Posts etiquetados ‘grecia’

El otro día, en Valencia, Pablo Iglesias (el de Podemos, no el otro, que de aparecer hubiese sido lo propio llamar a Iker Jiménez) se dió un baño de masas llenando la Fonteta de Sant Lluís como si hubiesen ido a jugar los Chicago Bulls. Fué allí donde acuñó una de esas frases que se perpetúan y van ya más allá de quién las dijo, apareciendo después al pié de una foto grandiosa del vocero en Facebook o Instagram (que para algo están). garfioAquello de TIC, TAC señor Rajoy dará para rato, si no, al tiempo. Puede que la broma fuese por aquello del reloj del Capitán Garfio, aunque bien pensado no se yo si la semblanza con Peter Pan o incluso el cocodrilo es una cosa muy aconsejable para él. Bueno allá cada uno. El caso es que viéndolo se me vino a la cabeza una de esas cosas que te saltan de forma inexplicable, supongo que será algo propio de una mente retorcida y un tanto siniestra (igual tendré que pensar en acercarme a un psicoanalista argentino). Me vino a la cabeza nada más ni nada menos que la figura de la Sibila Eritrea.

La Sibila es una figura de esas que se pierden en la noche de los tiempos pero que no se conocen a pesar de sibilaque Miguel Ángel la pintó en la Capilla Sixtina y que UNESCO la declaró patrimonio. El Canto de la Sibila es una pieza musical que se representa por mis latitudes el día de nochebuena y aunque parece demostrado que el canto es muy anterior al cristianismo, la explicación “oficial” dice que al nacer Jesús los judíos convocaron a Sibila (una especie de pitonisa pero sin número 800 ni programa de TV en cadenas rarísimas) para que dijese si de verdad ese niño era el salvador cosa que confirmó, pero además, y de propina, atemorizo a la gentes anunciando también, como”bonus track”, que el mundo se acercaba a su fin. El canto fué prohibido en iglesias y catedrales durante unos mil años y sólo se cantaba cuando se creía que la humanidad estaba en serio peligro aunque sobrevivió en Mallorca, parte de Cataluña y algunos lugares de Valencia.

Intentando ahorrar el dinero del psicoanalista ando pensando si la imagen me vino a la cabeza al suponer que Iglesias (bis) estaba anunciando el apocalipsis de la política conocida encarnada en Rajoy y sus símiles recordándoles con el Tic Tac que el tiempo se acaba, cosa que, por fin, parece confirmada vistos los sucesos de Grecia y la macromanifestación del sábado en Madrid en la que se puso en evidencia que la gente estamos podemos MADhasta las narices de todos y nos iremos con el primero que nos asegure un cambio. En esa manifestación lo que se puso en evidencia no es la fuerza de Podemos sino el rechazo a la política de lo mismo que nos está destruyendo física y emocionalmente. Esa desesperación no deja de ser peligrosa porque figuraos que el que promete el cambio es Darth Vader y lo hace hacia “el lado oscuro”, pues bueno, no dudaría que nos abrazaríamos a él gritándole “¡¡PAPA!!”. Estamos hartos de estar ya hartos, de ver que a pesar de todo lo que nos hacen continuamos degenerando. Cansados de ver como la respuesta de la política a los escándalos está siendo miserable, por lo menos a mí todos me decepcionan de forma colosal, especialmente el PPsoe quien en mitad de todos sus rajoy sanchezescándalos nos ha hecho creer que si el juez no dice nada no existe responsabilidad alguna y no hay nada que explicar mientras nos distraen con raros pactos privados en los que resuenan las piedras de afilar puñales traperos. A este carro se han sumado, por supuesto todos los otros, sin excepción porque en el juego del “Y tú más” ya entran quienes creíamos limpios de polvo y paja. Vale que en el “calumnia que algo queda” les acabarán acusando de cosas como el asesinato de Kennedy o del hundimiento del Titanic pero tampoco se les ven maneras para poner punto y final a esas acusaciones. Veremos ahora como acaba el asunto Monedero-Manos límpias.

Pero volviendo al canto de la Sibilia (que a estas horas ya debe haberse desgañitado), el caso es que no tengo iglesias-valenciamuy claro si los que se hubiesen de dar por aludidos lo están haciendo o igual es que cuando les salió la Sibila vestida de Alcampo y con coleta apagaron el sonotone y no se han enterado de nada. No es por asustar pero harà cosa de un mes apareció en la biblioteca nacional una versión desconocida del canto. Yo, por si acaso, me lo tomaría en serio. No es mal tiempo para sacar el Canto a relucir (igual nos funcionaba en Eurovisión), estamos inmersos en cambios acelerados que nos van a llevar a algún sitio desconocido. Hemos partido y es inevitable el viaje a algo nuevo. Esperanzador

El ‘tic tac’ de Pablo Iglesias, estrella de una campaña de caramelos

Tic Tac, el Cocodrilo

Pablo Iglesias, a la multitud concentrada en Sol: “Podemos soñar, podemos vencer”

Aparece en la Biblioteca Nacional una versión desconocida del Canto de la Sibila

El canto de la Sibila en Mallorca, Jesus M. Benítez Sánchez (PDF)

Anuncios

La austeridad no conduce a la senda del crecimiento”

Mark Blyth  en “Austeridad, historia de una idea peligrosa”

Se empeñan en decirnos que Grecia camina alegremente y dando saltitos por el camino a la perdición igual que baldosas amarillasDorothy Gale por el camino de baldosas amarillas en “El Mago de Oz” y auguran el desastre (menuda novedad, como si no viviésemos todos perennemente en él), pero si algo hemos aprendido es que cuando nos vaticinan horrores estos suelen ser para los potentados, no para nosotros.

Parece ser que estos días las bolsas se han dado unos leñazos impresionantes (bromas de los Botín aparte) y su comportamiento es el de una montaña rusa Terra_Mítica_081de esas de “Terra Mítica” si es que todavía funciona. En el mundo de las finanzas se palpa el pánico. Habrá elecciones y si gana Syriza (ganadores ya sin siquiera votar según los “demócratas” de Bruselas que ya piensan y votan por nosotros) puede que algo cambie por el Peloponeso. Por si acaso los combaten con difamaciones y mentiras no vaya a ser que entren y se les ocurra abrir los libros de historia reciente, leer y pedir una quita de la deuda abismal que padecen, al igual que hizo Alemania en 1953 cuando padecía verdaderas londrescalamidades debido a las indemnizaciones por las Guerras Mundiales, víctima de la famosa austeridad que la mantenía atada y sin poder salir adelante. Entonces Alemania decidió no someterse a las imposiciones. Reunió a todos los deudores en Londres y les dijo que la deuda no la pagarían porque era ilícita, onerosa y perjudicial para su país (lo mismo que nos ha dicho Syriza o incluso Podemos). Allí estaban las potencias mundiales, pero también países como España, Irlanda o Grecia, con los ojos muy abiertos esperando a ver que les quería decir el antepasado de Frau Merkel (quién entonces seguro que sería de Syriza). Les dijo, muy serio, “NO” (bueno, supongo que diría NEIN!) a la política austera y les metió entre pecho y espalda una reducción de la deuda en un 62% (ni los indios Jíbaros reducen tanto las cabezas). Pese aquella quita Alemania acabó de pagar su deuda en 2010, les costó más de pagar que un crédito de esos de 24h.

No tengo claro si será por la amnesia colectiva alemana o por los planes de estudios modelo Wert (quién sabe) pero el caso es que han olvidado, por casualidad, esta parte de la historia. Ahora las tornas han cambiado,Anillo_unico Grecia debe a Alemania lo que no tiene pero Berlín no parece dispuesto a recordar el pasado y no quiere perdonar nada, usa la deuda para someter a Grecia (y a todos nosotros) como si fuese el maligno en el Anillo de Tolkien, prefiere dejarnos secos como mojamas.

Los prestamistas al por mayor saben perfectamente que fue el abandono de la austeridad lo que permitió crecer a Alemania hasta convertirse en la potencia que es ahora. Demostraron que la bonsaiausteridad no es más que un lastre para el crecimiento y es precisamente esa misma austeridad la que usan como arma para someternos a todos y mantenernos pequeñajos como los Bonsais. Por eso temen la posibilidad de que Grecia decida abrir las ventanas para que el aire fresco se lleve esa falsa austeridad impuesta que ha apestado todo y decida romper o incluso salir de la estafa piramidal esta en la que se ha convertido el Euro.

La historia dice que la austeridad no es un buen camino sino una tragedia social, es verdad que el derroche es un mal camino pero la mortificación también lo es. Mira tú por donde que los países que no se han ensañado con la austeridad ya han salido de la crisis cuando nosotros todavía andamos exprimidor acero retroexprimidos para pagar los intereses. Me viene a la cabeza Islandia, que ha pasado de ser un país totalmente quebrado al que encabeza el ranking de igualdad. Decidieron no hacer caso a las políticas del enclaustramiento y el rigor, dejaron quebrar los bancos y se centraron en la política social. Ya crecen y han dejado atrás el fantasma de la crisis. Nosotros no saldremos nunca mientras estemos regalando nuestros esfuerzos para salvar a la banca y no centrándonos verdaderamente en salvar a los ciudadanos. No avanzaremos mientras no entendamos que tiran nuestro sacrificio a la basura, se burlan de nosotros. Les interesa mantenernos en este estado para poder perpetuarse y evitar que podamos crecer o intentar buscar una vida digna.

Nos educaron para el sufrimiento, incluso nos dijeron que hemos venido a este valle de lágrimas para catecismo_timucuapadecer y después ir al cielo, lo llevamos en el ADN Occidental hasta el punto de que nos sentimos cómodos así. Puede que haya llegado el momento de decir que NO, que ya no creemos en el cielo cada vez más inalcanzable de los ricos y que queremos poder vivir como personas libres, salir de la zona de confort en la que estamos apalancados. ¿El precio? Estar dispuestos a enfrentarnos a ellos y decir a Alemania lo que ya nos dijo ella misma una vez. Puede que, una vez más (y la historia se repite), las viejas Polis griegas marquen el camino de occidente, aunque me temo que al final no va a ser para tanto. Veremos.

Syriza.net

Prevén guerra económica en Grecia si gana la coalición de izquierdas ‘Syriza’

El año en el que Grecia y España perdonaron la deuda a Alemania

Grecia-Alemania: ¿Quién debe a quién? (1) La anulación de la deuda alemana en Londres en 1953. por Eric Toussaint

Experiencia islandesa demuestra que es mejor dejar quebrar los bancos