Posts etiquetados ‘Soria’

Nepal ha prohibido a dos alpinistas indios escalar el Everest en los próximos diez años porque los ha pillado falsificando fotos con photoshop, como vulgares famosillos lucidores de palmito. Los buenos señores 220px-mt._everest_from_gokyo_ri_november_5_2012_cropped.jpg.jpegpretendían hacer creer con las fotos trucadas que habían llegado a la cima como el que sube a la planta de deportes, por las escaleras mecánicas y poder colgarse las medallas de ser los primeros escaladores indios que subían a la cima, así de tirón y sin anestesia, al más puro estilo Kilian Jornet. Los investigadores se dieron cuenta del gran tongo al sacar cuentas de las horas. Vieron que según la hora a la que aseguraban haber llegado a la cima y la que “ficharon” en el campamento base solo cabían dos posibilidades, o habían bajado en ascensor o lo habían hecho a lomos del Yeti. Vamos que la cosa no coló ni en broma. Igual que tampoco cuelan las barbaridades que se ven en el Strava o en las carreras populares que se viven en estos mundos de dios. Pero eso ya es otra historia de la que podíamos hablar otro día (nos daría para muuuchos cafés).

Algo parecido a los diez añitos de los indios merecerían algunos en el espectro (no se si por abanico o por manuel-soria-elvira-urquijo-efe_ediima20160411_0417_35.jpgfantasmal) político. Llevamos unos meses como para tirarse al monte y más después de esta semana. Si lo de Soria parecía un despropósito de esos de gritar ¡Señor, llévame pronto! todavía nos faltaba vivir el gran espectáculo Barberá. Ya no se si es que los pobrecitos no se enteran de nada de lo que les decimos o simplemente que nos toman el pelo. Seguro que lo segundo.

No consigo entender como tienen la gran jeta e intentar colarnos al de “los papeles de Panamá” como el ganador abre-expediente-disciplinario-rita-barbera-todos-los-concejales-populares-valencia-1458074904521.jpgde un concurso inexistente (concurso era el “1,2,3”. Esto tiene otro nombre) y ahora dicen sentirse satisfechos con que Barberá “se borre del PP” y aquí no ha pasado nada (en Génova ya están tomando algo para olvidar y decir “esa señora que usted menciona”). Pues no señores, Rita dice que renuncia al partido, se queda el escaño que le dieron para esconderse y así protege al PP.  Parece ser que no tiene categoría para representar al PP pero sí a todos nosotros. Yo pensaba que merecíamos más respeto.

Nuestros políticos no han aprendido nada. En el asunto de Rita había que elegir entre aforamiento o dignidad y panama papersnuestro arco parlamentario se siente satisfecho con que Rita se quede con la silla. No han comprendido que si estamos hasta las narices es precisamente por actos como este, el de Soria, los de Griñan y Chaves u otro cualquiera (hay millones) y porque los que decían que eran la solución se contentan con que Rita se marche del PP olvidando lo ocurrido, no vaya a ser que escarbemos demasiado. Parece ser que ya les da igual todo, y no les merecemos respeto. Van a seguir en su rumbo, como un buque en piloto automático hasta las enésimas elecciones.

Está visto que hasta que no se consiga desalojar a muchos (demasiados) no vamos a dejar de ver actos de camps-i-ritaclientelismo como el de Soria o de verdadera burla como el de Barberá mientras aquí nada se mueve y seguimos hundidos en la miseria. Por lo visto hay muchos favores que devolver y demasiada nostalgia a los tiempos de la F1, de la visita del Papa o los pelotazos varios. Podríamos llamar al Nepal y contárselo, por si los inhabilitan, los dejan diez años en el campo base y en las próximas elecciones por lo menos cambiamos de caras, por tramposos.

PANCARTA MENTIRAS[9]

Al parecer eso de que si mientes te crece la napia no está del todo desencaminado. Según estudios científicos, al decir una mentira se te hincha un pelín el tejido de la nariz, vamos, que como a Pinocho, te crece la nariz.

Eso es un gran problema entre la mayoría de nuestros políticos ya que a este paso, las fotos pinochode las propagandas electorales se van a parecer a aquello de Quevedo dedicado a Góngora, (también era mala leche) de “Erase un hombre a una nariz pegado”. Hemos llegado a unos niveles de mentira que superan la decencia humana, el nivel de la Trola roza el tamaño de la Vía Láctea. Su jeta no tiene límites y claro, sus apéndices nasales se resienten por necesidad, aunque parezca práctico para llevar gafas.

Que un político nos mienta es algo que, por desgracia, tenemos asumido. Pero, cuando llegan a la Moncloa se envalentonan. Está visto que la mentira en esos círculos debe ser como comer pipas, nunca puedes parar y cada vez necesitas más.

Tenemos ejemplos de verdaderos maestros de la trola. El Ministro de Hacienda, Sr Montoro y sus “ajustes fiscales”, el de energía que ahora pretende que paguemos la luz según el precio del KW en cada momento del día, con contadores “listos”, obligándonos a comprar a ciegas, sin garantías. Visto el hambre de las eléctricas y de nuestro gobierno mismo, el sablazo inmisericorde está sembrado.

El que merece mención aparte es Fernández Diaz, el devoto ministro teresiano de Interior, capitán de un batallón de narizotas que intentan esconder la indecencia que supone disparar pelotas a seres humanos, indefensos en el agua, diciendo que nos protegen de un peligro de invasión a lo alien.mars-attacks Visto esto, casi que prefiero que me defiendan de ellos mismos. En este caso la mentira es un hecho intolerable porque ignorándola estaremos siendo cómplices morales de la muerte de otros 15 más (no sabemos cuántos han habido anteriormente y se silenciaron). Si no se exigen responsabilidades incluso penales y nos contentamos con una más que improbable dimisión del director General de la Guardia Civil, D. Arsenio Fernández de Mesa, y del delegado del Gobierno en Ceuta, estaremos consintiendo las mentiras y amenazas de querellas del primero de ellos que exige respeto hacia los “pilotaris”. Ahora que al parecer ha admitido que desconocía la verdad, sería lo propio que nos querellásemos contra él, puede que unos cuantos millones de citaciones le hiciesen bajar su altanería. Aunque si nuestro Estado funcionase correctamente, ya se habrían abierto diligencias para que los responsables fuesen castigados judicialmente en lugar de permitir comentarios como los del presidente de Melilla ayer ‘Si la Guardia Civil no puede actuar, pongamos azafatas en la frontera’.

Eso sí, el general de este ejército de Pinochos continúa oculto tras los plasmas, desaparecido. Sólo sabemos de él cuando usa su dedo mágico para elegir candidatos en Andalucía o para soltarnos cualquier otra trola, como que “estamos en el buen camino” de la recuperación y “si eso, pues tal…”

Efecto llamada, ilusiones enterradas en la arena

Declaración Universal de los Derechos Humanos

30.000 inmigrantes aguardan en Marruecos para saltar a Ceuta y Melilla

El director de la Guardia Civil: ‘No, pelotas de goma en la mar, no’

El director de la Guardia Civil anuncia querellas criminales contra quienes ‘difaman’ a los agentes

El presidente de Melilla defiende cambiar la ley para las ‘devoluciones en caliente’

 Imbroda: ‘Si la Guardia Civil no puede actuar, pongamos azafatas en la frontera’

El nuevo jeroglífico eléctrico

Marruecos halla los cadáveres de otros cinco subsaharianos cerca del espigón fronterizo con Ceuta