Posts etiquetados ‘machismo’

Cuando empezó el juicio en la Audiencia de Pamplona me dije a mí mismo que el asunto ya era suficientemente asqueroso como para que aquí le diésemos más publicidad a estos DOqOLP4W4AAH6pC-635x399.jpgespecímenes de “Homo Violator” que seguro que siguen pensando que lo que ellos perpetraron no fue una violación. Lo triste es que estoy convencido de que no son los únicos, seguro que quedan muchísimos individuos sueltos por ahí que creen, como Stefano Gabbana, aquello de que si te tocan el culo no es acoso sexual o que si tu jefe te dice que te acuestes con él, tu decides.
Pensaba que los salvajes de Pamplona no merecían volver a ser protagonistas de nada que no fuese un juicio y una condena (si les correspondía) que dejase muy claro lo que les ocurre a aquellos que se creen con derecho a algo que no sea respetar al otr@.

He de decir que prefería callar porque la víctima no merece que se vuelvan a airear aquellos días en los que fue presa del salvajismo troglodita. Ya sufrió muchísimo con lo que le hicieron pasar aquel día y todos los posteriores en los que no cesaron los comentarios por parte de quienes no entienden que aquí o jugamos a la igualdad y el respeto o rompemos la baraja. Pensé que mejor me estaba calladito y esperase a que la justicia hiciese su trabajo lo más rápidamente posible. Me equivoqué, como siempre.

No puedo callarme porque sentí vergüenza de género y de gremio al decirse que el juez aceptaba el informe de un detective que los “presuntos” le habían puesto a la chica para 5a0ca5aed1c7a.jpgque la siguiese y se enterase de que hacía, que decía, como se comportaba o que fotos ponía en sus RRSS. La sola idea de pensar que se perseguía con estos hechos ya es repugnante pero que lo acepte el juez es como para pensárselo porque con la aceptación de la prueba parece que el tribunal exija un comportamiento moral a la víctima, como si la calle, la noche o el ir de copas fuese un territorio “para hombres”. Esto puede entenderse como un acto de violencia contra las mujeres, otro más y ya son tantos… Parece que no juzguemos el hecho de que unos big_sanfermin-en-igualdad.jpgsalvajes no aceptasen un NO sino el comportamiento de la víctima. ¿Qué se ha pretendido demostrar con el detective?¿ Es que no creemos lo que le ha ocurrido a la chica? O peor todavía, ¿Es que no creemos a las mujeres?. Es como si la víctima estuviese obligada a la mortificación en vida y no pudiese llevar la vida normal (o la que le dé la santa gana) propia de una chica como otra cualquiera. Es como si el hecho de haber sido violada la obligase a emparedarse en vida como una monja medieval para que nos la tomemos en cuenta. ¿No ha padecido ya lo suficiente con la experiencia de los salvajes?

Está visto que tenemos mucho camino que recorrer en esta sociedad para poder poner fin 1concentración-1024x654.jpga la mordaza que lleva puesta la mitad de nuestra especie. Parece que nuestras compañeras no sólo han de sufrir el zarpazo de las bestias sino que encima se espera de ellas un comportamiento que no se exige a los varones ¿A santo de qué esa diferencia? Si te han forzado te han forzado y nada más importa, es lo que se ha de juzgar. No viene al caso la vida que se lleve ni el género que se tenga, te han violado y punto sea cual sea tu condición, esposa, madre, amiga, transeúnte. El resto sería como pretender justificar un robo a Rockefeller porque tiene mucho dinero e intentar usarlo como atenuante.

¿Tan difícil resulta aprender aquello de que si te dicen NO es que NO, lo diga quién lo diga, que da igual el género y que no se tiene ningún derecho sobre el cuerpo del otr@? Por lo visto si porque Naciones Unidas dice que un 70% de las mujeres de este mundo ha sufrido acoso por parte de un compañero sentimental (click). ¿Y si nos damos cuenta ya de que el respeto verdadero es la piedra sobre la que debemos empezar a construir una nueva sociedad

Anuncios

7 de Julio de 2016, CINCO individuos, presuntamente, violan a una joven y se jactan de ello. Existen pruebas que parecen concluyentes, vídeos, whatsapps y nosecuantas cosas más. Todo clama al cielo pero aunque se nos pase por la cabeza olvidar por un rato la existencia del Código Penal. Esto, por suerte, no funciona así y debemos esperar a ver que dice la justicia (espero que les diga, y mucho, si se demuestran culpables). Este tipo de noticias, por desgracia, cada vez son más frecuentes. Demasiado como para no ponerle freno inmediato.

Los hechos dejan claro que algo no está funcionando. Son actos terroríficos y más todavía por eso del grupo. A mí me asalta una duda. ¿Cómo es posible que se puedan cometer estas barbaridades en comandita? ¿Cómo puede ser que se reúnan una panda de depravados para cometer estas bestialidades? Supongo que eso de cometer los crímenes en grupo no creo que sea con la intención de hacer más “brutal” el crimen. Más bien será cosa de cobardía porque eso de ampararse en el anonimato del grupo les hace sentirse “más valientes” y “menos culpables”. No se a vosotros pero a mi se me hace más execrable el crimen.

Me horroriza admitir que puede existir en algún pliegue escondido y remoto del cerebro masculino la idea esa de juraque ser “hombre” implica ser más salvaje que el resto de los “machos” de la manada. En otros tiempos supongo que hacías la mili y te bestializaban un rato o algo por el estilo para volverte “hombre” (No lo se, fui uno de esos objetores de conciencia que llegamos a bordear la legalidad). Todavía parece que algunos descerebrados no han aprendido que lo único que hay que demostrar es el cariño a los que amas y el respeto al resto. Si eso fuese así otro gallo nos cantaría ¿verdad?

Pero existe otro tipo de criminal igual o más peligroso, el que se esconde puertas adentro, en casa. Se cree con barceloderechos propios de otros siglos, copiados de cuando aquella “Guia de la Buena Esposa” de Pilar Primo de Rivera para hacer de la hostia y el abuso su forma de diálogo. Suelen ser los que no saben donde está la cocina y buscan el puerto USB para cargar la batería de la escoba, se creen superiores, el “majarajá” de la casa. Pero el caso es que la mayoría antes no eran así, se han ido construyendo con el paso del tiempo, la cosificación de las mujeres en los anuncios, la tele o el cine y el haberles hecho creer de sangre azul dentro de casa. Puede.

El “Homo violator” necesita contar sus fechorías en el bar o a sus amigotes para buscar la aprobación general. Algo moeque consiguen cuando, en muchos casos, en lugar de llevarlo a collejas hasta la comisaría más cercana se callan y retroalimentan involuntariamente la idea rara esa del salvaje de que cree defender a los HOMBRES (así en mayúsculas y en general) frente a la amenaza de “lo femenino”. Lamentable pero cierto.

Necesitamos gritarles NO, a la cara y mostrar nuestro rechazo hacia los que hacen la vida imposible a nuestras compañeras. Nos hace falta que nos ayudéis a dejarles claro que nos humillan, que nos hacen sentir vergüenza de nuestro propio género. Nos están llevando a una situación en la que parece que nos han de tratar como bestias salvajes que se guían por impulsos irrefrenables, algo que se manifiesta en la inquietud de nuestras compañeras al quedarse solas entre varios hombres en un vagón de tren y no al revés.

Como perteneciente al género masculino pido que no se me integre en el colectivo de bestias descerebradas que a manual_buena-_esposa.jpgestas alturas de la evolución de la especie son incapaces de comportarse como humanos y siguen gruñendo en las cuevas. Pensad que pertenecemos a la misma especie y los especímenes masculinos también sabemos comportarnos y  no merecemos el recelo generalizado. Aunque admito que lo entiendo, visto que la mayoría de las bestias que se han infiltrado entre la especie humana han adoptado un cuerpo masculino.

No, hoy no es el día de la mujer (¿hace falta para que nos acordemos de ellas?) pero a juzgar por las lamentables y espantosas noticias que vemos a diario,  parece que aún vivamos en el Paleolítico Superior en pleno Siglo XXI. El otro día se convocó otra jornada de protesta para reclamar el derecho de las mujeres a conducir, cosa que no parece tan aceptada porque algún que otro jeque se ha pasado tres pueblos.

El jeque en cuestión, Saleh al-Luhaidan, miembro del Consejo Superior de Ulemas, decía, sin 207098aportar pruebas, en una entrevista que “Si una mujer conduce un coche, no por pura necesidad, podría tener efectos fisiológicos negativos (…) ya que afecta a los ovarios y empuja la pelvis hacia arriba”. Según él las mujeres sólo conducirían en “circunstancias justificadas” como la enfermedad de su marido durante el viaje. ¡Toma ya! Ojiplático me quedo

El caso es que en Arabia Saudí, uno de esos lugares con una sociedad religiosa anacrónica disfrazada de modernidad, petroleo y lujo, varias conductoras han sido detenidas y liberadas después de firmar un compromiso de no volver a conducir, algo así como el “no volverá a ocurrir” borbónico. Otras, como Shayma Ghassaniya, fueron sentenciadas a recibir diez latigazos (que al final fueron revocados).

¿Ah, que esto nos queda lejos? Pues en todas partes cuecen habas. Diría yo que la editorial del Arzobispado de Granada está en eso de superar al jeque con la edición de un libro titulado “Cásate y sé sumisa” (encima escrito por una mujer, Costanza Miriano) en el que defiende que la mujer debe “aprender la obediencia leal y generosa, la sumisión” para poder ser “feliz INCLUSO con su marido”, manda narices!.

Dejar pasar estas cosas puede que sea una de las causas que llevan a que aquí se vivan cosas mucho más lamentables. Me refiero, sin duda, a las más de 700 mujeres asesinadas por violencia de género en España, ayer mismo la última, muertes que se debieran haber evitado la última década, una cifra horrible, sólo comparable a las del terrorismo, más “mediáticas” marmita2pero también lamentables. A mi, y supongo que a todos, me hierve la sangre a fuego lento leer que nuestros gobiernos psicópatas en vez de legislar eficazmente, para evitar esta sangría, subvencionan a centros que segregan por sexos o consienten la diferencia salarial, pues oye, esas cosas me alteran las meninges. Además, es alucinante leer “perlas” tales como las injerencias de Gallardón en materia de abortos, sin recato ninguno y lo que ya no tiene nombre son las salvajadas pronunciadas por mujeres, en puestos de relevancia, retrógradas, machistas, que parecen avergonzarse de su própio género. Inexplicablemente me viene a la cabeza Esperanza Aguirre diciendo aquello de “el aborto no es un Derecho sino un FRACASO de la mujer en todos los supuestos” , muy propio de la Edad Media, si señora, ni Torquemada lo hubiese dicho mejor.

No debiéramos consentir que se emprenda ese camino, ni desde la política, ni desde el arzobispado y mucho menos desde el mundo de la cultura, lo siento por Perez Reverte y su ROSIE THE RIVETERlamentable “Mujeres como las de antes” (caballero, una mala tarde la tiene cualquiera). Porque si no conseguimos educarnos en la igualdad, en menos que canta un gallo regresaremos a la cuando las mujeres no salían de la cocina y no conseguían jamás la mayoría de edad. Entonces de nada habrá valido la lucha de nuestras compañeras quienes nos demuestran todos los días que siguen con nosotros, a pesar de los milenios de injusticias cometidas sobre ellas. Nos enseñan que su valía es, como mínimo, igual a la nuestra.

Esta vez no han de quedarse solas, todos tenemos mucho que perder. No hablamos ya sólo la segregación de los géneros, hablamos también del retroceso cultural, la vuelta a la barbaridad, con todo lo que ello conllevaría en cuanto a destrucción de derechos y garantías no sólo los de ellas sino los de todos.

El 016, el teléfono confidencial para maltratadas que no deja huella

¿Cómo actuar ante un caso de violencia?

700 mujeres asesinadas en España en la última década en crímenes de violencia de género

Unas 55.000 maltratadas están en situación de “riesgo medio, alto y extremo”, según la policía

El Arzobispado de Granada edita un libro que enseña a la mujer a ser sumisa

El arzobispo no ve razones para retirar el libro PP, PSOE e IU, contra el libro ‘Cásate y sé sumisa” editado por el arzobispado de Granada

Aguirre: “El aborto no es un derecho, es un fracaso de la mujer en todos los supuestos”

Femen busca “conformar una armada” en España por los derechos de las mujeres