La sentencia.

Publicado: 20 febrero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , ,

El viernes por la tarde vi pasar a gente diciendo que ya era hora de acercarse a ese viejo baúl que guardan lleno de cosas del abuelo. Se les veía cabreados, mosqueados y a punto de prender en llamas. Y casi que turba.jpgestuve a punto de unirme a ellos. La verdad es que yo que no me considero nada amigo de la violencia también pensé en unirme a ellos en la idea de ir a pegarle fuego al mundo. Se me pasó por la cabeza aquello de que por bastante menos los vecinos del norte sacaron a pasear la guillotina y empezaron a afeitar a la gente al raso. Por suerte la ira se me pasó pronto. “Calmaaaa, total, ¿qué más te da unos siglos más de feudalismo?” Y eso, conseguí calmarme un poco y ponerme a escribir esto.

Lo ocurrido el viernes habrá sorprendido a pocos. Es la evidencia de aquello que te rompe los esquemas para siempre cuando descubres que los sueños no son más que eso, sueños y que aquello de que todos somos iguales ante la ley no es más que un cuento para entretenernos porque, al final, Orwell tiene razón cuando en “Rebelión en la granja” dice aquello de “todos los animales son iguales, pero algunos más iguales que otros”. Pero eso ya nos lo sabíamos, ¿verdad?.

Lo del viernes no es más que el desenlace de algo que empezó, a pesar del sistema judicial, con “#LoDeLaRampa”. En realidad esta película va más allá del trinque del marido de una infanta que nos jarron chino.jpgdicen que no era mucho más que un jarrón chino en todo esto. El asunto (aunque lo hayan enterrado entre almohadones perfumados para que no oigamos los gritos ni olamos la peste) afecta directamente a la monarquía, una institución que actualmente sólo se puede sustentar a partir de la ejemplaridad, si es que a estas alturas del baile todavía quedan ganas de buscar algun motivo para sostenerla. La ejemplaridad, justo eso que sigue en caída libre desde aquello de los elefantes (preguntáselo al anterior Rey). Sólo faltaba ver como los allegados a la Casa Real se dedican a “meter la zarpa” enorme de un jugador de balonmano en la caja de todos. En esa caja en la que falta el dinero para poder pagar las medicinas para curar el cáncer de nuestros hijos o mantener a nuestros dependientes ¿asqueroso, verdad? Pues todavía lo es más si ves como en este juego entran políticos serviles, que hacen buena la frase de “por ser vos quien sois” y se entregan al peloteo y de paso al pelotazo. Todo con una apariencia de impunidad que después de leerme la sentencia (un resumen, no vayáis a pensar) queda más que constatada en algunos casos.

Creo que todos esperábamos más sangre (puede que en el fondo nuestro subconsciente la pedía como si estuviésemos en un circo romano) y eso tampoco es la solución porque sería tan injusto como lo otro porque el Derecho Penal ha de ser riguroso (ilusión tadavía me queda) y no puede entregarse a la venganza, No hemos de olvidar que las magistradas, en este caso, han de basarse en los hechos probados que encajan en los tipos del código y sólo si encajan se sentencia y eso, os aseguro que no es nada fácil. Para entendernos, es como si montases un puzzle, sólo puedes poner las piezas que encajan entre sí, no vale a limar y recortar las piezas porque si las encajas a martillazos la cosa no es la misma.

Pero lo que resulta inevitable es que nos de por comparar a aquellos que robaron 80 euros y les cayó “la del pulpo” y lo que ha pasado este viernes. No somos expertos juristas pero si somos capaces de pensar que algo no parece oler bien si en una misma sentencia el que no tenía “sangre azul” ha cargado con más años de cárcel. No hablamos de la inocencia o culpabilidad. Es la apariencia, las formas, lo que nos hacen pensar que esto no funciona y nos hacen ver con mejores ojos hasta a la mismísima Pantoja. Así no vamos bien, de verdad.

El sentimiento de frustración, de pertenecer a la plebe en pleno siglo XXI ha alcanzado a demasiados como para que ahora los medios de comunicación al servicio del pensamiento dirigido nos intenten convencer de que somos iguales ante la ley. Hay demasiada gente convencida de que la Infanta llegó a img-20170220-wa0003.jpgsentarse “contra viento y marea”, porque no pudieron evitarlo. Se sentó con su marido a pesar de las leyes pero claro, al final se cumplió lo que ya se veía venir, una sentencia muy blandita, un cachete que queda lejos de la gran colleja que nos hubiésemos llevado nosotros. Hace falta mayor transparencia, los ánimos están muy alterados y la verdad, me parece que ya mucha gente está buscando en los cajones con la furia del que se siente defraudado, engañado y desesperado, veremos que encuentran pero puede que si llevan al tinte las banderas del abuelo no nos guste el resultado.

fb_img_1487564512572.jpg

 

La llamada

Publicado: 14 febrero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , , ,

Os acordáis cuando éramos pequeños y jugábamos al “teléfono loco”? Aquello consistía en que uno decía algo y ese algo pasaba”boca a oido” (¡buff cuanto microbio!) por una fila de gente. Al final lo que llegaba no se parecía ni por asomo a la versión inicial. Imaginaros si a esto añadimos una legión de asesores y traductores, porque ninguno de los interlocutores entiende al otro y por lo menos en uno de los casos tampoco es que le importe demasiado ya que hasta se lo cepilló de su web.

No me sorprende ver como existen dos versiones dispares de una conversación protocolaria de 15 minutos entre dos políticos (un Cowboy y otro que se cree estadista). Me refiero, por 78_1.jpgsupuesto, a la de Trump y Rajoy. Para una parte no fue más que pura paja pero para la otra (por lo que se desprende de la nota que el Palacio de la Moncloa envió a los medios) fue la pera limonera, la resurrección internacional de España y el remedio de todos los males. Puede que hasta pongan una versión del “Teléfono Rojo” entre Moncloa y la Casa Blanca (aunque en este caso sugiero un teléfono de esos con dos vasitos de plástico y un hilo, para facilitar su uso). Y todo en un cuarto de hora!

Rajoy dice que trabajaremos todos en las bases americanas en España y que las inversiones en USA han aumentado sobre todo en banca, electricidad y construcción. Si él lo dice…Será ahí donde se habrá notado porque en el resto de los mortales no sabemos ni de lo que habla.

Bueno, lo más destacable es que Mariano dice que, en un ataque de locura y frenesí impropio en su personalidad, se ha ofrecido como esbirro interlocutor ante medio mundo sin caer en que las asociaciones con USA nunca son fáciles. Mucho rajoy.jpgesfuerzo me parece a mí para una persona que no es precisamente un torbellino de energía con capacidad para remover Roma con Santiago y que nos tiene acostumbrados a que no de un palo al agua. Espero que en Washington se hayan percatado de que si destaca por algo es por su inmovilismo pétreo y su tendencia al estancamiento. Este fin de semana nos lo recordó a la salida del congreso a la búlgara ese que le organizaron para mayor gloria y autobombo, con aquello de “Si algo funciona bien, ¿para qué tocarlo?” No vaya a ser que innovemos algo y acertemos. La verdad es que en el caso de que entre carcajada y carcajada de los americanos se lo hubiesen tomado en serio ya tendrían al recadero apaleable encargado trump-telefono1.jpgde que explicar a todos que no pueden entrar en Estados Unidos porque a su presidente no le da la real gana. Pero lo grave es que nos metería de nuevo, sin comerlo ni beberlo, en una situación comprometida. Seríamos partícipes de vete a saber que tipo de atentado contra los Derechos Humanos que se le pueda ocurrir al señor del pelo raro. Recuerda demasiado a aquello de un señor con bigote en Las Azores. Espero que no le tomen la palabra porque si por pura frivolidad nos convertimos en pregoneros de semejante elemento nos llevaremos algún disgusto. Menos mal que tenemos un Gobierno incapaz de comunicar nada. Llevamos un mes de Trump y ni Dastis ni nuestro portavoz del Gobierno han soltado prenda sobre la postura oficial al respecto de la política de inmigración USA. No sabemos si pensamos como Italia, como Alemania, como UK, si tenemos una postura propia o si simplemente no se piensa en nada (lo más probable).

Por otra parte, lo que se desprende de la versión USA de la conversación (unas líneas, por decir algo) es que nos van a sacar los cuartos, por supuesto. Trump se acordó de que existimos 1200px-nato_otan_landscape_logo-svgpara “pasar el sombrero”. Advirtió a Rajoy de que tendrá que “arrimar el hombro” y poner más fondos en la OTAN para la defensa europea, lo que teniendo en cuenta la acostumbrada postura genuflexa de nuestro presidente que confunde sentido común con servilismo rastreo me hace pensar en que podemos ir haciendo un agujero más al cinturón porque van a recortarnos más en los presupuestos de este año. Ya no se en que más se nos puede recortar sin que muramos por la calle de inanición. ¿Pero es que nadie va a decirle a este hombre que todo tiene un límite y que no nos queda más pelo para tomar? ¿Es que jamás vamos a verle haciendo su trabajo?

Mientras nos inquietamos y nos indignamos viendo lo que pasa con Trump, con Putin y con cualquier cosa de las múltiples que nos llevan carcomidos los últimos meses en el mundo, que no son pocas ni graves porque, la verdad, yo todavía no entiendo como este planeta no se ha hartado ya de nosotros y nos ha enviado a tomar viento sideral. Lo hará más bien pronto que tarde pero esto es ya otra historia.

Decía que mientras andamos con la cabeza metida en todos estos líos y en todos los pozo-de-kola-rusia.jpgque se encargan de meternos en nuestras cabezas la mayoría de las televisiones con su programación de “atontamiento general” no nos damos cuenta de lo muchísimo que llevamos tragado y de todo lo que estamos perdiendo a manos de un voraz y bien ideado sistema que se nos zampa por los pies para alimentar a los opulentos. No nos damos cuenta de que ya hace tiempo que nos han tirado, con un fuerte patadón en las posaderas, al pozo de la podredumbre social. Un pozo que parece que sea como ese enorme agujero de Rusia, en Kola, que no parece tener final y hasta dicen que se oye al propio Pepe Botero gritar que somos unos ingenuos. O mejor todavía, como el de San Olaf que nos retrató de manera magistral @Fanigrande.

Seguro que nos acordamos de lo que nos reíamos hace unos años de los mileuristas, aquellos que curraban de sol a sol para recibir mil euros raspaditos. Algo por lo que 256px-HAL9000.svg.pngmuchos de nosotros suspiramos hoy en día porque a lo que aspiramos es a poder llenar la despensa de casa con eso a lo que llaman un trabajo, por días o por horas en el que no podemos ni rechistar, no vaya a ser que montemos una huelga y nos vayan a sustituir por HAL 9000, Terminator, una máquina expendedora o algo parecido. Porque no se si sabrán ustedes que la ponencia del TC, en el asunto de Telemadrid, consideró que el esquirolaje tecnológico no vulnera el derecho a la huelga.  Hemos dejado de vivir en un país alegre en el que hacíamos chistes y bromas de todo para pasar a vivir atemorizados no vaya a ser que se te cuele por el Twitter un chiste sobre alguien del régimen anterior (ya muy anterior) y la fiscalía te caiga encima aplicando una ley surrealista en la que casi cualquier cosa puede ser calificada como “enaltecimiento del terrorismo”  mientras por la tele nos cuentan lo malas que son las dictaduras porque no dejan hablar a nadie.

Nos dicen que no podemos ayudar a nuestros semejantes que  mueren todos los días en el mar y nos hacen sentir una culpa que nos desgarra el alma. Mientras, ellos se reparten esos fondos que serian la solución. Nos hablan del muro de Trump pero no del de  Ceuta, Melilla, del Tarajal y de los muertos del Mediterraneo transformado en un gran cementerio donde todos los  días acaba muriendo también un poco de nuestra dignidad como seres humanos.

Nos cuentan que la extrema derecha se nos viene encima, que nos espachurrará como una apisonadora a un tomate y que eso es lo peor que nos puede ocurrir (igual bombillaes verdad) pero se nos ha dado como única opción, como remedio, ni más ni menos que la opción del neoliberalismo extremo que hasta nos sube la luz justo cuando hace frío, permitiendo que nos congelemos por no poder pagar y prometiéndonos un bono social a la llegada del buen tiempo. Nos proponen salvarnos del fuego con un incendio, no está nada mal la oferta, ¿verdad? Pues me parece que hasta nos la hemos creído.

Nos vigilan por todas partes, nos amenazan, desconfían y en nombre de una presunta “seguridad” que no pueden garantizarnos en ningún momento (a no ser que sean ellos mismos la amenaza) nos arrancan nuestros derechos más básicos y la dignidad. Pero nosotros seguimos mirando hacia USA, preocupados por lo que nos puede suceder sin darnos cuenta de lo muchísimo e irrecuperable que ya nos ha ocurrido.

 

Yo que soy un pardillo pensaba que desde los tiempos de “La cabaña del tío Tom”  de Harriet Beecher Stowe  y la abolición de la esclavitud eso de trabajar gratis era considerado como una cosa iimagen-8-portada-de-la-cabana-del-tio-tomnmoral que no se podía aceptar pero está visto que lo de la moralidad no se lleva demasiado entre los neoliberales que se llevan hoy en día. Soy de los que cree que el que dobla el espinazo ha de recibir un salario justo y digno que le permita subsistir de una manera decente por aquello que antes se llamaba dignidad, respeto y orgullo. Esas palabras que hoy en día suenan como a chino arcaico y que la RAE acabará a este paso desterrando del diccionario. Vivimos en los tiempos de los listillos que se aprovechan para conseguir sus esclavos de que un puesto de trabajo va cotizado como una mina de Oro. Hemos subido a la máquina del tiempo y estamos casi en los tiempos de la industrialización en los que el patrón se valía de la miseria del “currante” para someterlo sin pagarle más que una limosna, a veces (¿exagerado? No creo). Se ha perdido el respeto en las relaciones laborales y puede que esto sea uno de los males  que está corroyendo esta sociedad medio podrida. Pero también puede que haya ayudado una reforma laboral en la que se han aniquilado de un plumazo derechos que tardaron siglos en conseguirse y que hemos cedido porque nos han hecho creer que debíamos vivir en un país peor que el de nuestros padres. Nos creímos que debíamos sacrificarnos para  salvar a los  opulentos, porque no olvidemos que segun el Banco de España el 1% de la población tiene ya el 20% de la riqueza (y subiendo), y la desigualdad sigue creciendo sin que nadie haga nada ni nosotros intentemos frenarlo.¿El resultado? En este país, desde el inicio de este gran fraude que llamamos crisis, continúan aumentando los trabajadores que ingresan una miseria mensual mientras sólo se recuperan las rentas altas.

El otro día el  Banco de España nos ilustró con un informe de Perogrullo llamado “Encuesta Financiera de las Familias”  en el que decían que los jóvenes, los que se suponen que han de tomar relevo del solar social que dejaremos, son los más perjudicados de este gran robo que ha supuesto la reforma laboral. Son, sobre todo, personas entre 26 y 34 años  que necesitan  intentar arrancar una vida de una forma más o menos decente los que ven como la idea de salir de casa de los padres se aleja en el horizonte.

Aunque también es verdad que los salarios ruinosos ya no son cosa de jóvenes que buscan hacer algo para sacarse “cuatro duros”. La situación que padecemos nos obliga a todos a aceptar, en muchos casos, los remos en las galeras de Ben Hur asterix_jjoo_007porque “la cosa esta mú mal”. Trabajos por un sueldo más que insultante y sin ningún tipo de estabilidad que no se atreverían ni a proponer a nuestros abuelos por si se liaban a collejas con el explotador. Todo ello sin que por parte del gobierno se haga otra cosa más que callar, mirar hacia otra parte, escuchar a los  psicopatas de FMI que piden más carnaza y meterse con los que sostienen como pueden a las familias, los pensionistas. No olvidemos que nuestros gobernantes y aspirantes a ello son cómplices del expolio porque simplemente forman parte de él, es el juego de poderes y puertas giratorias que pagamos todos. Como la última, la del director de la Guardia Civil transformado en consejero de Red Eléctrica.

En el Gobierno nos dicen que estamos saliendo del hoyo, que el empleo empieza a crecer y hasta que acabaremos empedrando la calle con lingotes de orosi se presenta pero la realidad es muy distinta. La tasa de paro es insostenible sin que valga ya para ocultarlo el cambalache de números a los que nos tienen acostumbrados. No sólo el número de parados continua rozando la indecencia sino que demasiados de los que trabajan no consiguen siquiera salir de la pobreza porque indigentehan visto como sus salarios se han devaluado tanto que en el mejor de los casos ya no les permite ahorrar ni un céntimo para imprevistos. Es la nueva cara de la pobreza que el gobierno se empeña en negar, la de los que trabajan de sol a sol con un contrato a tiempo parcial y  han de elegir entre comer (sin lujos) o pagar la letra de la hipoteca. La cara de los que se vieron forzados a renunciar a parte de su dignidad para poder seguir pagando las facturas. Es un tipo de pobreza silenciosa pero que ya va afectando a  todos los sectores de la población y se ha llevado por delante la economía de los que no llevan corbata, la economía familiar que es la que sostiene a una sociedad.Tampoco podemos esperar más de un gobierno que va a seguir empeñado en sacarnos el jugo que nos queda para continuar enriqueciendo a minijoblos suyos  aunque sea subiendo la luz y permitiendo que nos congelemos en mitad del temporal. Las empresas han cerrado, los trabajadores han sido despedidos pero los impuestos han seguido creciendo sin miramientos. Nos amenazan con recortar, de nuevo, las medicinas de nuestros mayores, nos hacen trabajar habiendo perdido hasta la esperanza de una jubilación digna mientras vemos como se lo han gastado todo en Gürteles, Génovas y chanchullos varios. A pesar de eso continuamos permitiendo el gobierno de esta gente. Por lo visto aquí nos gusta opositar a santos mártires, otra explicación no se me ocurre.

Un mundo más peligroso.

Publicado: 23 enero, 2017 en actualité...
Etiquetas:, , , ,

Hoy el mundo es un poco más peligroso. Bueno, mejor dicho, desde el viernes el mundo este que todavía no acabo de entender como continúa girando, es más peligroso. 

Hemos asistido atónitos a una investidura radicalmente distinta a la que vimos hace ocho b9320161331z-1_20151217172047_000_gs3ct6kt0-1-0años. La ilusión por algo nuevo que se veía en las caras del mundo entero se ha transformado en un discurso machista en sus formas, xenófobo, ultranacionalista y con un cierto trasfondo racista. Hemos visto como las masas, como tantas veces en la historia, vitoreaban y hacían suyo un discurso rancio, vacío de contenidos pero en el que se promete la Luna, no dijo (nadie lo hace) a cambio de que ni como va a conseguirlo. Da igual, las masas andan desesperadas en un rio revuelto y el pescador ha sacado su caña.

La factura llegará. La historia ya nos ha demostrado que el discurso beligerante, duro, de campaña de cara al graderío siempre nos sale caro. Lo hemos visto en tantas ocasiones que no entiendo como todavía cuela, Alemania, Italia… Espero que no lleguemos a tanto, el planeta no lo resistiría.

La receta siempre es la misma, se atenta contra las clases más numerosas, se les debilita y se les deja al borde de la desesperación. Es entonces cuando aparece un “príncipe azul” que trump-oath-jpg-size-custom-crop-1086x681acaba saliéndonos rana que señala al distinto como culpable de todos los males ¿Será otra vez lo mismo? Mucho me temo que si. Lo sabe y por eso se ha rodeado de símbolos arcaicos inapelables para protejerse. Ha jurado sobre la bíblia, se ha encomendado a Dios, eso vende (y mucho), además, si no sale bien, contra esto no existe libro de reclamaciones y él, como los antiguos monarcas absolutos, ha manifestado que cumplirá la voluntad del Altísimo de turno.

Ha prometido la guerra contra los integristas con un discurso con aire teocrático de esos que tiran para atrás, de esos que acaban en guerra santa. De un plumazo se ha cargado el obamacare.jpgObamaCare, las versiones en español de la web de la Casa Blanca y décadas de colaboración internacional para dar forma a su “América para los americanos” que a mí (que soy muy bruto) ya me empieza a oler a Alemania para los alemanes. Veremos que hace con las instituciones internacionales y con ellas, con el contrapeso inestable que sostiene al mundo. Va muy rápido, tanto que yo abogaría por no permitirle ni el plazo de 100 días de cortesía, si damos tanto plazo a este hombre sentado entre el “teléfono rojo” y el Twitter puede que para entonces este mundo esté perdido.

No es que me haya vuelto partidario del StatusQuo establecido pero asusta que alguien de forma imprudente se cargue décadas de construcción con una voladura incontrolada que nos lleva a un nuevo NewDeal el que una vez más una nación se empeñe en dominar el mundo. No puede hacerlo, lo sabe, en su interior lo sabe, pero no le importa. Le ha dado a las masas lo que querían. Ha colado, es el 45 presidente USA, veremos que sale de esto pero tener a un iluminado al mando de uno de los países más poderosos del mundo no ayuda y si además consideramos que es un ingrediente más en la ensalada con Putin, la amenaza LePen, Corea del Norte, Venezuela, Cuba y todos los que se nos ocurran, definitivamente, el mundo es 1485054628532ahora un lugar más peligroso en el que todo atisbo de respeto a los Derechos Humanos tal y como los conocemos, es pura casualidad. De nosotros depende consentirlo. Llega el momento de decidir si preferimos mantener nuestro falso nivel de vida o luchar por no perder los derechos civils. Solo diré una cosa, las primeras valientes que plantaron cara a todo esto fueron ELLAS, una vez más, con la Women’s Warch Global, una multitudinaria marcha detrás de un lema que nos ha de hacer pensar a todos, “Respect existance or respect resistance”.

 

Si, hoy puede que me ponga en plan agorero. Hoy es uno de esos días en los simpsonsque apetece salir a la plaza con un cajón bajo el brazo (de esos de naranjas pagadas a precios de miseria al que las cultiva, pero ya hablaremos otro día
de eso). Decía que dan ganas de subirse al cajoncito y empezar a gritar, con la cara desencajada, aquello de “¡Arrepentíosssss, arrepentíosss que el fin del mundo está cerca!”. ¿Qué porqué digo esto? Porque bien pensado este podía ser el último post que escribo, y no me refiero a eso de que la Parca puede visitar a uno en el momento menos pensado. 

No es que tema acabar entre rejas por escribir fuera de lo establecido porque al final, tal y como se está poniendo la legislación, todos vamos a obama-trumpacabar teniendo algún que otro susto. Lo que temo es que dentro de un par de días, no se si habéis caído, nos despeñamos por el barranco. En USA van a cambiar a un presidente más o menos correcto que nos hizo llorar a todos en su despedida por “ESO” y oye, sus peligros tiene. El mundo se dirige a toda velocidad a la cochambre y el salvajismo, las formas importan y las de este hombre no auguran nada civilizado y  nosotros, no vayamos a pensar que saldremos indemnes de las ocurrencias del señor del pelo raro, el “trumpazo” está garantizado en forma de Tweett diario.

Yo era de los que pensaban que no sería para tanto, que habrían dos Trumps, el de la campaña, estilo Jr en Dallas  y el otro, más moderado, para Larry Hagmanel gobierno. Después de estos días de ruedas de prensa en los que sacó a pasear su inquietante dedo devastador, ese que usó para fulminar a los participantes del RealityShow ese que montó. Después ver los vítores al Brexit y sus cuchicheos contra Merkel y la UE (igual razón no le falta) o de asistir atónito al juego raro ese de “Putin si, Putin no”  ya soy más de gritar “¡Parad el mundo que me bajo!”. Ya entiendo el pesimismo que destilaba Obama en su despedida, puede que tenga razón. La democracia corre peligro en manos de alguien que no deja preguntar a ciertos medios y se parapeta en el twitter al igual que Rajoy lo hacía en el plasma. 

Con Trump vamos a ver algo que pensabamos que no sucedería,la caida del wp-1484583748319.jpegimperio a pedacitos como si les hubiesen volado la “Estrella de la muerte”. El país que se supone más poderoso del mundo ha caído en manos de un tiparraco reaccionario hasta la médula que ha abierto las puertas a la plutocracia. Se ha rodeado de una cohorte de personajes a los que mejor dar de comer aparte; “Perro Loco” en defensa, un petrolero de la Exxon, tiburones varios en finanzas, negacionistas en medio ambiente, creacionistas y así hasta el infinito. Pero eso sí ricos hasta el aborrecimiento, en la mesa del gobierno de USA van a haber sentados señores que, en suma, superan el PIB de algunos paises.

Ya empiezo a pensar que vamos a vivir unos tiempos un tanto ajetreados. Igual deberíamos pensar en aquello del  meteorito destructor, por menos wp-1484584098687.jpegsería más rápido e indoloro y no tendríamos que soportar las gracietas de un ser trasnochado, misógino y racista pero al que han votado millones de estadounidenses, deberíamos no olvidarlo . Sólo un consejo, por si acaso, disfrutad de los días hasta la entrada del nuevo presidente. Igual va y confunde el maletín nuclear por una máquina de Jackpot de las  Vegas, usa ese  dedito regordete y acabamos como El Coyote con un detonador marca ACME. Veremos, con esta gente todo es posible, vigilen su dedo, por favor.

Seguro que recuerdas a Tom Hanks en Náufrago. Perdido en una isla, en mitad del mar y naufragohablando con el Sr Wilson, un balón que se transformaría en su mejor amigo. La película es inolvidable, si no la has visto te recomiendo que lo hagas. Las peripecias por las que pasa el personaje son tan duras que no puedes hacer más que tomarle cariño y solidarizarse con él aunque seas de los que dicen que el cine es de mentiras. Puede que tengas razón pero , ¿Qué pensarías si te digo que actualmente pueden haber miles de náufragos forzosos?. Gente que es abandonada en una isla perdida en mitad de los mares australianos, esos que quedan tan lejos que muchos no sabemos ni que existen.

Parece claro que aunque el mundo cada vez es más pequeño, nadie presta atención a lo que está ocurriendo lejos y más si los perjudicados son personas de las que en los informativos ya nos venden como “de segunda división”. Si algo sucede cerca y en nuestro reducto occidental (París, Berlín…) nos genera una solidaridad de esa de banderita y “je suis…” pero como ocurra en Bagdad o Estambul, pues como que no es lo mismo. Parece ser que como no lo vemos, es como si no ocurriese. Sospecho que ignoramos ninos-coltan-noticiagran parte del ejercicio de cinismo que está haciendo occidente en Oriente Medio o desconocemos totalmente de donde sale el Coltán que usamos en los aparatitos esos a los que andamos enganchados todo el santo día. Pero a lo íbamos. Me dejó helado enterarme el otro día de la crueldad con los refugiados que se gasta el gobierno Australiano, algo que no nos  han dicho nuestras teles (se habrán olvidado).  Lo contaba hará un mes Roger Cohen en  el NewYork Times y la crónica no puede dejar indiferente a nadie que tenga un poco de corazón (click aquí).

Resulta que los señores de los Canguros que viven tan plácidamente en la otra punta del planeta (o eso creemos), han convertido algunas de sus islitas (tienen miles de ellas) en una especie de limbo donde abandonar a las personas que pretenden entrar en su país despoblado y de unas dimensiones gigantescas. Les llaman “Offshore Processing Centers”, son una especie de inhumano almacén de personas depositadas allí “para que no se las vean” y aunque aseguran haber cerrado alguno, casi todos continúan en marcha. 

El reportaje del NYTimes nos cuenta que ha sido de miles de inmigrantes que pretendían llegar a Australia y acabaron abandonados hace casi tres años en unas islas remotas del manus-island-detention-centrearchipiélago de Papúa Nueva Guinea. Allí los refugiados subsisten como pueden en islas perdidas en mitad del océano que son poco más que esas con un cocotero que se pintan en los dibujos de náufragos. La desesperación es tal que ya se ha dado algún caso de personas que se queman a lo bonzo para acabar con todo pero al gobierno australiano le da igual.

En principio debieran estar allí “un ratito”, hasta que se organizase su acogida, pero allí están tirados y olvidados en mitad del mar con la única ayuda de los nativos que se quejan al gobierno que parece que ha decidido dejarlos podrir allí, en mitad de la nada.

Eso sucede lejos, tanto que seguro que ni nos habíamos enterado. ¿Pero y aquí? En Europa,
wp-1484069472807.jpegante nuestras narices. Ahora que ya no abren informativos y parece que ya no llegue gente intentando salvar la vida, ocurre lo mismo, los ignoramos, los dejamos morir de frio en pleno 2017, tirados en el barro helado del campo de Moria o de cualquier otro. O en el menos malo de los casos en CIES carcelarios de dudosa legalidad y condiciones no siempre adecuadas. No damos solución a nada y parece que nadie se da cuenta de que lo que se pierde son vidas humanas. En esto es en lo que ha quedado la política de bienestar y solidaridad que se supone que había de forjar un mundo civilizado.

 

A pesar de que el año ha empezado con un ejemplo de que la época de Pajares&Esteso no ha pasado. Nos lo recuerda el último ejemplo de casposa cosificación del cuerpo de la mujer wp-1483353208640.jpegperpetrado por A3Media embutiendo a Pedroche en una especie de bañador poco acertado. Con ello creo que la tele nos hacía toda una demostración de principios, van a seguir sin tocar los esquemas arcaicos esos de la mujer florero puesta para “decorar” la escena y agradar a un público determinado. Me gustaría recordales que el dedo en el mando a distancia (cuando lo encuentramos) es el nuestro y podemos cambiar de canal, parece fácil pero no lo es, llevamos días hablando de eso y no de otras cosas. Algo no funciona bien.

A pesar de que a las pocas horas de año que estrenamos ya teníamos un ejemplo de algo que machismo-2hemos de erradicar inmediatamente. La violencia machista se cobraba una víctima más y una mujer era asesinada (no “fallecida” como nos suele edulcorar la prensa) por su “pareja” pasando a ser, desgraciadamente, una más porque al final nuestros políticos  se quedarán en “lamentar” los hechos sin que se pongan a trabajar, de verdad, al respecto.

A pesar de que hayamos recibido un nuevo zarpazo del terrorismo traidor, despiadado y sin sentido camuflado de falsos tintes religiosos. Esta vez en Estambul, donde los muertos parecen menos muertos a los ojos de una Europa que celebra que una pareja de transeúntes tuvo un hijo redentor pero permite miles de muertes en el Mediterráneo. O incluso a pesar de que un candidato catapultado por el voto desesperado, Trump, ya se está peinando su pelo mutante para asumir la presidencia de USA con el desazón que nos provoca a media humanidad.

A pesar de todo este rosario de despropósitos estoy convencido de que este va a ser nuestro Donald-Trump1año. Estoy seguro de que veremos caer, de pura podredumbre, las estructuras que nos tienen acogotados y tendremos la oportunidad de empezar algo nuevo. Nos dicen que el mundo se acaba y puede que tengan razón. Cuando este año empiecen a salir sentencias condenatorias para los que se dedicaron a robar a sacos llenos, el mundo se acabará.Pero para unos pocos, los psicópatas que se han limitado a sacarnos el jugo hasta la extenuación. Para otros habrá todo un universo para repoblar, no perdamos la oportunidad de hacerlo con unos valores mucho más humanos, podemos hacerlo.

Puede que sea verdad que ahora nos toque a nosotros o puede que esté pecando de buenos propósitos de inicio de año, como aquellos que corrieron el martes a apuntarse al gimnasio de la  esquina. Pero lo que está claro es para que algo ocurra  hemos de empezar a movernos. Es el momento de decir basta y romper la rueda. Si no dejamos de repetir siempre la misma fórmula, siempre tendremos los mismos resultados (vaya, ya me ha salido Einstein).

Por tanto, sólo quiero desearos un año lleno de aventuras, de valor, de ilusión y sobre todo de wp-1483353215163.jpeglucha para conseguir aquello que buscamos cada uno de nosotros. Sin desfallecer. Por mi parte, estos días he intentado llenar de sueños y anhelos los depósitos de esta nave. Ahora sólo queda encender las luces e intentar volar muy alto para hacer de este 2017 algo inolvidable tenemos 365 días por delante. ¿Seguimos abordo? Agárrate fuerte que despegamos.

Feliz 2017 lleno de lucha, esperanza y sueños cumplidos.

Un año más…

Publicado: 27 diciembre, 2016 en actualité...

Bueno, espero que ya hayamos comido todos los polvorones, turrones y compartido mesa con la familia, sin que nadie haya resultado herido ni almax-comprimidos-masticableshaya asesinado a los cuñados y/o otros miembros de la parentela. Nada, cosas típicas de estos días en los que nos reunimos todos juntos para comer, comer otra vez y beber, volver a beber (como los peces en el río) y empezar de nuevo a comer, en un ciclo que puede acabar en urgencias o recurriendo a San Almax Bendito. ¿Sabéis una cosa? En el fondo soy de esos a los que le gusta sentir cerquita a los suyos. También a vosotros, porque ahora que estoy escribiendo esto me doy cuenta que llevamos más de cuatro años juntos embarcados en este esquife y esto ya da como para que formemos parte de una gran familia. Muchísimas gracias de todo corazón.

Para mi estos días son especiales, más allá de religiones y convicciones varias porque, si te paras a pensar ¿que más dará que nos reunamos por una causa u otra si nos vemos todos juntos de nuevo?. Dicen los historiadores wp-1482828088876.jpegque estos días ya se celebraban antes de la llegada del cristianismo, la llamaban “Sol Invictus”. Es curioso, no montaban belenes y no le tiraban la culpa a Carmena (no ella no estaba, creedme). El caso es que estos días tienen eso mágico que hace que no importe el escenario en el que nos reunimos, la cosa es estar de nuevo con los tuyos, aunque sea en la cafetería de un hospital (ya vendrán tiempos mejores). Por lo menos no estamos en unas trincheras llenas de barro como los soldados que salieron de ellas en la nochebuena de img_20160315_131520.jpg1914 a jugar al fútbol y cantar villancicos. Ni esta noche, en mitad del mar, jugando una partida de cartas con la muerte, en busca de una tierra prometida que les dará la espalda. O en una ciudad machacada por los bombardeos y la sinrazón, olvidada del mundo a no ser que en los informativos necesiten algo de sangre. Deberíamos acordarnos estos días de toda esta gente que ni ha vivido la navidad ni espera nada más que no sea poder llegar vivos a ver el nuevo año que se acerca.

Este 2016 nos deja, ya le quedan un par de telediarios. Y si queréis que os diga la verdad, para mí, ha sido uno más de esos que deberíamos conseguir 11b.jpgolvidar. Un año en el que nos ha llegado Trump,  hemos renovado gobierno de “los de siempre”con escándalos y mangarrufas incluidas, un año que acaba sin que aprendamos que ofender  a una mujer, o permitirlo, no te transforma en “más hombre” sino en una bestia impresentable. Un año en el que hemos continuado permitiendo que mueran seres humanos en el mar, en el que las guerras sin sentido continúan dando noticias sobre carnicerías y en el que la brecha de la desigualdad ha ido creciendo cada vez más y más, permitiendo muertes por miseria. Todo porque nuestros gobernantes siguen más interesados en eso de rescatar autopistas que en dar de comer a quiénes lo necesitan. Vamos, un año más como los anteriores (y ya llevamos demasiados). Pero, si me permitís, un poco más triste porque nos faltarán, sólo por citar a algunos, las canciones irrepetibles de Leonard Cohen, el misterio de Bowie; el ritmo de George Michael; los versos de Marcos Ana; la magia de Eco; las risas con Chus Lampreave; el último icono de la política del siglo pasado, Fidel y hasta la mismísima Princesa Leia (Carrie Fischer) a quién espero que la fuerza le acompañe allá donde esté. El mundo luz.jpgva a estar un poquito más vacío sin ellos. Pero nos quedará su obra y todo un camino por delante para conseguir que, por fin, el 2017 sea nuestro año. El de los que no perderemos la esperanza en que entre todos podremos dar la vuelta a lo que estamos padeciendo y conseguir retomar el camino que en algún momento perdimos. Seremos capaces, lo sé, porque como nos dijo V.Andrés Estellés “Llegará un día en el que ya no pordremos más, entonces lo podremos todo” (Perquè hi haurà un dia que no podrem més i llavors ho podrem tot). Estoy convencido de que ese día ya ha llegado y nuestro año va a empezar. Y si no lo fuese, recuerda que siempre podremos tomar Manhattan y después Berlín.

Pobrecitos bancos…

Publicado: 20 diciembre, 2016 en actualité...

Pobrecitos bancos, pobrecitos míos. ¿Mira tú que ir a meterles una multa de 485 millones? Resulta ser que esta gente maliciosa y desconsiderada de Bruselas, a hurtadillas, ha impuesto a unos santitos baixa-1como HSBC,GPMorgan y Credit Agricole esta crudelísma sanción, total por unas manipulaciones de nada en el Euribor, ese viejo amigo de todo aquel que hace juegos malabares al borde del abismo para pagar la hipoteca y que ha de llegar incluso a decidir entre comer, morir de frío por no tener luz o pagar la letra del piso. Ya ves tu que cosas, meterles una multa total por eso (léase la ironía, no vayan ustedes a pensar).

El caso es que encima esto no les viene de nuevo. El año pasado ya pagaron otros cuatro baixabancos 1700 millones por intentar darnos el “gran golpe” haciendo eso mismo, manipular el Euribor. ¡Si es que no escarmientan! Siempre están siempre a la que cae para intentar sacarnos las telarañas que nos quedan en el bolsillo porque allénde los mares, en USA, también están recibiendo multazos de dimensiones estratosféricas. No se inmutan, les da igual. Tanto que llego a pensar que lo de las multas no es más que una trola para que creamos que les controlan. Igual pagan y todo pero después nos suben las comisiones un poquitín y todo arreglado.

Esto no tiene cara de cambiar, seguirá así hasta que alguno de los dirigentes de los bancos acabe una temporadita “a la sombra” (yo que sé, ¿quién dijo que este blog no era de ciencia-ficción?) pero visto como funcionan los organismos que se supone debieran “dar un vistazo” piratesal comportamiento de los barcos corsarios en que se han transformado los bancos vamos listos. Resulta un tanto significativo ver como a Lagarde (esa señora tan humana que llegó a “invitarnos” a morirnos porque claro, lo de la vejez y las pensiones es un problema) se la riñe cariñosamente (porque otra palabra no se me ocurre) en Francia nada menos que por negligencia con unos dineros que acabaron favoreciendo a un amigote de Sarkozy. Pero de condena y de estancia en el “hotel rejas” nada de nada. No se le hace cumplir ninguna condena “por su relevancia social” es más, el FMI va y la ratifica rápidamente. ¡Hala, a tomar dalton.jpgviento la igualdad de los ciudadanos ante la ley! Seguro que si nosotros hacemos menos de la mitad nos encierran y tiran la llave. Ya podemos hacernos una idea de como funciona la justicia al respecto. Y si además nos percatamos en que tres de los últimos mandamases del FMI, Rato, Strauss-Kahn y ahora Lagarde han resultado ser verdaderos ejemplos de cuatreros a lo hermanos Dalton pero sin gracia ya es como para pensar en que deberíamos abandonar el dinero. No se, volver al trueque, al intercambio de pollos por comida o algo, porque está visto que el sistema económico mundial no es que ande demasiado bien. Entre bancos que sólo piensan en sacarnos el jugo, gobiernos convertidos en sus esbirros que nos persiguen a base de impuestos inauditos y organismos internacionales que son cuevas de Alí Babá vamos listos.

No entiendo de que se sorprenden de que la gente andemos un tanto quemadilla, necesitamos ver que nuestros esfuerzos sirven para algo y no para engordar el botín de los corsarios piratas y bucaneros a los que nunca les sucede nada. Necesitamos (entre otras tantas cosas, como comer…) volver a creer en la igualdad de la justicia para poder seguir adelante. ¿Lo veremos?