Ni un paso atrás.

Publicado: 8 enero, 2019 en actualité...

Cuando todavía estábamos liados con el cava, las uvas, las campanadas y todo eso ya nos llevábamos el primer mazazo que nos hacía pensar que si no espabilamos los buenos deseos para el 2019 va a quedar en eso, buenos deseos. En los primeros ratos del año que estrenamos nos enterábamos de que Rebeca había sido asesinada por un salvaje, dos hombresenergúmenos violaron en nochevieja a una menor, otra mujer fue retenida y agredida por su pareja, una chica de 19 años forzada por cuatro animales en la provincia de Alicante y casi seguro que en lo que tarde en colgar este post tendremos otro drama, lamentable. Parece que el año ha empezado como acabó el 2018, con violencia y con una creciente vergüenza al ver que esta sociedad parece no tener remedio ni capacidad para hacer frente a una lacra que lleva ya unas mil muertes desde que se nos ocurrió empezar a contarlas.

¿Qué a santo de qué vengo yo ahora a agriar el recuerdo de las navidades? Pues porque resulta que a algunos les hace falta que les refresquemos la memoria de lo que estamos sufriendo. Señores, nos están matando a las mujeres y mientras sanchez-drago_5_700x394.jpeguna sola de ellas sufra a manos de alguien que se cree con algún tipo de derecho a nada, tendremos un problema serio. No es un problema de “feministas” sino un problema de TODOS porque si alguien es miope como Rompetechos y no puede ver que estamos ante un feminicidio, por lo menos si entenderá que en esta sociedad se están matando personas. Así de simple señor Sánchez-Dragó, por cierto ¿Podía usted dejar de ahondar en su decrepitud y no manual_buena-_esposa.jpgconfeccionar visillos de humo para ocultar a sus amigotes de Vox? Resulta intolerable que algunos se dediquen a sacarse de la chistera cifras para decir lo que sea, hasta que las madres matan a sus hijospara así intentar distraer la mirada de un problema serio. Es como si soltando cifras que no vienen al caso justificasen algo de la violencia que sufren ellas y con ello haceros tragar la propuesta salvaje esa de suprimir las políticas anti violencia de género que proponen en Andalucía y sumirnos de nuevo en aquello de la Sección Femenina (déjalos ir y verás donde nos lleva esta gente).

Pero hasta de las sandeces que esgrimen unos pocos fósiles sacados de cualquier vitrina del Museo Arqueológico podemos aprender algo. Nos convendría no pasar por alto que otros no tardaron ni cuarenta y ocho horas en darle forma a la ignominia para intentar 6a00d8341bfb1653ef01a73db7fdd3970d (1)quedarse con un sillón y dejarnos claro que es lo único que les importa. Aunque con ello dinamiten el consenso de todo el arco parlamentario y hagan que volvamos a tener que debatir sobre hechos que ya parecían más que aclarados. Ha bastado que “lo rancio” asomase la cabeza para que salte todo por los aires y algunos pasen silbando sobre uno de los mayores problemas que sufrimos. Resulta intolerable que volvamos a ver verdaderas situaciones grotescas en las que señoras como Levy justifican (o intentan hacerlo) la poda de las políticas destinadas a protegerlas (a ella también). La postura de estas señoras es como la de ser árbol y presentarse para presidente de un club de escolaris. No entiendo como se puede negar que, en este país, y hasta que logremos evolucionar, no podemos garantizar a las mujeres su seguridad.
Es lamentable e intolerable, pero hemos de admitir que en pleno S.XXI algunos se empeñan en llevarnos al pleistoceno con el argumento ese del terror atávico a la “ideología de género” 1546888235_501345_1546888663_noticia_normal.jpgque venden algunos que serían capaces de decir que lo de  USA  y la Ley de Derechos Civiles era “apología de la raza”. El caso es que ha llegado el momento de parar los piés a los retrógrados porque la realidad es que estamos, de facto, casi igual que en el S. XIX, se corre peligro por  ser mujer. Una chica no puede vestir como le de la gana porque se le prejuzga o ni siquiera puede salir sola por la calle porque puede ser víctima de cualquier barrabasada cada vez más escabrosa sabiendo que si denuncia será juzgada su “capacidad de resistencia suficiente” por unos tribunales-trogloditas que casi necesitan la resistencia hasta la muerte para apreciar que se forzó a la víctima, ¿Podremos fin a esto?. Lo dudo porque lejos de buscar soluciones de verdad, dos de nuestros partidos intentan justificar lo intolerable para conseguir el beneplácito de los que se quedaron en la ovación y vuelta al ruedo.

Las asociaciones feministas tienen previsto volver a salir a la calle, les llamarán “feminazis”, poniendo el acento en lo de nazis para provocar más espanto. Mienten, sólo son personas como tú y como yo intentando defender sus derechos y sus vidas. De ti depende mirar hacia otra parte y sentir vergüenza cada vez que la violencia de género asome su cara o sumarte a la lucha por evitar que se consolide la involución y la vuelta a la barbaridad.

 

Anuncios
comentarios
  1. clamorsegovia dice:

    Ayer leí un artículo en donde nos ponía en vanguardia de lo que nos puede pasar, si nos descuidamos un pelin.
    Pues eso, ni un paso atrás.

    Le gusta a 1 persona

  2. […] a través de Ni un paso atrás. […]

    Le gusta a 1 persona

Participa!. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.