Posts etiquetados ‘MSF’

Los seres humanos necesitamos calificar las cosas en listitas para poder aclararnos y desde siempre lo hemos hecho con banderitas de esas que se pinchan sobre la cosa a determinar, “buenos” y “malos” pero hay veces que no es tan fácil.

Nos hemos enterado de que EEUU (o la OTAN, su marca blanca) se ha llevado por delante un hospital de MSF en Afganistán causando más de veinte muertos y una multitud de heridos. La Ong, como es normal ha cqkzjbnwwaalnhh.jpg_largedenunciado los hechos por su carácter “posiblemente criminal” para que se abra investigación lo más imparcial que se pueda por parte de Naciones Unidas, aunque la presidencia temporal española del Consejo de Seguridad parece que “no lo tiene en su agenda” y esperará a que en el Pentágono le digan lo que tiene que descubrir y lo que no. El problema es que los agresores han sido “los buenos” que se excusan diciendo  “Ahhh! Es que habían talibanes allí dentro  porque lo habían dicho los afganos”, como si eso fuese motivo suficiente para saltarse a la torera todos los convenios y la decencia liándose a bombardear un hospital. Ya verás como, una vez más, esto va al rincón del olvido. ¿Verdad que si esta salvajada la hubiese cometido cualquier república de medio pelo hablaríamos de darles collejas? Pero como esta vez han sido los chicos del Premio Nobel de la Paz (cada vez que lo recuerdo me sube la tensión. Mi médico me lo acabará prohibiendo) todo terminará en nada, los muertos olvidados y a otra cosa mariposa. Acordaros de José Couso .

El caso es que tenemos el planeta hecho un cirio, plagado de conflictos olvidados por medio orbe que parecen Dream_Hotel_Caribe_TV-799732783-largemontados para que se forren los fabricantes de armas y otros matarifes por el estilo (malpensado que es uno). Esto es un galimatías, ya ni siquiera sabemos quienes son “los nuestros”, si es que hay algunos. Aunque a menudo los personajes se repiten como los actores de las películas alemanas “sesteables” de la sobremesa, en las que, entre cabezadita y cabezadita, podrías ligar la primera y la segunda. ¡Son los mismos!.

Parece que estemos inmersos en una III Guerra Mundial por fascículos, como los coleccionables esos que empiezan en septiembre y que nunca nadie acaba. Igualito, guerras por todas partes que arrancan por cualquier chorrada, como la Guerra de la tajada de sandía o la de Los pasteles (las más tontas que me vienen a la cabeza) pero que nadie se preocupa de terminar porque ya no interesan o porque todavía queda carroña que rascar. Y la ONU, una vez más, no parece servir para remediar tanto sufrimiento humano inocente.

El caso es que esto es un lío. Al final ni sabemos en que bando nos han metido. Estamos en manos de carpailusionistas que juegan con las palabras para que sean válidas según les interese en cada momento. A saber: No hace tanto Gaddafi era un amigote que venía con jaima y todo a Marbella . Bin Laden, antes de ser una piedra en el zapato, era un héroe libertador que luchaba contra los rusos en Afganistán, codo a codo con Rambo . Saddam era un santo cuando luchaba contra el Irán de Jomeini y el Ayatolah de turno pero después cayó en desgracia con aquello de las armas de destrucción masiva (o mejor, de destrucción MÁS I.V.A. ). O Hafez Al Assad (padre), que era era un tirano sin escrúpulos pero que al fallecer, allá por el 2000, incluso se envió una representación española a los funerales y Aznar lo calificó como “un buen amigo de España”. Lo dicho, demencial.

Pues, sepamos que esta temporada se lleva el que Al Assad (hijo), el coco hace unos meses, parece que es Bashar-al-Assad-y-Vladimir-Putinde los nuestros porque lucha contra el ISIS que, si te paras a pensar, es resultado lógico de lo que armamos cuando a la primavera árabe. Pero no se que deciros porque eso de “juntarse” con nuestros aliados los rusos no está bien visto. ¡Menudo lio!. Que ocurrencias, ya ves tú. Juntarse con los mismos con los que mantenemos una “guerra nada fría” comercial o a petardazos en Ucrania donde continúan los tiros aunque no nos acordamos.

Esto parece un juego de palabras propio de un esquizofrénico que sólo se podría explicar si existiesen ganas de jugar a las guerrecitas y sacar provecho del asunto sin importar los muertos o la catástrofe. Señores mandamases, ya sabemos que no nos van a contar que sacan del dolor de los inocentes. Pero un poco de cordura, aclárense. Ya nos hemos perdido y no sabemos a quién quieren que tomemos manía!

Anuncios

Eso de que las farmacéuticas parecen tener el mismo corazón que el hombre del saco y la misma compasión que Gengis Khan a la hora de forrarse sin miramientos con su negocio es algo que ya suponíamos pero, por si todavía quedaba alguien que lo dudase, con la penúltima ocurrida en África (penúltima porque seguro que ya tenemos otra que no sabemos) nos lo confirman.

Ya teníamos bastantes ejemplos recientes de como se las suelen gastar los fabricantes de medicamentos. No hace falta ir demasiado lejos para recordar el asunto Sovaldi que, víctima del extraño silencio ese que sovalditodo lo cubre, ha quedado en nada (para variar) y los pacientes siguen padeciendo los horrores de la Hepatitis C, a no ser que sean hipermillonarios. ¿Otro ejemplo? El asunto ese de la farmacéutica que ha comprado una patente de VIH y ha multiplicado su precio por 5000. Está visto que eso de curar no es lo más importante para los curanderos financieros del siglo XXI. Parece que las ganancias son mucho más importantes que curar personas. Y claro, estamos en lo de siempre, sólo los ricos se curan y una vez más el tercer mundo va a pagar el pato.

¿Verdad que no ha salido demasiado por la tele el problema serio que tiene África con las mordeduras de serpiente? Resulta ser que todavía en pleno siglo XXI unas cien mil personas mueren al año por picaduras de serpiente. De ellas unas 30.000 se montan en la barca de Caronte debido a “la bicha” en África. Parece Memoriaslógico, con eso de los parajes de “Memorias de África” y tanta naturaleza las serpientes deben campar a sus anchas pero no es así (me refiero a las que reptan y sacan la lengua. Las de dos piernas, aquí en Europa las tenemos casi todas). En cambio no es allí sino en Australia donde se encuentran las serpientes más letales pero la tasa de mortalidad es baja. Eso puede que se deba porque el desarrollo del país que dispone de antídotos y una infraestructura eficaz para evitar las muertes no puede equipararse a tener que recurrir al brujo de la tribu como única oportunidad. Puede resultar emocionante pero no es lo mismo que te venga a recoger un helicóptero que la cataplasma de cieno. Cuestión de presupuestos, está visto

Pues aunque no lo hayamos visto por estos andurriales esta situación va a empeorar en los próximos meses gracias a la industria farmacéutica. Sanofi- Pasteur dejó de fabricar el Fav Afrique en 2014 y las reservas se están acabando.

Resulta ser que este suero es mano de santo porque está fabricado sobre el veneno de 10 especies distintas de serpientes, lo que lo transforma en una especie de antídoto universal que vale para la mordedura de las cautionespecies más letales (de todas menos de las del fisco, pero eso es otra historia). El asunto está en que la mayoría no sabe que serpiente le ha picado, comprensible porque si un bicho de esos te confunde con su merienda y te “hace ñam-ñam” no vas precisamente a pedirle el DNI al estilo policía en plena manifestación anti lo que sea. Por tanto este antídoto, como vale para casi todos los tipos de veneno es valiosísimo. Representa la diferencia entre salvarse o irse “al otro barrio”.

Entonces, si es tan importante, ¿cómo es que han dejado de fabricarlo? Dicen los de Sanofi que ya no les resultaindiana rentable porque hay otros productores más baratos lo cual no es cierto porque ,según MSF, no existe otro remedio tan eficaz y seguro a la venta en África. Aunque es verdad que puede haber remedios más baratos, incluso los del hechicero de la tribu, ninguno es tan efectivo como este, cosa que no parece importarles a la gente de la farmacéutica que aparcando su patente y abandonando su fabricación está condenando a miles de personas a una muerte sacada de los libros de Historia, la mordedura de serpiente.

La verdad es que una vez más las farmacéuticas, como cualquier multinacional occidental (o de cualquier snakepunto geográfico, ¿qué más da?) se dedican a lo suyo, hacer caja sin importarles nada las personas simplemente porque no pueden pagarles. Parece algo contradictorio, ¿verdad? Una empresa que fabrica productos para sanar personas no los hace simplemente porque no gana dinero. Pero claro, como la serpiente muerde al pobre, pues mira, como que no estamos por la causa. Siempre es lo mismo, en todas partes del globo hacemos desaparecer a los desfavorecidos simplemente porque no interesan a las carteras.

Las mordeduras de serpiente, la nueva epidemia de África

Las reservas de antídotos para las mordeduras de serpiente se agotan