La suegra de Francisco

Publicado: 3 mayo, 2022 en actualité...

La verdad es que jamás me meto en temas de fe, siempre he pensado que eso es algo muy particular de cada uno, uno de esos aspectos que merecen el mayor respeto porque es algo que marca muchísimo al que tienes enfrente y además, es un tema que suele provocar lluvias de collejas, no en balde puede que esos asuntillos de la religión sean los que más sangre llevan vertida a lo largo de los siglos así es que más vale no “mentar a la bicha”  tener la fiesta en paz.

Pero es que el otro día el Papa Francisco me dejó bastante perplejo al salir hablando de las suegras y su presunta manía de dejar suelta la lengua suelta más de la cuenta. Admito  que imaginar al Papa yendo a cenar a casa de «los padres de ella» (porque, claro, no vayamos a rizar el rizo con más variables que escapan de la cabeza de según quienes) me arrancó una sonrisa de esas que te salen cuando algo te hace gracia sin saber a cuento de que, como cuando te cuentan un chiste del pleistoceno que ya no hace gracia a nadie.

¿Qué quieres que te diga? Resulta llamativo que en estos fregados se meta el Papa, la cabeza de una institución religiosa que aunque haya perdido parte de su fuerza continúa teniendo ese “poder especial” que ha ido acumulando a lo largo de los tiempos porque aunque se nos llene la boca diciendo que vivimos en un estado aconfesional donde existe libertad de culto no acaba siendo verdad del todo. Son demasiados siglos marcando la forma de ser de esto que llamamos Occidente como para que lo olvidemos de golpe, es imposible, continuamos tratando de forma diferente a la religión católica, seguimos firmando concordatos,  miramos de manera diferente cualquier procesión, es inevitable. Nuestra sociedad es aconfesionalmente católica porque a base de insistir lo llevamos en el ADN. Bueno, como decía, vi al Papa hablando de las suegras y oye, pensaba que Francisco se había enrolado en algún programa de todólogos, esos señores que saben de todo lo humano y lo divino, esos programas a los que nos tienen acostumbrados las teles para que no cese el rumrum, no vaya a ser que nos de por pensar algo. Párate a pensarlo, el Papa se ha puesto a dar clases de “suegrología” sin tener ni idea pero ha conseguido que hablemos de ello y que le prestemos atención, puede que fuese esa la idea, conseguir atraer el foco. No conozco a la suegra del Sumo Pontífice (igual es que no la tiene) pero no me gustaría estar en sus carnes, la pobre señora a estas horas sería algo asó como la compañera de pupitre de Satanás y después de lo dicho, yo, de ser su yerno no aparecería por ninguna comida familiar, por si las moscas.

¿Para qué se meterá este hombre en un jardín como ese?¿No ha pensado que ciertos comentarios hoy en día rezuman misoginia? La verdad, recuperar los estereotipos pasados de las películas de Paco Martinez Soria, Esteso o Pajares en pleno SXXI en realidad no creo que le haga ningún favor a la Iglesia. Parece que sigan anclados en la época de los tópicos baratos en una época en la que los tiempos han cambiado y estamos a años luz de las épocas rancias. Una persona puede tener una suegra y un suegro, dos suegras, dos suegros.. y así todas las variaciones y permutaciones posibles, simplemente porque la idea de familia y nuestras relaciones personales han evolucionado aunque algunos no se hayan enterado y continúen saliendo a la calle con birretes y capas kilométricas.

Participa!. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.