Posts etiquetados ‘concertinas’

Un mar muerto

Publicado: 21 abril, 2015 en actualité...
Etiquetas:, , , , , , , ,

Hay días en los que es duro levantarse por la mañana. Te inyectas el primer café de la mañana (para ser persona), enciendes la radio para intentar despertar un poco y sientes una especie de mezcla entre pena y remordimiento profundo en el fondo del alma, es el dolor de la cafe mundovergüenza por pertenecer a la especie humana. Te preguntas ¿Cómo puede estar ocurriendo esta pesadilla en pleno SXXI? ¿Es que con toda la parafernalia institucional que tenemos no somos capaces de hacer nada?¿No vamos a mostrar un poco de humanidad ante la tragedia que viven miles de personas como nosotros?¿ Nos quedaremos en aquello de la lástima y punto?¿Es que vamos a permitir que las mafias sigan traficando con la muerte de seres humanos? Aunque vistos los resultados electorales de los partidos xenófobos en muchos países no se donde vamos, pero eso daría para otra historia.

Ahora nos horrorizamos pero en un par de días se encargarán de anestesiarnos y no serán más que otros centenares de personas (dicen, aunque parece que serán muchas más, porque esto por desgracia no ha pateraacabado y llevamos mil muertos en una semana), centenares, quizá miles (nunca lo sabremos) de sueños, historias y esperanzas rotas, sumergidas en el fondo del Mediterráneo. Hemos transformado al  viejo Mare Nostrum  en un cementerio donde si nos paramos en silencio a escuchar se oirán las voces de quienes quedaron allí, los que no lograron “pasar al otro lado”. El mar de nuestros antepasados es ahora el foso infranqueable de la fortaleza europea a la que muchos seres humanos aspiran a llegar huyendo del infierno dejando atrás sus vidas y a sus familias, en busca de un sueño que igual tienen idealizado, o quizá no, pero que siempre será mejor que la muerte y desesperación que sufren en sus tierras,  porque ¿De verdad alguien (que no sea del Gobierno de este país)  piensa que una persona deja todo atrás por gusto o afán aventurero?.

Resulta lamentable admitir que nuestra vieja Europa, forjada a fuerza de exterminios, guerras, deportaciones, paterasdramas y sufrimientos sea incapaz de reaccionar  y desarrollar proyectos humanitarios para evitar la catástrofe humanitaria en origen y  en cambio se blinda. Nos protegemos contra el extranjero que viene de fuera, somos capaces de esconder la tragedia en una hoja escondida en los periódicos, haciendo como si no lo viésemos porque aquí, en nuestra sociedad audiovisual, si no te ven, no existes.

Resulta chocante ver como la UE, galardonada con un premio Nobel de la paz (deberían reconsiderar la f7composición del jurado de los premios porque, oye, se están luciendo) no solo ha dado la espalda a toda esta gente y evita mirarla sino que además ha sustituido el dispositivo “Mare Nostrum” que mantenía Italia (como podía, 9 millones de Euros al mes) en el que se intentaba ayudar en una catástrofe humanitaria, por el “Tritón”, más barata (“sólo” 3 millones) y que sólo persigue el blindaje de las fronteras, en resumen, se opta por cerrar fronteras antes que salvar vidas. Aunque también resulta de juzgado de guardia el que la UE no haya tirado de las orejas a nuestro Gobierno de España por mantener las cercas salvajes e inhumanas de Ceuta y Melilla que, además, refuerza con una reforma de una legislación que vulnera los Derchos Humanos, a sabiendas de que las vallas y los espinos no sirven para nada frente a la desesperación del que no tiene nada que perder. Ahora, a toro pasado, nos dicen que se reúnen para intentar buscar una solución que no desean encontrar porque hablamos de personas pobres. En cambio nos aplacan las conciencias con reuniones (comilonas les llaman algunos) en las que nos dirán que son las mafias, que poco se puede hacer pero que “lucharemos contra ellas” mientras, nos anunciarán dispositivos y parches que durarán cuatro días pero que no solucionarán la raiz del problema porque de nada sirve rescatar cadáveres si abandonamos a la gente en sus países de origen. Ya conocemos el guión, en España lo vivimos día sí día también.

Yo, de verdad, necesitaría que mis instituciones mostrasen un poco de sensibilidad o por lo menos dejaran atrás la hipocresía al respecto de todas esas personas que cada día juegan contra la muerte una partida con las cartas marcadas para poder aspirar a un mañana más o menos decente. Necesitaría volver a sentir orgullo de pertenecer a la especie humana y ver como mi UE, en la que creí de verdad, trabaja duramente por una causa noble, por una causa que está en sus tratados fundacionales, la paz y el bienestar.

Efecto llamada, Ilusiones enterradas en la arena

Fátima, una mujer invisible

https://enzapatillasdeandarporcasa.com/2014/01/15/fatima-una-mujer-invisible/

Muros

Morir a lo bestia.

http://blogs.publico.es/escudier/2015/04/morir-a-lo-bestia/

El viaje de Said

Me parece que, ahora que ya no salen en los informativos no nos acordamos de aquellos artefactos con nombre sonoro, musical, elegante y refinado como los auditorios de ópera rococó, con sus arañas de cristal pomposo incluido. Las concertinas con su nombre nos recuerdan a esos conciertos fastuosos llenos lujo y cultura, a veces un tanto “esnob”  (que los paria veíamos por la tele esa que nos han quitado)1390755161_083364_1390755918_noticia_normal seguramente en un edificio de Calatrava que ahora, al igual que el resto de la política valenciana y nacional en general, se cae a trocitos. Edificios que hemos pagado a precio de pirámides de Egipto bañadas en oro pero que duran lo mismo que un castillo de arena en Costa da Morte. A mí, eso de las concertinas me sonaban a todo eso hasta que descubrí que su intención es mutilar cuerpos y almas de las personas, más allá incluso de las agresiones sociales que andamos padeciendo pero que ya empiezan a pasarles factura.

Son cuchillas afiladas, como las de afeitar, de doble filo que aguardan, muy traicioneras ellas, metidas en las verjas infames que separan separan Melilla de Marruecos. Esperan cortar carne de personas que huyen de la desesperación, malherir, matar si se lo permiten. Son una sinfonía de dolor y de salvajismo para con el prójimo, muy común en nuestra autodestructiva raza, no se si humana. Irónico si vienen de un gobierno archiconfesional y pio como este, que parece empeñado en regresar a la época de los tercios viejos y la defensa de la “fe verdadera”.

¿De verdad creen que la concertinas, defendidas por varios ministros e incluso, por el dubitativo Presidente del Concilio, digo, del Gobierno (con tanto santo suelto en el Consejo de Ministros ya f7andaba confundido) sirven para algo? Dicen que harán replantearse eso de saltar la valla a muchos de los inmigrantes. Personalmente creo que no, que ese obstáculo no hace más que incrementar el dolor, alimentar el juego sádico al que se somete aquel que no tiene nada que perder, aquél que huye de la guerra, del hambre de la sed y la miseria, aquel que huye de una muerte certera. Para esas personas ser mutilado por las cuchillas es un mal menor, sus cortes son, a menudo, menos atroces que los que les da el hambre y la guerra en sus casas, de las que han salido huyendo. Las concertinas les cortarán sus carnes esta noche, pero no sus sueños por alcanzar una vida mejor.

No olvidemos que esto no es más que un añadido a unas altísimas vallas dobles que ya hay en Melilla, un plus a un inhumano sistema de “repatriación” a menudo nocturno y clandestino que se practica a espaldas de todos desde hace décadas y que puede acabar con el “repatriado” abandonado, con la única posibilidad de volver para intentarlo de nuevo. Cuando salten, en grupo o en fila india lo harán agarrándose a esas cuchillas que derramarán su sangre, entonces veremos con_diaz_d7e8d357 nuestros ojos que su sangre también es roja, como la nuestra. Entonces, a lo mejor, comprendemos que estamos negando nuestras comodidades, recortadas a golpe de hacha implacable, alimentación, salud, educación.., a personas que son como nosotros. Los estamos asesinado, colocando esas cuchillas, no evitando que se coloquen, olvidándolas, o mirando a otro lado, por la suertecilla que supone haber nacido en un lugar u otro. Creemos que miseria no es algo que pueda sobrevenir sin previo aviso pero todos los días desayunamos con verdaderos dramas de gente que lo pierde todo, generalmente a golpe de banco. Igual dentro de unos días, años, décadas o siglos, somos nosotros, nuestros hijos o nuestros nietos los que tengan que saltar una valla colocada, quizás, en los Pirineos. Entonces entenderemos el trato que hemos dado a nuestros semejantes.

Espero que lo entiendan también ministros como Bañez, con su Virgen del Rocío como solución a la crisis, o como Fernández Díaz, advocado a Santa Teresa. Ya que tan píos aparentan, amparándose a los santos de turno. Espero que asuman, sobre todo el segundo (por cuestiones de cartera), que esa fe que tan vistosamente manifiesta (nada en contra, siempre que no perjudique a nadie, que conste) le obliga a amar al prójimo como a sí mismo, a socorrerlo, no a torturarlo y atormentarlo con cuchillas ya sean físicas o sociales a base de recortes, leyes, decretazos o camiones botijo para amedrentarnos

La ministra Báñez agradece a la Virgen del Rocío su ayuda ‘para salir de la crisis’

Fernández Díaz asegura que Santa Teresa ejerce de “intercesora” para España en estos “tiempos recios”

    Esta semanita ha sido tremebunda. Entre algunos desaguisados se lleva la palma de oro el f7piadoso Ministro del Interior que se empeña en colocar cuchillas en las empalizadas de Melilla, esas que el incalificable Presidente Rajoy dice desconocer si hacen pupa o no. Me atrevería a sugerir que imitase a Santo Tomás y pusiese la manita en una de ellas, a ver si después puede contar hasta diez deditos, igual cree que son de “atrezzo”, de esas de plástico. Lo lamentable es que crean que así van a conseguir algo que no sea derramar más sangre inocente.

        Esto mientras, a hurtadillas, nos cocinan la Ley de Seguridad Ciudadana”, otro de esos platos de mal gusto al que nos tienen acostumbrados. Sólo su mención ya me pone los pelos como escarpias porque cuando se ponen a hacer el mal, se quedan solos, seguro que superapor goleada a Corcuera y su ley de 1992 (vigente) El caso es que Interior prepara un nuevo asalto, si aquella era “la patada a la puerta”, esta va a ser “el zas en toda la boca”. No sé, mira tú que me recuerda a aquella “ley de vagos y maleantes” que  aprobada en 1933 y vigente durante el franquismo hasta 1970 que se sustituyó por la de “peligrosidad y rehabilitación social” y a la política de “palo y tentetieso”. Un dato, a Corcuera le costó el puesto, este ni se disculpará, tiempo al tiempo.

   ¿Pero nos hace falta esta nueva ley? Creo que casi lo que necesitamos es precisamente una ley que nos defienda a los ciudadanos, contra ellos, los abusones que esta vez lo que quieren es arrasar definitivamente con todos nuestros derechos y que ni siquiera podamos quejarnos, al estilo de las mejores dictaduras bananeras.

  Es inaudito que ahora nos pretendan podalas libertades y derechos civiles a estos niveles, amordazándonos y encima disfrazándolo con el término “seguridad”, haciéndonos creer (como palosdecían nuestras abuelitas al hacernos tragar ese jarabe infernal) que es por nuestro bien, y no para protegerse ellos mismos ahora que lo del indulto “a medida” ya canta mucho y se ven peligrar. Proponen, entre otras lindezas, “acotar” (vamos lo que es arrasar en mi pueblo) el derecho de manifestación, perseguir los escraches o impedir las concentraciones frente al Congreso con multas salvajes de hasta 600.000 euros todo ello sin testigos porque lo que está claro es que se habrá de poder castigar a quien haga alguna foto inconveniente (véase los vídeos de Mossos en Barcelona).

    ¿Es que ni siquiera pueden entender que si nos manifestamos es porque estamos asqueados de que nos tomen el pelo cambiando el nombre a las cosas para robarnos más? Que si no son recortes sino ajustes, que no es privatizar sino “hacer viable” y otras artimañas que nos llevan al borde de la paranoia como aquella de elegir entre colegios y hospitales o televisión pero wpid-Manifestacionindignadosotros saraos se quedan. Nos quieren meter en un silencio propio de frailes cartujos. ¿No podremos salir a la calle y llevar pancartas frente al edificio donde decidieron que mi hijo no puede estudiar decentemente porque es caro? Todo bajo la amenaza de ser saqueados con multas impropias en un estado de Derecho en virtud de una ley tan “bien hecha” que equipara como “falta grave” cosas como un botellón no autorizado, acudir a una manifestación encapuchado, cortar el paso de una vía pública o gritar a las fuerzas de seguridad de servicio, con porras rebeldes en la mano. Pero hemos de estar tranquilos, es por nuestra seguridad

Interior afirma que las cuchillas de Melilla no pretenden hacer “daño”

Rajoy sobre las cuchillas de la valla de Melilla: “No sé si pueden producir efectos sobre las personas”

El Constitucional anula la ‘Patada en la puerta’ de la ley Corcuera’

Joan Coscubiela “esta puede ser la ley de la patada en la boca a lademocracia”

Ley de vagos y maleantes

Ley de vagos y maleantes 1933

Ley Rehabilitación y peligrosidad social