Empieza un año, comienza tu viaje.

Publicado: 11 enero, 2022 en actualité...

“Un viaje de mil millas empieza con un primer paso” Lao Tse

Dicen que el año empieza de verdad esta semana, ahora que las luces se apagan, dejamos de oír el soniquete de los villancicos y en el súper han retirado los polvorones es cuando toca apechugar con los resultados de estos días en los que nos hemos deseado un buen año. Son los días en los que suena el teléfono y ya no se oye “Feliz año nuevo” sino el “¿para cuando?”. Toca ponerse en marcha otra vez, vuelve la rutina.

Han pasado los días de navidades y empiezo a guardar los adornos que han invadido estos días toda la casa. De hecho me pillas guardando en cajitas las bolas del árbol de plástico “made in China”. Intento hacerlo de forma ordenada porque quizás resuena en mi cabeza la voz de mi tía cuando te llamaba para enseñarte lo que guardaba en cada caja y decía “lo guardo así porque quién sabe si seré yo la que lo saque al año que viene”. Es inevitable, me invade la tristeza, la misma que en los días pasados en los que faltaba alguien para cenar (cuando se podía) y me salta a la mente el primer año en el que fui yo el que sacó las figuritas del Belén, hasta el angelito de la anunciación me pareció que estaba triste ese año. En fín, el tiempo no deja a nadie indemne, pasa y va dejando sus surcos que al fin y a la postre es lo que nos hace ser como somos. Con nuestras luces y nuestras sombras, humanos.

Empieza un año nuevo, ahora que la rutina ha desterrado a los Reyes Magos que todavía se otean en el horizonte. Nos toca arrancar un año más que, de momento, empieza un poco más sosegado. Si te paras a pensar, seguimos con el bicho pero por lo menos ya no mata tanto y además, recuerda que el año pasado por estas fechas nos visitaba la “amiga Filomena” y unos tipos vestidos de búfalo habían asaltado el Capitolio Algo es algo, ¿no?.

Empieza todo un año por delante y como en todo, nuestra actitud va a marcarlo todo. Podemos sentarnos a “verlas venir” y ya te digo yo que te quedarás sentadito porque nadie va a dar nada en un mundo desnortado en el que nos hemos olvidado de lo obvio y continuamos abrazando versiones interesadas de la vida en las que nos venden el miedo y el terror a todos los fantasmas que quieran hacernos ver. No vaya a ser que rompamos un guion en el que lo importante es que produzcamos, aunque sea negando los efectos de la pandemia e imposibilitando la «conciliación familiar» para que el rico cada vez lo sea más y el necesitado cada vez esté más desahuciado. Escondido bajo la alfombra de las estadísticas y sometido a los designios artificiales y “milagrosos” de I.P.C.

Pero puedes levantarte de la silla. Ya va siendo hora de darse cuenta que sólo nosotros podemos escribir nuestro destino, y enfrentarnos al año con ganas de hacer algo de lo que podamos sentirnos orgullosos, por pequeño que sea porque muchas cosas pequeñas pueden cambiar el mundo. Puedes hacerlo, te dirán que no. Igual como hicieron con quién intentó algo y lo logró. Puedes fracasar, es cierto, pero nada se consigue si no se intenta nada se gana si se sale derrotado de casa. Al final, como decía Lao Tse “Un viaje de mil millas empieza con un primer paso” ¿Vas a darlo este año?

comentarios
  1. marcosangulojavier dice:

    Salva, no queda otra, o nos levantamos de la silla o nos pilla el carrito de lo que sea.
    Seamos conscientes de que no nos van a solucionar nada sino pinos empeño en conseguirlo.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Participa!. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.