos nada, cada vez más desmotivados.  ¿De verdad que no hay nadie con dos dedos de frente o humanidad como para dejar de lado los intereses políticos más rastreros, dar paso a los científicos de verdad y sacarnos de esta? Igual no le llega ni para pensar que en el fondo nosotros les elegimos y si nos van tocando las narices ni Dios sabe lo que puede llegar a ocurrir. Ejemplos a lo largo de la Historia los hay para dar y vender. Pero una cosa está clara, si Sisifo se presentase a las elecciones ganaba seguro porque comparado con la mayoría de los especímenes que padecemos este era un santo varón.

Cuando muere el misterio acaba todo.

Publicado: 29 septiembre, 2020 en actualité...

Piensa por un momento que vas a un espectáculo de magia y de repente el ilusionista enciende todas las luces y te deja ver todos y cada uno de los trucos, conejo-en-la-chistera-fantasia-magos-11482612.jpgasí, sin música ni artificios. Te sienta en una silla y te enseña como se hace eso de cortar a una persona en dos y juntarla después, o lo de tragar sables sin un poquito de salsa ni nada. Seguro que pensarías que la cosa pierde toda la gracia y que ese sujeto que se ha cargado toda la ilusión ni es mago ni es nada. Te sentirías tan estafado como si cuando eras crío hubiesen venido tus padres a soltarte, así, a pelo quién es el Ratoncito Pérez, tu que habías guardado el diente con toda la ilusión debajo de la almohada.

Si es que hay cosas que en pleno SXXI continúan funcionando igual que cuando vivíamos en las cavernas. Sólo se tienen en pie gracias al misterio, calendario-mayapor ese halo de magia que las rodea y las mantiene vivas a lo largo de los siglos. Me vienen a la cabeza dos cosas, una de ellas puede ser la religión, cualquiera de ellas. Repetimos símbolos, gestos, oraciones y costumbres que se pierden en la noche de los tiempos justo por eso, porque creemos en el efecto “sobrenatural” de algo que no entendemos. Imagina por un momento que apareciesen los huesos de alguien que se supone resucitó, acabaría todo, caería el misterio y con él todo lo demás.


Pues algo así nos puede estar ocurriendo en la otra de las cosas esas misteriosas que me venían a la cabeza. La monarquía, eso que se daba “Por traje-nuevo-emperador-cuentola gracia de Dios” y que parece que se nos caiga en pedazos, en parte porque parece que los señores de la corona estén asesorados por Robespierre, en parte porque si el poder en una democracia está el pueblo entonces hay cosas que no se entienden y en gran parte porque al final las cosas acaban cayendo por su propio peso y tarde o temprano aparecería el niño gritando aquello de “EL EMPERADOR ESTÁ DESNUDO”, ya tardaba, la verdad.


Si tienes un poco de memoria igual piensas como yo. La cosa empezó con “lo del elefante” que intentaron acabar con la disculpa un poco torpe de “lo siento mucho, no volverá a ocurrir”. Desde ese momento al Rey le cayó la rey-declara--647x350corona y empezamos a verlo como un señor que se accidentó en un viaje con una señora que no era la reina. Mal asunto. Intentaron arreglarlo con una abdicación Hara-Kiri y la coronación de un señor más joven, con más gancho pero que no acaba de encajar en un país que ha llegado a creen en la democracia y que alucinó ya en las primeras navidades con la escenografía reyesrococó en plena megacrisis económica en la que muchas familias no tenían ni para turrones. Después salió por la tele sin espíritu conciliador en el asunto de Cataluña o nos sale hablando del sexo de los ángeles cuando estamos luchando contra “el bicho”. No lo consiguen, no logran reenganchar con el misterio necesario para seguir adelante con una monarquía estable y la “real fuga” a Emiratos árabes de un anciano que aparece haciendo una barbacoa no ayuda a ello.


Quizá la gota que colme el vaso sea la de la llamada telefónica a Lesmes quejándose de que el ejecutivo no le había dejado acudir a Barcelona. Puede que el chivato del presidente del Consejo General del Poder Judicial felipedebiera haberse callado para no encender el bidón de gasolina. Pero el daño está hecho y la imagen del Rey de una monarquía parlamentaria desobedeciendo al ejecutivo en un estado democrático ha salido a la calle (sea por lo que sea). ¿Resultado? Nos ha llegado la visión de un monarca que llama para quejarse en plena rabieta porque  no le dejan ir a algún sitio, como los niños del colegio. Una vez más parece que siguen sin entender las normas del juego de una estado democrático. Igual el gobierno no acertó al decirle que no podía ir a Barcelona pero con este show no gana nada la Zarzuela. Puede que en otras épocas hubiese quedado como una metedura de pata sin importancia pero estamos todos alterados por razones obvias y eso no ayuda. Será difícil de reencauzar la situación. Al final ¿Se desvelará el último misterio?¿Caerá ya el telón?

Si yo te salgo ahora diciendo que vivimos en un mundo de apariencias donde es más importante la forma con la que nos hacen tragar la píldora que la píldora en sí. Parece complicado pero todo se reduce a intentar distorsionar la realidad para que vivamos en el

pexels-photo-186615.jpeg

mundo paralelo que nos han preparado, hay verdaderos expertos sueltos por ahí que se aprovechan del contexto que sufrimos. Supongo que ahora pensarás que me ha dado demasiado el Sol y he perdido el oremus (seguramente) pero ¿y si te digo que todo depende del color del envoltorio de la pastilla que nos hacen tragar? (ahora parezco Morfeo, el de Matrix). Si la envuelves de un vistoso papel de celofán en el que pone “Seguridad” o “Tranquilidad” nos la tomaremos sin rechistar pero Morfeosi va envuelta de papel de estraza y pone “Discriminación” o “Desigualdad” seguramente no nos la meteremos en el gaznate a no ser que nos obliguen a base de porras y palos. Supongo que a estas horas me dirás que si he tardado décadas en darme cuenta de eso es que estoy en Babia pero es que últimamente llevamos una temporada en la que ya ni se preocupan en disimular un poco eso de que nos intentan llevar como ganado y eso no suele llevar a otro destino más que al matadero.

Si te llenan de cámaras de vigilancia te sentirás vigilado, ¿Verdad? Pero si en cambio te digo que no son cámaras de vigilancia sino de seguridad la cosa cambia dado que nos sofacuentan que estamos rodeados de gentes que sólo aspiran en esta vida a ocuparte la casa. Sujetos que están esperando a que bajes a comprar el pan para entrar en tu flamante cueva, que estarás pagando durante los próximos lustros, llamar al telepizza y hacerse fuertes en tu sofá de Ikea. Si es así ya no solo no te sientes vigilado sino seguro y estás dispuesto a pagar unos centenares de euros a una empresa extraña que se encargará de “hacerte sentir

pexels-photo-96612.jpeg

seguro” en lugar de “vigilado”. ¿Parece muy distinto? Párate a pensarlo un poco. Puede que Harry Houdini  acertase al decir aquello de “Lo que los ojos ven y los oídos oyen, la miente lo piensa” . Igual aprovechando nuestro miedo han conseguido que sólo veamos y oigamos una parte de la realidad que al final es la suya y es la que creemos a pies juntillas.

Si te dicen que llevamos la pandemia fatal y que esto va acabar poco menos que como la peste de la Edad Media porque los parches que se van 20200922_080928.jpgimprovisando sobre la marcha no están funcionando en NINGUN lugar de la Comunidad de Madrid lo lógico es que estés dispuesto a hacer lo que sea, porque esto hemos de acabarlo entre todos. Hasta ahí normal. Pero cuando observas que parece que hayan confinado los barrios más populares, a pesar de que tengan menos incidencia que otros de más altas cunas, empiezas a pensar si no nos estarán vendiendo el clasismo y la segregación envuelto en celofán de colores que nosotros aceptaremos sin rechistar. Porque ya me dirás como es que unos pueden salir a SERVIR el té a los señoritos de la casa del barrio de Salamanca pero no pueden TOMAR café en el bar de la esquina del Puente de Vallecas.

No pretendo sumarme a la panda negacionista ni nada por el estilo pero es que con esta gente nunca se sabe, nos han acostumbrado a ver como no dan puntada sin hilo y al final EX9skWRWkAE2SHMuno se vuelve malpensado. No se si esta vez pretenderán algo oscuro (supongo que no)  pero resulta raro ver como el otro día, según algunos tertulianos y políticos, los Cayetanos defendían la libertad cuando salían con sus cacerolitas de acero astronáutico  antiadherente a hacer como que gritaban y ahora braman encendidos por las teles y radios  contra las protestas de los que ahora salen a la calle. ¿Curioso, verdad?

La fusión okupa

Publicado: 8 septiembre, 2020 en actualité...

La verdad es que andaba dándole vueltas a eso de que sean las 7:39 y ya me hayan dicho más de una docena de veces que si no me compro una alarma de esas me van a ocupar la casa. ¿No estarán pensando con eso en sembrar el miedo para crearnos una sensación de inseguridad y conseguir que una vez más comulguemos con ruedas de molino? Ya sabes, como la mafia que primero te destroza el local varias veces y después viene ofreciéndote “seguridad” que compras al precio que sea para que no lleguen de nuevo y te arrasen el tinglado.

Nada, como uno es malpensado por naturaleza se me había ocurrido que igual estarán preparando otra ola de desahucios. Ya sabes, por eso de que hay que alimentar a los amigotes de los fondos buitre famosos y como lo de pagar la hipoteca anda un poco de aquella manera estos meses sobre todo después de que mucha gente lleva sin cobrar desde Marzo, la carnaza está servida. Nota a tener en cuenta: No se si te has fijado en que por la tele ya venden a grupos de vándalos extremistas amigos del “palo y tentetieso” como simpáticas “empresas” anti-okupas”. ¿Estarán preparando el camino? Espero que no.

Resulta que le estaba dando vueltas a esos pensamientos perturbados cuando oí en la radio (siempre la tengo encendida) que Bankia y Caixabank se iban a casar. ¡Y yo sin enterarme! Sin que me envíen el tarjetón de la boda ni nada, yo que soy pagano de sus inauditas IMG_20200904_083911.jpgcomisiones hasta por decir buenos días, ya ves, ingratos.. Y sobre todo sin que se hayan parado a pensar que en casi toda España se van a duplicar oficinas, con lo que ya sabemos que significa, despidos a mansalva con lo que ello conlleva. Entonces se me encendió la luz con eso de mis pensamientos de loco de atar. Si, me parece que alguien está pensando en preparar el golpe final y “okupar” nuestras huchas de cerdito famélico. Aunque nos lo vendan como la operación del siglo que dotará de “músculo financiero” a la estructura bancaria y “bla, bla bla”. Párate a pensar ¿De verdad crees que el Estado, a través de BCA, mantiene guardadito en un cajón, desde hace ocho años, el 60% del accionariado de Bankia para hacer Ordenalfabetix (2)de “gimnasio” y ciclar a Caixabank como culturista antes de un certamen? Igual alguien va a pensar que lo guardaban porque les apetecía tener que ir arrastrándose por Europa mendigando tropecientos miles de millones de euros para poder pagar pensiones, ERTEs y desastres varios teniendo secuestrados más 21.000 millones de euros (de los que sólo se han recuperado unos 3.000) en una pifia financiera que nos vendieron como rescate. Pero no, no es así, si no los han recuperado es porque no pueden. Nos sacaron el dinero que no teníamos, “okuparon” los dineros públicos y ahora nos hemos dado con la realidad, nadie quiere un banco español rescatado, con una rentabilidad lamentable en un país que atufa a podrido como la pescadería de Ordenalfabetix.

El Estado mantiene la participación de Bankia porque eso no lo quiere nadie. Párate a pensar, si fuera un negocio rentable se pegarían por medio mundo para comprar la participación pública pero, nada, ahí está quietecito como una estatua de mármol de carrara, a pesar de que el viernes pasado las acciones llegaron a subir un 25% ¿vendieron para recuperar algo? Nada, paralizados como gatos de escayola. Me gustaría muchísimo equivocarme y que no sea alguna mente perversa a la que se le haya ocurrido aprovechar la deplorable situación de la Bankia rescatada para fusionarla con “el tuerto del país de los ciegos”, CaixaBank, que no es que esté mucho mejor pero como es de capital privado coseguirán regalar el dinero que nos adeuda a los amigotes. Porque teniendo en cuenta que la participación gigantesca del Estado pasará a ser mínima con eso de la fusión se va a perder todo poder de decisión y ya podemos suponer lo que eso significa.

Personalmente me preocupa que se dispongan a crear con sonrisas y alegría un Frankenstein tan grande como un tercio del PIB nacional que tendremos que rescatar en pocos años al precio que sea porque en esa entidad estarán metidos los pocos ahorros de la mayoría de las familias y será urgente “que aparezca la pasta” al precio que sea. Igual hemos de rescatar los restos del aedefesio justo cuando toque hacer frente a la deuda que estamos asumiendo para hacer frente a estos días de pandemia. Veremos como acaba esto.