Posts etiquetados ‘apocalipsis’

Desde que tomé consciencia de que existía eso de medir el tiempo despertadorsiempre he pensado que el reloj puede que sea uno de los inventos más sádicos que haya creado el hombre, si no lo creéis así ya me explicareis lo simpático que era el homínido que inventó el despertador (yo lo sentaría junto con los grandes monstruos, al lado del que inventó la bomba H). Tenemos relojes para todo, vivimos agobiados atados a ellos. Tic Tac, Tic Tac… el mundo entero se rige con ese soniquete. Lo que me faltaba por saber es que existe uno que se creó hará 70 años y su solo nombre ya causa pavor, es el “Reloj del Apocalipsis” y lo publica el Bulletin of the Atomic Scientists , un grupo de científicos que se reúnen dos veces al año para “ponerlo a hora” entre los que parece ser que hay hasta 15 premios Nobel.

Resulta que el reloj tiene una alarma puesta a las doce de la noche. Si llegase a sonar, todo haría un inmenso BOOOM y acabaríamos inmersos hongoen una catástrofe global. El reloj marca lo cerca o lejos que estamos de hacernos picadillo a nosotros mismos. Y parece ser que no es que nos sobre mucho tiempo y de ello se han encargado últimamente personajes como Trump y sus declaraciones en las que cada vez que habla sube el pan. Pero también nos descuentan tiempo los efectos del cambio climático, las pruebas wp-1484584098687.jpegnucleares de Corea del Norte, el creciente menoscabo de la sensación de seguridad o el aumento de la tensión que está llevando a los ultras al gobierno de muchas naciones europeas, como Austria en las legislativas el otro día. De verdad que cada vez me convenzo más de que Europa está perdida y no puede reinventarse con los viejos espantajos que se mantienen en sus instituciones y sus ideas rancias en las que no cabe el hecho de que los países no son las rocas inamovibles de antaño. Bueno, a lo que íbamos. El caso es que desde 1953, cuando vivimos unas pruebas termonucleares USA y URSS, nunca habíamos estado tan cerca. Vamos listos.

Pero una vez más me temo que aquí en España (o como decía Prince… el artista antes conocido como…) nos da por seguir nuestro propio huso horario y puede que estemos a punto de oír el primer campanazo en la 31Puerta del Sol, solo que esta vez no comemos uvas precisamente. En nuestro propio reloj del Apocalipsis ha pesado muchísimo un gobierno indolente entregado a “verlas venir”, a recortarnos derechos, a permitir que se achicharren nuestros montes no se si por desidia,falta de vigilancia  o vete tú a saber, dejando la extinción al orgullo de los mismos vecinos que ya arrancaron con las manos el chapapote de 2002 y ahora vemos traginar con cubos y screenshot_2017-10-17-09-34-44.pngpalanganas (¿te acuerdas del de “los hilitos de plastilina”? Si, ese mismo). Un gobierno que impide que se hable tanto de independencia, bajo peticiones salvajes de pena de cárcel, como de DEPENDENCIA, algo más grave todavía porque con ese silencio se está permitiendo que mueran nuestras personas dependientes sin que se les haga caso y sin que se les preste la ayuda a la que tienen derecho de hace años que no reciben porque se les mantiene escondidos dentro de un baúl sin que podamos oír siquiera sus voces. Son un ejemplo más, como otros que permanecerán debajo de las alfombras de unos políticos centrados en si mismo, que han perdido el contacto con la realidad de aquellos a los que dicen representar y que están acelerando cada vez más el ritmo de este reloj que no para de hacer Tic Tac Tic Tac encaminado hacia el apocalipsis. Mucho me temo que la única forma de hacer que se detenga es quitarle las pilas y eso tendremos que hacerlo nosotros, quitarles los apoyos a los políticos que mueven las manecillas para así poder dejar de escuchar el atronador Tic Tac Tic Tac…

Anuncios

Pues bueno, ya llegó Syriza y no se ha armado la de Troya (segunda edición), no han sonado de golpe las trompetas del apocalipsis, ni siquiera el pitido de una triste vuvuzela de esas que Trompetassobrevivieron al Mundial de Sudáfrica. El caso es que las bolsas no se han desfondado esparramando acciones por el suelo como las del supermercado (las únicas que manejo) suelen hacerlo con la compra de la semana. Tampoco ha acabado la civilización como poco les faltó decir que ocurriría a los “maestros en democracia” de Bruselas y alrededores, los mismos déspotas que nos soltaron en Davos el otro día que ‘Hay que educar al pueblo para que vote al líder correcto’. Se cargan la esencia de la democracia y se quedan tan panchos, a mí personalmente, me dejaron helado como un Tuareg en Alaska, si me pinchan no me sacan sangre.

Syryza ha empezado su andadura. Ya hemos visto unos pequeños actos que parecen tonterias pero que bien entendidos hacen temblar los cimientos de lo establecido, hasta el punto de que se wpid-wp-1422385075071.jpegha visto al ex-primer ministro Samarás corriendo por el Peloponeso, a lo Filipides, huyendo como comadreja para no cruzarse con su sucesor por los pasillos. El primer golpe puede pasar desapercibido pero tiene un gran trasfondo. La amiga @beatricededante (a quién recomiendo que sigáis) me puso alerta en uno de sus tuits, Alexis Tsipras ha jurado el cargo sin la presencia del poder religioso. Es la primera vez en la historia de Grecia que el primer ministro jura sin corbata (horror! Llamad a Valentinoooo) y sin la presencia del Arzobispo de Atenas para después acercarse con unas flores donde el monumento a los partisanos que se enfrentaron a los Nazis, los mismos que han sido reiteradamente B8SAmODCIAAo6pjolvidados por los gobiernos conservadores. Con este acto el nuevo primer ministro deja clara su intención de sacudir el polvo, algo que ya dejó claro en su discurso post elecciones, cuando dejó blancos, como cirios de procesión, a la Troika gritándoles que son historia y B8S9_mAIcAItlh2que Grecia quiere seguir su propio camino. Veremos si eso llega a ser verdad porque en Bruselas, como nos dijo uno de sus guiñoles, nos quieren hacer ver eso como una bravuconada propia de la borrachera del recuento electoral y que le darán para el pelo.

El lunes nos sorprendió con un matrimonio que no salió en las revistas del corazón ni en el Sálvame, un pacto con la derecha nacionalista. A priori este pacto parece condenado a acabar como el “rosario de la aurora ya que los dos socios se parecen a priori efe_20150126_104506_pa1426_3570_1como un huevo a una castaña. Seguro que en Bruselas gritaron “Estos griegos están locos” y se partieron la caja a base de risas. Pero si te paras a pensar en quienes son ANEL la cosa cambia, Syriza y Anel coinciden, en lo fundamental: El nacionalismo, la idea de no pagar la deuda pública y el deseo de parar las demoliciones impuestas por la Troika. Por eso parece que les que les haya resultado sencillo alcanzar un acuerdo para formar una coalición. De hecho, Tsipras, quién no es precisamente tonto (aunque nos lo quieran pintar como un descerebrado), empezó la ronda de contactos con Anel cambiando la idea de Izquierda-Derecha por la de Troika-Antitroika,RecTroika más práctica y razonable visto la que se le viene encima y que va a tener que pelearse mucho contra los cabezotas alemanes empeñados a llevarse hasta el yogur griego. Por otra parte, pactando con la derecha, complace a Rajoy que le pidió estabilidad (léase con ironía y sarcasmo) ya que, en principio, se asegura un poco de paz porque este pacto abarca a una mayor parte del electorado. Ya me gustaría a mí que aquí pasase un tanto de lo mismo y olvidasen la idea de coalición con el único interés puesto en el saqueo que sufrimos legislatura tras legislatura.

Una cosa que si podemos reprochar es la formación del nuevo gobierno. Vale, muy modernos, muy “progres” pero ¿Dónde está la representación femenina? Me parece muy contradictorio rodearse sólo de hombres si lo que se busca es un mundo diferente. La representación femenina en un gobierno moderno es obligatoria, no por unas cuotas de paridad machistas que buscan la justificación como sea, sino por la verdadera valía de la mujer en un gobierno, seguro que podía nombrar una gran ministra y no limitarse a dejarlas en el escalón anterior como viceministras. Es necesario si de verdad quiere romper y hacer las cosas de forma distinta.

Ahora lo que queda al aire es saber que van a permitirle materializar los tiburones que campan por Europa. Más aún si pensamos que nosotros pronto podremos intentar romper la baraja trucada con la que estamos jugando. Esperemos que el sueño no se transforme en una pesadilla. De momento parece que hemos desenmascarado una mentira más, ha entrado Syriza y no ha llegado el ángel exterminador, es lo de siempre, contra el cambio el discurso del miedo. Y para acabar con él la receta de la democracia, el valor en las urnas.