Posts etiquetados ‘pensión’

Por mucho que ahora que vienen elecciones, nos vayan diciendo que ya estamos recuperados, que hemos salido fortalecidos de la crisis que somos como Supermán vestido de “faralaes” y patatín y patatán… La realidad es muy puñetera y las pocas encuestas que no estén demasiado amañadas siguen diciendo que aquí 12_a_os_de_esclavitud-305655779-mainnos preocupa, y mucho, el asunto del trabajo pero ya no sólo el no tenerlo, también el acabar como en 12 años de esclavitud. Eso no es nuevo y si digo que nos queda estafa, perdón, “crisis” para rato tampoco se va a indignar casi nadie que no sea inquilino de la calle Génova. Pero esta vez se ha conseguido el más difícil todavía. Además del desempleo tenemos una preocupación más, que nuestro sueldo nos permita salir de míseros, asunto nada fácil según Cáritas, no vayáis a pensar. Igual el juez inmoral del caso Bankia,  que le mantiene unos ingresos de 3500€ a Olivas “porque no se puede vivir con menos”, no lo entiende, pero el común de los mortales si. ¿Quién se acuerda de cuando se miraba a los “mileuristas” con desprecio?¿Quienes de los que los llamaban pringados tiene ahora un sueldo de más de mil euros?

La realidad es que según la OCDE España es el país líder en contratos por horas (minijobs en eufémico), mal parados 4pagadas por supuesto. Mientras en Europa la media de este tipo de contratos entre los jóvenes está en el 9.9% aquí se ha disparado al 22% ¡y con la mitad en el paro!. Además, de esa mitad que consigue encontrar trabajo, un 71% tienen unos flamantes e inestables contratos temporales que no garantizan en ningún momento el salir de la indigencia.

Con este panorama sólo queda plantearse una pregunta. ¿Qué futuro nos espera?. El problema no atañe sólo a los jóvenes que no llegan a pagar la hipoteca, ni siquiera la lista de la compra y encima les van diciendo que lagardeo se hacen un plan de pensiones privado o van a ser unos ancianos muy delgaditos. El problema es de todos porque no debemos olvidar que de las cotizaciones de estas pobres víctimas de los nuevos algodonales del Mississipi vamos a comer todos los jubilados un día, si llegamos vivos a la jubilación y si no nos exterminan antes por aquello que dijo Lagarde (me marcó tanto aquello de que la gente vive demasiado que me acordaré toda la vida)

Con este desastre y vergüenza que padecemos en materia de empleo y que salpica a todos los ámbitos de la sociedad simplemente porque sin empleo no hay dinero y se acrecientan las diferencias sociales a niveles casi medievales que a algunos parecen alimentar en beneficio propio.

Lo que está claro es que este problema no se puede corregir si el gobierno que resulte de estas nuevas elecciones que se acercan (porque a este lo doy por perdido) no invierte en verdaderas políticas de empleo y aparque los nuevos conceptos de “esclavitud por horas”. Veremos si este año nos toca el “gordo” de La lotería en forma de Gobierno que de verdad se preocupe por el bienestar de sus gobernados y deje de engordar las carteras de sus amigotes. Creo que nos merecemos ese premio y no debemos contentarnos con “la pedrea” porque apedreados ya estamos.

El paro en sí es una gran tragedia pero dentro de esta existe un grupo de más de medio millón de personas, según la EPA, que se sienten abandonadas por ser mayores y estar paradas. Muchos de ellos ya sólo esperan a jubilarse, con la moral hundida en el semisótano, viendo como les recortan parados-jrmorasus sueños para la jubilación después de décadas partiendose el espinazo currando. Hablamos de personas que son demasiado jóvenes para la jubilación pero también demasiado mayores para encontrar trabajo. Són personas normales que se han de poner el traje de superheroe para sobrevivir con un pauperrimo subsidio que no llega para nada, muchas veces ayudando a sus hijos, que también están parados. Eso en el mejor de los casos, porque cada vez es más difícil conseguirlo una vez agotada la prestación por desempleo.

El sistema los ha vuelto “invisibles”, los etiqueta como obsoletos y se permite el lujo de despreciar sus perfiles profesionales, envidiables, con una larga trayectoria a sus espaldas que, visto lo visto, no acumularemos muchos de nosotros ni en dos vidas. Son gente acostumbrada a todo, con toda una serie de vivencias que ahora necesitaríamos si queremos salir de esta. Ellos ya salieron de una crisis, podrían ayudarnos a sacarnos de esta.

Están cansados de escuchar, cada vez que aparecen con su currículo plagado de años de experiencia en sus manos, el mismo mantra sin gracia: que si son ”viejos”, que si son“momias” o ”que es un dinosaurio acartonado”. Están ya tan desilusionados que muchos bajan los brazos, derrotados. Se sienten despreciados viendo como, además, un gobierno indolente  les ha endurecido las condiciones para que puedan cobrar el subsidio haciéndolos más vulnerables todavía.

Igual es que nadie de los que levitan a medio metro del suelo en la Carrera de San Jerónimo o en Moncloa ha caído en que quien pierda el empleo con, digamos, 50 años se va a ver obligado a subsistir mínimo tres años, hasta los 55, sin ingresos. Eso los obliga a entregarse a trabajitos A096“sin factura”, cuando se puede, todo sea por llevar algo de pan a casa. Igual será que en Moncloa no meten mano a estos trabajos porque no les interesa. Saben que si de verdad atacasen al empleo “de tapadillo” el hambre se adueñaría de las calles y el estallido social estaría servido. Además, manteniendo al trabajador en “B” ( igual que Bárcenas, mira que de eso saben un rato largo), después no generará un “gasto” en pensiones. Porque hay un problema añadido, con el sistema actual, si contamos sólo los 15 últimos años de trabajo para pagar una merecida jubilación la tragedia de los parados “mayores” no acaba en el momento de retirarse. Como sus últimos años de vida laboral han sido un desastre, sus pensiones les condenarán a vivir en la penuria el resto de sus días. Siempre que no decidan volver a bajarlas “de facto” como han hecho con su aumento de las pensiones, que podría llamarse “aumento de las presiones” tranquilamente, pero eso es otra historia.

Reconozco que no existen soluciones mágicas al problema pero haría falta, como siempre, un poco de voluntad por parte de nuestros políticos. Igual crear un sistema de empleo “senior” en el que sea el trabajador experimentado el que se encargue de formar al joven, y así aprovechar la experiencia acumulada. Un programa decente de prejubilaciones o, sobre todo, modificar el sistema de cálculo para las pensiones podía ayudar bastante.

El caso es que si no se encuentra una solución urgente, un día seremos muchos de nosotros los parados “senior”. Teniendo en cuenta que el problema no va a hacer más que crecer con la idea de subir la edad de jubilación hasta los 67 o lo que se les ocurra, total, como ellos no se encaraman al andamio…

Soy mayor de 55 años y busco trabajo, ¿por dónde empiezo? Leer más: Soy mayor de 55 años y busco trabajo, ¿por dónde empiezo?

Asociaciones de parados “mayores”

LISTADO DE ASOCIACIONES DE PARADOS

Asociación de mayores por el empleo