Posts etiquetados ‘#chinos’

Oye, ¿sabes que a la Mari, la del primero, su hombre le ha dao una somanta de palos que la ha dejao tiesa?

-A saber que habrá hecho la fulana” decía la pescaderA (pongo acento en la a de femenino) agitando el cuchillo de rebanar besugo estilo El Zorro…

Definitivamente somos un país violento, mucho. Vivimos una catástrofe que supera en cifras las del terrorismo sin que se haga nada serio al respecto, más que llorar a las víctimas un rato para olvidarlas en los telediarios 110715-europa-viablecuando se le ha exprimido todo el jugo a la noticia. Me apuntaría a aquello de que “África empieza en los Pirineos” pero seguro que en muchos países africanos respetan a las mujeres mucho más que aquí, no lo dudo. Tampoco diré que parecemos una sarta de trogloditas porque los que pintaban en la caverna solían adorar a las mujeres por eso de poder crear vida, al contrario de los expertos en destruirlas o arruinarlas para siempre. ¿Verdad que es para pararse y pensar seriamente en qué nos hemos convertido?.

Parece mentira que en pleno siglo XXI no espabilemos y sigamos lamentando un rosario de agresión y muerte. Igual, con eso de la “retroausteridad carcamal” de las políticas ahorrativas LowCost, va y queriendo o sin querer esposahemos desenterrado un demonio que no había sido enterrado o puede que seamos una cuadrilla de animales con todas las letras, no lo se. Lo que si se es que hemos vuelto, como mínimo, a la época esa del cine de barrio que le gusta tanto a nuestro ministro de cultura, a aquello de “la mujer en la cocina y con la pata quebrada” o salvajadas por el estilo que hasta han llegado tomar como natural algunas mujeres, como alguna edil de Málaga (la de las bragas en la mano) Que ya tiene narices, oiga.

Lo que sí parece claro es que teniendo en cuenta que el cerril no se nace sino que se hace, esto no se arregla sólo con el Código Penal (lástima señor Fdez-Díaz) ni aunque las penas se cumpliesen de verdad, sin “modelo Pantoja”. El Código Penal no es la solución porque funciona DESPUÉS, cuando no hay remedio, cuando ya niunamenostenemos una vida arruinada que lamentar. Lo que necesitamos es algo que funcione ANTES de que el salvaje se haya llevado por delante a su mujer, novia, pareja o como se quiera llamar. Hace falta una verdadera reeducación en la igualdad y no violencia para reconvertir una sociedad que parece que ha normalizado la barbarie. Adelantaríamos mucho si por lo menos tuviésemos un Gobierno que no estuviese centrado en sus chanchullos y no se valiese de eso de que el pueblo borrego es más maleable. Y si además en Moncloa manifestasen un mínimo interés por la cultura, y no la dinamitasen estilo ISIS con un IVA de magnitudes siderales, ya sería la bomba.

Pero ni con esto bastaría. Necesitamos urgentemente la colaboración de lo único que en este país llega a todas mingpartes (admitámoslo, lamentable pero real) LA TELE. Si en televisión no se dedicasen al morbo informativo en el que puede que se estén dando ideas a mentes perturbadas y se fomentase el respeto dejando de emitir mujeres florero dinastía Ming, o por lo menos se abstuviesen de la apología del electroencefalograma plano que está calando como agua en escayola entre nuestros jóvenes que ven como el “sincerebrismo” es una vía de éxito otro gallo nos cantaría. Pero claro, eso no hace caja, que es a lo que vamos, ¿verdad?.

Mientras tanto, continuaremos con el dolor y muerte. Muertes que nos llenan de ira y rabia pero olvidamos cuando nos hipnotizan con cualquier tontería porque parece que todo valga en estos casos. Nos aterrorizan con tumblr_n70v1gIxaj1s9y3qio1_r1_1280la ruptura de España, hemos adelantado la liga una semana, lo que se tercie. El caso es que el país ya va a entrar en modo “hibernación futbolera”, estamos perdidos. Dejaremos de hablar de las muertes salvajes y crueles, dejaremos de hablar de la apología de la violencia contra los animales, dejaremos de ver como nuestros montes se queman con una ley del ladrillazo, dejaremos de… tantas cosas que se van a diluir con la vuelta a la rutina… Pero ¿De verdad vamos a dejar sin solución el problema de nuestras mujeres, NUESTRO problema? No. Este verano no, nuestra sociedad no podría soportarlo, por favor, #NI UNA MENOS!.

Anuncios

Parece que hace milenios y sólo puede que hayan pasado un par de lustros. El caso es que nadie recuerda ya los tiempos en los que se hacían cosas, aquellos maravillosos años en los que eramos ilusos o unos pardillos, según se mire. Nos alegrábamos por las cosas nuevas que íbamos construyendo entre todos, por los logros conseguidos más con el corazón que con la cartera. Eran tiempos que no sabemos muy bien a santo de qué degeneraron en esta especie de reino de Hades que sería la envidia de Dante. Nos engañaron como a chinos (tópico fuera de lugar, a Gao Pin me remito), nos vendieron la moto, un burro cojo y tuerto pintado con betún que nosotros compramos con avidez, en forma de malas chozas vestidas de palacete, en forma de way of life a tutiplén. Esos mismos que ahora nos sacuden más que a una alfombra desde las noticias cada día con infames declaraciones. Jugaron con nuestra avaricia y ganaron por K.O. Técnico en el primer Round.

Ahora, desde la gélida trinchera, con el alma a cachitos y la cuenta on the rocks, tiempos de tinieblas en los que empezamos a tener que luchar a cara de perro por nuestros derechos más básicos, en los que ya es un reto poder comer productos de marca blanca sin fenecer en el intento y la economía familiar es ya cosa propia de Houdini. Ahora recuerdo cuando eramos inocentes y no habíamos entregado nuestras almas a los cantos de las sirenas financieras ¡que encima desafinan! y que nos prometían el oro y el moro, pero nos han metido en la miseria inhumana y cruel en la que estamos inmersos, desnudos en mitad de la tormenta y a punto de despeñados desde una roca Tarpeya de una altura que ríete tú de Baumgartner. Son tiempos de modernos caballos del apocalipsis, expertos en la apropiación de lo ajeno, que entraron de puntillas cuando dormíamos un sueño inducido en el que creímos que habíamos alcanzado la felicidad por la que nos habíamos partido el espinazo trabajado. Y mientras estábamos en manos de Morfeo, sobados del todo, ellos se entregaban al saqueo, sigilosos primero y después en camiones trailer con remolque, ya sin disimulo y recurriendo a todos los ardides que les otorga su condición mafiosa, chantaje y extorsión incluida, si se tercia. Hemos sido sometidos al saco y encima el Sr Montoro con su cohorte sigue apretándonos como polos Flash de fresa, hemos vendido en rebajas nuestra vida, a precio de saldo, por un sueño que no es más que una pesadilla perpetua gracias a las ofrendas a banqueros manirrotos y ahora, intentan acabar con el poco jugo que nos queda privatizando todo lo que se mueva para mayor gloria de amigotes varios, mientras nos prometen LA SOLUCIÓN, así con mayúsculas. La solución al problema que ellos han creado con sus manitas y del que forman parte, la hipócrita solución que favorezca la vuelta al capítulo anterior, a la situación de espejismo en la que salen beneficiados, porque recordemos que en este grotesco casino la banca siempre gana.

Hoy el Zapatillas quiere ser un aullido en mitad de una ciénaga como la de Shrek pero en chungo, una propuesta a la búsqueda de la ilusión de las cosas sencillas, prácticas y claras. Como utopía no está mal, ¿eh?. Pero aunque no lo creamos tenemos intacto nuestro derecho a soñar, somos humanos, por tanto imperfectos pero con posibilidad de rectificar ya que dicen que es de sabios y si de verdad lo somos la posibilidad de rectificar estará en las urnas. Recordemos que esta panda está ahí porque la hemos puesto nosotros. Pero para corregir hemos de aprender de nuestros errores, asumirlos y estar dispuestos a proteger aquello que salvemos del naufragio ya que como sigamos repitiendo nuestros fallos, nos volverán a levantar la merienda fijo. Si no nos movilizamos juntos ya en busca de una solución propia y seguimos cumpliendo sus planes, maquiavélicos y traicioneros nos vamos irremisiblemente a tomar Fanta ad aeternam.

Nuestros valores no pueden ser los suyos, para nosotros las personas han de ser más importantes que las cifras. Deberíamos ser capaces de sentir que la vida es más que una cuenta bancaria o un trabajo semiesclavo, es posible, aunque nos parezca cosa de Lennon y su Imagine pero de cosas más raras se han dicho y la felicidad es algo apetecible.

Dentro de dos minutos cantará el gallo, seguiremos en la brecha un día más. Es la vida del que no sabe si este amanecer será el último pero que mantiene intacta la ilusión. Es la fuerza que nos queda, la que te da la sangre nueva llegada a la vida, por la que estás dispuesto a levantarte una vez y otra más y a gritar bien fuerte que los sueños pueden ser realidad y poco tenemos que perder… ¿quién se apunta?

Últimamente cuando me suena el despertador cada día, tempranito, me entra un algo indescriptible, una sensación agridulce, rara. Un “ Y yo,¿ paqué?” o un “yo me equivoqué de puerta al nacer, yo quería salir en La Zarzuela ( el nombre más acertado posible ya que cada vez se parece más a una obra del género chico)”. Esto hace que me cueste cada vez más ponerme en pié y enfrentarme a un día que sería agónico, tipo IronMan que es en lo que nos hemos convertido aquí, o mejor en los supervivientes en la Balsa de Medusa. Esto sería así si no fuese porqué tenemos la certeza de que vendrá alguien, el que menos te lo esperas, y se encargará de ponerle la salsa al día . Es lo más emocionante de todo, nunca sabes quién va a meter la gamba pero lo que si que sabes es que lo va a hacer en algún momento y la pifia será de magnitudes épicas, antológicas, del estilo de Paula Vazquez con su teléfono móvil, como mínimo.

Es que cuando no es por una cosa es por otra, el caso es que cada mañana nos desayunamos con un nuevo show cada vez más bizarro que el del día anterior porque ya me dirán si no es contra menos “rarejo” encontrarse con un engendro de consorcio compuesto por chinos, concejales, policías, políticos valencianos versión IVAM en este caso (esto sin mérito porqué como aparecen en todos los apaños..) y actor porno que se llevan en barco los tan escasos dineros que nos quedan, en cajas, en tantas cajas que a la policía le faltan manos para abrirlas, manos que no les faltan en cambio a algunos de sus compañeros para apalear desde el anonimato y en el futuro sin imágenes gracias a la merced del ex constitucional Ministerio de Interior o manos para “extraviar” centenares de kilogramos de drogas surtidas en sus depósitos hispalenses. Si es que esto es el circo, el más difícil todavía!.

La verdad, todo esto deja a “Fu-Man-Chú”y su cuadrilla como un personaje ejemplar, un filántropo, digno del premio Nobel de la Paz y sobre todo, a la altura a la que se han quedado estos premios después de concederse a bombardeadores y proveedores de todo tipo de desastres económicos y calamidades sociales… Permítame una risa tenue, sarcástica y malévola y decirles que hoy en día es más solvente el premio de la tómbola del barrio que el mencionado Premio Nobel. Si Alfred Nobel levantara la cabeza los dinamitaba a todos, fijo, y si yo tuviese la certeza de que así fuese buscaría desesperado un brujo resurrector por toda la sala.

Pero ¿qué hemos de esperar si estamos en manos de unas “buenas gentes” que primero dejarán desangrar el partido en el que están apoltronados a base de despropósitos y barbaridades que aceptarán la realidad?. Señores del PSOE, ¿no se cansarán nunca de ponerse una venda en los ojos encima de la otra para no ver que necesitan reformarse desde los cimientos?. Señores del PP, ¿no se cansan ya de autocomplacerse y autocompadecerse? ¿No ven que en las últimas elecciónes no han mejorado sus resultados ya que aunque tengan en Galicia más diputados, tienen menos votos? Eso si no contamos el castañazo en Euskadi. Señora Díez, ¿Estará ya está bién del mismo discurso? Deje de satanizar al prójimo y pongase a hacer política para humanos mortales o bichos terrenales, usted puede. Y así podíamos estar repartiendo para todos porqué NI UNO se escapa! Esto es ya peor que Sodoma y Gomorra, allí por lo menos buscaban a tres pero aquí no hay ni un solo justo, seguro que ni el mismísimo Lot perdía el tiempo buscándolo. No te digo que envíes un ángel exterminador a la Carrera de San Jerónimo en día de pleno porque no va con mis ideales el exterminio, aunque os aseguro que no sería jo el que se volvería para convertirme en estatua de sal porque no merecería la pena volverse mega salero para ver eso. Pero ¿ verdad que ninguno de nosotros diríamos que no a un par de plagas, así, bien molestas pero no mortales?. Nos vendrían de perlas, por lo menos nos reiríamos un poco ¿no?. Sugiero la de las langostas, muy resultona ella. Ahora en serio, mientras nuestros políticos y representantes varios, sobrevalorados y mediocres en su mayoría, se dedican a sacarse los ojos mutuamente. Nosotros, aquí, la plebe, sufrimos las consecuencias Y eso, de verdad, no es motivo de risas ni bromas vistos los niveles de tragedia social que estamos alcanzando, con tanta desocupación y con unos niveles de pobreza propios de hace décadas. Caldo de cultivo para extremismos y salvajadas de toda índole, si no, ya veremos, tiempo al tiempo y verás tu que risa…

Recurro ya a Dios simple y llanamente porque visto lo visto, es ya a quién hemos de dirigirnos directamente porque nuestros gerifaltes ya lo hacen, se me hiela la sangre cada vez que recuerdo el affaire peineta y mantilla o al ministro (o Misterio, ya puestos al caso) del interior pidiendo a Su Santidad que ruegue por España (imagínense lo apañados que vamos), digo que ruegue porque me resisto a pensar que la frase, atribuida a Jorge Fernández Díaz, en “Público.es” (España será cristiana o no será) la dijese de verdad en pleno Siglo XXI, aunque esta gente parece sacada de un libro de recortables de la Edad Media. Pero bueno, ya que estamos religiosos, también buscaremos solución en ello, “Ora et Labora” decía San Benito así es que señores del gobierno, hala, ahora que ya han orado, pónganse a laborar y les aseguro que hay muchísimo que laborar. Pero de verdad, en serio, más valdría que se pongan a currar en cosas con algún tipo de sentido porque nos tienen acostumbrados a unas “Perlas Gallardonitas” que ya ni les cuento, solo les diré, para mayor gloria de Montoro, que antes de ayer una famosa consultora nos decía que sólo Zimbabwe nos superaba en el incremento del saqueo por IRPF, que ahí es nada. Y mientras tanto el presunto cabecilla de esta banda hace apología del silencio de las masas.. y lo que es peor, lo cultiva en sus propias carnes sobrias y austeras

Sugeriría desde aquí a los sapientísimos gobernantes que empiecen a laborarse una bula papal gigantesca, tamaño XXL, que les absuelvan de los pecados contra el VIII mandamiento porque con el tamaño de sus mentiras ya van listos, ya … Las puertas del averno las tienen abiertas de par en par, con ollas personalizadas para cada uno de ellos y porteros vestidos de librea con chorreras esperándoles. Es lo que tiene ser tan católico como ellos se jactan, se han de cumplir mandamientos y temer cosas que los pobres agnósticos no temen, porque como según los del estilo teja&mantilla 2.0 están condenados y no irán al cielo, pues eso. Yo en cambio les aseguro que en el cielo ni se ni me importa si creen o no, pero en el purgatorio por supuesto que sí porque estamos inmersos en esta especie de limbo de falsa austeridad lleno de sinsentidos, despropósitos y sinrazones que nos va a llevar por el camino de la perdición.