Nubes de tormenta

Publicado: 12 octubre, 2021 en actualité...

Todavía recuerdo como si fuese ayer mismo a un señor muy mayor, llegué a apreciarlo muchísimo y aunque nos dejó hace tiempo era de esas personas que siempre, y todavía hoy, esperas volver a ver otra vez. Si algo lo hacía distinto era su imperturbable sonrisa siempre estaba con esa sonrisa sabia a base de vivencias que habían hecho de el un pozo de sabiduría aunque jamás llegó a conocer el colegio. Conoció el 36, pasó por la barbarie nazi cuando se fue a la II Guerra, sobrevivió a mil penurias en el campo de concentración e incluso a dos condenas a muerte. Él siempre decía que a la bestia hay que cazarla cuando es cachorro, luego ya es tarde. Crece desde las cloacas del oportunismo y nos cuesta millones de vidas devolverla a donde nunca debiera haber salido. Bueno, que me voy por las ramas.

Un buen día, sin venir a cuento, cerró su periódico y se me quedó mirando antes de decir “He visto mucho y ya te digo que los que no habéis sufrido lo que los viejos pensáis que la gente se vuelve loca antes de empezar a pegarse tiros entre sí. Enloquecemos mucho antes, cada vez que no paramos a quien nos enseña el camino de la perdición prometiendo la salvación al que se siente desesperado. Pasó cuando el Fascismo, pasó cuando el Nazismo, pasó en España… Las señales llegan antes, mucho antes del primer tiro”

Desde entonces muchos me habéis llamado apocalíptico o exagerado cuando digo que jugamos con fuego cuando reímos las gracias de ciertos personajillos o cuando consentimos que las ocurrencias rancias vuelvan a la política. ¿Exagerado? Puede que creas que por estos barrios no va a prender la llama pero ¿Estás seguro? Crecen las agresiones homófobas, se autorizan manifestaciones ultras en Madrid, ser mujer cada vez es más peligroso y Vox se apropia de la derecha y pregona a los cuatro vientos sus mensajes incendiarios justo el “Día de la Hispanidad” (de la Raza, como quisieran ellos). Ya me dirás si eso no son señales más grandes que los semáforos de la Nacional III y más cuando todavía resuenan los ecos del “America First”, la bestia de la irracionalidad ya ha despertado en una Polonia que quiere cambiar las reglas del juego en mitad de la partida o cuando en Italia el Fascio se ha levantado de nuevo. Ellos también creían que no volverían esos viejos espectros que parece que ya se levantan de sus tumbas para enviarnos las negras nubes de tormenta que vemos en el horizonte.

Deberíamos vacunarnos contra esa pandemia antes de que sea tarde y vacuna solo hay una, abrir la mente, leer todo y a todos. Porque esta gente teme lo que más teme son las mentes abiertas ya que no pierden la cordura fácilmente y saben que las plantas venenosas pueden tener colores vivos y apetitosos y saben separar el grano de la paja lo suficiente como para no estar dispuestas a creer lo que les diga el que grita más.

Participa!. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .