Posts etiquetados ‘sacrificio’

      8 horas

      Resulta irónico celebrar el día del trabajador cuando lo de currar se ha vuelto muy sui generis, cuando con más de seis millones de parados (reconocidos) nos presionan para que renunciemos a los derechos sociales que han costado siglos de lucha y demasiada sangre conseguir.

   El día del trabajo no es una verbena cualquiera, conmemoramos el 1 de Mayo de 1886 en el que empezaría una de las huelgas más duras y sangrientas de la historia que acabaría con la ejecución de “los mártires de Chicago” y la  consecución de la jornada laboral de OCHO horas. Si, una de esas cosas a las que hemos cedido, a la ligera, a cambio de una bolsa de cacahuetes o una promesa de humo. Creo que ya nadie trabaja  – los que aún a duras penas lo hacen –  sólo ocho horas porque hemos de sacrificar NOS (nosotros) para salir de SU ficticia crisis.

     Nuestra sapientísima ministra Bañez, ser manifiestamente incompetente que creo que no ha trabajado en su vida, nos dice que no va a cambiar la melodía, aunque empeora todo por momentos. Nos suelta que el camino es el correcto y que el ritmo de destrucción de empleo se reduce. Normal, cada vez irá bajando más porque cada vez existe menos empleo que destruir. No obstante, de seguir así, al final de la legislatura puede ser cero, simplemente porque estaremos TODOS en el paro.

      A esta incompetencia hemos de unir al trasnochado del Sr. Montoro, ávido de sangre, que no se ha dado cuenta de que subiendo los impuestos, y no hace falta ser Séneca para darse cuenta de ello, lo que consigue es un descenso en la actividad económica y hala, a darle la vuelta a la rueda. A menor consumo  y mayor presión fiscal ,menores ingresos, menos contratación y si, señor lumbreras del fisco, MENOS INGRESOS de nuevo y volvemos a girar!

      Pero lo grave es que la culpa es nuestra por no saber decir basta a tanta idiotez. Si no lo hacemos por nosotros hagámoslo por nuestros hijos, sobrinos o nietos o por nuestros antepasados que se dejaron literalmente la vida por la DIGNIDAD laboral, para que el trabajo fuese un medio de vida y no de explotación que arruina la existencia de todo el que es esclavizado y encima ha de dar las gracias a los que no han empuñado una pala en su vida ni para la foto!.

     Hoy, día en el que estos sindicatos huecos que padecemos hincharán su pecho, os invito a reflexionar sobre si lo que hacemos es correcto, si estamos contentos con el trato que se nos da y sobre todo, si estamos dispuestos a continuar deshonrando la memoria de todos los que hicieron posible que existiesen la jubilación, la Seguridad Social, las vacaciones y otras cositas “ridículas” como el salario digno. Logros que costaron vidas y que estamos ahora malbaratando por algo que en el fondo beneficia a los opulentos y no a nosotros. No sé a que esperamos para despertar y ver que se nos ha engañado, que hemos regalado en unos años todo por lo que nuestros antepasados lucharon y que a este paso dejaremos un futuro en el que el frío exilio será un “orgullo”, como ya dice el dinosaurio neoliberal adventuraliano de E Aguirre. Estamos en manos de sádicos incapaces de solucionar ningún problema social simplemente porque no va con ellos .¿Lucharemos por la vuelta de los tiempos en los que teníamos ilusión y nuestros gobernantes no eran expertos en demoliciones? ¿Hasta cuando aguantaremos?

Cómo empezó a celebrarse el Día del Trabajador?
Los mártires de Chicago

1demayoíndice

Anuncios

     No tengo ni idea sobre en que momento perdimos el oremus pero vivimos el final de un ciclo que parece que esté finiquitado. Es una era más, también acabó en su día la Edad de Piedra o la Edad Media… tempus fugit, ya se sabe. Entramos en la Edad de la Idiocia, a la programación de la tele, entre otros, me remito.

      Sampedro, a quién con el paso del tiempo llegaremos a valorar, ya nos decía cositas como que el capitalismo está agotado o que nos han educado para ser productores y consumidores, no para pensar. ¡Así nos va!. El caso es que tiene razón, el capitalismo, como decía la canción, “ Se nos rompió de tanto usarlo”. Ha completado su recorrido y sólo queda en pié su cara salvaje, inhumana y opresora.

      Pero si aceptar que el capitalismo es momia amojamada y nos ha dejado huerfanos nos resulta difícil, peor es admitir que la democracia está siendo despellejada ante nuestros ojos adormilados. La están pervirtiendo tanto que ya no sabemos ni las reglas del juego al que jugamos contra verdaderos tahures.

      Esto NO es democracia desde el momento en que a la justícia le han puesto unas gafas con cristales “culo de vaso” del color del gobernante de turno y le han enseñado que no todos los justiciables somos iguales, esta demostrado que hoy en día no es lo mismo ser de “sangre azul”, tonadillera o contable que “plebeyus vulgaris”, tomemos lo a broma pero el Estado de Derecho ha ido a tomar viento. NO es democracia si los que deben trabajar para las mayorías lo hacen para sus amigotes y persiguen, insultan y calumnian a los mismos que los han votado, esos parias que pagan impuestos desmesurados mientras a los potentados se los amnistía. Tampoco lo es desde que los representantes se blindan de sus representados, se ocultan tras un plasma, abusan de su poder y nos obligan a tener que manifestarnos vistosamente, con mayor o menor acierto, como única forma para intentar hacernos oir aunque nuestras quejas serán manipuladas, dándole la vuelta al lenguaje, y usadas en nuestra contra para acusarnos de barbaridades tales como el nazismo. Esto es como aquello de “¡Ay, digaselo antes de que me lo diga, mare!”.

      Tanto se ha machacado el sistema que ya se han atrevido a ponernos caciques que ni siquiera hemos votado, el Sr Fabra en Valencia, Ignacio González en Madrid o a la alcaldesa Botella, y nosotros hemos aceptado sin rechistar. ¡Déjennos elegir, por lo menos, al Alí Babá que nos va a robar!.

      ¿ Qué más han de hacernos? ¿encadenarnos, emplumar nos, azotarnos -no les demos ideas-? ¿Qué esperamos para decirles que no somos pavos de corral esperando el sacrificio para mayor gloria de sus designios insaciables?. Ya no somos ciudadanos de facto sino medios de producción exprimibles para cumplir sádicos baremos, que además son mentira, producto de un error al que no buscan una solución porque no les interesa.

      Pero lo que está claro es que si no ponemos freno a esta cabalgata de despropósitos y abusos, nuestra época van a calificarla como la de los que vivieron sometidos por una oligarquía mediocre porque no supieron o no quisieron levantarse del sofá para defenderse. La calificarán como la Edad Idiota.

salva@enzapatillasdeandarporcasa.com

Cospedal vuelve a comparar escraches con nazismo

Isabel Pantoja, condenada a dos años de prisión por blanqueo de capitales

A-Normales

     La verdad es que el dominio del leguaje y de la psique de la sociedad es el plato fuerte de esta gente. Me pasmo ante la naturalidad con la que nos venden la inmoralidad de sus actos. Me descubro ante la sangre fría con que nos endosan verdaderos despropósitos para que nos quedemos paralizados como gato ante faro de coche. Esta visto que no hay nada como pervertir el lenguaje para hacer creernos que un burro vuela e insertarnos en nuestra mollera su concepto de “normalidad” para así sacarnos de nuestro mundo “anormal” y ponernos en el suyo donde toda lógica es pura entelequia, donde dos más dos jamás son cuatro y una mentira se tapa con una trola mayor.

    Igual es normal que si te quejas te acusen de antipatriótico, evasor de impuestos, proetarra (se ha puesto de moda, de hace unos días a esta parte TODO es proetarra), marginal antisistema o el enemigo público número uno si se tercia, y por ello mereces la picota en un país donde para otros inventan amnistías surrealistas como churros en una churrería fallera. También debe ser normal que nuestros diccionarios de baratillo no reflejen su concepto de “austeridad” más próximo, con todos los respetos, al de Auschwitz que al que pone en mi glosario aunque mirando el de la RAE dice en su última acepción que Austero es “Retirado, mortificado y penitente”, sin comentarios. Por lo menos a mí en el cole me dijeron que la austeridad consiste en ser sobrio, no gastar más de lo necesario pero no decía nada de dejar de forma indolente en la miseria absoluta a la gente, sin nada a cambio y sin que se produzca ningún tipo de mejora en las podridas y voraces arcas públicas. Ante esto, ¿que hago, demando al Sr. Sopena o a mis profesores de EGB? .

     Estamos viendo como funciona la “normalidad” europea en Chipre, desmembrar la nación, suprimir el reverendísimo sistema capitalista (con ironía) impidiendo la circulación del dinero de los “normalizables” para ahora tenerlos esperando el sablazo que van a recibir implacable y a sangre fría abandonados en un mar de tiburones con una manzana en la boca y un poco de perejil en las orejas. Pero claro, lo normal será desmenuzar a los pobres mortales para tapar los desaguisados de los gerifaltes.

    Ese es el quid de la cuestión, nos inculcan SU normalidad, la de los que pretenden sacarnos el zumo y perpetuarse en su status. Nos alteran la realidad con descaro, con la naturalidad del enfermo que ya no sabe diferenciar el bien del mal. El caso es que generan la duda y con ella la división. Nos enseñan su normalidad cuando nos aporrean, cuando se blinda el Congreso, cuando nos “sacrifican” en vano o cuando nos denuncian por cualquier delito que se les pase por su enferma cabeza. Y tienen razón, no es normal tener que manifestarse por derechos y prestaciones que hemos pagado ya con creces, tampoco lo es luchar para poder ir al médico y que este no disponga de lo necesario para evitarnos el normal tránsito al camposanto, porque ya no aseguramos nada visto que se “sugirió” el recorte en investigación para las comunidades “manirrotas”. No es normal que nuestros hijos sean aborregados por un mal sistema de educación y así perpetuar este sinsentido. Es su lógica, esa donde el pecado nada tiene que ver con la penitencia. Yo, en resumen, creo que su “normalidad” es en realidad “opresión” y “sometimiento” por tanto prefiero no jugar con su Ruleta Rusa trucada y ser un “anormal”

Ada Colau y los grupos “filoetarras”

Claves Rescate Chipre

El gobierno quitará las subvenciones a trasplantes a las CCAA que no cumplan déficit