Posts etiquetados ‘Lazarillo’

Estamos en esos días en los que hasta el milagro es posible. De repente, todo funciona bien. Se arregla el paro, nos pintan los pasos de cebra, cambian las bombillas de las farolas y hasta parece que se venden pisos. Es lazarilloahora cuando va y se nos aparecen, como los amigos de Donettes, aquellos que nos han ignorado mucho para decirnos nosequé de confianza. Ellos que en lugar de preocuparse por nosotros metían la mano en la saca y se llevaban nuestros servicios públicos, los unos, mientras algunos de los otros lo veían y se callaban al estilo Lazarillo de Tormes, para largar ahora y así de paso, arañar algún que otro voto que es lo que interesa. En resumen ha empezado la campaña electoral (más radical que los últimos meses, creedme). Sálvese quien pueda.

Antes que nada deberíamos saber qué nos jugamos en esta partida porque si no después nos andaremos lamentando por las esquinas. En cuanto a las elecciones municipales, siempre he pensado que, los-recortes-matansobre todo en localidades pequeñas, el concepto partido se diluye y gana o pierde la cara del candidato, la persona, así es que poco se puede decir al respecto, allá cada uno con el rostro de su alcalde. Pero en las autonómicas nos jugamos mucho más de lo que parece. Elegiremos a los que nos van a gestionar los servicios publicos que están transferidos a las comunidades autónomas (ya casi todos en este país). Para entendernos, vamos a elegir a los que después nos van a racanear la sanidad, enseñanza, la pensión del abuelo y un largo etc de cositas que si después nos recortan, nos arruinan la vida. Es como para tomárselo en serio, ¿verdad?

El caso es que nos esperan tres semanitas que para algunos (y a sí nos luce el pelo) van a ser un auténtico isimpsonsnfierno, un soberano aburrimiento que padecerán encima sin “Furgol” si se confirmase la huelga (lo dudo mucho, les interesa tenernos en estado vegetal-lechuguino). Pero para otros, tenemos por delante tres semanas de espectáculo apasionante en el que veremos que los distintos partidos nos intentan convencer de que sus ideas son las mejores aunque muchas veces, como los buenos tahúres del Mississipi, ni nos las enseñen ni lleguemos a saber si existen.

Por desgracia, las campañas electorales en este país se ha transformado en un tirarse de los pelos eterno o un sacarse los ojos sin dejar nada claro. Por lo visto esto consiste ya en prometer la luna aunque sepamos todos que no eres capaz ni de freír un churro. Vivimos en un todo vale en el que campan a sus anchas personajes que wpid-munch.jpgno están a la altura. Ellos lo saben mejor que nadie, pero gritan mucho y en el grito descerebrado creen que está su poder (igualito que algunos programas de T5). Aunque al final los que acabemos con la mismita cara que “El grito” de Munch, deseperadillos para variar, seamos nosotros, los electores, que vemos con cierto desespero, como los partidos emergentes se auto-inmolan a lo bonzo o se destrozan entre ellos y nos condenarán a sufrir otra legislatura del bipartidismo de siempre porque, mira tú por donde, los que resultan beneficiados de las peleas de gallos no son los pobres bichos sino los que se quedan mirando.

Los resultados auguran situaciones surrealistas e ingobernables, a no ser que se produzca la sorpresa, como en UK, no lo descarto. Eso hará que, salvo misterios de última hora, veamos pactos, muchos pactos y algunos verdaderas aberraciones, hasta ahí no parece haber duda. Entonces ya que vamos de pactos propongo una cosa; Podíamos pactar algo nosotros con los partidos. Propongo votar sólo a los que nos digan cuales son esas cosas básicas irrenunciables para ellos y cuales no lo son, así podíamos hacernos una idea de los enjuagues que vamos a tener que padecer y poder votar en consecuencia.

Como dudo bastante que todo el mundo nos diga que haría con nuestros votos, me he decidido a hacer un mailpequeño experimento (el 1er Experimento en zapatillas lo llamo yo). He enviado un correo electrónico a todos los partidos que se presentan en las distintas circunscripciones (una lista larguísima según la Junta Electoral, más de 50 os lo aseguro). En ese correo pido, por favor, que remitan su programa programa electoral para sí poder ponerlos todos, por orden de respuesta , en una pestaña de este blog. ¿El resultado? Podéis verlo vosotros mismos pinchando aquí o yendo a la pestaña “24M Votamos todos” que está en la parte de arriba. Vistos estos resultados. ¿No deberíamos dar un tirón de orejas a los que demuestran no preocuparse nada por los electores, a los que no saben ni contar que harán si les votan?

Muchos conocemos o por lo menos nos suena, a pesar de Wert, la historia aquella del Lazarillo de Tormes sirviendo al ciego. Aquella en la que un vendimiador de Almorox les dió un racimo de uvas y se sentaron a lazarillocomerlo. Bueno, por si alguien no se acuerda o no la conoce os diré, resumiendo mucho, que Lázaro y el ciego se agenciaron un racimo de uvas y se sentaron a comerlo juntos, con el hambre que ya se pasaba entonces en la España del Siglo de Oro (debe ser que todavía estamos ahí porque hambre continua habiendo). Convinieron el ciego y Lázaro que comerían la uvas de una en una y por turnos para así comer las mismas uvas los dos. Empezaron bien, como los políticos nuevecitos a estrenar, pero al cabo de un rato el ciego le propinó un estacazo en toda la cresta a Lázaro acusándolo de fraude por comer las uvas de tres en tres.¿Que como se enteró el ciego? Pues porque él las comía de dos en dos y Lázaro callaba.

Estamos viendo a base de fraudes, timos y todo tipo de escándalos, comoseguimos siendo el país de los Lázarillos de tapadillo, los chorizos de las Tar-jetas, las cuentas ocultas, la banca y sus “test de estréspotatoesque acaban estresandonos a nosotros, los paganos y todo el maremágnum de saqueos que sufrimos a diario. Hasta el punto de que nos levantamos por la mañana preguntándonos que mangarrufa nos toca hoy y la verdad es que cada día se superan a base de delitos antiguos y otros “nuevos, como las patatas” como describía este lunes el profesor Joan Queralt a raíz de la Operación Púnica (vaya nombre) en la que se han llevado por delante a Granados, el delfín de Doña Espe quien pide perdón pero nada más, aquí nos quedamos con el pufo. Al igual que Mariano I “El plasmadoquien admite la metedura de pata pero sigue pretendiendo que creyamos en su putrefacta política.

Pues bien, entre todos estos escándalos (Caja Madrid, la Generalitat Valenciana , el que sea, hay muchos cuernopara elegir) dicen que habitan “almas bondadosas” que no han hecho nada (en muchos casos ni bueno ni malo NADA, así a secas) porque que existen personas honradas en los mundos enmoquetados empieza a ser tan cierto como que siempre hay justos en los nidos de ladrones. Aunque pensándolo bien, dicen por ahí que Yahvé “se merendó” Sodoma y Gomorra justamente porque no había nada decente que salvar. Entonces, visto esto ya no se si los habrá o no, pero el caso es que no se en que cabeza cabría pensar que aquel que conoce que todo quisque está saqueando a su alrededor, tirando mano de la versión moderna del Cuerno de la Abundanciarepleto de Visas y cuentas en Suiza, sacando oro sin parar y que tiene un cuerno de esos en el bolsillo no va a pensar en utilizarlo también. La carne es débil, la tentación muy fuerte y aquello de “donde fueres haz lo que vieres” pesa mucho Más todavía si no pasa nunca nada, si siempre hay un tupido velo que tapará todo. Sabes que es ilegal pero no dices nada e intentas sacar tajada, como el Lazarillo.

Pero a mí lo que me resulta rarejo es que el presunto “honrado” se calle y no diga nada a nadie. Llamadme malpensado pero creo que en ese caso, y visto el percal, creo que el que ha guardado silencio es por que o es tonto o nos está tomando el pelo y es más listo que los otros porque todavía no nos hemos enterado como nos ha levantado la merienda y está comiendo las uvas de canasto en canasto. De todas maneras, ¿ no es cierto que el que ve el delito y se calla es tan culpable como el que ha tirado mano a la caja, por ocultarlo y no denunciarlo?.

Lo que parece claro es que si los “honrados” de Caja Madrid, esos que no usaron las tarjetas hubiesen denunciado a los saqueadores el problema no habría llegado a esto. Por tanto, más que merecer que los aplaudamos deberíamos intentar saber si de verdad no han robado nada (y santificarlos después) o si no llegaron a conocer nunca del latrocinio, en cuyo caso igual son tontunos y no estarían capacitados para estar en los Consejos donde se sentaban. ¿No es verdad que todos sabemos, sospechamos o como mínimo intentamos saber, con quien nos jugamos los cuartos?

La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

El BCE constata que la banca española cumple con los niveles de solvencia de los test de estrés

Listado de los principales detenidos en la operación Púnica

Francisco Granados, ex hombre fuerte de Aguirre, detenido por la Guardia Civil por corrupción

Esperanza Aguirre, “abochornada”, pide perdón: “Tenemos que luchar para volver a ser un partido limpio”